La importancia de la vacuna de la gripe en los mayores de 65 años

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 7–Julio 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº7:153

Autor principal (primer firmante): María Del Carmen Bravo Vega

Fecha recepción: 12 de Julio, 2021

Fecha aceptación: 29 de Julio, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(7):153

Autora: María Del Carmen Bravo Vega

La gripe es una enfermedad respiratoria aguda causada por un virus, por lo que los antibióticos no resultan efectivos para combatirla y su uso puede crear resistencias a estos fármacos. Se trata de una enfermedad de curso agudo cuya máxima incidencia se observa en otoño e invierno y su período de incubación es de 48 horas con una variación entre uno y siete días.

Se transmite por el aire al toser y estornudar y los principales síntomas son fiebre de hasta 39º C, escalofríos, dolor de cabeza, dolores musculares, estornudos, tos intensa y persistente, rinorrea, lagrimeo y faringitis leve. En determinados grupos de riesgo como mayores de 65 años la gripe puede provocar sintomatología más grave. La complicación más habitual suele ser la neumonía o infección pulmonar.

En parte, es debido a que en la mayoría de ocasiones, el sistema inmune de las personas mayores está, por lo general, más debilitado. Según se envejece, aumenta el riesgo de infección, ya que, con la edad, nuestro organismo cambia y se vuelve más débil frente a las cepas de virus, disminuye la capacidad de respuesta ante ellas y le es más difícil adquirir inmunidad, lo que conlleva que las patologías en mayores sean de mayor gravedad y peores en cuanto a calidad de vida, mortalidad y morbilidad.

La protección de los grupos de población con alto riesgo de complicaciones por gripe continúa siendo la prioridad fundamental de los programas de vacunación anti gripal.

La estrategia de vacunación anti gripal se basa en la prevención de complicaciones graves y la disminución de defunciones atribuibles a gripe en estos grupos de riesgo, en especial de las personas mayores y de aquellas con enfermedades subyacentes o factores de riesgo para la enfermedad gripal grave.

Según los estudios de la temporada 2019/20 en España; desde el inicio de la misma hasta la semana 20/2020, la tasa acumulada de hospitalización de pacientes con gripe confirmada fue de 59,9 casos/100.000 habitantes (IC 95%: 45,9-78,1). La mayor proporción de casos se concentró en el grupo de >64 años (38%). Del total de Casos Graves Hospitalizados confirmados de gripe por grupos de edad, la mediana de edad fue de 63 años concentran dos la mayor proporción de casos en los mayores de 64 años (47%). Entre las defunciones registradas desde la semana 40/2019 hasta la semana 20/2020 en los Casos Graves Hospitalizados confirmados de gripe (CGHCG), la mediana de edad fue de 77 años concentrándose la mayor proporción de esos en los mayores de 64 años (76%).

Durante la misma temporada se notificaron 10 brotes de gripe por parte de cuatro CCAA (Comunidades Autónomas); cinco de ellos tuvieron lugar en instituciones geriátricas y los otros cinco en instituciones sanitarias.

El programa de vacunación anti gripal 2019-20 en España ha conseguido prevenir un número considerable de infecciones leves de gripe, hospitalizaciones, complicaciones graves y mortalidad causada por esta enfermedad en mayores de 64 años.

Objetivos

Exponer resultados con un 53,65% población española >64 años vacunada.

Desde que se introdujo en España a principios de los años 80 la vacuna anti gripal ha demostrado ser eficaz tanto en jóvenes, adultos como en personas mayores, con porcentajes de protección que varían entre el 30% y el 74%, dependiendo de la temporada y la concordancia de la vacuna.

Frente a otras gripes más mediáticas y que generan confusión en la opinión pública, la gripe estacional es la que está vigente en el 98% de los casos.

En personas mayores el efecto de la vacunación anti gripal para prevenir casos graves de gripe duplica al efecto para prevenir los ingresos por gripe de menor gravedad como demuestra un estudio reciente en distintos hospitales de España. En esta muestra que los pacientes mayores de 65 años vacunados en la temporada de estudio y anteriores tuvieron una protección del 31% para prevenir ingresos hospitalarios por gripe no grave, un 74% para evitar ingresos en UCI y un 70% para prevenir fallecimientos asociados a la gripe, en comparación con aquellos pacientes que no se habían vacunado en la temporada de estudio ni en las tres anteriores.

Además, en aquellos pacientes en los que la vacuna no logró evitar la infección por gripe y requirieron ingreso en hospitales, la vacuna redujo en un 55% el riesgo de padecer formas clínicas graves por este virus por lo que estos datos refuerzan la recomendación de vacunarse contra la gripe para las personas mayores y la importancia de hacerlo cada nueva temporada

Es preciso desterrar creencias erróneas como que la vacuna no sirve para nada o no son efectivas para todos los subtipos de virus de la enfermedad porque los cambios de la gripe que se vienen produciendo son menores y la vacuna es igual de efectiva en todos estos casos, aun no coincidiendo exactamente con dichas cepas y ejerce de la misma manera un papel protector.

Además, es importante hacer hincapié en la vacunación no solo en las personas mayores sino de aquellas que estén en contacto directo, tanto para evitar el contagio de estos como el suyo propio.

El impacto positivo del programa de vacunación anti gripal en términos de salud pública podría haber sido cuantitativamente más importante si un mayor porcentaje de población perteneciente al principal grupo recomendado de vacunación hubiera recibido la vacuna anti gripal por lo que se necesitan esfuerzos continuados para alcanzar, al menos, el objetivo de la OMS y la UE que en España la cobertura vacunal frente a la gripe en la población mayor de 64 años llegue al 75%.

Bibliografía

  1. Sociedad Española de Geriatría y Gerontología – SEGG (https://www.segg.es/)
  2. Ciberesp (https://www.ciberesp.es/)
  3. Vigilancia de la Gripe en España. Informe Temporada 2019-2020 (Instituto de Salud Carlos III)
  4. EuroMOMO. European monitoring of excess mortality for public health action.(http://www. euromomo.eu/
Salir de la versión móvil