Listeriosis en el embarazo, revisión a propósito de un caso

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 11–Noviembre 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº11: 310

Autor principal (primer firmante): Carmen Burgasé Oliván

Fecha recepción: 23 de noviembre, 2022

Fecha aceptación: 28 de noviembre, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(11) 310

Autores: Carmen Burgasé Oliván, Gemma Buisán Casbas, María Jesús Pastor Cebollero, Sandra Soler Allue, Carlos Aspas Lartiga, Mónica Arévalo Durán.

Categoría profesional: Médico especialista.

Palabras clave: listeria monocytogenes, pregnancy, fever.

Introducción

La listeriosis se produce por el bacilo gram positivo denominado Listeria monocytogenes. Se trata de una enfermedad rara pero frecuente dentro de las muertes de causa alimentaria y muy importante ante una paciente gestante debido a las consecuencias que puede repercutir en el feto. El contagio se debe a alimentos contaminados (leche, mantequilla, queso, carne y pescado).

El cuadro clínico en embarazadas suele darse en el tercer trimestre y es muy variable presentando desde cuadros leves como fiebre aislada hasta abortos e infecciones perinatales. La presentación inicial es febrícula o fiebre sin foco aparente con recuperación posterior pero presentando en ese momento diseminación a través de la sangre al feto pudiendo presentar en el mismo un aborto o un parto prematuro de un feto muerto o enfermo tras amnionitis.

Sin tratamiento la mortalidad fetal alcanza el 50%. El tratamiento, que se iniciará ante la mínima sospecha es Ampicilina vía intravenosa 1 gramo cada 8 horas, 10 días, y posteriormente oral hasta completar 3 semanas junto con un aminoglucósido 3mg/kg durante 5 días.

Resumen

Nuestra paciente es una gestante de 24 semanas y 4 días, de 32 años, sin antecedentes médicos de interés presentando como tratamiento único Yodocefol 1 cada 24 horas y Deltius. Acude al Servicio de Urgencias por fiebre de una semana de evolución que ha ido en aumento presentando picos de hasta 39º que mejora con la toma de paracetamol 1 gramo cada 6 horas.

No presentaba ninguna sintomatología acompañante. El día previo había sido valorada por el Servicio de Ginecología sin encontrar ninguna alteración en la exploración ni la ecografía, presentando PCR COVID 19 negativa y sin alteraciones en el sedimento de orina.

A la exploración cardiopulmonar no presentaba alteraciones y el abdomen no era doloroso y era acorde a una gestante de 6 meses. No presentaba lesiones cutáneas y los signos meníngeos eran negativos así como la exploración de ambos oídos y faringe.

El paciente se mantiene estable hemodinámicamente y se solicitan pruebas complementarias en el servicio de Urgencias:

  • Analítica de sangre con perfil hepático y cardiaco donde se objetiva elevación leve de las enzimas de citólisis GOT 187, GPT 212 y una elevación de la PCR ultrasensible a 8, presentando la función renal, las enzimas de colostasis, bilirrubina, procalcitonina, hemograma y coagulación sin alteraciones.

Tras objetivarse la persistencia de la fiebre en nuestro servicio se extraen hemocultivos y urocultivo y serologías de citomegalovirus (CMV) y virus de Epstein-Barr (VEB) y se acuerda con la paciente riesgo beneficio la realización de radiografía de tórax con protección fetal no presentando alteraciones.

Dado que la paciente se encontraba estable y no presenta alteraciones reseñables en las pruebas complementarias se decide observación en el servicio de Urgencias para valorar evolución clínica y analítica no iniciando antibioterapia dado que no existía sospecha clínica de foco ni a nivel analítico había sospecha de infección por microorganismo bacteriano

Diagnóstico

Tras 16 horas en observación se produce aislamiento en el servicio de microbiología en los hemocultivos de Listeria Monocytogenes por PCR positiva sin resistencias decidiéndose antibioterapia urgente IV con ampicilina e ingresando en medicina interna.

Resultados

La evolución de la paciente fue favorable tanto clínica como analíticamente tras tratamiento con Ampicilina y gentamicina durante 5 días y posteriormente ampicilina sola hasta completar 14 días continuando posteriormente controles por ginecología. Posteriormente presentó un parto sin incidencias.

Conclusiones

Ante una gestante con fiebre sin foco se debe sospechar una infección por Listeria Monocytogenes dado que las complicaciones posteriores por la ausencia de tratamiento pueden conllevar incluso a la muerte fetal en el 50% de los casos.

El inicio de antibioterapia con ampicilina y aminoglucósidos disminuye de forma importante la tasa de complicaciones tanto en la madre como en el feto. Es por ello que ante la sospecha de dicha infección se debe iniciar lo antes posible de forma empírica.

Bibliografía

  1. Eguluz I, Barber Miguel A, Cabrera F. Infección perinatal por Listeria monocytogenes durante embarazo y parto. Prog Obstet Ginecol. 2003;50:45—66.
  2. Suarez MM, Bautista RM, Almela M. Bacteriemia por Listeria monocytogenes: Análisis de 110 casos. Medicina Clínica. 2007;129:218—21.
  3. D. Montañez, I. Camaño, O. Villar, A. García Burguillo y P. Vallejo. Listeriosis durante el embarazo: importancia del tratamiento precoz. Clínica e investigación en ginecología
Salir de la versión móvil