Intento autolítico por ingesta de fármacos asociado a cuadro clínico de depresión

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 4–Abril 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº4: 247

Autor principal (primer firmante): Loaiza Lucas Yanina Belén

Fecha recepción: 31 de marzo, 2023 

Fecha aceptación: 28 de abril, 2023 

Ref.: Ocronos. 2023;6(4) 247

Integrantes: Loaiza-Lucas Yanina Belén, Córdova-Tayhing José Luis, Riofrio-Castillo Diego Patricio, Mendoza-Basurto Gissella Del Cisne, Flores-Orozco Enzo Franchescoli  Valero-García Darío Fernando.

Resumen

La depresión es una enfermedad mental muy estudiada en los últimos años, limitante muy peligrosa si no se aborda tempranamente.

En la siguiente presentación relatamos el caso clínico de una paciente adulta, con factores socioeconómicos, que ingiere 10 tabletas de amlodipino y 10 tabletas de gemfibrozilo como intento de suicidio.

Revisaremos factores sociales, familiares, perinatales, económicos que conlleven a un ser humano a tomar tan drástica decisión, la cual en algunos casos logran su cometido y en otros casos, sobreviven en la desesperanza, la vergüenza del error cometido y el juzgamiento mediático.

Palabras clave

Depresión, ansiedad, autolítico, trastorno mental

Summary

Depression is a mental illness that has been widely studied in recent years, a very dangerous limitation if not addressed early.

In the following presentation we report the clinical case of an adult patient, with socioeconomic factors, who ingested 10 amlodipine tablets and 10 gemfibrozil tablets as a suicide attempt; We will review social, family, perinatal, and economic factors that lead a human being to make such a drastic decision, which in some cases achieves its goal and in other cases, survives in hopelessness, the shame of the mistake made, and the media judgment.

Keywords

Depression, anxiety, autolytic, mental disorder

Introducción

La Organización Mundial de la Salud, define a la conducta suicida como una entidad clínica que desarrolla el pensamiento de querer hacerse daño, pudiendo llegar hasta consecuencias más graves, como por ejemplo que se lleve a cabo el acto suicida.  

El intento suicida por otro lado es la terminología que se utiliza para nombrar la acción de buscar la propia muerte y del cual se sobrevive, sea este con características inclusive manipuladoras.

Ambos forman parte de un alto índice de casos a nivel global, lo que ha ocasionado que se constituyan en un gran problema de salud pública, con una alta repercusión en el ámbito personal, familiar y social de las personas 1.

Según cifras de la OMS alrededor de 700 000 personas se suicidan cada año. El intento
o de quitarse la vida es el factor de riesgo individual más importante, ya que tras un suicidio consumado hay varias tentativas previas 2.

Los suicidios pueden ocurrir en cualquier grupo etario, más sin embargo es la cuarta causa de muerte en personas de 15 a 29 años de edad 2. A nivel socioeconómico, las estadísticas indican que el suicidio se presenta en cualquier región del mundo, más del 77% de los suicidios registrados ocurrieron en países de nivel socioeconómico donde los ingresos son bajos o medios 2.

El método más utilizado es la ingesta de sustancias químicas ya sea fármacos, plaguicidas etc. Aunque también se encuentra el ahorcamiento, disparos de armas de fuego 2.

El suicidio y el trastorno mental, si bien es cierto son términos muy diferentes, tienen un vínculo muy estrecho 2. La depresión, sea cual fuere el grado, es un factor ligado para llevar a cabo los pensamientos autolíticos 2.

Y está presente generalmente en todos grupos de riesgo. Los grupos de riesgo son, enfermos mentales, personas con hábitos tóxicos como el alcoholismo, marginados, problemas económicos, abusos, conflictos etc 2,3.

El pensamiento suicida sumado a la depresión y el acto suicida no consumado ósea el intento suicida previo son los factores de riesgo que debemos tener muy en cuenta 3.

Caso clínico

Paciente femenina de 43 años, soltera, la cual reside en casa de un hermano, sin antecedentes patológicos previos, ni eventos autolíticos previos. Grado de escolaridad primaria, sabe leer y escribir, ingresos bajos, ocupación empleada doméstica.

Acude al servicio de emergencia, traída por su hermano mayor debido a que según lo referido por él, la encontró desplomada en el suelo sudoración, con signos de pérdida de control de esfínteres, con vomito a su alrededor y sin respuesta al llamado, pero con presencia de pulso y respiración.

Es traída al área de emergencia y es abordada en el área de choque, donde se constatan los signos vitales frecuencia cardíaca 112 latidos por minuto (lpm), tensión arterial 140/76 mmHg, frecuencia respiratoria 24 respiraciones por minuto (rpm), saturación de oxígeno 97%, temperatura 36.6ºC.

En primera instancia se pensó en un evento neurológico, alguna convulsión. Mas sin embargo en el interrogatorio el familiar indica que los blísteres de sus pastillas de amlodipino y gemfibrozilo utilizadas diariamente por él, estaban vacías en la mesa del comedor.

Al examen físico

Las pupilas se encontraban isocóricas reactivas a la luz, cuello simétrico móvil, sin alteración, tórax simétrico, móvil sin escoriaciones, golpes o heridas, campos pulmonares ventilados, ruidos cardíacos rítmicos, hiperfonéticos, abdomen blando depresible no doloroso, extremidades simétricas, móviles no edemas, no lesiones. Apertura ocular al llamado, localización dolor, palabras inentendibles.

Exámenes de laboratorio

Lo único que llamaba la atención la glicemia en 45 mg/dl, función hepática, renal, pancreática biometría dentro de parámetros normales.

Se administró solución glucosada al 10%- 200 ml, restableciéndose los valores normales y mejorando el estado del nivel de conciencia. Paciente orientada en tiempo espacio y persona. Nos asegura en l entrevista posterior el intento autolítico.

En el que ingirió 10 tabletas de amlodipino y 10 tabletas de gemfibrozilo, porque se sentía agobiada. Se procede a realizar lavado gástrico de manera inmediata, obteniéndose escaso medicamento y restos mínimos alimenticios.

Con el paso de las horas llegaron más familiares y la paciente refería sentirse un poco mejor y quería solicitar el alta. Mas sin embargo se dejó hospitalizada para interconsulta a psicología y psiquiatría.

El día siguiente se realiza la interconsulta con psicología quien en la entrevista recaba información muy valiosa, paciente había fracasado sentimentalmente en dos ocasiones, se encontraba soltera, aportando poco en el domicilio de su hermano, quien tenía familia.

Presentaba una deuda económica, la cual no sabía cómo saldar. El apoyo familiar la hizo sentir mejor, sus familiares prometieron saldar la deuda.

Al final se la catalogo como episodio depresivo, depresión leve con alta por psiquiatría y seguimiento por psicología por consulta externa.

Meses después en la consulta refería mejoría de los síntomas, pero que una ex pareja la buscaba para restablecer su relación y que eso la atormentaba. Debido a la insistencia termina cediendo ante los cortejos de su ex pareja y llevaron una relación regularmente estable por dos meses.

Pero que posteriormente se tornó muy caótica, debido a que la paciente empezó a presentar episodios de distimia, cefalea, falta de deseo sexual motivo que la llevo a presentar nuevamente deseos autolíticos.

Finalmente, ante el factor de riesgo se establecen terapias más seguidas. Actualmente se encuentra en controles sin alteraciones superando procesos depresivos, soltera y con aspiraciones en emprender un nuevo proyecto de vida.

Discusión

Según algunos estudios 4,5,6 aproximadamente el 4% de admisiones hospitalarias corresponden a sucesos ligados a comportamientos suicidas. Y es tan preocupante el entorno de estas entidades clínicas, que se demostró que solo el 1 o 2   de las tentativas se convierten en suicidios consumados 7.

En nuestro caso clínico podemos observar el cuadro clínico de una paciente con múltiples factores de riesgo para desarrollar pensamientos suicidas, que finalmente los plasmo en un intento.

Dentro de los trastornos afectivos que más predisponen a la tentativa de suicido, están los trastornos de ansiedad y fobia social. Trastornos de bipolaridad, donde la fase depresiva es el detonante, la incidencia en 60 veces mayor en este grupo. Trastornos depresivos, abuso de sustancia toxicas como drogas y alcohol.

Se estima que el 20% de los suicidas son alcohólicos. Otro dato curioso es que padezcan de alguna condición mental por ejemplo el 10% de los esquizofrénicos se suicida 8,9.

En nuestro caso la paciente padecía acontecimientos estresantes como peleas con su ex parejas, dificultades económicas, trabajo pesado, situación de precariedad, donde vivía con su hermano.

Y dejando de lado los factores de riesgo debemos tener en cuenta también el método con el que intento quitarse la vida, la ingesta de sustancias químicas es el método más frecuente de intento de suicidio, en la cabeza ingesta de fármacos.

En más del 75% se logra establecer cuáles son los fármacos y en base a este la cantidad que se ingirió. El fármaco más sutilizado son las benzodiacepinas con un 70% en todos los casos y lo más frecuente fue la ingesta de entre 10 y 20 tabletas en el 43,71% de los casos 10

Conclusión

El intento autolítico es una entidad que a menudo vamos a tener en los servicios de emergencia, os cuales debemos tener muy en cuenta al momento del manejo.

Primero, se debe tener un equipo multidisciplinario, preparado, que actúe bajo valores de ética y moral, dando el soporte ideal y tratamiento adecuado.

Bibliografía

  1. Carmen Pérez Lobato, M., Ángel Rodríguez Monge, M., & Ma Salas Rubio, J. Caso práctico de urgencia extrahospitalaria: intento de suicidio por ingesta de fármacos. Ciberrevista, March 2015 Vol. 42. World Health Organization: WHO. (2021, June 17).
  2. Aran M, Gispert R, Puig X Freitas A, Ribas G, Puidefábregas A. Evolución temporal y distribución geográfica de la mortalidad por suicidio en Cataluña y España: Gaceta sanitaria. 2006; 20(6):473-478.
  3. Gabilondo A, Alonso J, Pinto-Meza A, Vilagut G, Fernández A, Serrano A, et al. Prevalencia y factores de riesgo de las ideas, planes e intentos de suicidio en la población general española: Resultados del estudio ESEMeD. Med Clin 2007; 129(13):494-500.
  4. Keane M. Acceptance versus rejection: Nursing students’ attitudes about mental illness. Perspectives in Psychiatric Care 1991; 27:13-18.
  5. Crisp AH, Gelder MG, Rix S, Meltzer HL. Stigmtisation of people with mental illnesses. Br J Psychiatry. 2000, 177:467-468.
  6. Nieves Domínguez Fernández, Emilio Pintor Holguín, Agustín Pablo González Murillo, Margarita Rubio Alonso, Benjamín Herreros Ruiz-Valdepeñas. Perfil de los pacientes con intento de autolisis atendidos en un servicio de urgencias hospitalarias. Metas de Enfermería, ISSN 1138-7262, Vol. 15, N.º. 6, 2012.
  7. Buceta, J.M. Bueno, A.M. Mas, Blanca. Intervención Psicológica y Salud: Control del estrés y conductas de riesgo. Madrid: Editorial Dykinson, S.L. 2001.
  8. C. Díaz-Sastre Valoración del intento de suicidio en urgencias I Congreso Virtual de Psiquiatría 1 de Febrero – 15 de Marzo 2000.
  9. Morón, D. J. Cantidad y tipo de fármacos en los intentos de suicidio por intoxicación medicamentosa. Psiquiatría Biológica, 11(6), (2004). 211–218.
Salir de la versión móvil