Icono del sitio Ocronos – Editorial Científico-Técnica

Lavado gástrico

2-lavado-gastrico-posicion-decubito-lateral-izquierdo

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 6–Junio 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº6: 113

Autor principal (primer firmante): Victoria Bescós Alonso

Fecha recepción: 21 de Mayo, 2021

Fecha aceptación: 18 de Junio, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(6): 113

Dirigidos a:

Autores:

El lavado gástrico es una técnica invasiva con la que se consigue vaciar el contenido del estómago para evitar que los tóxicos ingeridos de forma accidental o voluntaria pasen al resto del tubo digestivo y se absorba. Se consigue introduciendo una sonda a través de la nariz o la boca hasta llegar al estómago. Con esta sonda se mete agua que limpie el interior del estómago y puede absorber el contenido estomacal.

Indicaciones

Diferentes técnicas de lavado gástrico

Sistema activo

Sistema de jeringa en la que se introduce el líquido, se agita y luego se realiza succión.

Es eficaz para la evacuación de desechos del estómago. Es un sistema abierto.

Sistema pasivo

Se emplea la gravedad. Con un conector en Y que une la bolsa de fluido o jarra con la bolsa de drenaje y con la sonda gástrica. Es un sistema cerrado.

Sistema mixto

Es un sistema de doble jeringa y por lo tanto no requiere desconexión. la jeringa introduce líquido y agitación se produce en el estómago. Permite la extracción de sustancias de forma rápida. Es un sistema limpio.

Recursos personales

Médico: digestólogo, intensivista…

DUE.

TCAE.

Celador/a.

Preparación para el lavado gástrico

Introducir lentamente la sonda por la nariz o la boca, pasará por la faringe, esófago hasta llegar al estómago. Para comprobar que se ha colocado correctamente se introducirá un poco de aire con una jeringa de 50ml, se debe hinchar el estómago, y no los pulmones.

Una vez en el estómago se succiona el contenido en una bolsa o en un envase transparente, cuña o palangana de la sonda. Así se podrá ver de forma directa el contenido del estómago y se comprobará la presencia de sangre, medicamentos, o restos de alimentos.

Se introduce agua templada por la sonda a través de una bolsa o jarra conectada a la sonda, así el estómago se llena de agua y su contenido se diluye. Después se desconecta de la jarra o bolsa y se deja a derivar para que salga el contenido. Este paso se puede realizar varias veces.

En ocasiones es necesario introducir a través de la sonda sustancias como el carbón activado que neutraliza y eliminar la mayoría de los medicamentos y tóxicos que se ingieren. En otros casos se extrae la sonda cuando ya no sale más contenido estomacal y se pide al paciente que ingiera el carbón activado.

Posición del paciente

La posición del paciente será decúbito lateral izquierdo con la cabeza 10º-15 más baja (Trendelemburg). Está totalmente contraindicado realizarla con el paciente en decúbito supino, en decúbito lateral derecho o sentado.

Recursos materiales

Preparación para el lavado gástrico

Procedimiento

Introducir lentamente la sonda por la nariz o la boca, pasará por la faringe, esófago hasta llegar al estómago. Para comprobar que se ha colocado correctamente se introducirá un poco de aire con una jeringa de 50 ml, se debe hinchar el estómago, y no los pulmones.

Si aparece al introducir la sonda tos, estridor o cianosis, retirar de inmediato e intentar de nuevo. No realizar maniobras bruscas ni forzar.

Una vez en el estómago se succiona el contenido en una bolsa o en un envase transparente, cuña o palangana de la sonda. Así se podrá ver de forma directa el contenido del estómago y se comprobará la presencia de sangre, medicamentos, o restos de alimentos.

Se introduce agua templada (unos 200 ml) por la sonda a través de una bolsa o jarra conectada a la sonda, así el estómago se llena de agua y su contenido se diluye. Después se desconecta de la jarra o bolsa y se deja a derivar para que salga el contenido descendiendo posteriormente la sonda por debajo del nivel del paciente para facilitar el drenaje por gravedad. Este paso se puede realizar varias veces.

Realizar una presión suave en el abdomen, antes de cada extracción favorece su expulsión.

En ocasiones es necesario introducir a través de la sonda sustancias como el carbón activado que neutraliza y elimina la mayoría de los medicamentos y tóxicos que se ingieren. En otros casos se extrae la sonda cuando ya no sale más contenido estomacal y se pide al paciente que ingiera el carbón activado.

Una vez finalizado colocar al enfermo en posición cómoda.

Gestión de muestras

Las muestras recogidas irán en el envase identificado y con el volante al laboratorio pertinente.

Gestión de residuos

El material de un solo uso se desecha en las bolsas para tal uso y proceder al lavado del material reutilizable.

Contraindicaciones

Complicaciones en el proceso

Bibliografía

  1. Manejo de Enfermería en el procedimiento de urgencia de lavado gástrico por intoxicación. Categoría: Agosto 2020, Enfermería. 11 agosto 2020.
  2. Lavado gástrico. Actualizado: WEBCONSULTAS 26 de mayo de 2020.
  3. Burgarin R, Gallego P, Martínez JB, García A. El lavado gástrico. Medicina integral 2001.
  4. Servicio Andaluz de Salud. Consejería de salud y bienestar social. Manual de procedimientos de Enfermería en Hospital Universitario Virgen del Rocío. Sevilla junio 2012.p.271/274.
  5. Fundación Hospital de Jove. Protocolo de lavado gástrico. Abril 2014. P03.8.
Salir de la versión móvil