Líquido cefalorraquídeo (LCR)

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 7–Julio 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº7: 15

Autor principal (primer firmante): María Teresa Diez Martinez

Fecha recepción: 15 de junio, 2022

Fecha aceptación: 2 de julio, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(7) 15

Autores:          

  1. María Teresa Diez Martinez
  2. Amalia Yáñez Lopez
  3. Jesús Marcos Garzo Cano
  4. Laura Quirós Fernández

Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA)

Categoría Profesional: Técnico de Laboratorio de Diagnóstico Clínico y Biomédico

publica-TFG-libro-ISBN

Resumen

El líquido cefalorraquídeo (LCR) es un líquido de transporte e incoloro que se produce dentro de las cavidades o ventrículos del cerebro por el plexo coroides y el plasma sanguíneo que se derrama.

Rodea al cerebro y la médula espinal y su acumulación excesiva en el cerebro ocasiona una presión potencialmente perjudicial en los tejidos del cerebro.

El cultivo bacteriano del LCR es la prueba standard de oro para diagnóstico de meningitis.

Palabras Clave:

Líquido cefalorraquídeo, cultivo microbiológico.

Introducción

La función del LCR es mantener flotante el tejido cerebral, actuando como colchón o amortiguador, servir de vehículo y eliminar los desechos, y fluir entre el cráneo y la espina dorsal para compensar los cambios en el volumen de sangre intracraneal.

El volumen del líquido cefalorraquídeo en los adultos es aproximadamente de 90 a 150 ml, alrededor de 20 ml se encuentran en los ventrículos, unos 60 ml en las cisternas subaracnoideas y unos 70 ml en el canal raquídeo.

En el laboratorio se pueden realizar diferentes tipos de análisis en el líquido cefalorraquídeo (LCR): análisis macroscópico, microscópico, bioquímico, microbiológico… todos ellos encaminados a descubrir una infección en el LCR.

Método

La muestra se extrae por punción lumbar, de 10 – 20 ml de LCR y se divide en 3 muestras de 2 a 3 ml cada una en tubos distintos estériles y con rótulos secuenciales:

  • El tubo 1 se utiliza para bioquímica y serología.
  • El tubo 2 para microbiología.
  • El tubo 3 para recuento hematológico.

El LCR normal es cristalino y transparente, como “agua de roca”, con un aspecto y una viscosidad comparables a los del agua. La presencia de leucocitos o eritrocitos aumentados producen que el LCR se observe opaco o turbio.

La sangre macroscópica plantea un problema, ya que no podemos diferenciar si se debe a una punción traumática o a una hemorragia subaracnoidea o intracerebral.

Patológicamente el LCR adquiere color rojo cuando es hemorrágico o amarillo, cuando es xantocrómico.

En las meningitis purulentas de cualquier etiología, el líquido cefalorraquídeo es muy turbio.

Normalmente el líquido cefalorraquídeo no contiene flora alguna. Sin embargo, la muestra se puede contaminar con la flora normal de la piel durante la observación de esta.

Cuando se sospecha una meningitis siempre hay que realizar cultivo. Si la muestra para cultivo no se puede llevar al laboratorio de inmediato se almacena a 37°C.

No deben pasar más de 4 horas entre la toma de muestra y el análisis de laboratorio, ya que los microorganismos que suelen causar meningitis (especialmente H. influenzae y meningococos) son muy lábiles.

Valores de referencia LCR

  • Glucosa: 40-70 MG/100 ml
  • Proteínas: 15-40 MG/100 ML
  • Ácido láctico: 10 –24 mg / 100 ml
  • Glutamina: 0.4-1.1 μmol / ml
  • Albúmina: 10-30 mg /100 ml
  • Nitrógeno de urea: 5-24 mg / 100 ml
  • Creatinina: 0.5-1.2 mg /100 ml
  • Colesterol: 0.2-0.6 mg 7100 ml
  • Ácido úrico: 0.5 – 4.5 mg /100 ml
  • Bilirrubina: 0
  • LDH: 1 / 10 de LDH sérico

Conclusiones

El conteo celular y el recuento diferencial del líquido cefalorraquídeo es obligatorio. Se realizará una tinción de Gram que deberá ser examinada prontamente en caso de meningitis.

El análisis bioquímico de la glucosa y las proteínas son también necesarios.

Ante sospecha de meningitis es importantísimo realizar un cultivo del líquido cefalorraquídeo y no demorar su entrega en el laboratorio ya que los microorganismos que suelen causar meningitis son muy lábiles y podríamos perder la viabilidad de la muestra por un retraso en el procesamiento del especimen.

Bibliografía

  1. https://medlineplus.gov/spanish/ pruebas-de-laboratorio/analisis-del-liquido-cefalorraquideo/
  2. https://labtestsonline.es/tests/ analisis-del-liquido-cefalorraquideo
  3. https://www.elsevier.es/es- revista-anales-pediatria-continuada-51-articulo -interpretacion-del-liquido-cefalorraquideo-S1696281814701647
  4. https://revistasanitariadeinvestigacion. com/procesamiento-de-liquido- biologico-liquido-cefalorraquideo-lcr/
  5. Protocolo interno Hospital Universitario Central de Asturias
close

BOLETÍN DE NOVEDADES

Datos opcionales:

(En ocasiones enviamos información específica para una zona o categoría concreta)

He leído y acepto la Política de Privacidad *

Ver Política de Privacidad y Aviso legal

Su dirección de e-mail solo se utilizará para enviarle nuestra newsletter, así como información sobre las novedades de la revista y Editorial Ocronos. Puede utilizar el enlace integrado en la newsletter para cancelar la suscripción en cualquier momento.