Intervenciones para bajar de peso en personas adultas con sobrepeso / obesidad: una revisión sistemática

Weight loss interventions in overweight/obese adults: a systematic review

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 4–Abril 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº4: 148

Autor principal (primer firmante): Pedro Jorge Araujo

Fecha recepción: 4 de Abril, 2021

Fecha aceptación: 28 de Abril, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(4): 148

Autores: Pedro Jorge Araujo 1, Ofelia Marrero Marrero 2, Natividad López Pérez 3

  1. Doctor por la ULPGC. Enfermero de Equipo. Centro de Salud de Cueva Torres (Gerencia de Atención Primaria. Área de Salud de Gran Canaria. Servicio Canario de la Salud. Islas Canarias. España).
  2. Máster por la ULPGC y la UOC. Matrona. Centro de Salud de Cueva Torres (Gerencia de Atención Primaria. Área de Salud de Gran Canaria. Servicio Canario de la Salud. Islas Canarias. España)
  3. Máster por la UA. Enfermera de Equipo. Centro de Salud de Cueva Torres (Gerencia de Atención Primaria. Área de Salud de Gran Canaria. Servicio Canario de la Salud. Islas Canarias. España)

Resumen

Introducción: La epidemia de obesidad tiene importantes consecuencias para la salud pública. La obesidad tiene importantes implicaciones en los costes del sistema sanitario y de salud.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Objetivos: 1) Localizar intervenciones para bajar de peso publicadas en los últimos 5 años en personas adultas con sobrepeso u obesas; 2) Sintetizar la información contenida en las diversas intervenciones que se consulten.

Material y métodos: En los meses de abril-mayo de 2020, se llevó a cabo una revisión sistemática en la que se identificaron un total de 1376 artículos. Tras el cribado y la selección se incluyeron 73 artículos.

Resultados: La mayoría de los ensayos clínicos analizados se han publicado en el año 2016 y provienen de EE.UU. Las intervenciones, que mayoritariamente han comparado 2 grupos, han combinado distintos elementos: dieta + ejercicio físico + terapia psicológica y/o estrategia motivacional. Las mismas se han desarrollado en sesiones grupales en personas adultas con obesidad sin ninguna patología previa (ambos géneros).

Conclusiones: Se necesitan más revisiones sistemáticas que resuman los datos aportados por diferentes intervenciones llevadas a cabo en personas adultas con sobrepeso y obesidad.

Palabras clave: Obesidad, sobrepeso, revisión sistemática, ensayo clínico, base de datos

Abstract

Introduction: The obesity epidemic has important consequences for public health. Obesity has important implications for the costs of the healthcare and healthcare system.

publica-articulo-revista-ocronos

Objectives: 1) Locate weight loss interventions published in the last 5 years in overweight or obese adults; 2) Synthesize the information contained in the various interventions that are consulted.

Material and methods: In the months of April-May 2020, a systematic review was carried out in which a total of 1376 articles were identified. After screening and selection, 73 articles were included.

Results: Most of the clinical trials analyzed were published in 2016 and come from the US The interventions, which have mostly compared 2 groups, have combined different elements: diet + physical exercise + psychological therapy and/or motivational strategy. They have been developed in group sessions in adults with obesity without any previous pathology (both genders).

Conclusions: More systematic reviews are needed to summarize the data provided by different interventions carried out in overweight and obese adults.

Keywords: Obesity, overweight, systematic review, clinical trial, database

Introducción

El sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. Desde 1975, la obesidad se ha casi triplicado en todo el mundo. En 2016, el 39% de las personas adultas de 18 o más años tenían sobrepeso, y el 13% eran obesas [1].

La epidemia de la obesidad tiene importantes consecuencias para la salud pública [2, 3]. La obesidad es una causa común de enfermedades no transmisibles [4], y está alcanzando proporciones epidémicas tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo. Incluso un aumento de peso modesto aumenta el riesgo de enfermedades crónicas [5]. La obesidad es una de las principales causas prevenibles de muerte y discapacidad y está asociada con una menor calidad de vida relacionada con la salud [6]. La obesidad tiene importantes implicaciones en los costes del sistema sanitario y de salud [7].

La mayoría de los adultos en Reino Unido y EE.UU. tienen sobrepeso o son obesos debido a múltiples factores [8]. La causa fundamental del sobrepeso y la obesidad es un desequilibrio energético entre calorías consumidas y gastadas. A nivel mundial, se ha observado, por una parte un aumento en la ingesta de alimentos de alto contenido calórico que son ricos en grasa; y por otra, un descenso en la actividad física debido a la naturaleza cada vez más sedentaria de muchas formas de trabajo, los nuevos modos de transporte y la creciente urbanización [1].

El riesgo de enfermedades relacionadas con la obesidad aumenta con la prevalencia de la misma [9]. Un índice de masa corporal (IMC) elevado es un importante factor de riesgo de enfermedades no transmisibles, como pueden ser: enfermedades cardiovasculares (principalmente las cardiopatías y los accidentes cerebrovasculares), que fueron la principal causa de muertes en 2012; diabetes; trastornos del aparato locomotor (en especial la osteoartritis, una enfermedad degenerativa de las articulaciones muy discapacitante), y algunos cánceres (endometrio, mama, ovarios, próstata, hígado, vesícula biliar, riñones y colon) [1].

La prevención de la obesidad entre los adultos jóvenes debería ser un enfoque de salud pública [1, 10]. Un número cada vez mayor de personas necesita ayuda para controlar su peso [11]. Según algunos autores, cambiar de un tratamiento de obesidad a un enfoque de prevención de aumento de peso puede ser más efectivo para disminuir la carga de la obesidad en adultos [12].

La atención primaria es el «primer puerto de escala» para obtener asesoramiento sobre el control del peso, lo que crea la necesidad de intervenciones sencillas y eficaces que se puedan realizar sin conocimientos especializados [13]. Se ha visto que un programa interdisciplinario dirigido por enfermeras mejora la salud metabólica y cardiovascular de los participantes, al tiempo que mantiene los efectos a largo plazo. El personal de Enfermería adquiere un importante papel como nexo entre el paciente, otros profesionales y la comunidad [14].

En los últimos 5 años, se han llevado a cabo numerosas revisiones sistemáticas (muchas de ellas con metaanálisis) que han valorado diferentes intervenciones en personas adultas con sobrepeso/obesidad [3, 15-25].

Teniendo en cuenta lo apuntado anteriormente, el objetivo de esta revisión sistemática es doble: por un lado, localizar intervenciones para bajar de peso publicadas en los últimos 5 años en personas adultas con sobrepeso u obesas; y por otro, sintetizar la información contenida en las diversas intervenciones que se consulten, de cara a usar la misma en otras futuras investigaciones sobre la misma temática.

Material y métodos

Estrategia de búsqueda

Para el desarrollo de esta revisión narrativa, se realizaron búsquedas en 3 bases de datos electrónicas (abril-mayo de 2020): PUBMED/MEDLINE, ISI Web of Science y Google Scholar (Académico).

Como términos de búsqueda se utilizaron los siguientes, según la base de datos:

1) PubMed/Medline y Web of Science (WOS):

(“patient education” OR “health education” OR “nutrition education” OR “nursing education” OR “nurse education” OR “physical education” OR “interprofesional education”) AND (“obesity” OR “obesity cardiovascular” OR “diabetes obesity” OR “overweight obesity” OR “obesity prevention” OR “morbid obesity” OR “diet obesity” OR “obese”) AND (“adult” OR “adults” OR “older adults” OR “obesity adults” OR “adults obesity” OR “adults nutrition” OR “exercise older adult” OR “physical activity older adults”) NOT (“childhood obesity” OR “obesity children” OR “children obesity” OR “child obesity” OR “obese children” OR “maternal obesity”).

En la base de datos PubMed/Medline, se aplicaron los siguientes filtros: Clinical Trial, Free full text, 5 years, humans; mientras que en WOS, se aplicaron los siguientes filtros: Acceso Abierto, desde el año 2015, Clinical Trial.

2) Google Scholar (Académico):

Weight loss intervention in obesity or obese adults: clinical controlled trials.

En esta base de datos, se aplicaron los siguientes filtros: Intervalo específico 2015-2020; y se eliminaron patentes y citas.

Criterios de inclusión y de exclusión

En esta revisión narrativa, se ha incluido ensayos clínicos controlados/aleatorizados que evaluaran intervenciones para bajar de peso (cuyo resultado primario solo o en combinación con otros parámetros o variables fuera la pérdida o el cambio de peso). La población objeto de estudio eran personas adultas con sobrepeso u obesidad. Las investigaciones tenían que haberse publicado en los últimos 5 años, y las mismas deberían tener acceso a texto completo (sin ningún tipo de restricción).

Se excluyeron aquellas intervenciones que no eran específicamente para bajar de peso y/o la pérdida o cambio de peso se consideraba como una variable de resultado secundaria o adicional; otros tipos de artículos distinto a un ensayo clínico controlado (revisiones sistemáticas, revisiones bibliográficas, originales, estudios cualitativos, estudios de casos y controles, estudios de cohortes, reportes de un caso o series de casos y editoriales); aquellos ensayos clínicos aleatorizados repetidos que estaban publicados en distintos años en revistas diferentes; artículos en los que se describía el diseño/protocolo de una intervención/ensayo clínico; artículos en los que se analizaron los resultados de una intervención a los 6-15 años de seguimiento; artículos que evaluaran ensayos clínicos aleatorios ya realizados previamente; artículos cuya población era distinta a la estudiada (por ejemplo, niños y/o adolescentes, sujetos intervenidos de cirugía bariátrica, madres y/o padres e hijos, mujeres: embarazadas y/o puérperas y/o dando lactancia y/o diabéticas y/o con bulimia nerviosa, estudiantes universitarios y pacientes sin sobrepeso ni obesidad, profesionales sanitarios); artículos cuya población no eran humano, sino animales.

Proceso de extracción de los datos

Los 3 autores de la revisión, de manera independiente, localizaron en las 3 bases de datos mencionadas los artículos y posteriormente se reunieron para determinar qué artículos serían incluidos en la revisión sistemática. En el caso de que surgiera cualquier discordancia con algunos de los artículos encontrados ésta se resolvía por el sistema de votación, de tal manera que finalmente se incluía el artículo que tuviera 2 votos sobre 1.

A posteriori, los autores de la revisión narrativa con ayuda de una hoja de cálculo de Excel extrajeron de los distintos ensayos clínicos que finalmente fueron seleccionados para esta revisión las principales características. Estas fueron: autor/es, año de publicación, país donde se realizó el estudio, título del artículo, revista donde publicó, población del estudio (rango edad/género), número de grupos incluidos en el ensayo clínico, breve descripción de la intervención con sus principales componentes, periodo de seguimiento y principales resultados encontrados. Teniendo en cuenta la heterogeneidad de la información hallada, ésta se ha presentado de forma cualitativa.

Resultados

En esta revisión sistemática, se han identificado un total de 1376 artículos (Figura 1). Después del proceso de cribado y selección derivado de la aplicación de los criterios de inclusión establecidos, así como la eliminación de los documentos duplicados, fueron seleccionados para su posterior análisis un total de 73 artículos.

En cuanto al año de publicación de los artículos, 25 de ellos se publicaron en el año 2016 [2, 4, 5, 11, 12, 26-45], 18 en el año 2015 [6-8, 10, 46-59], 13 en el año 2017 [13, 60-71], 10 en el año 2019 [9, 72-80] y 7 en el año 2018 [14, 81-86].

Con respecto al país donde se realizaron los estudios, 31 investigaciones corresponden a EE.UU. [6, 12, 26, 30-32, 36-39, 41, 43, 45, 47-52, 54, 55, 59, 62, 63, 69, 75, 77, 80, 85, 86], 12 se hicieron en Inglaterra [2, 4, 8, 11, 13, 56, 58, 66, 70, 72, 73, 78], 4 en China [27, 33, 61, 74], 3 en España [14, 34, 44] e Irán [40, 46, 83] respectivamente; 2 en Corea [9, 81], Brasil [28, 76], Nueva Zelanda [71, 79], Australia [5, 60] y Canadá [64, 67] respectivamente; 1 en Tailandia [82], Irlanda [84], en Arabia Saudita [65], Suecia [35], Holanda [42], Escocia [10], Gales [7], Finlandia [53] y Polonia [57]. Otro estudio se llevó a cabo en 7 países de Europa (Irlanda, Países Bajos, España, Grecia, Reino Unido, Polonia y Alemania) [68].

Referente a la revista donde se publicó el artículo, 7 fueron publicados en la revista Obesity [37, 38, 42, 43, 45, 51, 52], 6 en Obesity (Silver Sprong) [10, 62, 31-33, 47], 4 en BMC Public Health [9, 73, 74, 79], 3 en PLoS Med [5, 77, 81], 2 en PLoS One [27, 60], JAMA [80, 85], Lancet [4, 70], Rev Lat Am Enfermagem [28, 76], Appetite [8, 26], JACC [34, 67], Nutrition & Diabetes [44, 71], British Journal of Nutrition [35, 66], Am J Psychiatry [54, 55], J Clin Oncol [50, 59], International Journal of Behavioral Nutrition and Physical Activity [56, 58]. El resto de investigaciones engloban una publicación por revista.

En relación al número total de participantes en cada uno de los estudios, éste ha oscilado entre los 24 participantes [9] y 1269 participantes [68]. Respecto al tipo de población objeto de estudio en las intervenciones que se han revisado, si bien la mayoría corresponde a personas adultas con obesidad sin ninguna patología previa (mujeres o de ambos géneros), en algunos estudios consultados se encuentra otro tipo de población, a saber: adultos obesos con síndrome metabólico, prediabetes, diabetes tipo 2 o bien otras patologías [2, 11, 14, 31, 34, 44, 51, 56, 58, 62, 71, 83], personas con un trastorno mental (esquizofrenia) o discapacidad intelectual [54, 55, 63, 66, 78], estudiantes universitarios obesos [61, 74, 84], mujeres obesas supervivientes de cáncer de mama o bien tratamiento primario para el cáncer de mama en etapa temprana [30, 50, 59], mujeres premenopáusicas con sobrepeso [12, 40], jugadores de Rugby [79], pacientes obesos en lista de espera de programas bariátricos [64], empleados gubernamentales con sobrepeso u obesidad [46].

En cuanto al rango de edad, las diversas investigaciones han incluido personas de ≥ 18 años hasta los 79 años, si bien esto ha variado mucho de unos estudios a otros. Algunos de ellos han incluido un punto de corte algo mayor [9, 29, 34, 35, 43, 44, 50, 56, 58, 65, 71, 77, 79, 81, 86].

Teniendo en cuenta el género de las personas que han formado parte de los distintos estudios, en 14 de ellos la población eran mujeres [5, 9, 12, 27, 28, 30, 40, 50, 57, 59, 62, 76, 84, 86]. Tan solo un estudio examinó a hombres [79]. En el resto se incluyeron personas de ambos géneros.

Analizando el número de grupos (brazos) de los diferentes ensayos clínicos revisados, en 51 de los mismos se compararon 2 grupos [4-6, 11, 13, 14, 26-44, 47-51, 53-59, 62, 65, 66, 71, 72, 73, 76, 78-80, 82, 83, 85, 86], en 17 se compararon 3 grupos [2, 9, 7, 10, 12, 45, 46, 52, 59, 60, 63, 64, 69, 70, 74, 77, 84] y 5 se compararon 4 grupos [61, 67, 68, 75, 81].

En cuanto al tiempo de seguimiento de los participantes en el estudio, éste ha oscilado entre un mínimo de 5 semanas hasta un máximo de 24 meses. Por su parte, en 21 ensayos clínicos el seguimiento ha durado semanas [6, 9, 10, 27, 28, 30, 35, 37, 39, 40, 47, 60, 61, 65, 73, 74, 79, 81, 82, 84, 86]; mientras que en 52 de ellos ha durado meses [2, 4, 5, 7, 11, 12, 14, 26, 29, 31-34, 36, 38, 41-46, 48-59, 62-64, 66-72, 75-78, 80, 83, 85].

En esta revisión se consultaron e incluyeron aquellos ensayos clínicos cuyo resultado primario fuera el peso. Éste podía aparecer estudiado solo [2, 5, 9, 10, 37, 38, 40, 43, 45, 48, 51, 65, 77, 86] o en combinación con otros parámetros o variables [4, 6-8, 11-14, 26-29, 30-36, 39, 41, 42, 44, 46, 47, 49, 50, 52-64, 66-76, 78-85].

En relación al tipo de intervención que se desarrolló en los distintos ensayos clínicos, como se puede observar en la Tabla 1, un total de 4 de ellos se han centrado en analizar exclusivamente el ejercicio físico y la dieta. El resto de estudios, de alguna manera u otra combina varios elementos dentro de la intervención que han puesto en marcha. Cabe poner de relieve que en 8 intervenciones de han combinado dieta + ejercicio físico + terapia psicológica y/o estrategia motivacional.

Centrándonos en estos elementos por separado (Tabla 1), la dieta ha estado presente en 28 intervenciones, la actividad física y/o bien el ejercicio físico se ha estudiado en 25 intervenciones, la terapia psicológica y de comportamiento se ha analizado en 15 intervenciones; y las estrategias motivacionales han sido incluidas en un total de 10 intervenciones. Los consejos dietéticos se han usado en 22 de las intervenciones consultadas y los consejos sobre ejercicio físico en 16 de las ellas. Por su lado, si se comparan las sesiones individuales con las grupales, se puede constatar que las grupales han sido mayoritarias (éstas han estado presentes en 31 de las intervenciones consultadas, mientras que tan solo 12 intervenciones han trabajado con sesiones individuales). En cuanto a la aplicación de tecnología, se ha observado que en muchas de las intervenciones revisadas se han usado mensajes de texto (SMS), llamadas telefónicas, internet o bien una aplicación móvil. De todas ellas, la más utilizada han sido las llamadas telefónicas. También es destacable, que un total de 20 intervenciones han trabajado con folletos u otro tipo de material impreso.

Discusión y conclusiones

La mayoría de los artículos hallados en esta revisión fueron publicados en los años 2015-2016. De la búsqueda de las distintas revisiones sistemáticas que han servido como antecedentes de este estudio se ha podido comprobar que la mayoría de las consultas habían sido publicadas en el año 2015, coincidiendo este dato con lo hallado en la presente revisión.

La población de los ensayos clínicos de los estudios consultados incluía a personas de ambos géneros. Para algunos autores, existe poca evidencia que indique que hombres y mujeres deben adoptar diferentes estrategias de pérdida de peso [16].

Otros autores señalan que se necesitan tratamientos eficaces a largo plazo para abordar la epidemia de obesidad [50]. En este sentido, prevenir el aumento de peso en lugar de tratar la obesidad reconocida es una importante respuesta económica y de salud pública a los crecientes niveles de obesidad [61]. El peso perdido por los pacientes obesos casi siempre se recupera con el tiempo; y el tratamiento prolongado puede mejorar el mantenimiento, pero faltan pruebas sólidas [66]. Las reducciones de peso relativamente pequeñas tienen beneficios clínicamente importantes, pero el mantenimiento de la pérdida de peso a largo plazo es un desafío. Las intervenciones de cambio de comportamiento se han identificado como clave para el mantenimiento de la pérdida de peso a largo plazo. La motivación es crucial para apoyar el cambio de comportamiento, y la entrevista motivacional se ha identificado como un enfoque exitoso para cambiar los comportamientos de salud [63]. La pérdida de peso se puede mantener en algunas personas mediante el uso de material escrito novedoso con un breve seguimiento ocasional por parte de la enfermera. Sin embargo, más personas pueden mantener reducciones de peso clínicamente importantes con un programa conductual basado en la web y un breve seguimiento remoto, sin aumentar los costos de los servicios de salud. Las investigaciones futuras deben evaluar hasta qué punto se puede mantener la pérdida de peso clínicamente importante más allá de un año [48].

Por su parte, la recaída es alta en las intervenciones de obesidad en el estilo de vida que involucran cambios de comportamiento y peso. La identificación de mediadores de resultados exitosos en estas intervenciones es fundamental para mejorar la eficacia y orientar los enfoques del tratamiento de la obesidad, incluida la asignación de recursos. A pesar de la evidencia limitada, se ha visto que una mayor motivación autónoma, autoeficacia y habilidades de autorregulación son los mejores predictores de los resultados beneficiosos de peso y actividad física; así mismo, el control del peso, la imagen corporal positiva y la restricción flexible de la alimentación también pueden mejorar los resultados [18].

La pérdida de peso sigue siendo un desafío y el mantenimiento de la pérdida de peso es problemático. Los programas basados ​​en la web ofrecen un buen potencial para la implementación de intervenciones para la pérdida de peso o el mantenimiento de la pérdida de peso [24].

Por otro lado, el modelo desarrollado por algunos autores propone que realizar los cambios de comportamiento necesarios para el mantenimiento de la pérdida de peso genera «tensión» psicológica debido a la necesidad de anular los hábitos existentes, y la incompatibilidad de los nuevos comportamientos con la satisfacción de las necesidades psicológicas. El mantenimiento exitoso implica la gestión o resolución de esta tensión. El manejo de la tensión se puede lograr mediante la autorregulación, la renovación de la motivación y el manejo de influencias externas, aunque esto puede requerir un esfuerzo constante. La resolución se puede lograr cambiando los hábitos, encontrando métodos no obesogénicos para abordar las necesidades y, potencialmente, mediante un cambio en el concepto de uno mismo [21].

En la síntesis de los datos de los estudios que han formado parte de esta revisión, se ha puesto de manifiesto que la mayoría de los ensayos clínicos han combinado varios elementos dentro de la intervención que han puesto en marcha. Otros autores refieren que un programa de educación nutricional por sí solo no es suficientemente eficaz para tener una influencia beneficiosa sobre el peso y el perfil lipídico [14]. Varios estudios apuntan que las intervenciones de pérdida de peso basadas en mensajes de texto (SMS) combinadas con llamadas mensuales de coaching de salud (de 5 a 10 minutos de duración, centradas en la fijación de objetivos, la identificación de barreras para lograr los objetivos y el autocontrol) son eficaces [7].

En esta revisión, en 8 intervenciones se han combinado dieta + ejercicio físico + terapia psicológica y/o estrategia motivacional. De los resultados de diversas investigaciones se desprende que existen similitudes, pero también diferencias en técnicas de cambio de comportamiento efectivas que promueven el cambio en la alimentación saludable y la actividad física y las técnicas de cambio de comportamiento que apoyan el mantenimiento del cambio. Los resultados apoyan el uso del establecimiento de metas y el autocontrol del comportamiento cuando se asesora a adultos con sobrepeso y obesidad. Otras técnicas de cambio de comportamiento, así como el uso de un enfoque de asesoramiento centrado en la persona y de apoyo a la autonomía, parecen importantes para mantener el comportamiento a lo largo del tiempo [23]. Otros trabajos han constatado que las intervenciones basadas en modelos de comportamiento de salud y coaching personalizado son las más exitosas [25].

En las intervenciones llevadas a cabo en los distintos ensayos clínicos analizados en esta revisión, se ha puesto de relieve que las sesiones han sido grupales en su mayoría. Así pues, para algunos autores, existe evidencia de que la derivación de atención primaria a un programa conductual de grupo abierto es una estrategia eficaz para el tratamiento de la obesidad, pero hay poca evidencia disponible sobre la duración óptima de la intervención. Un programa de 52 semanas produce una mayor pérdida de peso y otros beneficios clínicos que un programa de 12 semanas y, aunque cuesta más, el modelo sugiere que el programa de 52 semanas es rentable a largo plazo [29]. Por su parte, se ha observado que el apoyo de pares es una estrategia probada para muchas enfermedades crónicas. La intervención del grupo de pares tiene efectos beneficiosos sobre los factores de riesgo cardiovascular, con mejoras significativas en la puntuación general y específicamente en el abandono del tabaco [42].

Poniendo el punto de mira en la aplicación de la nueva tecnología, se ha comprobado que en muchas de las intervenciones de los ensayos clínicos estudiados en esta revisión se han usado mensajes de texto, llamadas telefónicas, internet o bien una aplicación móvil; siendo la más utilizada la llamada telefónica. Otras revisiones sistemáticas revisadas han señalado que el pequeño cuerpo de evidencia indica que las intervenciones de mensajes de texto pueden promover la pérdida de peso; sin embargo, la falta de resultados a largo plazo indica que se requieren más estudios de eficacia. Las investigaciones futuras deben dilucidar los determinantes, como la duración de la intervención, la frecuencia de los mensajes de texto y el nivel de interactividad que maximizan el éxito y la rentabilidad del medio de entrega [17].

Pese a que, en esta revisión, se ha visto que el uso de las aplicaciones móviles es limitado, la evidencia de otros estudios muestra que las intervenciones basadas en aplicaciones de teléfonos móviles pueden ser herramientas útiles para perder peso [15, 20]. Se ha comprobado que las aplicaciones móviles para la pérdida/control de peso son eficaces para mejorar los resultados de salud en adultos y adolescentes, y se utilizan como una intervención rentable y escalable para combatir el sobrepeso y la obesidad. Las aplicaciones móviles comerciales para la pérdida/control de peso carecen de características importantes basadas en evidencia, no involucran a expertos en atención médica en su proceso de desarrollo y no se han sometido a pruebas científicas rigurosas [3]. El uso de tecnologías móviles e inalámbricas y dispositivos portátiles para mejorar los procesos y resultados de la atención médica (mHealth) es prometedor para la promoción de la salud entre los pacientes con enfermedades crónicas como la obesidad y la diabetes. Aunque algunos estudios sugieren que las intervenciones de mHealth son efectivas y prometedoras, la mayoría son estudios piloto, tienen limitaciones en el diseño de sus estudios, y periodos de desarrollo y seguimientos muy cortos [22].

Asimismo, se anticipa que las redes sociales proporcionarán un recurso invaluable para los profesionales de la salud, como un vehículo de bajo mantenimiento para comunicarse con los pacientes, así como una fuente de apoyo social e intercambio de información para las personas que se someten a modificaciones en el estilo de vida [18]. Otros autores reconocen que, aunque cada vez más que las redes sociales son importantes para nuestra comprensión del sobrepeso y la obesidad, existe una comprensión limitada sobre los procesos mediante los cuales dichas redes moldean su progresión. Los hallazgos tienen implicaciones importantes para comprender los métodos para abordar la propagación de la obesidad, lo que indica que se debe prestar mucha más atención al contexto social en el que las personas toman decisiones sobre su peso y sus conductas que influyen en el peso [19].

Para ir finalizando, son destacables algunas limitaciones que tiene esta revisión. En primer lugar, el hecho de que sólo se hayan incluido ensayos clínicos a texto completo. También es cierto que no se contaba en el momento en que se llevó a cabo la misma ni con los recursos materiales ni temporales. Sin duda, debido a esto, no se han incluido otros trabajos que hubieran enriquecido este estudio. En segundo lugar, se ha usado para la búsqueda bibliográfica únicamente 3 bases de datos; si bien, se ha visto que también otras revisiones de las consultadas incluyen 3, o incluso 1-2 bases de datos. Además, los autores de este estudio publicarán en otro sitio el resultado de una revisión en la que se consultaron otras bases datos.

A modo de conclusión, la mayoría de los ensayos clínicos analizados se han publicado en el año 2016 y provienen de EE.UU. Las intervenciones, que mayoritariamente han comparado 2 grupos, han combinado distintos elementos: dieta + ejercicio físico + terapia psicológica y/o estrategia motivacional. Las mismas se han desarrollado en sesiones grupales en personas adultas con obesidad sin ninguna patología previa (ambos géneros). Por su parte, se necesitan más revisiones sistemáticas que resuman los datos aportados por diferentes intervenciones llevadas a cabo en personas adultas con sobrepeso y obesidad. De esta manera, se irá construyendo un corpus de conocimiento acerca del tema en cuestión.

Financiación

Ninguna.

Conflicto de intereses

Ninguno.

Anexo- Intervenciones para bajar de peso en personas adultas con sobrepeso – obesidad.pdf

Bibliografía

  1. Organización Mundial de la Salud (OMS) [Internet]. Notas descriptivas. Obesidad y sobrepeso [actualizado 1 de Abr 2020; consultado 15 Nov 2020]. Disponible en: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/obesity-and-overweight
  2. Little P, Stuart B, Hobbs FR, Kelly J, Smith ER, Bradbury KJ, et al. An internet-based intervention with brief nurse support to manage obesity in primary care (POWeR+): a pragmatic, parallel-group, randomised controlled trial. Lancet Diabetes Endocrinol. 2016 Oct; 4(10):821-8.
  3. Rivera J, McPherson A, Hamilton J, Birken C, Coons M, Iyer S, et al. Mobile Apps for Weight Management: A Scoping Review. JMIR Mhealth Uhealth. 2016; 4(3):e87.
  4. Aveyard P, Lewis A, Tearne S, Hood K, Christian-Brown A, Adab P et al. Screening and brief intervention for obesity in primary care: a parallel, two-arm, randomised trial. Lancet (London, England). 2016; 388:2492-2500.
  5. Lombard C, Harrison C, Kozica S, Zoungas S, Ranasinha S, Teede H. Preventing Weight Gain in Women in Rural Communities: A Cluster Randomised Controlled Trial. PLoS Med. 2016 Jan 19; 13(1):e1001941.
  6. Huber JM, Shapiro JS, Wieland ML, Croghan IT, Vickers Douglas KS, et al. Telecoaching plus a portion control plate for weight care management: a randomized trial. Trials. 2015 Jul 30; 16:323.
  7. Simpson SA, McNamara R, Shaw C, Kelson M, Moriarty Y, Randell E et al. A feasibility randomised controlled trial of a motivational interviewing-based intervention for weight loss maintenance in adults. Health Technol Assess. 2015 Jul; 19(50):1-378.
  8. Lawrence NS, O’Sullivan J, Parslow D, Javaid M, Adams RC, Chambers CD et al. Training response inhibition to food is associated with weight loss and reduced energy intake. Appetite. 2015 Dec; 95:17-28.
  9. Jang SH, Paik IY, Ryu JH, Lee TH, Kim DE. Effects of aerobic and resistance exercises on circulating apelin-12 and apelin-36 concentrations in obese middle-aged women: a randomized controlled trial. BMC Womens Health. 2019 Jan 29; 19(1):23.
  10. Nikolaou CK, Hankey CR, Lean ME. Elearning approaches to prevent weight gain in young adults: A randomized controlled study. Obesity (Silver Spring). 2015 Dec; 23(12):2377-84.
  11. McRobbie H, Hajek P, Peerbux S, Kahan BC, Eldridge S, Trépel D, et al. Tackling obesity in areas of high social deprivation: clinical effectiveness and cost-effectiveness of a task-based weight management group programme – a randomised controlled trial and economic evaluation. Health Technol Assess. 2016 Oct; 20(79):1-150.
  12. Metzgar CJ, Nickols-Richardson SM. Effects of nutrition education on weight gain prevention: a randomized controlled trial. Nutr J. 2016 Mar 31; 15:31.
  13. Beeken RJ, Leurent V, Vickerstaff V, Wilson R, Croker H, Morris S et al. A brief intervention for weight control based on habit-formation theory delivered through primary care: results from a randomised controlled trial. Int J Obes (Lond). 2017 Feb; 41(2):246-254.
  14. Fernández-Ruiz VE, Paniagua-Urbano JA, Solé-Agustí M, Ruiz-Sánchez A, Gómez-Marín J, Armero-Barranco D. Effectiveness of the I2AO2 interdisciplinary programme led by nurses on metabolic syndrome and cardiovascular risk: a randomized, controlled trial. J Int Med Res. 2018 Jun; 46(6): 2202-2218.
  15. Liu F, Kong X, Cao J, Chen S, Li C, Huang J, et al. Mobile Phone Intervention and Weight Loss Among Overweight and Obese Adults: A Meta-Analysis of Randomized Controlled Trials. Am J Epidemiol. 2015; 181(5):337-348.
  16. Williams RL, Wood LG, Collins CE, Callister R. Effectiveness of weight loss interventions – is there a difference between men and women: a systematic review. Obesity reviews. 2015; 16: 171-186.
  17. Siopis G, Chey T, Allman-Farinelli M. A systematic review and meta-analysis of interventions for weight management using text messaging. J Hum Nutr Diet. 2015; 28(Suppl. 2):1-15.
  18. Teixeira PJ, Carraça EV, Marques MM, Rutter H, Oppert JM, De Bourdeaudhuij I, et al. Successful behavior change in obesity interventions in adults: a systematic review of self-regulation mediators. BMC Medicine. 2015; 13:84.
  19. Powell K, Wilcox J, Clonan A, Bissell P, Preston L, Peacock M, et al. The role of social networks in the development of overweight and obesity among adults: a scoping review. BMC Public Health. 2015; 15:996.
  20. Flores-Mateo G, Granado-Font E, Ferré-Grau C, Montaña-Carreras X. Mobile Phone Apps to Promote Weight Loss and Increase Physical Activity: A Systematic Review and Meta-Analysis. J Med Internet Res. 2015; 17(11):e253.
  21. Greaves C, Poltawski L, Garside R, Briscoe S. Understanding the challenge of weight loss maintenance: a systematic review and synthesis of qualitative research on weight loss maintenance. Health Psychology Review. 2017; 11(2):145-163.
  22. Wang Y, Xue H, Huang Y, Huang L, Zhang D. A Systematic Review of Application and Effectiveness of mHealth Interventions for Obesity and Diabetes Treatment and Self-Management. Adv Nutr. 2017; 8:449-62.
  23. Samdal GB, Eide GE, Barth T, Williams G, Meland E. Effective behaviour change techniques for physical activity and healthy eating in overweight and obese adults; systematic review and meta-regression analyses. Int J Behav Nutr Phys Act. 2017; 14:42.
  24. Sorgente A, Pietrabissa G, Manzoni GM, Re F, Simpson S, Perona S, et al. Web-Based Interventions for Weight Loss or Weight Loss Maintenance in Overweight and Obese People: A Systematic Review of Systematic Reviews. J Med Internet Res. 2017; 19(6):e229.
  25. Noah B, Keller MS, Mosadeghi S, Stein L, Johl S, Delshad S, et al. Impact of remote patient monitoring on clinical outcomes: an updated meta-analysis of randomized controlled trials. npj Digital Medicine. 2018; 1:20172.
  26. Mason AE, Epel ES, Aschbacher K, Lustig RH, Acree M, Kristeller J, et al. Reduced reward-driven eating accounts for the impact of a mindfulness-based diet and exercise intervention on weight loss: Data from the SHINE randomized controlled trial. Appetite. 2016 May 1; 100:86-93.
  27. Kong Z, Fan X, Sun S, Song L, Shi Q, Nie J. Comparison of High-Intensity Interval Training and Moderate-to-Vigorous Continuous Training for Cardiometabolic Health and Exercise Enjoyment in Obese Young Women: A Randomized Controlled Trial. PLoS One. 2016 Jul 1; 11(7):e0158589.
  28. Bevilaqua CA, Pelloso SM, Marcon SS. Stages of change of behavior in women on a multi-professional program for treatment of obesity. Rev Lat Am Enfermagem. 2016 Oct 10; 24:e2809.
  29. Sattin RW, Williams LB, Dias J, Garvin JT, Marion L, Joshua TV, et al. Community Trial of a Faith-Based Lifestyle Intervention to Prevent Diabetes Among African-Americans. J Community Health. 2016 Feb; 41(1):87-96.
  30. Sheppard VB, Hicks J, Makambi K, Hurtado-de-Mendoza A, Demark-Wahnefried W, Adams-Campbell L. The feasibility and acceptability of a diet and exercise trial in overweight and obese black breast cancer survivors: The Stepping STONE study. Contemp Clin Trials. 2016 Jan; 46:106-113.
  31. O’Neil PM, Miller-Kovach K, Tuerk PW, Becker LE, Wadden TA, Fujioka K, et al. Randomized controlled trial of a nationally available weight control program tailored for adults with type 2 diabetes. Obesity (Silver Spring). 2016 Nov; 24(11):2269-2277.
  32. Dunn C, Olabode-Dada O, Whetstone L, Thomas C, Aggarwal S, Nordby K, et al. Using synchronous distance education to deliver a weight loss intervention: A randomized trial. Obesity (Silver Spring). 2016 Jan; 24(1):44-50.
  33. Yang Z, Yu Z, Jiang Y, Bai Y, Miller-Kovach K, Zhao W, et al. Evaluation of a community-based behavioral weight loss program in Chinese adults: A randomized controlled trial. Obesity (Silver Spring). 2016 Jul; 24(7):1464-70.
  34. Gómez-Pardo E, Fernández-Alvira JM, Vilanova M, Haro D, Martínez R, Carvajal I, et al. A Comprehensive Lifestyle Peer Group-Based Intervention on Cardiovascular Risk Factors The Randomized Controlled Fifty-Fifty Program. J Am Coll Cardiol. 2016 Feb 9; 67(5):476-85.
  35. Järvi A, Karlström B, Vessby B, Becker W. Increased intake of fruits and vegetables in overweight subjects: effects on body weight, body composition, metabolic risk factors and dietary intake. Br J Nutr. 2016 May 28; 115(10):1760-8.
  36. Eaton CB, Hartman SJ, Perzanowski E, Pan G, Roberts MB, Risica PM, et al. Randomized Clinical Trial of a Tailored Lifestyle Intervention for Obese, Sedentary, Primary Care Patients. Ann Fam Med. 2016 Jul; 14(4):311-9.
  37. Catenacci VA, Pan Z, Ostendorf D, Brannon S, Gozansky WS, Mattson MP et al. A Randomized Pilot Study Comparing Zero-Calorie Alternate-Day Fasting to Daily Caloric Restriction in Adults with Obesity. Obesity (Silver Spring). 2016 Sep; 24(9):1874-83.
  38. Lillis J, Niemeier HM, Thomas JG, Unick J, Ross KM, Leahey TM et al. A Randomized Trial of an Acceptance-Based Behavioral Intervention for Weight Loss in People with High Internal Disinhibition. Obesity (Silver Spring). 2016 Dec; 24(12):2509-2514.
  39. Kirwan JP, Malin SK, Scelsi AR, Kullman EL, Navaneethan SD, Pagadala MR et al. A Whole-Grain Diet Reduces Cardiovascular Risk Factors in Overweight and Obese Adults: A Randomized Controlled Trial. J Nutr. 2016 Nov; 146(11):2244-2251.
  40. Madjd A, Taylor MA, Mousavi N, Delavari A, Malekzadeh R, Macdonald IA et al. Comparison of the effect of daily consumption of probiotic compared with low-fat conventional yogurt on weight loss in healthy obese women following an energy-restricted diet: a randomized controlled trial. Am J Clin Nutr. 2016 Feb; 103(2):323-9.
  41. Jakicic JM, Davis KK, Rogers RJ, King WC, Marcus MD, Helsel D et al. Effect of Wearable Technology Combined With a Lifestyle Intervention on Long-termWeight Loss. JAMA. 2016 Sep 20; 316(11):1161-1171.
  42. Vink RG, Roumans NJ, Arkenbosch LA, Mariman EC, van Baak MA. The effect of rate of weight loss on long‐term weight regain in adults with overweight and obesity. Obesity (Silver Spring). 2016 Feb; 24(2):321-7.
  43. Peters JC, Beck J, Cardel M, Wyatt HR, Foster GD, Pan Z et al. The effects of water and non‐nutritive sweetened beverages on weight loss and weight maintenance: A randomized clinical trial. Obesity (Silver Spring). 2016 Feb; 24(2):297-304.
  44. Goday A, Bellido D, Sajoux I, Crujeiras AB, Burguera B, García-Luna PP et al. Short-term safety, tolerability and efficacy of a very low-calorie-ketogenic diet interventional weight loss program versus hypocaloric diet in patients with type 2 diabetes mellitus. Nutr Diabetes. 2016 Sep 19; 6(9):e230.
  45. Ross KM, Wing RR. Impact of newer self‐monitoring technology and brief phone‐based intervention on weight loss: A randomized pilot study. Obesity (Silver Spring). 2016 Aug; 24(8):1653-9.
  46. Abdi J, Eftekhar H, Mahmoodi M, Shojayzadeh D, Sadeghi R, Saber M. Effect of the Intervention Based on New Communication Technologies and the Social-Cognitive Theory on the Weight Control of the Employees with Overweight and Obesity. J Res Health Sci. 2015 Fall; 15(4):256-61.
  47. Martin CK, Miller AC, Thomas DM, Champagne CM, Han H, Church T. Efficacy of SmartLoss, a smartphone-based weight loss intervention: results from a randomized controlled trial. Obesity (Silver Spring). 2015 May; 23(5):935-42.
  48. Ackermann RT, Liss DT, Finch EA, Schmidt KK, Hays LM, Marrero DG, Saha C. A Randomized Comparative Effectiveness Trial for Preventing Type 2 Diabetes. Am J Public Health. 2015 Nov; 105(11):2328-34.
  49. Kennedy BM, Ryan DH, Johnson WD, Harsha DW, Newton RL Jr, Champagne CM et al. Baton Rouge Healthy Eating and Lifestyle Program (BR-HELP): A Pilot Health Promotion Program. J Prev Interv Community. 2015; 43(2):95-108.
  50. Rock CL, Flatt SW, Byers TE, Colditz GA, Demark-Wahnefried W, Ganz PA et al. Results of the Exercise and Nutrition to Enhance Recovery and Good Health for You (ENERGY) Trial: A Behavioral Weight Loss Intervention in Overweight or Obese Breast Cancer Survivors. J Clin Oncol. 2015 Oct 1; 33(28):3169-76.
  51. Tsai AG, Felton S, Wadden TA, Hosokawa PW, Hill JO. A Randomized Clinical Trial of a Weight Loss Maintenance Intervention in a Primary Care Population. Obesity (Silver Spring). 2015 Oct; 23(10):2015-21.
  52. Svetkey LP, Batch BC, Lin PH, Intille SS, Corsino L, Tyson CC et al. Cell Phone Intervention for You (CITY): A Randomized, Controlled Trial of Behavioral Weight Loss Intervention for Young Adults Using Mobile Technology. Obesity (Silver Spring). 2015 Nov; 23(11):2133-41.
  53. Pekkarinen T, Kaukua J, Mustajok P. Long-Term Weight Maintenance after a 17-Week Weight Loss Intervention with or without a One-Year Maintenance Program: A Randomized Controlled Trial. Journal of Obesity. 2015; ID:651460:10 pages.
  54. Green CA, Yarborough BJ, Leo MC, Yarborough MT, Stumbo SP, Janoff SL et al. The STRIDE Weight Loss and Lifestyle Intervention for Individuals Taking Antipsychotic Medications: A Randomized Trial. Am J Psychiatry. 2015 Jan; 172(1):71-81.
  55. Bartels SJ, Pratt SI, Aschbrenner KA, Barre LK, Naslund JA, Wolfe R et al. Pragmatic Replication Trial of Health Promotion Coaching for Obesity in Serious Mental Illness and Maintenance of Outcomes. Am J Psychiatry. 2015 Apr; 172(4):344-52.
  56. Gillison F, Stathi A, Reddy P, Perry R, Taylor G, Bennett P et al. Processes of behavior change and weight loss in a theory-based weight loss intervention program: a test of the process model for lifestyle behavior change. Int J Behav Nutr Phys Act. 2015; 12(1):2.
  57. Skrypnik D, Bogdański P, Mądry E, Karolkiewicz J, Ratajczak M, Kryściak J et al. Effects of Endurance and Endurance Strength Training on Body Composition and Physical Capacity in Women with Abdominal Obesity. Obes Facts. 2015; 8(3):175-87.
  58. Greaves C, Gillison F, Stathi A, Bennett P, Reddy P, Dunbar J et al. Waste the waist: a pilot randomised controlled trial of a primary care based intervention to support lifestyle change in people with high cardiovascular risk. Int J Behav Nutr Phys Act. 2015 Jan 16; 12:1.
  59. Harrigan M, Cartmel B, Loftfield E, Sanft T, Chagpar AB, Zhou Y et al. Randomized Trial Comparing Telephone Versus In-Person Weight Loss Counseling on Body Composition and Circulating Biomarkers in Women Treated for Breast Cancer: The Lifestyle, Exercise, and Nutrition (LEAN) Study. J Clin Oncol. 2016 Mar 1; 34(7):669-76.
  60. Jane M, Hagger M, Foster J, Ho S, Kane R, Pal S. Effects of a weight management program delivered by social media on weight and metabolic syndrome risk factors in overweight and obese adults: A randomised controlled trial. PLoS One. 2017 Jun 2; 12(6):e0178326.
  61. [61] Chiu CH, Ko MC, Wu LS, Yeh DP, Kan NW, Lee PF, et al. Benefits of different intensity of aerobic exercise in modulating body composition among obese young adults: a pilot randomized controlled trial. Health Qual Life Outcomes. 2017 Aug 24; 15(1):168.
  62. Lutes LD, Cummings DM, Littlewood K, Dinatale E, Hambidge B. A Community Health Worker-Delivered Intervention in African American Women with Type 2 Diabetes: A 12-Month Randomized Trial. Obesity (Silver Spring). 2017 Aug; 25(8):1329-1335.
  63. Young AS, Cohen AN, Goldberg R, Hellemann G, Kreyenbuhl J, Niv N, et al. Improving Weight in People with Serious Mental Illness: The Effectiveness of Computerized Services with Peer Coaches. J Gen Intern Med. 2017 Apr; 32(Suppl 1):48-55.
  64. Padwal RS, Klarenbach S, Sharma AM, Fradette M, Jelinski SE, Edwards A, et al. The evaluating self-management and educational support in severely obese patients awaiting multidisciplinary bariatric care (EVOLUTION) trial: principal results. BMC Med. 2017 Mar 2; 15(1):46.
  65. Alghamdi RQ. A randomized controlled trial of a 12-week intensive lifestyle intervention program at a primary care obesity clinic for adults in western Saudi Arabia. Saudi Med J. 2017 Aug; 38(8):837-845.
  66. Harris L, Hankey C, Jones N, Pert C, Murray H, Tobin J, et al. A cluster randomised control trial of a multi-component weight management programme for adults with intellectual disabilities and obesity. Br J Nutr. 2017 Aug; 118(3):229-240.
  67. Jenkins DJA, Boucher BA, Ashbury FD, Sloan M, Brown P, El-Sohemy A, et al. Effect of Current Dietary Recommendations on Weight Loss and Cardiovascular Risk Factors. J Am Coll Cardiol. 2017; 69(9):1103-1112.
  68. Celis-Morales C, Livingstone KM, Marsaux CF, Macready AL, Fallaize R, O’Donovan CB et al. Effect of personalized nutrition on health-related behaviour change: evidence from the Food4Me European randomized controlled trial. Int J Epidemiol. 2017 Apr 1; 46(2):578-588.
  69. Trepanowski JF, Kroeger CM, Barnosky A, Klempel MC, Bhutani S, Hoddy KK, et al. Effect of Alternate-Day Fasting onWeight Loss, Weight Maintenance, and Cardioprotection Among Metabolically Healthy Obese Adults. JAMA Intern Med. 2017 Jul 1; 177(7):930-938.
  70. Ahern AL, Wheeler GM, Aveyard P, Boyland EJ, Halford JCG, Mander AP, et al. Extended and standard duration weight-loss programme referrals for adults in primary care (WRAP): a randomised controlled trial. Lancet. 2017 Jun; 6.
  71. Wright N, Wilson L, Smith M, Duncan B, McHugh P et al. The BROAD study: A randomised controlled trial using a whole food plant-based diet in the community for obesity, ischaemic heart disease or diabetes. Nutr Diabetes. 2017 Mar 20; 7(3):e256.
  72. Sniehotta FF, Evans EH, Sainsbury K, Adamson A, Batterham A, Becker F, et al. Behavioural intervention for weight loss maintenance versus standard weight advice in adults with obesity: A randomised controlled trial in the UK (NULevel Trial). PLoS Med. 2019 May 7; 16(5):e1002793.
  73. Whitelock V, Kersbergen I, Higgs S, Aveyard P, Halford JCG, Robinson E. A smartphone based attentive eating intervention for energy intake and weight loss: results from a randomised controlled trial. BMC Public Health. 2019 May 21; 19(1):611.
  74. Chiang TL, Chen C, Hsu CH, Lin YC, Wu HJ. Is the goal of 12,000 steps per day sufficient for improving body composition and metabolic syndrome? The necessity of combining exercise intensity: a randomized controlled trial. BMC Public Health. 2019 Sep 3; 19(1):1215.
  75. Bauman V, Ariel-Donges AH, Gordon EL, Daniels MJ, Xu D, Ross KM, et al. Effect of dose of behavioral weight loss treatment on glycemic control in adults with prediabetes. BMJ Open Diabetes Res Care. 2019 May 28; 7(1):e000653.
  76. Palmeira CS, Mussi FC, Santos CAST, Lima ML, Ladeia AMT, Silva LCJ. Effect of remote nursing monitoring on overweight in women: clinical trial. Rev Lat Am Enfermagem. 2019 Mar 10; 27:e3129.
  77. Godino JG, Golaszewski NM, Norman GJ, Rock CL, Griswold WG, Arredondo E, et al. Text messaging and brief phone calls for weight loss in overweight and obese English- and Spanish-speaking adults: A 1-year, parallel-group, randomized controlled trial. PLoS Med. 2019 Sep 25; 16(9):e1002917.
  78. Holt RIG, Gossage-Worrall R, Hind D, Bradburn MJ, McCrone P, Morris T, et al. Structured lifestyle education for people with schizophrenia, schizoaffective disorder and first-episode psychosis (STEPWISE): randomised controlled trial. Br J Psychiatry. 2019 Feb; 214(2):63-73.
  79. Maddison R, Hargreaves EA, Wyke S, Gray CM, Hunt K, Heke JI, et al. Rugby Fans in Training New Zealand (RUFIT-NZ): a pilot randomized controlled trial of a healthy lifestyle program for overweight men delivered through professional rugby clubs in New Zealand. BMC Public Health. 2019 Feb 8; 19(1):166.
  80. Ma J, Rosas LG, Lv N, Xiao L, Snowden MB, Venditti EM, et al. Effect of Integrated BehavioralWeight Loss Treatment and Problem-Solving Therapy on Body Mass Index and Depressive Symptoms Among Patients With Obesity and Depression. JAMA. 2019 Mar 5; 321(9):869-879.
  81. Oh M, Kim S, An KY, Min J, Yang HI, Lee J, et al. Effects of alternate day calorie restriction and exercise on cardio-metabolic risk factors in overweight and obese adults: an exploratory randomized controlled study. BMC Public Health. 2018 Sep 15; 18(1):1124.
  82. Chaiyasoot K, Sarasak R, Pheungruang B, Dawilai S, Pramyothin P, Boonyasiri A, et al. Evaluation of a 12-week lifestyle education intervention with or without partial meal replacement in Thai adults with obesity and metabolic syndrome: a randomised trial. Nutr Diabetes. 2018 Apr 25; 8(1):23.
  83. Sabour H, Javidan AN, Soltani Z, Pakpour AH, Yekaninejad MS, Mousavifar SA. The effect of behavioral intervention and nutrition education program on serum lipid profile, body weight and blood pressure in Iranian individuals with spinal cord injury: A randomized clinical trial. J Spinal Cord Med. 2018 Jan; 41(1):28-35.
  84. Barnes MS, Cassidy T. Diet, Exercise and Motivation in Weight Reduction: The Role of Psychological Capital and Stress. JOJ Nurse Health Care. 2018; 9(5):555775.
  85. Gardner CD, Trepanowski JF, Del Gobbo LC, Hauser ME, Rigdon J, Ioannidis JPA, et al. Effect of Low-Fat vs Low-Carbohydrate Diet on 12-Month Weight Loss in Overweight Adults and the Association With Genotype Pattern or Insulin Secretion. JAMA. 2018 Feb 20; 319(7):667-679.
  86. Gabel K, Hoddy KK, Haggerty N, Song J, Kroeger CM, Trepanowski JF et al. Effects of 8-hour time restricted feeding on body weight and metabolic disease risk factors in obese adults: A pilot study. Nutr Healthy Aging. 2018 Jun 15; 4(4):345-353.