Asociación entre índices de recuperación cardiaca, capacidad aeróbica, variables antropométricas y posición en jugadores profesionales de fútbol: un estudio en el norte de México

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. N.º 7–Julio 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; N.º 7: 427.2

Autor principal (primer firmante): Luis Fernando Sandoval Arellano

Fecha recepción: 03/07/2024

Fecha aceptación: 08/07/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(7): 427.2

Autores: Dr. Luis Fernando Sandoval Arellano, Dr. Oscar Salas Fraire, Dra. Karina Salas Longoria, Dr. José Ángel Garza Cantú, Dr. Tomás Javier Martínez Cervantes**

**Departamento de Medicina de Deporte y Rehabilitación, Universidad Autónoma De Nuevo León. Gonzalitos 235, Monterrey, N.L. México 64460.

Introducción

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Este estudio evalúa los índices de recuperación cardíaca en varios puntos temporales (HRR1, HRR3, HRR5), ofreciendo una perspectiva más completa de la dinámica de recuperación cardíaca en los futbolistas profesionales.

Objetivo

Determinar la asociación entre los índices de recuperación cardiaca (HRR1, HRR3, HRR5) y la capacidad aeróbica en jugadores profesionales de fútbol. Relacionar estos índices con variables antropométricas y la posición dentro del campo de juego.

Métodos

Se revisaron 87 expedientes de jugadores profesionales de fútbol, evaluando los resultados de pruebas de esfuerzo realizadas entre 2020 y 2021 en el Departamento de Medicina del Deporte y Rehabilitación del Hospital Universitario «Dr. José Eleuterio González». Se utilizaron correlaciones de Pearson para analizar las relaciones entre HRR y capacidad aeróbica, antropometría, y posición en el campo de juego.

Resultados

No se encontraron asociaciones estadísticamente significativas entre la capacidad aeróbica y los índices de recuperación cardiaca HRR1 (r= -0.001, p=0.992), HRR3 (r= -0.003, p=0.979), ni HRR5 (r= -0.093, p=0.391). Tampoco se encontraron correlaciones significativas entre las variables antropométricas (como la composición corporal) y HRR1, HRR3, HRR5. Además, no se hallaron asociaciones significativas entre la posición de juego y los índices de recuperación cardiaca (HRR1 p=0.832, HRR3 p=0.993, HRR5 p=0.987).

publica-articulo-revista-ocronos

Conclusiones

Este estudio no encontró evidencia de asociación entre los índices de recuperación cardiaca y la capacidad aeróbica, variables antropométricas, o la posición de juego en jugadores profesionales de fútbol en el contexto estudiado. Estos hallazgos sugieren que otros factores podrían influir más significativamente en la recuperación cardiaca de estos atletas.

Categoría profesional: Salud, Medicina del deporte.

Introducción

El fútbol, siendo uno de los deportes más populares y seguidos a nivel mundial, ha evolucionado considerablemente en términos de intensidad y exigencia física en las últimas décadas. Sometiendo a los jugadores a rigurosas demandas físicas y mentales durante los partidos, entrenamientos y temporadas, las cuales en la actualidad pueden llegar a tener de 20 a 40 partidos por año, sin contar el periodo de finales. Todo lo anterior obliga a los jugadores a mantener un alto nivel de aptitud aeróbica para poder sobresalir en el campo de juego.

Por lo que es fundamental el mantenimiento de la capacidad física para alcanzar los logros deportivos tanto individuales como en equipo, para esto es importante desarrollar estrategias o contar con herramientas que nos sirvan como indicadores de la capacidad aeróbica de un jugador, de sus adaptaciones y de su estado de respuesta ante la carga fisiológica impresa en ese periodo. (1)

En el campo de la Medicina, la necesidad de indicadores eficaces y accesibles es una constante. La medición del índice de recuperación cardiaca (HRR) Ha surgido como una de estas herramientas valiosas, proporcionando información crucial sobre la actividad del sistema nervioso autónomo. (2)

La capacidad de recuperación cardíaca es descrita, como un componente esencial de la aptitud cardiovascular, desempeñando un papel fundamental en la capacidad del jugador para mantener un rendimiento óptimo a lo largo de un partido y durante toda la temporada. (3)

Durante la temporada de futbol por cuestiones de practicidad y tiempo, el índice de recuperación cardiaca al 1er, 3er y 5to minuto (HRR1, HRR3 y HRR5), podría representar una herramienta que es valorable de manera sencilla y rápida en campo, funcionando como un marcador indirecto de esta capacidad aeróbica y del estado autonómico.

La HRR se mide utilizando una serie de técnicas que permiten evaluar la actividad del sistema nervioso autónomo. Estas técnicas incluyen la monitorización de la frecuencia cardíaca en reposo, durante el ejercicio y después del ejercicio. La diferencia entre la frecuencia cardíaca máxima durante el ejercicio y la frecuencia cardíaca a los uno, tres y cinco minutos después del ejercicio se utiliza para calcular la HRR.

El índice de recuperación cardiaca es definido como el descenso de la frecuencia cardiaca al 1er, 3er y 5to minuto después del cese del ejercicio. (3)

  • Hrr1 = frecuencia cardiaca máxima alcanzada – frecuencia cardiaca medida al 1er minuto
  • Hrr3 = frecuencia cardiaca máxima alcanzada – frecuencia cardiaca medida al 3er minuto
  • Hrr5 = frecuencia cardiaca máxima alcanzada – frecuencia cardiaca medida al 5to minuto

Suzic lazic observaron que los individuos con una mayor capacidad aeróbica presentan un ritmo de recuperación cardiaca más rápido en respuesta al ejercicio. Esto sugiere que el ritmo de recuperación cardiaca post-ejercicio puede ser un indicador de las adaptaciones del sistema autonómico al entrenamiento, que resultan en una activación más rápida del sistema vagal y/o una pérdida acelerada del tono simpático. (2)

Objetivos

General

  • Determinar la asociación entre los índices de recuperación cardiaca y la capacidad aeróbica de los jugadores profesionales de futbol de un equipo del norte de México.

Específicos

  • Relacionar la composición corporal con los índices de recuperación cardiacos 1, 3 y 5 minutos.
  • Determinar los índices de recuperación cardiaca al a los 1, 3 y 5to minutos, tras realizar una prueba de esfuerzo máximo en banda sin fin
  • Realizar una relación entre el índice de recuperación cardiaca y la posición dentro del campo de juego.

Material y métodos

Se llevó a cabo un estudio observacional, transversal, retrospectivo, asociativo y descriptivo en el Departamento de Medicina del Deporte y Rehabilitación del Hospital Universitario «Dr. José Eleuterio González» de la Universidad Autónoma de Nuevo León, para investigar la asociación entre los índices de recuperación cardiaca y la capacidad aeróbica en jugadores profesionales de fútbol del norte de México. Se revisaron 87 expedientes de jugadores de las categorías varoniles Sub-16, Sub-17, Sub-20 y el equipo de 1ª división del Club Tigres UANL, todos con pruebas de esfuerzo realizadas bajo el protocolo de Kindermann entre 2020 y 2021.

La evaluación se llevó a cabo de acuerdo con el protocolo establecido por Kindermann. Este protocolo implica una prueba en una cinta de correr, comenzando con una inclinación del 5% y una velocidad inicial de 6 km/h.

Cada tres minutos, se realiza una transición de etapa en la que la velocidad se incrementa en 2 km/h. Con un periodo de 30 segundos entre etapas donde se le pregunta el esfuerzo percibido al atleta por medio de la escala de Borg (4)

La evaluación de la capacidad aeróbica se realizó con un cálculo indirecto del VO2max utilizando la formula descrita por Pugh(5):

Vo2max = vmax*3.6565-3.999

Se verifico que se disponga de la información completa del paciente y que se haya realizado la prueba de esfuerzo cumpliendo criterios de maximidad por frecuencia cardiaca mayor a 85% a su frecuencia cardiaca máxima esperada.

El criterio para finalizar la prueba es cuando el sujeto ya no puede mantener la velocidad en la cinta de correr o presenta algún síntoma, fatiga o criterio electrocardiográfico para detención de prueba.

Las variables antropométricas se obtuvieron utilizando el perfil restringido isak.(6) Un antropometrista es responsable de la recolección de datos. Este individuo ha demostrado precisión en la toma de medidas específicas que incluyen 2 medidas básicas, 8 pliegues cutáneos, 5 perímetros y 2 diámetros. Posteriormente se utilizó el método de composición descrito por Womack para estimar el porcentaje de grasa corporal. (7)

Los índices cardiacos se calcularon mediante la resta de la frecuencia cardiaca máxima alcanzada menos la frecuencia cardiaca al 1er, 3er y 5to minuto (2),

El análisis incluyó correlaciones de Pearson para la asociación entre capacidad aeróbica y HRR, así como pruebas estadísticas para evaluar la relación con variables antropométricas y posición en el juego. El estudio fue aprobado por el comité de ética del hospital, asegurando el cumplimiento de principios éticos y confidencialidad de los datos de los participantes.

Resultados

Se incluyeron 87 jugadores con una edad mediana de 17 años (RIC 16 –21). El 33.3% (n=29) de los jugadores pertenecían a equipos de 1era división, 29.9% (n=26) pertenecían a la categoría sub-16, 19.5% (n=17) a sub-17 y 17.2% (n=15) a sub-18. En la distribución de las posiciones de los jugadores el 29.9% (n=26) de los jugadores eran defensas, 18.4% (n=16) eran delanteros, 21.8% (n=19) medios, 18.4% (n=16) mediocampistas y 11.5% (n=10) porteros.

A la evaluación antropométrica, los jugadores contaban con un peso promedio de 69.75±8.93 kg, una estatura promedio de 176.88±7.13 cm y un IMC promedio de 22.26±1.83 kg/m2 y una composición corporal promedio de 1.8 (1.5-2.3) Endo, 4.05±1.2 Meso y 2.96±0.88 Ecto.

Tabla 1.

Ver: Anexos – Asociación entre índices de recuperación cardiaca, capacidad aeróbica…, al final del artículo.

La frecuencia cardiaca en reposo promedio entre los jugadores fue de 60.45±10.26 latidos por minuto. Después de la realización de la prueba de esfuerzo, la frecuencia cardiaca máxima promedio alcanzada fue de 200 latidos por minuto (RIC 192 – 207). En la evaluación de la recuperación cardiaca, los promedios de la frecuencia cardiaca al minuto fueron de 154.82±16.21 lpm al primer minuto; a los 3 minutos de 117.1±13.84 lpm y a los 5 minutos de 109.15±13.04 lpm. La mediana de VO2 máximo relativo fue de 54.51ml/kg/min (RIC 52.56 – 55.85).

Índices de recuperación cardiaca y vO2 máximo relativo

Se encontraron correlaciones negativas débiles; sin embargo, no se encontraron asociaciones estadísticamente significativas entre la capacidad aeróbica y la recuperación cardiaca al minuto (r= -0.001, p=0.992), a los 3 minutos (r= -0.003, p=0.979) ni a los 5 minutos (r= -0.093, p= 0.391).

Tabla 2.

Ver: Anexos – Asociación entre índices de recuperación cardiaca, capacidad aeróbica…, al final del artículo.

Se evaluó la correlación entre los índices de recuperación cardiaca (HRR) a los 1, 3 y 5 minutos y la composición corporal de 87 jugadores profesionales de fútbol. No se encontraron correlaciones estadísticamente significativas entre el HRR al minuto y variables como peso (r=0.064, p=0.556), altura (r=-0.009, p=0.935), porcentaje de grasa corporal por plicometría (r=0.070, p=0.522), porcentaje de grasa corporal por impedancia (r=0.119, p=0.274), índice de masa corporal (IMC) (r=0.106, p=0.328), Endomorfía (r=0.064, p=0.556), Mesomorfía (r=0.057, p=0.601), Ectomorfía (r=-0.153, p=0.156).

Tampoco se encontraron correlaciones significativas entre el HRR a los 3 minutos y peso (r=-0.143, p=0.186), altura (r=-0.139, p=0.199), porcentaje de grasa corporal por plicometría (r=-0.068, p=0.534), porcentaje de grasa corporal por impedancia (r=0.027, p=0.807), IMC (r=-0.089, p=0.411), Endomorfía (r=0.005, p=0.966), Mesomorfía (r=-0.051, p=0.641), Ectomorfía (r=0.036, p=0.811).

Asimismo, no se observaron correlaciones significativas entre el HRR a los 5 minutos y peso (r=-0.092, p=0.397), altura (r=-0.115, p=0.289), porcentaje de grasa corporal por plicometría (r=-0.105, p=0.332), porcentaje de grasa corporal por impedancia (r=0.027, p=0.804), IMC (r=-0.027, p=0.807), Endomorfía (r=-0.024, p=0.823), Mesomorfía (r=-0.019, p=0.863), Ectomorfía (r=-0.014, p=0.894).

Tabla 3.

Ver: Anexos – Asociación entre índices de recuperación cardiaca, capacidad aeróbica…, al final del artículo.

Estos resultados indican la ausencia de asociaciones estadísticamente significativas entre los índices de recuperación cardiaca a diferentes tiempos post-esfuerzo y las medidas de composición corporal evaluadas en esta muestra de jugadores de fútbol profesional.

Índices de recuperación cardiaca y posición de juego

No se encontraron asociaciones estadísticamente significativas entre la posición de juego y el índice de recuperación cardiaca al minuto (p=0.899), a los 3 minutos (p=0.971) o a los 5 minutos (p=0.987).

Tabla 4.

Ver: Anexos – Asociación entre índices de recuperación cardiaca, capacidad aeróbica…, al final del artículo.

Discusión

Limitaciones de estudios previos y cómo este estudio las aborda

Los estudios previos sobre la relación entre los índices de recuperación cardíaca y la capacidad aeróbica han presentado varias limitaciones:

  1. Poblaciones diversas: Muchos estudios se han realizado en atletas de diversas disciplinas deportivas o en poblaciones no atléticas, lo que puede limitar la aplicabilidad de sus hallazgos a futbolistas profesionales.

Este estudio aborda esta limitación al centrarse exclusivamente en jugadores profesionales de fútbol de diferentes categorías y niveles competitivos, proporcionando datos específicos y relevantes para esta población.

  1. Diseños metodológicos variados: Las diferencias en los diseños metodológicos, incluidos los protocolos de prueba de esfuerzo y las técnicas de medición, han generado resultados inconsistentes en la literatura.

Este estudio utiliza un protocolo estandarizado y bien establecido (el protocolo de Kindermann) para las pruebas de esfuerzo, asegurando la consistencia y comparabilidad de los datos recopilados.

  1. Falta de consideración de factores contextuales: Muchos estudios no han considerado adecuadamente factores contextuales como el estado de entrenamiento, la posición de juego y las características antropométricas específicas de los jugadores.

Este estudio aborda estos factores al incluir una evaluación detallada de las variables antropométricas y la posición de juego, proporcionando una comprensión más completa de las relaciones entre estas variables y los índices de recuperación cardíaca.

  1. Enfoque en puntos temporales limitados: Algunos estudios se han centrado en puntos temporales específicos (por ejemplo, solo HRR1) sin considerar la recuperación en múltiples momentos post-ejercicio.

Este estudio evalúa los índices de recuperación cardíaca en varios puntos temporales (HRR1, HRR3, HRR5), ofreciendo una perspectiva más completa de la dinámica de recuperación cardíaca en los futbolistas profesionales.

El objetivo principal de esta investigación fue buscar una asociación entre los índices de recuperación cardiaca al primer, tercer y quinto minuto con la capacidad aeróbica de jugadores profesionales de futbol mediante la realización de una prueba de esfuerzo máximo.

Nuestro estudio encontró una correlación débil negativa entre el HRR1 y el vo2max que concuerda con los hallazgos de Suzic Lazic (2) En este artículo los autores reportan que la causa de este efecto puede ser explicado por la inmadurez del sistema autonómico de los pacientes jóvenes y el mayor tiempo que llevan entrenando los atletas de primera división comparado con los atletas de las categorías inferiores. La madurez del sistema autonómico se rige por una serie de factores tanto fisiológicos como aquellos dados por el acondicionamiento físico a largo plazo, por ejemplo, un mayor tiempo sujeto a cargas altas de entrenamiento ocasionando dichas adaptaciones fisiológicas como un mayor gasto cardiaco, mayor número de capilares en su musculatura entre otros.(2)

No se encontró una asociación entre el VO2 max y el HRR3 como mencionan Suzic,(2) alguna de los factores que pudieron haber influido en la discrepancia de resultados, es los diferentes niveles de preparación de los atletas ya que estos se encontraban en periodos precompetitivo, pudiendo encontrarse en un estado de acondicionamiento no optimo.

No se encontraron estudios tomando en cuenta el HRR5 en los jugadores de futbol profesionales, por lo que sería necesario la realización de más estudios de esta índole para buscar una asociación o descartarla.

Buchheit and Gindre (8) no encontraron relación entre Índices de aptitud cardiorrespiratoria y recuperación de la frecuencia cardíaca. Contrastando con los resultados de Suzic Lazic, Dekleva (2) mostrando las dificultades de la utilización de los índices de recuperación cardiaca como marcador de capacidad aeróbica, se le puede atribuir estas diferencias a las distintas adaptaciones fisiológicas que suelen acompañar al entrenamiento y al estado autonómico del paciente, no a la capacidad aeróbica, ni a factores genéticos asociados.

Buchheit and Gindre (8) sugieren la utilización de los índices de recuperación como una herramienta para valorar cambios a corto plazo del funcionamiento autonómico de los jugadores y podría reflejar de mejor manera la carga de entrenamiento que está siendo aplicada al jugador.

Los objetivos secundarios de este trabajo buscaban una asociación entre la composición corporal, variables antropométricas y los índices de recuperación cardiaca al primer, tercer y quinto minuto. (4)

Campos reporta una relación negativa entre el porcentaje de grasa corporal y el total de grasa corporal con el índice de recuperación al primer minuto, indicando que a mayor cantidad de grasa tenga el individuo se verá mermado el HRR1. (9)

Sin embargo, no encontramos una relación estadísticamente significativa en este estudio, la homogeneidad de la población en cuanto a su composición corporal, pudiese ser un factor por el cual no se comprobó dicha asociación, el tipo de análisis estadístico pudiese no ser el óptimo para la evaluación de estas variables biológicas.

La composición corporal también es un reflejo de distintos factores que afectaran el rendimiento desde su nivel de entrenamiento, sus adaptaciones fisiológicas a dicho entrenamiento por lo que es necesario continuar con el estudio de estas relaciones ya que representan herramientas aplicables sencillas.

Por lo que es importante sentar una base para continuar el desarrollo e investigación de la aplicación de dichas mediciones para buscar el rendimiento optimo del atleta. (10)

El objetivo secundario también consistía en encontrar diferencias en los perfiles aeróbicos de los jugadores dependientes de sus distintas posiciones, con la teoría que aquellos jugadores que realizan una mayor cantidad de actividades de alta intensidad tendrían índices de recuperación cardiaca más rápidos que les facilitaría cumplir su rol dentro del campo. Sin embargo, no se encontró evidencia de una asociación entre la posición y los respectivos índices de recuperación cardiaca.

Bonaiuto, Di Mauro (1) reportaron que el HRR1 fue significativamente más lento (20.53 DE 6.67) entre los porteros en comparación con otros roles (HRR1 30.7 DE 6.62; P<0.01). También hubo diferencias significativas entre los valores de HRR1 de los delanteros (27.11 DE 4.04), mediocampistas (HRR1 31.31 DE 7.43) y defensores (HRR1 32.10 DE 9.55).

Esta discrepancia se podría atribuir a la herramienta con la que se analizó estadísticamente la muestra, a la diferencia de edad y estado entrenamiento entre los distintos participantes que realizaron la prueba de esfuerzo, el periodo previo a su pretemporada también puede influir el estado de capacidad física del jugador por lo que es necesario realizar estudios con una muestra más específica y evaluar el momento indicado ya sea posterior a la realización de una pretemporada o al terminar una temporada para analizar esta asociación. En búsqueda de la formación de un perfil especifico asociado al rol y posición que desempeñara el jugador en el terreno, permitiendo una planificación efectiva del entrenamiento haciendo énfasis en las cualidades que se buscan desarrollar de manera individualizada. Tomando en cuenta que el entrenamiento tiende a ser generalizado en la mayor parte excepto en lo técnico táctico.

Importancia de la investigación en futbolistas profesionales

La capacidad de recuperación cardíaca, medida a través de los índices de recuperación cardíaca (HRR1, HRR3, HRR5), es un componente esencial de la aptitud cardiovascular y desempeña un papel fundamental en la capacidad del jugador para mantener un rendimiento óptimo a lo largo de un partido y durante toda la temporada. Estos índices proporcionan información crucial sobre la actividad del sistema nervioso autónomo, permitiendo evaluar las adaptaciones fisiológicas de los jugadores al entrenamiento y su capacidad de respuesta ante la carga fisiológica impuesta.

Investigaciones previas han sugerido que los individuos con mayor capacidad aeróbica presentan un ritmo de recuperación cardíaca más rápido en respuesta al ejercicio, lo que indica una activación más rápida del sistema vagal y/o una pérdida acelerada del tono simpático​​​​. Sin embargo, la mayoría de estos estudios no se han centrado específicamente en futbolistas profesionales, sino en atletas de otros deportes o en poblaciones generales.

Relevancia del estudio

Al investigar estas relaciones específicamente en futbolistas profesionales, este estudio proporciona información valiosa para entrenadores y profesionales de la salud, que pueden utilizar estos hallazgos para diseñar programas de entrenamiento más efectivos y personalizados. Además, los resultados de este estudio pueden ayudar a identificar indicadores clave de la salud cardiovascular y el rendimiento deportivo en esta población, contribuyendo a mejorar las estrategias de monitoreo y optimización del rendimiento de los jugadores.

Con estos esfuerzos, se espera que los hallazgos de este estudio no solo llenen los vacíos existentes en la literatura, sino que también establezcan una base sólida para futuras investigaciones en el campo de la Medicina del deporte y la ciencia del ejercicio.

Conclusiones

En nuestro estudio, no se encontró una asociación significativa entre los índices de recuperación cardiaca al primer, tercer y quinto minuto y la capacidad aeróbica o las variables antropométricas.

Esto sugiere que, aunque la recuperación cardiaca y la capacidad aeróbica son ambos indicadores importantes de la salud cardiovascular, pueden estar influenciados por diferentes factores y no necesariamente se correlacionan entre sí.

Por lo tanto, es importante considerar estos factores de manera independiente al evaluar la salud cardiovascular de un individuo.

Anexos – Asociación entre índices de recuperación cardiaca, capacidad aeróbica….pdf

Referencias

  1. Saeidi A. Physical and physiological demand of soccer player based on scientific research. International Journal of Applied Science in Physical Education. 2016;2:9-22.
  2. Suzic Lazic J, Dekleva M, Soldatovic I, Leischik R, Suzic S, Radovanovic D, et al. Heart rate recovery in elite athletes: the impact of age and exercise capacity. Clin Physiol Funct Imaging. 2017;37(2):117-23.
  3. Bonaiuto M, Di Mauro D, Speciale F, Pagano F, Buda D, Vita G, et al. Evaluation of heart rate recovery in relation to playing position in professional soccer players. The Journal of Sports Medicine and Physical Fitness. 2012;52(6):583-8.
  4. Kindermann W, Schramm M, Keul J. Aerobic Performance Diagnostics with Different Experimental Settings. International Journal of Sports Medicine. 1980;01:110 – 4.
  5. Pugh LG. Oxygen intake in track and treadmill running with observations on the effect of air resistance. J Physiol. 1970;207(3):823-35.
  6. Ros FE, Vaquero-Cristóbal R, Marfell-Jones M, Marfell-Jones M, Kinanthropometry ISfAo. International Standars for Anthropometric Assessment, 20019: International Society for the Advancement of Kinanthropometry (ISAK); 2019.
  7. Durnin JV, Womersley J. Body fat assessed from total body density and its estimation from skinfold thickness: measurements on 481 men and women aged from 16 to 72 years. Br J Nutr. 1974;32(1):77-97.
  8. Buchheit M, Gindre C. Cardiac parasympathetic regulation: respective associations with cardiorespiratory fitness and training load. American Journal of Physiology-Heart and Circulatory Physiology. 2006;291(1):H451-H8.
  9. Campos EZ, Bastos FN, Papoti M, Freitas Junior IF, Gobatto CA, Balikian Junior P. The Effects of Physical Fitness and Body Composition on Oxygen Consumption and Heart Rate Recovery After High-Intensity Exercise. Int J Sports Med. 2012;33(08):621-6.
  10. Esposito F, Impellizzeri FM, Margonato V, Vanni R, Pizzini G, Veicsteinas A. Validity of heart rate as an indicator of aerobic demand during soccer activities in amateur soccer players. European Journal of Applied Physiology. 2004;93(1):167-72.