Inmovilizaciones en radiología pediátrica

La inmovilización en pediatría para la realización de pruebas radiológicas es muy importante ya que hay falta de colaboración por parte del paciente, se debe proporcionar seguridad al niño para evitar lesiones y facilitar la realización de procedimientos. También hay que tener en cuenta que se corre el riesgo de presentar complicaciones tardías debidas a la radiación por lo que otro de los factores importantes en radiología pediátrica con el uso de inmovilizaciones es evitar el movimiento del paciente.

Autoras: Cristina Canal Antón, Paula Sánchez Álvarez y Sara López Rodríguez.

Los objetivos a seguir son evitar la repetición de pruebas radiodiagnósticas y seguir el criterio ALARA (As Low As Reasonabely Achievable) o lo que es lo mismo, dosis tan bajas como sea razonablemente posible.

MATERIAL Y MÉTODOS

Se han consultado diferentes protocolos y guías de actuación hospitalarias sobre el paciente pediátrico en los servicios de radiología, además de la revisión bibliográfica en diversas bases de datos de carácter científico y la experiencia profesional como TSID en diversos hospitales y servicios de radiología.

RESULTADOS

Los métodos de inmovilización se usan en pediatría radiológica para evitar fallos en el estudio, generalmente por la presencia de artefactos cinéticos, evitando con ellos que el estudio se repita. Pueden ser:

– Bandas de fijación.

– Sedación del paciente

– Inmovilización por los padres

publica-TFG-libro-ISBN

– Utensilios de ayuda a la inmovilización como: sacos de arena, almohadillas, bolsas de sueros, la mordaza, el pigg-o-stat…

– Material hospitalario como sabanas, almohadas, velcros

inmovilizador-Pigg-stat-radiologia-pediatrica

Inmovilizador Pigg o stat.

Generalmente en la práctica el método que más se emplea es la inmovilización por parte de los padres o familiares, a los que en todo momento se protege con delantal o mandil plomado.

La sedación se reserva a pacientes muy inquietos y para pruebas que requieran tiempos largos de inmovilización como son los estudios de TAC, RMN y MN.

CONCLUSIONES

Con una buena inmovilización se consigue que el haz de rayos x esté bien centrado, la colimación sea correcta, evitar repeticiones por movimiento y la protección con protectores gonadales cumpla su función y este bien colocada.

riesgo-radiacion-radiologia-pediatrica

BIBLIOGRAFÍA

– Scielo (Radioprotección en pediatría)

– Elsevier (Radiología pediátrica para TSID)

– Pediatricrad.info

– IAEA (Organismo Internacional de Energía Atómica)