Icono del sitio Ocronos – Editorial Científico-Técnica

Intervenciones de Enfermería en los enfermos de Alzheimer y sus cuidadores

intervenciones-enfermeria-alzheimer

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 10–Octubre 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº10: 57

Autor principal (primer firmante): Miriam Aguerri Matute

Fecha recepción: 14 de Septiembre, 2021

Fecha aceptación: 8 de Octubre, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(10): 57

Nursing interventions in Alzheimer’s patients and their caregivers

Autoras:

  1. Miriam Aguerri Matute*. Graduada en Enfermería por la Universidad de Zaragoza.
  2. Violeta Antón Torres. Graduada en Enfermería por la Universidad de Zaragoza.
  3. Laura Escabosa Montori. Graduada en Enfermería por la Universidad de Zaragoza.
  4. Ariadna González Aglio. Graduada en Enfermería por la Universidad de Zaragoza.
  5. Laura González Cabeza. Graduada en Enfermería por la Universidad de Zaragoza.
  6. Cristina Gracia Gómez. Graduada en Enfermería por la Universidad de Zaragoza.

Resumen

La enfermedad de Alzheimer (EA) está definida por la OMS (Organización Mundial de la Salud) como una enfermedad neurodegenerativa cuya etiología es desconocida. Cada año se registran 7,7 millones de casos nuevos, siendo la enfermedad de Alzheimer (EA) la demencia más frecuente.

Aunque la evolución de la enfermedad es variable, se caracteriza por un deterioro progresivo de las funciones intelectuales en todos los pacientes.

En cuanto al tratamiento, a pesar de existir muchas investigaciones sobre el funcionamiento del cerebro, actualmente no hay una cura para la enfermedad de Alzheimer y éste se limita al manejo de los síntomas.

Desde Enfermería, además de paliar los síntomas físicos es necesario identificar aspectos emocionales derivados del progreso de la enfermedad que por supuesto afectan la vida diaria del paciente y de su entorno familiar. De igual manera, los el profesional enfermero muestra su apoyo al cuidador y ofrece los recursos sociosanitarios disponibles.

Palabras clave: Alzheimer, calidad de vida, Enfermería, cuidador, necesidades, recursos sociosanitarios

Abstract

Alzheimer’s disease (AD) is defined by the WHO (World Health Organization) as a neurodegenerative disease whose etiology is unknown. Every year 7.7 million new cases are registered, with Alzheimer’s disease (AD) being the most frequent dementia.

Although the course of the disease is variable, it is characterized by a progressive deterioration of intellectual functions in all patients.

Regarding treatment, despite much research on the functioning of the brain, there is currently no cure for Alzheimer’s disease and it is limited to the management of symptoms.

From Nursing, in addition to alleviating the physical symptoms, it is necessary to identify emotional aspects derived from the progress of the disease that of course affect the daily life of the patient and their family environment. In the same way, the nursing professional shows its support to the caregiver and offers the available social health resources.

Keywords: Alzheimer, quality of life, nursing; care, necessities, socio-health resources.

Introducción

La enfermedad de Alzheimer (EA) está definida por la OMS (Organización Mundial de la Salud) como una enfermedad neurodegenerativa cuya etiología es desconocida. Esta enfermedad representa entre el 50-75% de todos los casos de demencia. 1

Como consecuencia del envejecimiento poblacional que nos acontece, los casos de Alzheimer se ven aumentados año tras año ya que se ha demostrado que esta patología, además de aumentar con la edad, sigue un patrón de crecimiento exponencial a partir de los 65 años de edad. 2

Cada año se diagnostican 7,7 millones de casos nuevos, siendo la enfermedad de Alzheimer (EA) la demencia más frecuente. La OMS estima que, en el mundo, 35.6 millones de personas viven con demencia. 3 A nivel mundial y según las estadísticas de “World Alzheimer Report 2018” una persona es diagnosticada de demencia cada 3 segundos. 4 En España, la prevalencia existente en mayores de 70 años se sitúa en torno al 9,4-8,5% y en torno al 5,5-5,8% en mayores de 65 años. 2

Los diversos factores de riesgo que se relacionan con esta enfermedad son los siguientes: el sexo femenino, la edad, un bajo nivel educativo, el alelo genético APOE, la obesidad, el tabaquismo y la diabetes. 1

Aunque la evolución de la enfermedad es variable, la enfermedad de Alzheimer se caracteriza por un deterioro progresivo de las funciones intelectuales en todos los pacientes. Este deterioro se produce por la acumulación de proteínas como la B amiloide, y proteínas tau, que causan apoptosis neuronal. Los signos y síntomas producidos como consecuencia de esta neurodegeneración son la pérdida de memoria a corto y largo plazo, cambios del estado de ánimo o personalidad o cambios en la manera de comportarse, lo que incluso puede conducir al aislamiento. 4

En cuanto al tratamiento, a pesar de existir muchas investigaciones sobre el funcionamiento del cerebro, actualmente no hay una cura para la enfermedad de Alzheimer ya que desconocemos la manera de detener la apoptosis neuronal. Debido a esto, por el momento, el tratamiento de estas enfermedades se limita al manejo de los síntomas y al uso concomitante de terapias alternativas con el objetivo de aumentar la calidad de vida tanto del paciente como del cuidador principal. 4

Desde Enfermería, además de paliar los síntomas físicos como dolor, agitación, o dificultad para la deglución, es necesario identificar aspectos emocionales derivados del progreso de la enfermedad tales como depresión o ansiedad ya que afectan la vida diaria del paciente y de su entorno tanto familiar como social. 4

Objetivos

Metodología

La siguiente revisión bibliográfica se ha realizado mediante la búsqueda de información en las siguientes bases de datos: PubMed, Scielo, ScienceDirect y Medline. Además, se ha obtenido información a través de diversas páginas web como la de la AFEDAZ (Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Zaragoza). No se han usado filtros cronológicos.

Resultados

Una de las necesidades más importantes y menos tenida en cuenta para los pacientes que sufren Alzheimer es el manejo del dolor. Se han descrito múltiples escalas que permiten evaluar el dolor. Por ejemplo, la escala “Doloplus-2” permite evaluar parámetros como reacciones somáticas, psicosociales y psicomotoras en pacientes que padecen enfermedad de Alzheimer y no pueden verbalizar el dolor. 4

En lo que concierne a la necesidad de nutrición, en el enfermo con Alzheimer es muy importante vigilar la ingesta y el peso del enfermo ya que las necesidades energéticas se incrementan con la evolución de la enfermedad. 5 Debemos educar en los componentes de una dieta equilibrada. Ésta debe incluir frutos secos, verduras, legumbres y proteínas ya que estos nutrientes reducen el riesgo de la incidencia de demencias vasculares Alzheimer. Las recomendaciones que aporta el profesional de Enfermería al cuidador principal para fomentar una correcta nutrición son las siguientes: intentar que el paciente se sienta cómodo en el lugar donde se realiza la comida, usar colores llamativos en la vajilla, tener en cuenta sus gustos, incluir un horario de comida y facilitar la deglución con purés o espesantes en el caso de producirse disfagia, evitando el riesgo de broncoaspiración. 4

El entorno del enfermo requiere de ciertas modificaciones para facilitar las actividades de la vida diaria y aumentar la seguridad e independencia, pero debemos evitar grandes cambios que puedan generar confusión. Algunos cambios a realizar son: prescindir de escaleras y sustituirlas por rampas y usar diferentes elementos para facilitar la vida y el cuidado al enfermo como colchones antiescaras, silla de ruedas o barras abatibles en la ducha. 5, 6

En cuanto a la comunicación del enfermo con Alzheimer, ésta va deteriorándose a medida que avanza la enfermedad. El lenguaje espontáneo disminuye y las conversaciones cada vez se hacen más cortas, afectándose tanto la producción como la comprensión del lenguaje verbal, llegando incluso a tener que usar la comunicación no verbal. El cuidador no debe olvidar que la memoria emocional se mantiene hasta el final de la enfermedad, por lo tanto, el enfermo con Alzheimer es capaz de percibir todo tipo de comunicación afectiva. 5

El cuidador principal está sometido a una gran presión, llegando incluso a descuidarse. Por ello, debemos promover el aprendizaje de su autocuidado. Debe delegar en otras personas y obtener tiempo para acudir al médico, para disfrutar de momentos de ocio con familiares o amigos o realizar algún hobby o actividad física. Para evitar el desarrollo de alguna enfermedad tanto física como mental y poder hacer compatible su vida con el cuidado del paciente, se ofrecen las siguientes recomendaciones: Aprenda a delegar, programe su vida, deje espacios de ocio y libertad y respételos. 5

En lo que se refiere a los recursos sociosanitarios de ayuda disponibles, todos ellos tienen en común el soporte y ayuda para estos familiares. Desde hace algunos años en varios equipos de atención primaria se están llevando a cabo experiencias con grupos de ayuda a familiares de enfermos con demencia. 7

Además, se ofrecen otros recursos como la atención a domicilio o el servicio de atención telefónica a través del cual ofrece y facilita información. También existen recursos para fomentar la autonomía del paciente como los recursos de atención diurna de no internamiento, en los que el paciente permanece en su entorno habitual. Por último, una atención que permite tomarse un respiro al cuidador principal durante cortos periodos de tiempo son las unidades de respiro. 4

Conclusión

Se debe tratar al enfermo de Alzheimer de manera biopsicosocial, atendiendo a sus necesidades de cuidado físico, psicológico y social.

Los profesionales de Enfermería ofrecen Educación para la salud a los cuidadores principales de los enfermos de Alzheimer. Esto posibilita un correcto manejo de las necesidades y un aumento de la autonomía y calidad de vida del paciente, así como una mejoría en las habilidades de comunicación.

Además de esto, los enfermeros podemos asesorar a los cuidadores de diversos recursos sociosanitarios disponibles ya que muchos de ellos no se conocen y son importantes para promover el descanso del cuidador.

Bibliografía

  1. H. Niu, I. Álvarez-Álvarez, F. Guillén-Grima, I. Aguinaga-Ontoso. Prevalencia e incidencia de la Enfermedad de Alzheimer en Europa: metaanálisis. Elsevier [Internet]. 2017 [citado 2021 Sep 11]; 32(8): 523-532. Disponible en: Prevalencia e incidencia de la enfermedad de Alzheimer en Europa: metaanálisis | Neurología (elsevier.es)
  2. J. Jarre-Olmo. Epidemiología de la Enfermedad de Alzheimer y otras demencias. Revista de neurología. [Internet]. 2018 [citado 2021 Sep 11]; 66: 377-386. Disponible en: Epidemiología de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias: Neurología.com (neurologia.com)
  3. Navarro Martínez María, Jiménez Navascués Lourdes, García Manzanares Mª Concepción, Perosanz Calleja María de, Blanco Tobar Esther. Los enfermos de Alzheimer y sus cuidadores: intervenciones de Enfermería. Gerokomos [Internet]. 2018 [citado 2021 Sep 11]; 29(2): 79-82. Disponible en: http://scielo. isciii.es/ scielo.php?script=sci_ arttext&pid=S1134-928 X201800020 0079&lng=es.
  4. García Alejandra María Alvarado, Hueso Paula Vanessa Alvarado, Méndez Laura Tatiana Rojas, Tao Paula Andrea Oviedo. Necesidades de cuidado en los pacientes con demencia y/o Alzheimer: una revisión integrativa. Rev Cuid [Internet]. 2019 Dec [cited 2021 Sep 11]; 10(3): e813. Available from: http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2216-09732019000300302&lng=en. Epub Dec 20, 2019. https://doi.org/ 10.15649/cuidarte. v10i3.813.
  5. Méndez Baquero Rosario, Molina Díaz Esperanza, Téna-Dávila Mata MªCruz, de Yagüe Rodríguez, Alicia, Guía para familiares de enfermos de alzheimer: «querer cuidr, saber hacerlo´´. [Internet]. Madrid: Dirección general de mayores. Disponible en: https://www.madrid. es/Unidades Descentralizadas/ ServALa Ciudadania/ SSociales/Publicaciones/ GuiaFamiliares Alzheimer/Guia Alzheimer.pdf
  6. AFEDAZ. Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Zaragoza. Disponible en: www.afedaz.es
  7. E. Caballé, MJ. Megido, J. Espinás, RM. Carrasco, S. Copett. La atención de los cuidadores del paciente con demencia. Elsevier [Internet]. 1999 [citado 2021 Sep 11]; 23(8): 493-495. Disponible en: La atención de los cuidadores del paciente con demencia | Atención Primaria (elsevier.es)
Salir de la versión móvil