Lesiones por presión

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 9–Septiembre 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº9: 236

Autor principal (primer firmante): M.ª José Fernández Macarro

Fecha recepción: 21 de agosto, 2023

Fecha aceptación: 17 de septiembre, 2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(9) 236

Autores:

  1. M.ª José Fernández Macarro
  2. M.ª Isabel Morer Calvo
  3. M.ª Carmen Marco Villarroya
  4. Daniel Sanz Gomez
  5. María Aranda Litago
  6. Jessica Palos Sevil

Categoría: Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería.

Palabras clave: lesiones por presión

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Introducción

El término lesión por presión es: Lesión de origen isquémico, es decir, por falta de riego sanguíneo, causadas en la piel en los que afecta a la dermis, epidermis y capas profundas que se producen por un presión anormal y sostenida, en general sobre un plano horizontal.

También son áreas localizadas de necrosis de piel y tejidos subyacentes por compresión entre dos superficies duras y solución de continuidad con pérdida de sustancia.

La causa y mecanismo de producción de las lesiones por presión, son las heridas producidas por la presión continúa profesada sobre la piel, combinada con las fuerzas de rozamiento y deslizamiento a ropa de la cama.

Desarrollo

Las lesiones por presión pueden traer como resultado infecciones que ponen en peligro la salud. El principal factor de riesgo por las lesiones por presión (LPP) es la inmovilidad del paciente.

Podemos prevenir las LPP intentando que el paciente no esté inmóvil mucho tiempo en la misma posición, movilizándolos a menudo para que sus puntos de apoyo se modifiquen.

Cuidados del paciente: solucionar mediante sondaje la incontinencia urinaria o fecal. Si es necesario, colocar pañales absorbentes o colectores. Levantar a los enfermos si es posible de forma precoz.

Principales causas de formación de LPP (lesiones por presión)

  • Presión (perpendicular),
  • Fricción (tangencial),
  • Cizallamiento (ambas), también hablamos como mecanismo de la humedad.

Medidas de prevención de lesiones por presión (LPP)

Cuidados de la piel

Examinar el estado de la piel diariamente, mantener la piel en todo momento limpia y seca, lavar con agua tibia y jabón neutro, secar sin fricción, hidratar la piel con aceites o cremas procurando su completa absorción.

publica-articulo-revista-ocronos

No alcoholes ni talco, utilizar lencería de tejidos naturales, no aplicar masaje en zonas enrojecidas ni sobre prominencias óseas, aplicar ácidos grasos y hiperoxigenados (AGHO) en las zonas de riesgo o ante la aparición de eritema no blanqueante, extendiendo el producto hasta su total absorción.

Control del exceso de humedad

Exceso de sudoración, control de drenajes, exudado excesivo en lesiones de la piel, incontinencia urinaria e incontinencia fecal.

Manejo de la presión

Movilizaciones: elaborar un plan de cuidados con movilidad y actividad, proporcionar dispositivos para facilitar el movimiento independiente, movilizaciones pasivas y activas, levantar al paciente de la cama en cuanto se pueda.

Cambios posturales: generalmente cada 2- 3 h, durante la noche cada 4 horas, no apoyar directamente sobre las lesiones, no sobrepasar los 30º y evitar el Fowler alto, evitar arrastres, en sedestación no estar sentado más de 2 horas.

Protección local: para reducir las posibles lesiones por fricción, usar apósitos de protección y (hidrocoloides y espumas de poliuretano), uso de coderas y taloneras de espuma de poliuretano sujetas con malla que permiten revisar la zona de cada poco tiempo, no vendajes almohadillados, proteger con hidrocoloides finos las zonas de apoyo de gafas, mascarillas sodas nasogástricas…

SEMP: estáticas: camas, colchones, cojines; en pacientes que son capaces de cambiar de posición o de riesgo bajo. Dinámicas: permiten variar los niveles de presión. En pacientes con moderado y alto riesgo de lesión. Tiene que quedar claro que los SEMP no sustituyen los cambios posturales.

Educación sanitaria y correcta nutrición e hidratación

Valorar si el paciente está correctamente nutrido e hidratado y reevaluarlo. Garantizar un aporte nutricional hídrico para disminuir el riesgo de lesiones por presión (LPP). Facilitarle una dieta equilibrada en función de la edad, género, actividad física, estados fisiológicos y patológicos y sus gustos.

En caso de LPP se requerirá una dieta hiperproteica e hipercalórica y además nutrientes que facilitan la cicatrización como vitaminas, minerales, aminoácidos. Si el paciente no puede masticar se le dará la dieta por túrmix.

Si el paciente no puede deglutir, nutrición enteral.

Estadios en los que se clasifican las LPP

  • ESTADIO I: eritema que no desaparece. Lesiona la EPIDERMIS, también puede lesionar la DERMIS, pero no destruirlas.

  • ESTADIO II: vesícula, ampolla, erosión y abrasión. Lesiona EPIDERMIS Y DERMIS.

  • ESTADIO III: escara, necrosis. Lesiona incluido el tejido subcutáneo. Hasta el músculo, pero no incluido.

  • ESTADIO IV: Úlcera. Lesiona más allá de la piel, músculo y hueso.

    • PRINCIPALES    COMPLICACIONES    DE    LAS    LPP:    Infección   local,   Celulitis, Osteomielitis, Sepsis y dolor.
    • ESCALAS DE VALORACIÓN DE RIESGO: Norton, Braden, Arnell, Emina, Nova 5…La más utilizada es la escala de Norton.

  • NORTON: La puntuación que se puede obtener oscila entre 5 (máximo riesgo) y 20 (mínimo riesgo), y adquiere valores de: Alto riesgo, entre 5 y 11 puntos. Riesgo moderado entre 12 y 14 puntos. Riesgo mínimo >14.

Aspectos valorados:

ESTADO FÍSICO: 1: Muy malo, 2: Regular 3: Mediano, 4: Bueno

ESTADO MENTAL: 1: Encamado, 2: Sentado, 3: Camina con ayuda de una persona o más de un punto de apoyo (andador, muletas).

MOVILIDAD: 1: Inmóvil, 2: Muy limitada, necesita ayuda para realizar los movimientos. 3: Algo limitada, requiere ayuda para completarlos, 4: Total.

INCONTINENCIA: 1: Urinaria y fecal, 2: Urinaria o Fecal, colector peneano, 3: Ocasional, 4: Ninguna, sondado.

Conclusión

Las LPP son zonas de necrosis y úlceras en la que los tejidos blandos se comprimen entre las prominencias óseas y las superficies externas duras.

Producidas por presión no mejorada, incluiremos en el tratamiento la reducción dicha presión, fricción y fuerzas de cizallamiento, asentando cuidado minucioso de las heridas.

Bibliografía

  1. https://www.msdmanuals.com/es-es/profess ional/trastornos- dermatol%C3%B3gicos/lesi%C3%B3n-por-pres i%C3%B3n/lesiones-por- presi%C3%B3n
  2. https://ulceras.net/monogra fico/109/97/ulceras-por-presion-etiopa togenia.html