El papel del técnico auxiliar en cuidados de Enfermería en los cambios posturales del paciente encamado en hospitalización

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 1–Enero 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº1: 85

Autor principal (primer firmante): Manuel Ángel Suárez González

Fecha recepción: 23 de diciembre, 2022

Fecha aceptación: 8 de enero, 2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(1) 85

Autor: Manuel Ángel Suárez González. Categoría: Técnico Auxiliar en Cuidados de Enfermería

Resumen

Se considera paciente encamado al paciente que por motivos de salud ya sea crónico o circunstancial tiene que estar en la cama las 24 horas del día y precisar de ayuda, en este caso entendemos que ayuda profesional ya que hablamos de un paciente hospitalizado, para llevar a cabo las actividades diarias básicas como aseo, movilidad.

En este artículo me centraré en la importancia de llevar a cabo unos buenos cambios posturales en este tipo de paciente sobre todo si estamos hablando de un paciente que va a estar encamado un largo periodo de tiempo, como por ejemplo puede ser el paciente de cuidados paliativos, y con aún más atención si se trata de un paciente de edad avanzada.

publica-TFG-libro-ISBN

Los cambios posturales son las diferentes posiciones que puede adoptar el paciente encamado para evitar afecciones en la movilidad y en la piel entre otras. Entre las más comunes encontramos

  • Decúbito lateral (izquierdo y derecho)
  • Decúbito supino
  • Decúbito prono
  • Fowler o Semifowler (sentado o semisentado)

Consideramos estas 4 posturas como las más utilizadas en hospitalización en pacientes encamados aunque existen muchas más variedades posibles dependiendo de la situación del paciente, recordemos que siempre daremos un trato y un cuidado personalizado en cada caso a cada persona.

Como complemento a los cambios posturales existen lo que denominamos descargas que hace referencia a los accesorios (normalmente almohadas o cojines) que utilizamos durante un cambio postural para que dos zonas anatómicas, principalmente dos zonas duras hueso con hueso, no entren en contacto y puedan así provocar a largo plazo lesiones más graves sobre la piel.

Estas descargas suelen colocarse en las posiciones decúbito lateral entre los dos tobillos, las dos rodillas, también suelen colocarse debajo de las caderas, sobre las manos o codos.

La finalidad de los cambios posturales en este tipo de pacientes no es solo el buscar el confort y el bienestar en un paciente que tiene una movilidad reducida o nula si no también la de evitar lesiones que pueden desencadenar enfermedades muy graves o incluso la muerte.

La principal lesión que evitamos con estos actos son las UPP (úlceras por presión) que son lesiones que se provocan por fricción o por la presión de dos planos duros bien sean dos regiones anatómicas, una región anatómica y la propia cama durante un tiempo prolongado en una misma zona.

Si estas lesiones no se evitan o una vez que ya existen no se cuidan pueden desencadenar problemas muy graves de salud.

Está demostrado que un cambio postural cada 3-4 horas, dependiendo del momento del día, puesto que hay que favorecer el descanso otro aspecto muy importante en este tipo de paciente y evitar el dolor, aumenta el confort y disminuye las lesiones de la piel y úlceras por presión (UPP).

En relación a lo anteriormente mencionado con la edad del paciente, nos encontramos que los pacientes más afectados por la reducción de la movilidad son los pacientes más longevos puesto que la elasticidad y calidad de su piel no es la misma que en un paciente joven así como la recuperación de lesiones ya existentes.

Palabras clave

Cambios posturales, Descargas, Paciente encamado, Bienestar, Confort, Autonomía.

Conclusiones

Finalmente destacamos el papel del TCAE como un papel fundamental en el bienestar del paciente encamado y en el cuidado de su piel, puesto que es labor suya junto con el resto de equipo de Enfermería el llevar a cabo estos planes de cuidados teniendo en cuenta que siempre primará un cuidado personalizado para cada paciente.

Bibliografía

  1. Prevención de las úlceras por presión y los cambios de postura. Revisión integrativa de la literatura. P López-Casanova, J Verdú-Soriano… – Gerokomos, 2018 – SciELO España