Indicadores de salud en individuos hablantes de la lengua yokot’aan, en Tecoluta Nacajuca, Tabasco, México

indicadores-de-salud-individuos-lengua-yokotaan-tecoluta-nacajuca-tabasco-mexico

Un 3% de la población Tabasqueña se comunica en lengua indígena; la comunicación permite ofrecer actividades que propicien comportamientos sanos esperando manifestarse en la salud del individuo, familia y la comunidad, para esto es necesario tener un mismo lenguaje para ser interpretado.

Autores

M.C.E. Beatriz Adriana Oliva Castañeda. Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, División Académica Multidisciplinaria de Jalpa de Méndez, Licenciatura en Enfermería.

M.N.C. Josué Baldemar Pecero Rodríguez.

M.P.H. Adriana Arias Paz.

M.C.E. Miguel Frías Méndez.

Resumen

Se elaboró e implemento un instrumento en lengua yokot’aan partiendo en que determinar indicadores de salud permitiría estimar las necesidades sanitarias originadas por mala comprensión y barreras del idioma el objetivo fue determinar indicadores de salud utilizando la lengua Yokot’aan. Con un estudio descriptivo, transversal analizándose con SPSS v22. Se tomaron los indicadores en salud en relación a la situación lingüística diferenciando los datos estudiados de los que obtuvieron significancia estadística. (P<0.05) Escolaridad 0.01, Excretas 0.00, Servicios de salid 0.040, Trato equitativo 0.021.

Las necesidades percibidas se enfocaron en gestionar un drenaje sanitario optimo pues muchas enfermedades se originan por inadecuada disposición excreta; la participación de la comunidad será clave en el fortalecimiento de sistemas de salud; para el nivel de escolaridad y trato equitativo se denota con resistencia en iniciativas de inclusión social aunque los programas de becas demuestra que con el acompañamiento institucional oportuno y adecuado, estudiantes indígenas pueden alcanzar el mismo nivel de competencias y aprovechamiento de sus pares no indígenas.

Palabras clave

Situación lingüística, Indicadores de salud, chontales, individuos.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Introducción

El censo de población y vivienda, INEGI (2010) indicó que en Tabasco existen 60,526 personas mayores de cinco años que hablan alguna lengua indígena, lo que representa un 3% de la población de la entidad que sin duda alguna la enriquece como parte de una composición pluricultural, pero al mismo tiempo se encuentra vulnerable al no poder muchas veces concretar la educación para la salud.

Esto último como un proceso de la comunicación con la población, orientando a propiciar comportamientos sanos, es decir existe un emisor y un mensaje de salud a la población receptora, de la que se espera una respuesta que se manifiesta en el estado de salud del individuo, familia y la comunidad, para esto es necesario tener un mismo lenguaje o código para ser interpretado.

Derivado del anterior postulado surge la siguiente interrogante ¿Determinar indicadores de salud permitiría estimar las necesidades sanitarias originadas por una mala comprensión causado por barreras del idioma?

El objetivo general de este estudio es determinar indicadores de salud del poblado Tecoluta en Nacajuca, Tabasco; utilizando como medio de comunicación la lengua Yokot’aan (chontal) para promover la educación en el primer nivel de atención.

Material y métodos

La presente investigación se realizó en las instalaciones de la División Académica Multidisciplinaria de Jalpa de Méndez (DAMJM), De la universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), ubicada en la carretera estatal libre Villahermosa-Comalcalco Km. 27+000 s/n ranchería Ribera Alta, en la ciudad de Jalpa de Méndez, Tabasco; México.

Su propósito fue evaluar la situación lingüística de habitantes chontales, mediante la aplicación de una encuesta en su lengua yokot’aan, a la población muestra para determinar si el lenguaje yokot’aan que hablan estas personas ejerce influencia en los indicadores de educación y salud. Esto con la finalidad de implementar estrategias necesarias en su lengua materna para mejorar el rezago existente.

Los sujetos de estudios, (individuos chontales), fueron entrevistados durante el mes de junio de 2017, específicamente en la comunidad de Tecoluta primera y segunda sección en Nacajuca, Tabasco; México, cuyas coordenadas geográficas son 18°25‘38” latitud norte y 93°01’83” latitud oeste.

publica-articulo-revista-ocronos

Se implementó como primer contacto un recorrido de la comunidad, con el apoyo de los delegados comunitarios para identificar los límites territoriales del área geográfica e implementar un croquis como guía durante el levantamiento de la encuesta y se implementó el método de censo para comunidad rural con caserío disperso.

Una vez identificada la comunidad se hace la distribución comunitaria de los alumnos de enfermería con dominio de la lectoescritura de la lengua yokot’aan para iniciar la recolección de la información en su propio idioma.

Tipo de diseño: Descriptivo; transversal; muestreo; aleatorio estratificado. Se empleó un instrumento con datos basados en la tarjeta censal de la secretaria de salud y en la encuestas a poblaciones indígenas por parte de la INEA. El Instituto Nacional de Educación para Adultos propone ubicar el tipo de bilingüismo de la siguiente manera: sí la persona no entiende ni habla español y solo habla una lengua indígena, es monolingüe en lengua indígena. Si entiende una lengua indígena, aunque no lo hable, y habla español, entonces es una persona bilingüe, de tipo:

Bilingüe receptivo en lengua indígena: la persona domina el español y sólo comprende algunas palabras o expresiones de una lengua indígena sin poder expresarse en él.

Bilingüe incipiente en lengua indígena: esta persona domina el español, y aunque puede producir algunas expresiones en lengua indígena no puede entablar una plática extensa.

Bilingüe coordinado: la persona comprende y habla tanto su lengua indígena y el español.

Si sólo habla español, es hispanohablante.

Además se implementaron otras preguntas relacionadas con la identificación del dominio de otra lengua, ultimo grado de estudio, abastecimiento de agua, disposición de excretas, servicios básicos y características de la de la vivienda, servicios de salud al que tienen acceso, frecuencia de visita médica, número de hijos, enfermedades que presentan, y el trato equitativo o desigual y discriminatorio de los centros de servicios de salud y de las instituciones encargadas de la educación.

Una vez obtenido la recolección de datos, los análisis básicos de cada una de las preguntas formuladas en la encuesta se estimara con el paquete estadístico SPSS v 22 la significancia estadística se determinara por el método de Chi cuadrada y se trabaja con un universo de 300 participantes.

Criterios de inclusión: población adulta con diferente situación lingüística.

Resultados

Los resultados extraídos del presente trabajo permiten dar análisis a los indicadores en salud en relación a la situación lingüística del grupo de la población diferenciando los datos estudiados de los que obtuvieron significancia estadística.

Tabla 1. Indicadores culturales y demográficos analizados en población chontal que habita en Tecoluta Nacajuca Tabasco México durante el año 2017.

n=Población, % Porcentaje P valor: grado de significancia

Tabla 2. Indicadores culturales y demográficos con significancia estadística en población chontal que habita en Tecoluta Nacajuca Tabasco México durante el año 2017.

n=Población, % Porcentaje P valor: grado de significancia. (P<0.05)

Anexos – Indicadores de salud en individuos hablantes de la lengua yokot’aan

Anexos – Indicadores de salud en individuos hablantes de la lengua yokot’aan

La tabla número uno mostro los indicadores de tipo culturales y demográficos de salud que fueron empleados en la población adaptado a su lengua materna. Por otra parte la tabla numero dos sugiere aquellas variables que después de ser analizadas marcaron un valor estadísticamente significativo.

Discusión

La organización panamericana de la salud OPS (2015) afirma que la calidad es un requisito para la salud universal. Para lograr el acceso equitativo a servicios integrales de calidad se requiere un enfoque sistémico desde la autoridad de salud en el ejercicio de la rectoría del sistema y a nivel de la red de los servicios, las intervenciones se dirigen a garantizar una atención resolutiva que responda las necesidades y expectativas de las personas.

Según los indicadores de salud reportados por el INEGI (2010) para el estado de tabasco, el porcentaje de pacientes con recetas surtidas en forma completa en el primer nivel de atención es de 84.65%, mientras que el tiempo de espera en urgencias en 2014 fue de 32.90%, las comunidades certificadas como saludables representan 10.32%; según el indicador 43 el porcentaje de usuarios a los que el medico explica sobre su estado de salud en primer nivel de atención es de 99.40%.

Según el metadato generado con base a la metodología propuesta por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), con base a estimaciones del CONEVAL con datos en el MCS – ENIGH, 2008, 2010, 2012 y 2014 la frecuencia de los servicios de salud en el año 2016, evidencia que el 86.6% de la población de la población tabasqueña tiene accesibilidad a los servicios; en base a este metadato la esperanza de vida al nacer es de 74.9%, mientras que el promedio de la salud auto reportada en 2014 es de 7.9%; la tasa promedio de obesidad en 2012 alcanza un porcentaje de 42.7%; la tasa de mortalidad materna en 2013 es de 27.4% y la tasa de mortalidad infantil para el 2015 fue de 14.7% y la razón de la mortalidad materna alcanzo el 41.7%.

Adicionalmente a nivel nacional el 48.9% no es derechohabiente de los servicios de salud, mientras que en las personas indígenas este dato aumenta al 72%. También es relevante mencionar que la niñez indígena tiene desventajas frente a niños no indígenas ya que la prevalencia en déficit de tallas en municipios indígenas fue de 31% en 2004 en comparación con el promedio nacional que es de 8.9% para el mismo año.

Para contrarrestar los resultados evidenciados por el INEGI la OPS propone que los sistemas de salud deben ser capaces de definir las prestaciones que van a otorgar a su población edemas de garantizar que los problemas de salud pueden resolverse cada vez en mayor medida mediante la incorporación de nuevos conocimientos y recursos involucrando y utilizando de manera más innovadora y creativa los recursos públicos y privados y de la seguridad social.

Por otra parte autores que han estudiado la problemática de la desigualdad en salud para poblaciones indígenas como (Leyva Flores y Cols , 2013) que en su estudio cuyo propósito fue analizar la situación socioeconómica, de salud y acceso a servicios en población indígena de México, en 2006 y 2012 remarcaron la situación generada y consensaron que incrementar la cobertura del Seguro Popular se presentan resultados heterogéneos que se traduce inequidad parcial en utilización de servicios de salud, mientras que el Programa Oportunidades no incide en mejoría de condición socioeconómica de población indígena.

En contraste con el estudio realizado por (David Navarrete, 2011) donde presenta una aproximación a los objetivos, estructura y resultados del Programa Internacional de Becas para Indígenas de la Fundación Ford (PIBI) en México a diez años del inicio de sus operaciones. Plantea la necesidad de considerar el otorgamiento de becas como un mecanismo relevante para impulsar la inclusión social y la equidad en el sistema educativo universitario y de posgrado.

Se expone el diseño y mecanismos de atención del (Programa Internacional de Becas de Posgrado para Indígenas) PIBI orientados a asegurar el ingreso, permanencia y egreso de estudiantes indígenas que han cursado estudios de posgrado con apoyo del programa. En la parte final se analiza la composición del conjunto de candidatos a la beca, postulando que representan una muestra del más amplio universo de profesionistas indígenas que actualmente demanda este tipo de apoyos financieros y educativos.

En cuanto al último rubro con significancia analizado que es de la disposición de excretas el informe anual sobre la situación de pobreza y rezago social 2017; emitido por la encuesta intercensal del 2015 en el municipio de Nacajuca Tabasco caracterizado por tener comunidades chontales, tiene 14.17% de viviendas que no disponen de drenaje, además de tener un 13.38% de viviendas que no tienen excusado sanitario, otro dato alarmante está relacionado con el 21.89% de viviendas que no disponen de agua entubada en la red pública; los porcentajes anteriores sirven de universo a la comunidad de Tecoluta por pertenecer a este municipio.

Dicho informe anual menciona que en el estado de Tabasco y sus municipios el indicador de la carencia por servicio de drenaje en la vivienda obtuvo una disminución relevante al pasar de 7.31% en 2010 a 2.5 % en 2015.

Tomando en cuenta los resultados obtenidos es posible anticipar una mejora en la mayoría de los indicadores de pobreza de esta comunidad; aunque en 2016 los resultados de las tarjetas censales en materia de salud muestran datos de morbilidad propias por el mal manejo de excretas.

Conclusión

Teniendo como punto de partida que el propósito de este estudio fue determinar indicadores de salud en población chontal diferenciamos los datos culturales y demográficos analizados de aquellos que obtuvieron significancia destacando el nivel de escolaridad, la disposición de excretas, la frecuencia de la visita médica y la percepción del trato equitativo en los sistemas educativos.

Por lo que una de las necesidades percibidas es la capacitación sobre un correcto saneamiento de agua y gestionar un drenaje sanitario optimo pues estudios anteriores afirman que muchas enfermedades se propagan a través del suelo debido a la constante contaminación a que está expuesto, y a la inadecuada disposición de heces y orina de humanos y animales, basuras, desperdicios, etc., que facilitan la reproducción de ciertos vectores como las moscas que luego transmiten las enfermedades como referencia de esto la OMS menciona que el manejo inadecuado de excretas es la principal fuente de enfermedades diarreicas ya que estos agentes generalmente se diseminan por vía ano- mano- boca; también afirma que estos desechos representan un riesgo para la salud si no se disponen sanitariamente, porque en ellos se encuentran microorganismos patógenos que contaminan el agua y los alimentos, lo que produce las enfermedades relacionadas con la contaminación.

A su vez para contrarrestar los resultados evidenciados por el INEGI la Organización Panamericana de la Salud propone que los sistemas de salud deben ser capaces de definir las prestaciones que van a otorgar a su población además de garantizar que los problemas de salud pueden resolverse cada vez en mayor medida mediante la incorporación de nuevos conocimientos y recursos, involucrando y utilizando de manera más innovadora y creativa los recursos públicos, privados y de la seguridad social.

La declaración de Alma Ata reconoce la participación de la comunidad como un ingrediente clave en el fortalecimiento de los sistemas de salud con base en la atención primaria de salud. Para los indicadores de nivel de escolaridad y trato equitativo en servicios educativos su significancia derivo denotando la fuerte resistencia existentes en iniciativas de inclusión social descansa en el supuesto de que atentan contra los niveles de calidad académica que debe mantener la universidad aunque en contraparte la experiencia del programa de becas examinado anteriormente demuestra que con el acompañamiento institucional oportuno y adecuado, los estudiantes indígenas pueden alcanzar el mismo nivel de competencias y aprovechamiento de sus pares no indígenas. Así promoviendo la equidad.

Referencias bibliográficas

Cruz-Sánchez, M., Tuñon-Pablos, E., Villaseñor-Farías, M., Álvarez-Gordillo, G. D. C., & Nigh-Nielsen, R. (2012). Desigualdades de género en sobrepeso y obesidad entre indígenas Chontales de Tabasco, México. Población y salud en Mesoamérica9(2).

Harvey, P. A. (2007). Disposición de excretas en situaciones de emergencia. Manual para el campo. Universidad de Loughborough. Reino Unido.

Hernández Márquez, B., Pérez Cruz, E., & Ramón Ruiz, J. (2015). Hacia modelo educativo orientado a la protección de la salud, las actividades productivas y la conservación de sus etnias para el desarrollo sustentable con enfoque territorial.(Un estudio de caso en la etnia de los poblados de Tecoluta 1a y 2a sección perteneciente al centro integrador de Mazateupa del municipio de Nacajuca, Tabasco).

Instituto Nicaragüense de acuerdos y alcantarillados, INAA(2001). Normas técnicas para diseños de sistemas de abastecimiento de agua potable en el medio rural y saneamiento básico rural. Nicaragua.

Leyva-Flores, R., Infante-Xibille, C., Gutiérrez, J. P., & Quintino-Pérez, F. (2013). Inequidad persistente en salud y acceso a los servicios para los pueblos indígenas de México, 2006-2012. salud pública de méxico55, S123-S128.

López Delgado, Liere; Schiffer, Andreas (2012)Manual de requerimientos mínimos para intervenciones en agua, saneamiento e higiene de emergencias.1ra edición.

Ministerio de salud pública y asistencia social (2011).Guía de normas para la disposición final de excretas y aguas residuales en zonas rurales de Guatemala. Guatemala.

Navarrete G., David. (2011). Becas, inclusión social y equidad en el posgrado: Una aproximación desde el Programa Internacional de Becas para Indígenas. Perfiles educativos33(spe), 262-272.

Solís, R., Salvatierra, B., Nazar, A., & Torres, A. (2015). Acceso a la educación en salud y su potencial en la disminución de la incidencia de diarrea infantil en las poblaciones costeras de Yucatán, México. Población y Salud en Mesoamérica13(1).

Terán-Hernández, M., Díaz-Barriga, F., & Cubillas-Tejeda, A. C. (2016). Diagnóstico de salud y percepción de riesgos, elementos clave para una propuesta de intervención en comunidades indígenas en México. Revista Panamericana de Salud Pública39, 106-114.