Icono del sitio Ocronos – Editorial Científico-Técnica

Áreas organizativas de la lavandería, lencería y planchado de un hospital

lavanderia-lenceria-hospital

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 7–Julio 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº7: 99

Autor principal (primer firmante): Silvana Ferreira Oliveira

Fecha recepción: 20 de Abril, 2021

Fecha aceptación: 15 de Julio, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(7): 99

Autora: Silvana Ferreira Oliveira, planchadora del Hospital Universitario de Cabueñes – Gijón

Introducción

Los llamados “Servicios Generales” se refieren a un conjunto de servicios que se prestan en los hospitales y dan soporte a la actividad básica asistencial. En la Hostelería de un Hospital incluimos el equipo de lavandería, lencería y planchado, tanto de ropa hospitalaria como de los equipos de trabajo. Así como la gestión ambiental: zona donde se gestionan los residuos hospitalarios para poder reducir el impacto del hospital en el medio ambiente o la prevención de los riesgos laborales de todo el personal que trabaja en el hospital.

Dentro de este servicio encontramos: la ropa hospitalaria (el textil sanitario): la lavandería y la lencería. La limpieza. Otros servicios varios de apoyo a pacientes y familiares: confort, celadores, peluqueros, seguridad, esterilización, desinfección, cafeterías, tiendas o mortuorio.

Medios y recursos materiales del servicio de lavandería y planchado

Dependiendo de la zona en la que estemos trabajando dentro de un Servicio hospitalario de Lavandería y Planchado, encontraremos unas instalaciones o maquinaria diferentes. Hay diferentes zonas: zona de ropa sucia: aquí principalmente están las siguientes instalaciones: sistema para el conteo automático y electrónico de prendas, detector de metales, sistema de carga aérea, mediante sacos, para el almacenamiento de ropa sucia clasificada y alimentación a máquinas de lavar. Lavadoras: equipos centralizadores de preparación y dosificación de detergentes líquidos. Control automático, mediante microordenador, de todo el proceso.

En la zona de ropa limpia: aquí se encuentran: secadoras tipo continuo o secado parcial y secadoras discontinuas de secado total, calandras para el secado total y

planchado de ropa lisa, provistas de plegadoras especiales, para el plegado longitudinal y transversal, máquina para el plegado de felpas, planchas y centros de planchado, prensas rotativas para el acabado de batas y uniformes, túneles de secado y planchado para ropa de forma de poliéster-algodón, mesas dobladoras para el plegado de la ropa de forma. A parte de todas las maquinas anteriores, también podemos encontrar máquinas más específicas, dependiendo del tamaño de la lavandería, como: máquinas especiales para introducir la ropa plana, grande y pequeña en Calandras, apiladores a la salida de las plegadoras de las Calandras, maquinas especiales de planchado de cuellos, mangas y puños, maniquíes, sencillos o dobles, provistos de cabina, para el acabado de batas, uniformes y chaquetillas.

Tipos y características de la ropa de un hospital

La principal función de una lavandería es procesar la ropa sucia y contaminada para transformarla en ropa limpia. La ropa plana: sabanas. La ropa de forma: batas y uniformes, gorros, camisetas, camisones, pijamas, delantal cocineros, faldas y ropa plastificada, etc, Batas y uniformes: en estas prendas de vestir se deberá evitar el que dispongan de botones, corchetes, cabillos, cinturones o pliegues adicionales a efectos de facilitar el procesado de limpieza.

Estas prendas no deberán individualizarse, ni tampoco grabarse o bordarse con el nombre del usuario, diferenciando al trabajador mediante placa de identificación personal. Únicamente existirán cuatro tipos de prendas de vestir, pequeña, mediana, grande y súper grande. Además de dar un carácter distintivo, éstas tienen por finalidad proteger al enfermo de posibles microorganismos que puedan llevar el personal del hospital, o bien al contrario protegerse de los gérmenes que, procedentes del enfermo o de diversos productos, puedan contaminar al personal.

De todas formas, las batas, los delantales y los uniformes sanitarios en general pueden ayudar más a la diseminación de gérmenes y a las infecciones cruzadas que actuar de barrera. Conviene que el uniforme sea sencillo y cómodo y que sea fácil de ponerse y quitarse, en especial si el tiempo durante el cual se lleva puede verse interrumpido por actividades no asistenciales, como comer, asistir a reuniones, dar clases, etc. En principio no es aconsejable usar faldas como prenda sanitaria, porque permite una mayor diseminación de gérmenes que los pantalones.

Por lo tanto, en áreas donde se usan uniformes sanitarios, como en quirófanos, por ejemplo, es mejor usar blusa y pantalones para todo el personal. El tejido de algodón si no es especial, permite el paso de numerosos gérmenes a través de los poros, por lo que se aconsejan otros materiales más impermeables y, a ser posible, escasamente humectantes. A veces son aconsejables delantales impermeables que puedan ser desinfectados con alcohol de 70 grados o glutaraldehído. La periodicidad en el cambio de bata depende de la actividad.

Al tratarse de ropa hospitalaria y para garantizar la desinfección y descontaminación se deberán emplear programas de lavado que aseguren una buena higiene de la ropa. Para ello la ropa debe tener un proceso de desinfección terminal de 15 minutos a una temperatura de 90º C. Los procesos de lavado y desinfección de la ropa hospitalaria son los siguientes: recepción de la ropa, clasificación de ropa sucia y almacenamiento, prelavado, lavado y secado, clasificación de ropa limpia, planchado, plegado y apilado, empaquetado. La recogida, transporte y almacenamiento de la ropa sucia ya lo hemos visto. Ahora vamos a pasar al prelavado y lavado de la ropa. El lavado es realmente el proceso de limpieza de la ropa que se efectúa en una lavandería. El lavado industrial hospitalario es el resultado de la aplicación de cuatro factores que se combinan entre sí: la acción mecánica: el movimiento de la ropa dentro de las lavadoras o túneles de lavado. La acción química, el tratamiento de los detergentes, la temperatura, el tiempo. Estos cuatro elementos son los que conforman el llamado CIRCULO DE SINNER. El lavado es el proceso de regeneración (limpieza) de los textiles que efectuamos en la lavandería, por tratamiento con tensos activos acompañado de un fuerte remojado y posterior secado y planchado. El lavado debe ir acompañado de una total garantía de desinfección de la ropa, evitando al máximo la destrucción del tejido utilizando agua oxigenada que es uno de los desinfectantes más nobles que se conocen durante el tratamiento de la ropa a temperatura de 80-90 grados centígrados.

Conclusiones

Una de las funciones correctas de una lavandería hospitalaria es el conseguir que la ropa limpia sea cómoda y ayude al cuidado del paciente, la cual tiene que estar correctamente desinfectada y que no sea un vehículo de infección. En el proceso de contaminación, una elevada cantidad de bacterias son tomadas por el aire durante la manipulación de ropa sucia (recogida, clasificación, carga de las maquinas, etc.) y al manipular la ropa limpia, las bacterias que hay en el aire, se pueden depositar en la ropa antes de ser entregada a los diferentes servicios del hospital.

Desde el punto de vista del paciente, la importancia del Servicio de Ropa y Lencería, en la calidad asistencial del mismo, pueden equipararse a las relaciones humanas con el personal sanitario y a la alimentación que recibe, por tanto, ocupa un lugar importante sobre el hospital. Desde el punto de vista del hospital, el porcentaje que representan los gastos de explotación sobre los gastos totales, es susceptible de ser considerado como importante.

Sin embargo, actualmente, el Servicio de Ropa y Lencería está infravalorado, respecto a otros servicios, como

consecuencia de no considerar la ropa como parte integrante de la higiene del enfermo y por tanto del tratamiento médico. El alza de los costes y la tendencia a la atenuación de la opinión anterior, harán posible que la. Importancia del Servicio de Ropa y Lencería sea creciente, respecto a otros servicios, ocupando un lugar destacado en el Hospital.

Bibliografía

  1. https://es.wikipedia.org/wiki/ Lavander%C3%ADa
  2. https://ingesa.sanidad.gob. es/biblioteca Publicaciones/ publicaciones/ internet/docs/ Capt1_ropa_ lavanderia.pdf
  3. Fungueiriño R, Jiménez T, Rosales M, Calvo D, Rodríguez F, Pérez M, Lago I. Guía de procedementos de limpeza no medio hospitalario. Guías de procedementos de prevención e control de enfermidades transmisibles no medio hospitalario. Consellería de Sanidade. Xunta de Galicia. 1999.
  4. https://www.lavadotextiles.es/ noticias-de-la-lavanderia/ 121-la-gran-importancia -del-sistema-de-lavanderia -de-un-hospital
  5. https://www.areasaludbadajoz. com/Manual_de_Acogida_Lavanderia.pdf
  6. Bautista Navajas JM, Vicente Casero JL, Calvo Torrecillas F. Manual de Normas y Procedimientos de la Central de Esterilización “1997”. Ed. ASP Johnson & Johnson MEDICAL, INC.
  7. Fernando Lamata. Manual de administración y gestión sanitaria. Ed. Díaz de Santos. Madrid, 1998
  8. Instituto Nacional de la Salud. Organización de ropa y lavandería en centros sanitarios. Madrid, 1990.
  9. Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. Guía Técnica para la evaluación y prevención de los riesgos derivados de la manipulación manual de cargas. Madrid, 2000
  10. Linda l. McDonald, Gina Pugliese. Textile processing service. In: C. Glen Mayhall, ed. Hospital epidemiology and infection control. 2ª Ed. Philadelphia: Lippincott Williams & Wilkins; 1999: 1031-34.
Salir de la versión móvil