Lepra tuberculoide. Presentación de 2 casos en la república de Venezuela

RESUMEN

La lepra, es una enfermedad ancestral mencionada en la Sagrada Biblia en el Capítulo del Levítico, Descubierto su agente causal por el Alemán Armauer Hansen en el año 1.873 siendo este la bacteria Mycobacterium Leprae, la cual aun con los grandes adelantos terapéuticos  en el último Siglo todavía persiste en nuestro mundo.

AUTORES:

1.) Dr. Lapenta, J Médico Cirujano, Especialidad Dermatología, 24 años de ejercicio. Entrenado altamente en el campo de la Leprología; Universidad de Carabobo, Venezuela. CEO DERMAGIC EXPRESS. Web site: www.dermagicexpress.blogspot.com/

2.) Dr. Lapenta, JM. Médico Cirujano. Universidad de Carabobo. Diplomados en Estética Facial y Medicina Ocupacional, Médico residente Ambulatorio del Norte Maracay Estado Aragua. COO DERMAGIC EXPRESS. Web site: www.dermagicexpress.blogspot.com/

De esta enfermedad clásicamente se han descrito 5 variantes, de acuerdo a la inmunidad del paciente, definidas por las Organización Mundial de la Salud: 1.) Indeterminada,  (Fase inicial-(LI), Tuberculoide (TT o  paucibacilar), 2.) Limítrofe o Borderline (BB), con dos variantes: 3.) Borderline Tuberculoide (BT, paucibacilar) y 4.) Borderline Lepromatosa (BL, multibacilar),  5.) Lepromatosa  o difusa (LL) (Multibacilar).

La lepra Tuberculoide o Paucibacilar tiene como gran característica de ser lesiones que pueden presentarse en cualquier parte del cuerpo incluso cara, pero más frecuentes en los miembros, muchas veces únicas,  eritematosas con un borde definido, atrofia central, con pérdida de la sensibilidad, (anestesia), la prueba de Mitsuda es altamente positiva, 2 o 3 ++, Nervios cubitales, ciático-poplíteos externos y las ramas del plexo cervical superficial infiltrados.

La investigación de bacilos ácido-alcohol resistentes en linfa de orejas y en el moco nasal por lo general resulta negativa. La biopsia de piel muestra atrofia del estrato epidérmico con rectificación de la unión dermo epidérmica, e infiltrado inflamatorio alrededor de filetes nerviosos, y ausencia de anexos epidérmicos principalmente folículos pilosos. El Mycobacterium Leprae puede estar presente o no en la biopsia en el espectro Tuberculoide (TT), y por lo general presente en el espectro Tuberculoide Borderline o limítrofe (BT). Describimos dos casos de Lepra Tuberculoide, uno de ellos variante borderline.

Palabras clave: enfermedad de Hansen, lepra, lepra tuberculoide, lepra paucibacilar, Mycobacterium leprae, lepra borderline

OBJETIVO PRINCIPAL

Describir dos (2) casos de Lepra tuberculoide en la República de Venezuela, años 2.017 y 2.018 con más de 8 y 10 años de evolución respectivamente, con la finalidad principal de demostrar que esta ancestral enfermedad persiste aun en el mundo.

OBJETIVOS SECUNDARIOS

1.) Enseñar y educar a la población en general y estudiantes de medicina y dermatología, las características de esta enfermedad, medio de contagio, clasificación y métodos diagnósticos

2.) Demostrar científicamente que esta estigmatizante enfermedad aun habiendo disminuido su incidencia en los países, todavía existe, es una realidad con la cual podemos toparnos en nuestros hospitales y consulta privada.

3.) Hacer un reconocimiento público en al ámbito medico dermatológico al Dr. Pedro Lapenta, Dermatólogo, Leprólogo, quien fue director de las dos Leproserías de Venezuela, Isla de Providencia y Cabo Blanco por casi 20 años, además de ello uno de los descubridores de la patología Leishmaniasis Cutánea Difusa Anérgica.

CASO CLINICO No. 1

Se trata de una paciente Femenina de 31 años de edad natural y procedente del Estado Guárico de la Ciudad de San Juan de Los Morros, profesión ama de casa (del hogar) quien acude a la muestra consulta particular del Consultorio para Enfermedades de la Piel, referida por sí misma luego de múltiples tratamientos fallidos, año 2.018.

Motivo de Consulta: erupción en la piel, con adormecimiento de la pierna y pie derecho y calambres en el mismo miembro.

Descripción Clínica:

La paciente presenta dermatosis localizada desde el 1/3 inferior de la pierna derecha hasta el talón, abarcando parte del pie, caracterizada por ser una placa única con un borde eritematoso de aspecto granuloso algo descamativo, no doloroso ni pruriginoso, bien definida con una área central lisa, anhidrotica, color pardo claro con ausencia de vellos, atrófica  perdida de la sensibilidad y dolor al tacto profundo, de aparición lenta y progresiva con una evolución de más 8 años. No hay lesiones en resto del cuerpo.

Lepra tuberculoide

Lepra Tuberculoide (TT) localizada en pierna y pie derecho,  área hemilateral izquierda.

Fuente: Consultorio para enfermedades de la piel. Dr. José Lapenta

Figura No. 1

Lepra tuberculoide

Lepra Tuberculoide (TT) localizada en pierna y pie derecho,  área hemilateral derecha.

Fuente: Consultorio para enfermedades de la piel. Dr. José Lapenta

Figura No. 2

PRUEBAS COMPLEMENTARIAS PARA EL DIAGNÓSTICO

Se realizaron pruebas de sensibilidad: frío-calor, (temperatura), al tacto grueso con algodón (protopático) y al tacto fino con la punta de una aguja (epicrítico), resultando todas ellas positivas (la paciente no supo discernir entre frío y calor en la lesión, ni la punta de la aguja o el tacto con algodón).

Al tacto se encontró engrosamiento de Nervio poplíteo hemilateral del miembro afectado,

El paciente fue referido a un dermato patólogo particular para realizar biopsia, estudio de linfa, secreción nasal e intradermorreacción (prueba de Mitsuda) para confirmar o descartar el diagnóstico presuntivo de: Lepra Tuberculoide. Se tomó biopsia del área central de la lesión y del borde.

Lepra tuberculoide. Biopsia

Biopsia del área central hacia el borde de la lesión: se observa rectificación de la unión dermo epidérmica, adelgazamiento de la epidermis, ausencia de apéndices, fundamentalmente folículos pilosos y la formación de granulomas, con infiltrado inflamatorio. Coloración Hematoxilina Eosina

Fuente: Consultorio para enfermedades de la piel. Dr. José Lapenta

Figura No. 3

Coloración Faraco. Lepra tuberculoide

Coloración Faraco Fite: La coloración de Faraco Fite muestra infiltracion de bastones alargados en área profunda de la dermis, de color rojizo, los cuales están enmarcados en el área central, y corresponden a bacilos acido alcohol resistentes, que confirman la presencia de Mycobacterium Leprae.

Fuente: Consultorio para enfermedades de la piel. Dr. José Lapenta

Figura No. 4

CRITERIOS DIAGNÓSTICOS

1.) Clínico: Lesión cutánea en miembro inferior con anestesia, atrofia, anhidrótica  e incapacidad funcional. Engrosamiento de nervio poplíteo derecho.

2.) Pruebas de sensibilidad al frío, calor, y al tacto epicrítico (fino) y protopático (grueso): positivas, (incapacidad de discernir entre frío y calor y al tacto con una aguja y torunda de algodón).

3.) Linfa (pabellones auriculares) y secreción nasal: ausencia de bacilos acido alcohol resistentes.

4.) Mitsuda: +++ (intradermorreacción antebrazo derecho). Fuertemente positiva.

5.) Biopsia (Hematoxilina Eosina y Faraco Fite): cambios Histopatológicos cónsonos con diagnóstico de Lepra tuberculoide (TT)

CASO CLÍNICO No. 2

Se trata de un paciente Masculino de 25 años Natural y procedente del Estado Aragua de la Localidad de Palo negro de Profesión Mecánico quien acude a la muestra consulta particular del Consultorio para Enfermedades de la Piel, sin referencia alguna, año 2.017.

Motivo de Consulta: adormecimiento de la mano derecha, erupción en la piel, disminución de la movilidad de la mano.

DESCRIPCIÓN CLÍNICA:

El paciente presenta dermatosis localizada en la mano derecha y antebrazo caracterizada por ser una placa única en mano y otras similares en antebrazo, de mediano tamaño con un borde eritematoso elevado y algo verrugoso no descamativo, área central lisa y perdida de vellos en el antebrazo, algunas de las placas con hipocromía,  de aparición lenta y progresiva con una evolución de 10 años. Además de  ello, presenta  incapacidad funcional  en dicho miembro superior. Las lesiones solo están presentes en antebrazo y mano derecha, resto del cuerpo sin lesiones.

Lepra tuberculoide borderline

Lepra Tuberculoide Borderline (BT) localizada en mano y antebrazo derecho.

Fuente: Consultorio para enfermedades de la piel. Dr. José Lapenta

Figura No. 5

Lepra tuberculoide borderline

Lepra Tuberculoide Borderline (BT) localizada en antebrazo derecho.

Fuente: Consultorio para enfermedades de la piel. Dr. José Lapenta

Figura No. 6

PRUEBAS COMPLEMENTARIAS PARA EL DIAGNÓSTICO:

Se realizaron pruebas de sensibilidad: frío-calor, (temperatura), al tacto grueso con algodón (protopático) y al tacto fino con la punta de una aguja (epicrítico), resultando todas ellas positivas (el paciente no supo discernir entre frío y calor e identificar la punta de la aguja en la lesión, ni el tacto con algodón).

Al tacto se encontró engrosamiento de Nervio cubital hemilateral del miembro afectado,

El paciente fue referido al Hospital Civil de Maracay Estado Aragua con el Diagnóstico presuntivo de: Lepra Tuberculoide. Allí se le tomó muestra de Linfa, secreción nasal y biopsia, para confirmar o descartar el diagnóstico presuntivo de de Lepra Tuberculoide.

Lepra tuberculoide borderline. Biopsia

Biopsia tomada en área central de una de les lesiones: se observa adelgazamiento de la epidermis,  rectificación de la unión dermo epidérmica, ausencia de anexos (folículos pilosos,  ausencia de células en la dermis superior y media, infiltrado inflamatorio alrededor de vasos sanguíneos y filetes nerviosos, y en algunas áreas tendencia a formar granulomas. Se nota mayor desorganización del estrato dermo epidérmico y mayor infiltrado inflamatorio. Coloración: Hematoxilina Eosina

Fuente: Consultorio para enfermedades de la piel. Dr. José Lapenta

Figura No. 7

Lepra tuberculoide borderline. Coloración Faraco

Coloración Faraco Fite: presencia de bastones alargados color rojizo alrededor de anexos y en dermis profunda, que corresponden a bacilos acido alcohol resistentes, que confirman la presencia de Mycobacterium Leprae y confirman el diagnóstico presuntivo de lepra tuberculoide.

Fuente: Consultorio para enfermedades de la piel. Dr. José Lapenta

Figura No. 8

[nextpage]

CRITERIOS DIAGNÓSTICOS             

1.) Clínico: Varias lesiones cutáneas en forma de placas con borde elevado, perdida de vellos y sensibilidad, cambios de coloración, atrofia central en algunas, que se extienden desde el brazo y antebrazo de miembro superior derecho hasta la mano con incapacidad funcional. Engrosamiento de nervio cubital derecho. No hay más lesiones en resto del cuerpo.

2.) Pruebas de sensibilidad al frío, calor, y al tacto epicrítico (fino) y protopático (grueso): positivas, (incapacidad de discernir entre frío y calor y al tacto con una aguja y torunda de algodón).

3.) Linfa (pabellones auriculares) y secreción nasal: presencia de bacilos acido alcohol resistentes.

4.) Mitsuda: Débilmente positivo = +  (intradermorreacción antebrazo derecho).

5.)  Biopsia (Hematoxilina Eosina y Faraco Fite): Cambios Histopatológicos cónsonos con diagnóstico de Lepra Tuberculoide variante borderline (BT).

DISCUSIÓN

La lepra es una enfermedad ancestral cuya primera descripción aparece en el libro de la Sagrada Biblia en el Capítulo Levítico 13: versículo 3 y 12 que rezan de la siguiente manera:

«Y el sacerdote mirará la infección en la piel del cuerpo; y si el pelo en la infección se ha vuelto blanco, y la infección parece más profunda que la piel de su cuerpo, es una infección de lepra; cuando el sacerdote lo haya examinado lo declarará impuro.»

«…Y si la lepra brota y se extiende en la piel, y la lepra cubre toda la piel del que tenía la infección, desde su cabeza hasta sus pies, hasta donde pueda ver el sacerdote…» [1]

Pero si examinamos la historia fue en la antigua civilización India donde se describen los primeros casos de Lepra, y de hecho el primer esqueleto encontrado con evidencias de haber padecido esta enfermedad fue encontrado en la India y data de 2.000 años antes de Cristo (AC). [2-4]

De hecho hoy día, aun apareciendo los avances terapéuticos contra esta enfermedad la India sigue siendo el país en el mundo con mayor índice de lepra (60%) seguido de Brasil (19%) e Indonesia (9%), siendo considerada todavía un problema de salud pública. [5]

Pero fue no fue hasta el año 1.873 en Noruega, cuando el científico Alemán Armauer Hansen, descubrió el agente causal de esta enfermedad, la bacteria Mycobacterium Leprae, conociéndose desde ese entonces también como enfermedad de Hansen en honor a su nombre. [6].  Pasaron 205 años, y fue descubierta otra especie de Mycobacterium en el año 2.008, también agente causal de la lepra el cual fue denominado Mycobacterium Lepromatosis. [7]

Dada la expansión de esta enfermedad en prácticamente todo el mundo, los gobiernos de ese entonces crearon los llamados “Leprocomios”, “Leproserías” o “Lazaretos” (por Lázaro el enfermo de Lepra que curo Jesucristo). Los cuales fueron eliminados a comienzos de los años 70 cuando ya habían aparecido medicinas altamente efectivas contra la Lepra. [1-6].

Las leproserías más importantes de Venezuela fueron 2: una Localizada en el Estado Zulia denominada Isla de Providencia [8] y la principal ubicada en el Estado Vargas denominada Leprocomio de cabo Blanco [9], en ambas el Dr. Pedro Lapenta fue Director por 15 a 20 años, trabajando junto con el Dr. Convit y otros colegas llegando a publicar catorce (14) trabajos sobre el tema [10-23].

MANIFESTACIONES CLÍNICAS Y CLASIFICACIÓN DE LA LEPRA

La lepra se presenta como maculas hipocrómicas, placas bien definidas con borde eritematoso, nódulos subcutáneos, engrosamiento de nervios cubitales, peroneos y plexo superficial, facies leonina, perdida de la cola de las cejas, agrandamiento de los lóbulos en las orejas, incapacidad funcional para la marcha y movimiento de las manos, y en algunos casos puede haber reacciones ulcerosas: Lepra Tuberculoide reaccional ulcerada [23], y Fenómeno de Lucio, o lepra difusa de Lucio y Latapi. Esta lesión de tipo ulceroso se presenta en la Lepra lepromatosa difusa no nodular, descrita primeramente por los médicos Mejicanos Rafael Lucio Najera en el año 1.852, denominada también Eritema Necrotizante, re identificado por el también Dermatólogo Mejicano José Fernando Latapi y Zamora en 1.948. [24-29]

En el año 1.953 en el Congreso de Madrid sobre Lepra, se adoptaron dos grandes polos clínicos para la lepra: el Severo o lepra lepromatosa (LL-multibacilar) y el resistente o Tuberculoide (TT-paucibacilar). En 1.966 se mantuvo este esquema de dos polos (TT) y (LL), posteriormente se añadió un tercer espectro intermedio el cual fue denominado “dimorfo” el cual tenía características de ambos polos; pero ante las otras manifestaciones clínicas como las lesiones iniciales que son simples maculas hipocrómicas y otros aspectos inmunitarios, en el año 1.966 Ridley y Jopling proponen una nueva clasificación que está relacionada con el Leprólogo Japonés Kensuke Mitsuda y una investigación que hizo en 1.923, el famoso test de Mitsuda, utilizado todavía en nuestros días.

Kensuke Mitsuda en el año 1.923 descubrió la prueba de la Lepromina, basada en una intradermorreacción de hipersensibilidad cutánea tardía, inyectado en la piel 0.5 – 1 ml de bacilos leprosos muertos en una suspensión estéril, para diferenciar entre personas infectadas o no contagiadas. Esta indica el estado de inmunidad de los pacientes. La prueba fue denominada Test de Lepromina [30-32].

En base a este descubrimiento, muchos años después en el año 1.996 los investigadores Ridley y Jopling hacen una clasificación de la lepra en base a la inmunidad de los pacientes en 5 tipos, la cual fue adoptada por la Organización de la Salud (OMS).

1.) Indeterminada,  (Fase inicial-(LI), Tuberculoide (TT o  paucibacilar), 2.) Limítrofe o Borderline (BB), con dos variantes: 3.) Borderline Tuberculoide (BT, paucibacilar) y 4.) Borderline Lepromatosa (BL, multibacilar),  5.) Lepromatosa  o difusa (LL) (Multibacilar). En general 2 grandes grupos: Paucibacilar (pocos o moderada cantidad de bacilos) y Multibacilar (numerosa cantidad de bacilos). [33-34].

DIAGNOSTICO

Los criterios diagnósticos para identificar un caso de lepra positivamente son:

1.) CLÍNICA: maculas hipocrómicas, placas bien definidas con borde bien definido y ausencia de anexos, folículos pilosos (alopecia), glándulas sudoríparas (anhidrosis), atrofia central, lesiones subcutáneas nodulares, en algunos casos ulceraciones, facies leonina, agrandamiento de lóbulos de orejas, engrosamiento de nervios periféricos, principalmente cubitales y poplíteos. Característica fundamental de las lesiones: anestesia.

2.) TEST DE SENSIBILIDAD: perdida de la sensibilidad al tacto fino y grueso y a la temperatura en área de lesiones, prueba que se hace con 2 tubos de ensayo (uno con agua caliente otro con hielo o agua fría), para la térmica. Una aguja de jeringa (tacto fino), y una torunda de algodón (tacto grueso). Al fallo de la sensibilidad en la Lepra se le denomina “toponaestesia”, palabra que viene del latín: topo: lugar; anestesia, sin sensibilidad; Este hecho se debe a que el “blanco” principal del Mycobaterium Leprae es la célula de Schwann componente principal del sistema nervioso.

3.) LINFA Y SECRECIÓN NASAL: muestra de linfa que se toma de lóbulos de oreja y moco o secreción nasal con un hisopo, la cual se tiñe con la coloración de Giemsa: aparecen las formas bacterianas del Mycobacterium Leprae aisladas o agrupadas denominadas “Globis”.

4.) TEST DE LEPROMINA Y REACCIÓN DE FERNÁNDEZ: como explique anteriormente se inyecta en el antebrazo 0.5- 1 ml de una solución estéril que contiene bacilos de Mycobacterium Leprae muertos y se lee a las 48 horas en base al halo eritematoso (10 milímetros o más o induración en el sitio de inyección), esta sería la reacción de Fernández, El test de Mitsuda se lee a los 21 días luego de colocada la prueba, y se mide por la aparición de una pápula indurada en el sitio de la inyección.

En base a estos dos aspectos Ridley y Jopling aunados a los resultados de la Biopsia clasifican la lepra en:

 CLASIFICACION    RIDLEY Y JOPLING         AÑO 1.966
TIPO           LEPRA TEST DE LEPROMINA MYCOBACTERIAS EN LINFA O MOCO N
TT= Tuberculoide              2 o 3 + Ausencia de Mycobacterias
BT=  Borderline Tuberculoide              1+ o – (negativo)               0 – 2+
BB=  Borderline Borderline              – (negativo)               2 – 5+
BL=  Borderline Lepromatosa              – (negativo)                4 – 5+
LL=  Lepromatosa              – (negativo)                5 – 6+
LI=  Indeterminada     – (negativo) ocasional 1+  0  –  (negativo), ocasional 1+

Clasificación de la Lepra según Ridley y Joplin año 1.966 basada en aspectos inmunológicos

Fuente: Int j Lepr Other Mycobact Dis. 1966 Jul-Sept;34(3):255-73

Tabla No.1

4.) TEST DE HISTAMINA: Se coloca en las afueras de la lesión de la lepra en piel sana una gota de histamina, se escarifica con una aguja y se espera la reacción que en este caso es inmediata: aparece un eritema alrededor de la escarificación pero este se “detiene” al alcanzar la lesión de lepra porque los filetes nerviosos, “blanco” principal del Mycobacterium Leprae están dañados. La Histamina es un neurotransmisor, al estar dañados los nervios se detiene la reacción cutánea en la lesión. [33-35]

6.) BIOPSIA DE LESIONES:

La biopsia se hace del área central y / o borde de las lesiones y en base a sus hallazgos histopatológicos se hace el diagnóstico definitivo correlacionándolas con los aspectos antes descritos. Una constante es el adelgazamiento de la epidermis, la rectificación de la unión dermo epidérmica, formación de granulomas, ausencia de apéndices epidérmicos como gandulas sebáceas, folículos pilosos y glándulas sudoríparas, células epitelioides y espumosas e indudablemente la presencia de la bacteria Mycobaterium Leprae la cual puede estar ausente o escasamente presente en la Lepra Indeterminada y en la Tuberculoide. Coloraciones con las que se puede identificar el agente Causal: Hematoxilina – Eosina, Giemsa; Ziehl Neelsen, Grocott, Faraco Fite y azul de metileno: el Dr. Lapenta Pedro publico 2 trabajos en 1.960 y 1.961 sobre esta tinción (azul de Metileno) en la Lepra. [17,19]

MODO DE CONTAGIO

El mecanismo de contagio fundamental de la Lepra son gotas de saliva y nasales que diseminadas en el aire penetran en el organismo de personas cercanas. Se dice que el periodo de incubación puede durar entre 5 y 20 años, con un mínimo de 6 meses a 2 años. Siempre se consideró una enfermedad de trasmisión netamente de humano a humano pero recientemente en el año 2.011 se hizo un estudio donde se encontró humanos infectados con la misma cepa de Mycobaterium Leprae que tiene como reservorio natural al armadillo de Nueve bandas en la localidad del sur en los Estados Unidos, también un chimpancé en Sierra Leona, 2 monos Mangabey en Nigeria y en las ardillas rojas de las Islas Británicas y Escocia, por lo tanto actualmente es considerada también como una Zoonosis. No hay transmisión  transplacentaria ni por transfusiones sanguíneas, esto último controversial hoy día. [36-43].

TRATAMIENTO

El primer tratamiento conocido para la lepra fue introducido por el Egipcio Tortoulis Bey en 1.894, en el siglo 19 denominado Aceite de Chaulmoogra, y no fue hasta el descubrimiento de las Sulfonas en los años 40 y posteriormente otros antibióticos, lo que hizo a la Organización Mundial de La Salud decretar el cierre de las Leproserías en el Mundo.

Es interesante recordarte que el primer medicamento efectivo contra la LEPRA sintetizado, fue el DDS (DAPSONA) con el nombre comercial de PROMIN, componente químico GLUCOSULFONA DE SODIO (laboratorio Parke Davis) en el año 1.940, cuando todavía no existía tratamiento efectivo para esta enfermedad.

La Presentación comercial del medicamento PROMIN: solución en botellas para inyección endovenosa.

La eficacia del PROMIN contra la LEPRA fue descubierta por primera vez por Guy Henry Faget y sus compañeros de trabajo en 1.943 en Carville, Louisiana, y luego utilizada en las diferentes LEPROSERIAS DEL MUNDO.

Posteriormente fue sintetizada la DIAMINODIFENILSULFONA (DDS) en presentación comercial de tabletas de 100 mgr. Luego aparecieron la RIFAMPICINA (1.965) y el CLOFAZIMINE o Lamprene (1.971) y se instaura el llamado tratamiento MTD (MULTI DRUGS THERAPY) con estas tres medicinas, con un buen margen de éxito contra esta estigmatizante y bíblica enfermedad. Este evento es lo que DECRETA O MATERIALIZA el cierre de las LEPROSERIAS en el MUNDO, manteniendo a los pacientes bajo un estricto control de sus medicamentos. De hecho los pacientes ya fuera de las leproserías iban y van a los centros de control epidemiológico mensualmente y se les educa como tomar los medicamentos, y sus posibles reacciones adversas. [44-54]

CONCLUSIONES

1.) Presentamos dos casos de Lepra años 2.017 y 2.018 con más de 8 y 10 años de evolución lo cual significa que en esas localidades existen focos de Lepra desde hace mucho tiempo, y alertamos a las autoridades sanitarias a realizar búsqueda de contactos en esas aéreas, pues el hecho de que diagnostiques 2 casos y el medio principal de contagio es de humano a humano, significa evidentemente que hay otras personas contaminadas.

2.) Hoy día, han pasado miles de años y podemos decir aunque “La lepra 2.000 años después” [55], es una enfermedad que sigue existiendo en el mundo entero, y como muestra de ello presentamos estos dos casos quienes asistieron a una consulta Privada, ni siquiera a Hospitales Generales, que cumplen los criterios para clasificarlos dentro del espectro Lepra Tuberculoide, uno de ellos “migrando” hacia el polo Borderline. El caso masculino fue referido a la Capital a la división de Lepra para su tratamiento, el caso femenino decidió irse a otro país a buscar tratamiento.

3.) La lepra como enfermedad no ha sido eliminada del mundo y mucho menos de este país donde se dice que nuestro gran investigador Convit en 1.987 descubrió “una cura o vacuna contra la Lepra”, así rezan textualmente algunos medios entre ellos wikipedia en español. [56] El Dr. Convit descubrió una “inmunoterapia” para la lepra, trabajo invaluable que le valió el premio Príncipe de Asturias, pero repito no la cura definitiva contra la Lepra. [57]

4.) Convit Fallece en el 2.014, y para el 2.015 La Organización Mundial de La Salud (OMS) reporta 215.000 mil casos nuevos de lepra en el mundo, correspondiéndole el país INDIA el mayor número de casos con un 60%, otros países bastante afectados son BRASIL (colinda con Venezuela) e INDONESIA. Ciertamente la incidencia ha disminuido, pero eso de que la lepra desapareció o se inventó una vacuna 100% curativa es totalmente falso.[5]

5.) El Dr. Pedro Lapenta, nuestro mentor  un gran Dermatólogo y Leprólogo, publico 14 trabajos sobre Lepra 12 junto con Convit y 2 sin él, allí les deje las referencias [10-23], además de ello como comente anteriormente fue casi por 20 años director de los únicos  Leprocomios de Venezuela ISLA DE PROVIDENCIA Y CABO BLANCO, y quien me dejo todas estas enseñanzas que comparto hoy con ustedes.

6.) Esperamos concientizar a la sociedad médica y no medica que esta plaga bíblica todavía persiste en todo el mundo, que su incidencia ha disminuido pero aún existe a pesar de los adelantos en cuanto a medicamentos, y lo más importante: en nuestra consulta particular puede presentarse un paciente con una simple lesión como el caso No. 1, la cual puedes confundir con otras patologías.

COMENTARIO

Anecdóticamente les puedo contar que en el año 1.948 el Dr. Lapenta y Convit, estaban estudiando un caso de Lepra Lepromatosa difusa en el Leprocomio de Cabo Blanco, ubicado en el Estado Vargas, Venezuela y sorpresivamente encontraron en la biopsia de lesiones de piel, formas amastigotas de la Leishmaniasis Cutánea, ambos procedieron a publicar el caso y se convirtieron en los primeros en describir este “Nuevo” hallazgo sobre la Leishmaniasis cutánea bajo el nombre de LEISHMANIASIS CUTÁNEA DIFUSA ANÉRGICA, y quedaron en la historia de la dermatología como los descubridores de esta entidad. [58].

Conflictos de Interés: Declaramos no tener conflictos de interés de ningún tipo, en relación a países, gobiernos, instituciones y personas.

AGRADECIMIENTOS

A mi Padre Dr. Pedro Lapenta, gran Dermatólogo y Leprólogo quien ejerció durante 55 años la Dermatología y me entreno muy bien en este arte de la Dermatología y Leprología. Aparte de ello está en la historia de la Medicina como uno de los descubridores de la Leishmaniasis Cutánea Difusa Anérgica.

Al Dr. Jacinto Convit quien conjuntamente con mi Padre formo la llave maestra en Venezuela contra la Lepra, en los años 40-65, e inventor de la “Inmunoterapia” contra la Lepra.

A mi Hijo Dr. José Miguel Lapenta, Medico Egresado de La Universidad de Carabobo, quien forma parte del equipo DERMAGIC EXPRESS, y es mi gran motor y coautor en la mayoría de los trabajos.

A esta Revista Médica Ocronos, por publicar este trabajo y los que vendrán. Gracias

REFERENCIAS

1.) Sagrada Biblia: Levítico 13:3; 13:12

2.) Monot M1, Honoré N, Garnier T, Araoz R, Coppée JY, Lacroix C, Sow S, et hal. On the origin of leprosy. Science. 2005 May 13;308(5724):1040-2.

3.) Robbins G1, Tripathy VM, Misra VN, Mohanty RK, Shinde VS, Gray KM, Schug MD.Ancient skeletal evidence for leprosy in India (2000 B.C.). PLoS One. 2009 May 27;4(5):e5669. doi: 10.1371/journal.pone.0005669

4.) Robbins Schug, G; Blevins, K. Elaine; Cox, Brett; Gray, Kelsey; Mushrif-Tripathy, Veena (December 2013). Infection, Disease, and Biosocial Process at the End of the Indus Civilization. PLoS ONE. 0084814 (12): e84814. doi:10.1371/journal.pone.008481

5.) Global leprosy update, 2016: accelerating reduction of disease burden. Weekly epidemiological record, Authors:WHO/ Department of Control of Neglected Tropical Diseases. (Consultado 2.018 Mayo 28) Disponible en http://www.who.int/lep/resources/who_wer9235/en/

6.) Irgens LM. The discovery of the leprosy bacillus. Tidsskr nor Laegeforen. (2002).  122 (7): 708–9.

7.) Xiang-Yang Han, M.D., Ph.D. New Leprosy Bacterium: Scientists Use Genetic Fingerprint To Nail ‘Killing Organism’. University of Texas M. D. Anderson Cancer Center. ScienceDaily. 2008-11-28. (Consultado 2.018, Mayo 14) disponible en https://www.sciencedaily.com/releases/2008/11/081124141047.htm

8.) Lapenta J. Lepra en la Isla de Providencia. Universidad de Carabobo. Dermatología y Bibliografía. DERMAGIC EXPRESS (Consultado 2.018 Mayo 25) Disponible en http://dermagicexpress.blogspot.com/2017/03/providencia-leprosy-island-providencia.html

9.) Lapenta J. Lepra en Cabo Blanco. Universidad de Carabobo. Dermatología y Bibliografía. DERMAGIC EXPRESS (Consultado 2.018 Mayo 25) Disponible en http://dermagicexpress.blogspot.com/2017/03/the-leprocomium-of-cape-white-el.html

10.)  Convit J, Lapenta P, Ilukevich A, Imaeda T. Experimental Inoculation of Human Leprosy in Laboratory Animals. 3. Int J Lepr. 1964 Apr-Jun;32:136-49.

11.) Ilukevich A, Convit J, Imaeda T, Lapenta P.[Comments on the stautus of Mycobacteria in modern Taxonomy]. Rev Venez Sanid Asist Soc. 1964 Mar;29:98-110.

12.) Convit J, Lapenta P, Ilukevich A, Imaeda T. [Experimental Inoculation of Laboratory animals with Human Leprosy]. Rev Venez Sanid Asist Soc. 1964 Mar;29:65-74

13.) Imaeda T, Convit T, Lapenta P. Electron Microscopic study of Borderline Leprosy. Int J Lepr. 1963 Oct-Dec;31:389-417.

14.) Imaeda T, Convit J, Ilukevich A, Lapenta P. Experimental inoculation of human leprosy in laboratory animals. II. Electron microscope study. Int J Lepr. 1962 Oct-Dec;30:395-413.

15.) Convit J, Lapenta P, Ilukevich A, Imaeda T. Experimental inoculation of human leprosy in laboratory animals. I. Clinical, bacteriologic, and histopathologic study. Int J Lepr. 1962 Jul-Sep;30:239-53.

16.) Mendoza SJ, Lapenta P, Arvelo JJ, Travieso RA. [Treatment of leprosy with DPT in the Cabo Blanco sanatorium]. Rev Sanid Asist Soc. 1961 Jun;26:397-406

17.) Convit J, Lapenta P, Mendoza SJ. [The methylene blue test in the exploration of the leprosy patient]. Rev Sanid Asist Soc. 1961 Jun;26:392-6.

18.) Convit J, Ilukevich A, Lapenta P, Imaeda T. [Experimental inoculation of animals with Mycobacterium leprae]. Rev Sanid Asist Soc. 1961 Jun;26:388-9.

19.) Convit J, Lapenta O, Mendoza SJ. The methylene blue test in leprosy. Int J Lepr. 1960 Jul-Sep;28:233-8.

20.) Convit J, Sisiruca C, Lapenta P. Some observations on borderline leprosy. Int J Lepr. 1956 Oct-Dec;24(4, Part 1):375-81

21.) Siriruca C, Lapenta P. P. [Contribution to the study of dimorphous leprosy].Gac Med Caracas. 1955 Nov;63(7-11):308-10

22.) Convit J, Lapenta P, Jorgersen J. The Mantoux and Mitsuda reactions in hamsters and guinea-pigs before and after vaccination with BCG. Int J Lepr. 1955 Apr-Jun;23(2):162-6. PMID: 13262909

23.) Reyes O, Lapenta P. Lepra Tuberculoide reaccional Ulcerada. Rev sovderma.org (Dic 1961- Jul 1962) 3:1-2 (27-42).

24.) Pereira AC, Hanseniase de Lucio. An. Bras. Dermatol. 68 (1993) 33-40.

25.) Vargas-Ocampo F (2007) Diffuse leprosy of Lucio and Latapí: a histologic study. Lepr. Rev. 78(3):248-260

26.) Saúl A, Novales J (1983) Lucio-Latapí leprosy and the Lucio phenomenon. Acta Leprol. 1(3):115-132

27.) Latapi F, Zamora AC. La lepra «manchada» de Lucio (estudio inicial clinico e histopatológico). In: Memoria do V Congreso International de la Lepra – Havana, 1948, pp. 410-413. Disponible en https://jamanetwork.com/journals/jama/article-abstract/294001

28.) Latapi F, Zamora AC. The «spotted» Leprosy of Lucio (La lepra «manchada» de Lucio); an introduction to its clinical and histological study. Int. J. Lepr. 16 (1948) 421-429.

29.) Lapenta, J. Lepra y Fenomeno de Lucio. Universidad de Carabobo. Dermatología y Bibliografía. DERMAGIC EXPRESS (Consultado 2.018 Mayo 18) Disponible en: http://dermagicexpress.blogspot.com/2017/03/leprosy-and-lucios-phenomenon-ledpra-y.html

30.) Mitsuda K The significance of skin tests using leprosy nodule extracts. Jpn J Dermatol Urolog 19, 8, 1919.

31.)  Sato S Outlook of The Third International Leprosy Congress, Papers on Leprosy (2) by Kensuke Mitsuda, 1950. (Consultado 2.018 Mayo 21) disponible en http://ila.ilsl.br/pdfs/v62n3a11.pdf

32.) Hayashi F. Mitsuda’s skin reaction in leprosy Intern J Lepr 1:31-38, 1933.

  1. Ridley DS, Jopling WH; Jopling (1966). Classification of leprosy according to immunity. A five-group system. Int. J. Lepr. Other Mycobact. Dis. 34 (3): 255–73.

34.) Liji Thomas, MD. What Is Leprosy? – Latest Medical News and Research from Around the World. Web. 20 Nov. 2010. (Consultado 2.018 Mayo 23) Disponible en https://www.news-medical.net/health/What-is-Leprosy.aspx

35.) Lapenta, P. Conversatorio sobre Lepra y su diagnóstico (1984-1987) Consultorio Para Enfermedades de la Piel, Maracay Estado Aragua Venezuela. Bibliografía y Dermatología (Consultado Abril 2.018) disponible en http://dermagicexpress.blogspot.com/2018/01/lyme-leprosy-and-syphilis-missing-link.html

36.) Truman RW, Singh P, Sharma R, Busso P, Rougemont J, Paniz-Mondolfi A, Kapopoulou A, Brisse S, Scollard DM, Gillis TP, Cole ST (April 2011). Probable Zoonotic Leprosy in the Southern United States. The New England Journal of Medicine. Massachusetts Medical Society. 364 (17): 1626–1633. doi:10.1056/NEJMoa1010536.

37.) Walsh GP1, Meyers WM, Binford CH, Gormus BJ, Baskin GB, Wolf RH, Gerone PJ. Leprosy as a zoonosis: an update. Acta Leprol. 1988 Jan-Mar;6(1):51-60.

38.) Meredith, Anna; Del Pozo, Jorge; Smith, Sionagh; Milne, Elspeth; Stevenson, Karen; McLuckie, Joyce (September 2014). Leprosy in red squirrels in Scotland. Veterinary Record. 175 (11): 285–286. doi:10.1136/vr.g5680.

39.) Avanzi C1, Del-Pozo J2, Benjak A1, Stevenson K3, Simpson VR4, Busso P1, McLuckie J3, Loiseau C1, Lawton C5, et al. Red squirrels in the British Isles are infected with leprosy bacilli. Science. 2016 Nov 11;354(6313):744-747.

40.) Carole Rawcliffe, Leprosy in Medieval England (Woodbridge, UK: Boydell P, 2006) Disponible en https://www.amazon.com/Leprosy-Medieval-England-Carole-Rawcliffe/dp/1843834545

41.) Francisco Javier López Antuñano: «Diagnóstico y tratamiento de la lepra». En Salud Pública de México, vol. 40, n.º 1, enero-febrero de 1998. Consultado 2.018 Mayo 25. Disponible en https://www.scielosp.org/article/ssm/content/raw/?resource_ssm_path=/media/assets/spm/v40n1/Y0400110.pdf

42.) Suzuki K, Akama T, Kawashima A, Yoshihara A, Yotsu RR, Ishii N (February 2012). Current status of leprosy: epidemiology, basic science and clinical perspectives. The Journal of dermatology. 39 (2): 121–9. doi:10.1111/j.1346-8138.2011.01370.x

43.) Sir Leonard Rogers and Ernest Muir, 3rd ed., Leprosy (Bristol: Wright and Sons, 1946), p. 22 Disponible en https://catalogue.nla.gov.au/Record/2557522

44.) Ravina, E.; Kubinyi, H. (2011). The Evolution of Drug Discovery: From Traditional Medicines to Modern Drugs. John Wiley \& Sons. p. 80. Disponible en https://www.wiley.com/en-us/The+Evolution+of+Drug+Discovery-p-9783527326693

45.) Wozel, Gottfried (1989). The Story of Sulfones in Tropical Medicine and Dermatology. International Journal of Dermatology. 28 (1): 17–21. doi:10.1111/j.1365-4362.1989.tb01301.x.

46.) Jacobsen, PL; Levy, L (March 1973). Mechanism by which hydnocarpic acid inhibits mycobacterial multiplication. Antimicrobial Agents and Chemotherapy. 3 (3): 373–9. doi:10.1128/aac.3.3.373.

47.) Simpkin, Alice (December 1928). The Treatment of Leprosy. British Journal of Nursing: 313–4. Archived from the original on 25 April 2012. Retrieved 22 October 2011. (Consultado 2018 Mayo 30) Disponible en https://wikivividly.com/wiki/Hydnocarpus_wightiana_seed_oil

48.) Sengupta, A.; Gupta, J. K.; Dutta, J.; Ghosh, A. (1 June 1973). The component fatty acids of chaulmoogra oil. Journal of the Science of Food and Agriculture. 24 (6): 669–674. doi:10.1002/jsfa.2740240606.

49.) Convit J, Browne SG, Languillon J, Pettit JH, Ramanujam K, Sagher F, Sheskin J, Tarabini G, de Souza Lima L. et al.Therapy of leprosy. Bull World Health Organ. 1970;42(5):667-72.

50.) Sensi, P History of the development of rifampin. Reviews of Infectious Diseases. (1983). 5 Suppl 3: S402–6. doi:10.1093/clinids/5.supplement_3.s402. JSTOR 4453138

51.) Faget GH, et al. (1943) The Promin Treatment of Leprosy, Public Health Report 58:1729-1741, (Reprint Int J Lepr 34(3), 298-310, 1966)

52.) McDougall AC. Dapsone. (June 1979). Clin. Exp. Dermatol. 4 (2): 139–42. doi:10.1111/j.1365-2230.1979.tb01608.x.

53.) Desikan, K. V. ; Multi-drug Regimen in Leprosy and its impact on Prevalence of the Disease ; MJAFI (Medical Journal, Armed Forces India) 2003; 59 : 2-4

54.) Fischer M1.Leprosy – an overview of clinical features, diagnosis, and treatment. J Dtsch Dermatol Ges. 2017 Aug;15(8):801-827. doi: 10.1111/ddg.13301.

55.) Lapenta, J. La Lepra 2.000 Años después. Bibliografía y Dermatología DERMAGIC EXPRESS. (2017) 7 de Marzo. Consultado 2.018, Mayo 14. Disponible en http://dermagicexpress.blogspot.com/2017/03/the-leprosy-2000-years-later-la-lepra_3.html

56.) No autores Mencionados. Isla de providencia. (Venezuela) Wikipedia en español.(Consultado 2018 Mayo 25) Disponible en https://es.wikipedia.org/wiki/Isla_de_Providencia_(Venezuela)

57.) Fundación Princesa de Asturias. Jacinto Convit, y Pablo Rudomin. Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 1987. (Consultado 2018  Mayo 25.) Disponible en http://www.fpa.es/es/premios-princesa-de-asturias/premiados/1987-jacinto-convit-y-pablo-rudomin-zevnovaty.html?texto=trayectoria

58.) Convit J, Lapenta P. Sobre un caso de leishmaniasis tegumentaria de forma diseminada. Rev. Policlínica Caracas XVII 100:153-158, 1948.

Salir de la versión móvil