Intolerancias alimentarias más comunes

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 8–Agosto 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº8: 261

Autor principal (primer firmante): Shirley Yessenia Sevillano Amasifuen de Canelo

Fecha recepción: 24 de julio, 2023

Fecha aceptación: 21 de agosto, 2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(8) 261

Autores:

  1. Shirley Yessenia Sevillano Amasifuen de Canelo
  2. Vanesa Álvarez Álvarez
  3. loana Radu
  4. Yasmina Cester Gracia
  5. Carmen Portero Llarena
  6. Ana Cristina Roman Roman

Categoría: TCAE

Palabras clave: intolerancia alimentaria, gluten, lactosa, histamina, sulfitos, alergia alimentaria.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Introducción

En este artículo explicaremos a que nos referimos cuando hacemos referencia a intolerancias alimentarias y veremos la diferencia entre intolerancia y alergia alimentaria.

Describiremos las intolerancias alimentarias más comunes y veremos cuáles son los síntomas que padecerá una persona con intolerancias a algunos alimentos.

La intolerancia alimentaria se refiere a la incapacidad o dificultad del organismo para digerir o metabolizar ciertos alimentos o componentes de los alimentos.

A diferencia de las alergias alimentarias, que implican una respuesta inmunológica, la intolerancia alimentaria generalmente implica una respuesta enzimática o metabólica anormal.

Una alergia alimentaria es una respuesta adversa del sistema inmunológico a ciertos alimentos. Cuando una persona con alergia alimentaria consume un alimento específico, su sistema inmunológico reacciona de forma exagerada y produce una respuesta inmunológica que puede ser perjudicial para la salud.

Tipos de intolerancias alimentarias

A continuación, vamos a explicar algunos tipos comunes de intolerancias alimentarias:

  • Intolerancia a la lactosa: Es la incapacidad para digerir la lactosa, el azúcar presente en la leche y los productos lácteos.

    Ocurre cuando el cuerpo no produce suficiente lactasa, la enzima necesaria para descomponer la lactosa en el sistema digestivo. Los síntomas incluyen dolor abdominal, distensión, gases y diarrea después de consumir productos lácteos.

  • Intolerancia al gluten: Es una reacción adversa al gluten, una proteína presente en el trigo, la cebada y el centeno. La enfermedad celíaca es una forma grave de intolerancia al gluten que desencadena una respuesta autoinmune en el intestino delgado.

    También hay personas con sensibilidad al gluten no celíaca, que experimentan síntomas similares, pero sin la respuesta autoinmune. Los síntomas pueden incluir dolor abdominal, diarrea, fatiga, dolores de cabeza y erupciones cutáneas.

  • Intolerancia a los alimentos histamina: Algunas personas pueden tener dificultad para metabolizar la histamina, una sustancia química presente en ciertos alimentos y liberada en el cuerpo durante una respuesta alérgica.

    La intolerancia a la histamina puede causar síntomas como dolor de cabeza, urticaria, congestión nasal, enrojecimiento y problemas digestivos.

  • Intolerancia a los sulfitos: Los sulfitos son aditivos alimentarios que se utilizan para preservar alimentos y bebidas. Algunas personas pueden experimentar intolerancia a los sulfitos, lo que puede desencadenar síntomas como dificultad para respirar, asma, urticaria y molestias gastrointestinales.

Síntomas

Las intolerancias alimentarias pueden manifestarse con una variedad de signos y síntomas que pueden aparecer poco después de consumir alimentos específicos. Vamos a mencionar algunos de esos síntomas:

publica-articulo-revista-ocronos
  • Síntomas gastrointestinales: Dolores abdominales o cólicos. Hinchazón o distensión abdominal. Diarrea. Estreñimiento. Náuseas o vómitos. Reflujo ácido.

  • Síntomas cutáneos: Urticaria (ronchas) en la piel. Picazón o comezón en la piel. Enrojecimiento de la piel. Erupciones cutáneas, como eczema.

  • Síntomas respiratorios: Congestión nasal. Estornudos. Tos. Sibilancias o dificultad para respirar. Asma.

  • Síntomas generales: Fatiga o cansancio inexplicables. Dolor de cabeza. Dolores musculares o articulares. Dificultad para dormir. Cambios de humor o irritabilidad.

Es importante destacar que estos síntomas pueden variar en su intensidad y duración, y pueden ser diferentes para cada individuo. Incluso, es posible que los síntomas no se presenten de manera inmediata después de consumir el alimento problemático, sino que puedan aparecer después de varias horas o incluso días.

Si se cree que se puede estar padeciendo una intolerancia alimentaria, es recomendable mantener un registro detallado de los alimentos consumidos y los síntomas experimentados.

Consultar a un médico o a un dietista puede ayudar a identificar los alimentos desencadenantes y a diseñar una estrategia de manejo nutricional adecuada.

En algunos casos, puede ser necesario realizar pruebas diagnósticas específicas, como la prueba de eliminación y reintroducción de alimentos, para confirmar la intolerancia alimentaria y determinar los alimentos problemáticos.

Conclusión

Cabe destacar que la intolerancia alimentaria no involucra una respuesta inmunológica grave como en las alergias alimentarias. Los síntomas de la intolerancia alimentaria pueden variar en su gravedad y puede conllevar evitar o limitar el consumo de alimentos o componentes específicos.

Si se sospecha de una intolerancia alimentaria, es recomendable buscar la orientación de un profesional de la salud, como un médico o dietista, para un diagnóstico adecuado y un plan de manejo nutricional personalizado.

Bibliografía

  1. https://www.atida.com/es-es/blog/2021/09 /las-5-intolerancias-alimentarias-mas- comunes/
  2. https://sanitas.segurosmedicos. center/blog/intolerancia-alimentaria-q ue-es-y-sintomas- mas-comunes/
  3. https://www.plusultra.es/bl og/intolerancia-alimentaria/
  4. https://d oi.org/10.1016/s1575-0922(09)71407-x