Instrucciones previas. La voluntad anticipada del paciente sobre su salud

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 12–Diciembre 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº12: 439

Autor principal (primer firmante): María Elena Naseiro Piay

Fecha recepción: 30 de noviembre, 2022

Fecha aceptación: 27 de diciembre, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(12) 439

Autora: María Elena Naseiro Piay

Introducción

Hoy en día existe la posibilidad de que las personas puedan planificar todas aquellas actuaciones relacionadas con la asistencia sanitaria cuando no sean capaces de expresar personalmente su voluntad. Así pues, cualquier persona mayor de edad, libre y capaz podrá decidir con antelación acerca de sus cuidados y del tratamiento de su salud o, acerca del destino de su cuerpo o de los órganos del mismo, una vez se produjera el fallecimiento.

Además, el ciudadano podrá escoger a un representante que actuará como interlocutor ante el equipo sanitario o el médico y velará por el cumplimiento de las instrucciones previas.

publica-TFG-libro-ISBN

Esta declaración de voluntades es lo que se conoce como Documento de Instrucciones Previas o Testamento Vital.

Así pues, es necesario que todo el personal que esté al servicio de los pacientes o usuarios conozca este documento con el fin de poder ofrecer una información adecuada.

Palabras Clave

Instrucciones Previas, Testamento Vital, Registro de Instrucciones Previas

Desarrollo

La tramitación de la inscripción consta de las siguientes partes:

El otorgamiento

La formalización del Documento de Instrucciones Previas se puede hacer:

  • Ante notario: Será el notario el encargado de redactar el documento donde se recogerán las instrucciones.
  • Ante tres testigos: En este caso dos de ellos no han de tener ni relación de parentesco, ni laboral, ni otro tipo de vínculo obligacional con el otorgante.
  • Ante la Administración: En este caso la formalización del documento se realizará personalmente ante el funcionario encargado del Registro.

La solicitud

La cumplimentación del impreso normalizado al que se adjuntará el documento de Instrucciones Previas, el cual se enviará posteriormente al Registro de Instrucciones Previas desde cualquier Registro de la Administración Pública. Se deberá además presentar la siguiente documentación:

  • DNI o pasaporte del otorgante.
  • Original del documento de instrucciones Previas si se formalizase directamente ante la Administración.
  • Copia autorizada del documento si éste se formalizara ante notario.
  • Original del documento y fotocopias de los DNI de los testigos si el documento se formalizara ante los mismos.
  • Acreditación de la representación correspondiente si la solicitud se presentara a través de un representante.

La inscripción

El ciudadano inscribirá el citado documento en el Registro Autonómico de Instrucciones Previas. Dicho Registro está adscrito a la Consejería de Salud y se ubica en el Servicio de Inspección de Servicios y Centros Sanitarios. El acto de resolver será llevado a cabo por el Director General de Política y Planificación Sanitarias.

Cabe destacar además la interoperabilidad entre registros. Así pues, el Registro Nacional de Instrucciones Previas del Ministerio de Sanidad se encarga de coordinar los documentos de instrucciones previas de cualquier ciudadano en los registros autonómicos de manera centralizada.

En el supuesto de que cualquier ciudadano se pusiera enfermo en otra Comunidad Autónoma que no fuera la de origen, los médicos de esa otra Comunidad consultarían los datos en el Registro Nacional de Instrucciones Previas.

Por otro lado, la persona otorgante podrá:

  • Acudir al Registro para consultarlo en cualquier momento.
  • Obtener un certificado acreditativo de la inscripción del documento.
  • Modificar, sustituir o revocar el documento inscrito previamente.

Conclusión

La existencia del Documento de Instrucciones Previas hace posible por un lado que el paciente pueda ejercer su derecho a dejar por escrito su voluntad en lo referente a la salud, y por el otro facilita a los profesionales de la salud la toma de decisiones respetando la voluntad del enfermo.

Si bien es cierto que el Documento de Instrucciones Previas no es conocido por una parte de la ciudadanía, resulta importante destacar el papel de todo el personal que está en contacto con el usuario, pues haciendo uso de una información adecuada pueden ayudar a la divulgación del mismo.

Bibliografía

  1. https://www.astursalud.es/ noticias/-/noticias/instrucciones- previas-testamento-vita-1
  2. https://www.consumoteca.com/ bienestar-y-salud/registro-nacional-de -instrucciones-previas/
  3. https://www.asisa.es/ preguntas-frecuentes/preguntas /necesito-un- medico/te-puede- interesar/ 383- que-es-el-testamento-vital
  4. Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica.