La importancia de la salud mental en el ámbito de los trabajadores sanitarios

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. N.º 5–Mayo 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; N.º 5: 730

Autor principal (primer firmante): María Luisa Orna Casorrán

Fecha recepción: 22/04/2024

Fecha aceptación: 19/05/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(5): 730

Autora:

María Luisa Orna Casorrán.

TCAE y Trabajadora social.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Resumen

La salud mental de los trabajadores sanitarios no solo afecta su bienestar personal, sino que también tiene un impacto directo en la calidad de la atención que brindan. Cuando los profesionales de la salud están agotados, estresados o enfrentan problemas de salud mental no tratados, su capacidad para tomar decisiones informadas y brindar una atención compasiva se ve comprometida. Esto puede poner en peligro la seguridad de los pacientes y reducir la calidad de los resultados de atención.

Palabras clave:

Salud mental, carga emocional, estigmatización, agotamiento.

Introducción

Los trabajadores sanitarios desempeñan un papel crucial en la atención médica y el bienestar de la sociedad. Sin embargo, a menudo pasamos por alto un aspecto fundamental de su trabajo: su propia salud mental.

La importancia de la salud mental en el ámbito de los trabajadores sanitarios no puede ser subestimada, ya que afecta no solo a su calidad de vida personal, sino también a la calidad de la atención que brindan a los pacientes.

En este artículo, exploraremos por qué la salud mental de los profesionales de la salud es esencial y cómo abordar este tema de manera efectiva.

Los desafíos de la profesión sanitaria

Los trabajadores sanitarios se enfrentan a una serie de desafíos únicos que pueden poner en riesgo su salud mental.

publica-articulo-revista-ocronos

Estos desafíos incluyen:

  • Carga y/o fatiga emocional: Los trabajadores sanitarios a menudo lidian con situaciones de vida o muerte, el sufrimiento de los pacientes y las familias, lo que puede generar estrés, ansiedad y traumas.
  • Largas jornadas de trabajo: Las largas horas de trabajo, los turnos nocturnos y la falta de tiempo libre pueden afectar negativamente el equilibrio negativo entre el trabajo y la vida personal, lo que deriva en sentimientos de frustración e incumplimiento de metas personales y sociales.
  • Presión constante: La presión para brindar atención de alta calidad en un entorno a menudo caótico y con recursos limitados puede ser abrumadora, en muchas ocasiones el desgaste produce despersonalización en el ejercicio de la profesión.
  • Estigmatización: Existe un estigma en torno a buscar ayuda para problemas de salud mental en la comunidad médica, lo que puede disuadir a los profesionales de buscar el apoyo que necesitan. Esto conlleva valores e ideología asistenciales que tienen consecuencias: en primer lugar, afecta su bienestar emocional y su inclinación al desgaste profesional; además, influye en cómo enfrentan sus propios problemas psicológicos y de salud mental. Esos valores que luego si se trasmiten a la población, contribuyen a la medicalización y a su cronificación.

Medidas concretas

  • Crear un entorno de trabajo con atención saludable: Los hospitales y las instituciones de médica deben promover una cultura que valore la salud mental, ofrecer apoyo emocional y reducir las barreras para buscar ayuda.
  • Capacitación en manejo del estrés: Los profesionales de la salud deben recibir capacitación en técnicas de manejo del estrés y resiliencia emocional para enfrentar los desafíos de manera efectiva.
  • Incluir actividades dirigidas a mantener la motivación de los trabajadores, la satisfacción laboral y a la promoción de oportunidades de desarrollo.
  • Acceso a recursos de salud mental: Deben establecerse programas de apoyo psicológico y acceso a profesionales de la salud mental para garantizar que los trabajadores tengan recursos disponibles cuando los necesiten, aprovechando toda actividad interdisciplinar en contacto con otras profesiones.
  • Reducción de la estigmatización: Se debe trabajar para eliminar el estigma en torno a la búsqueda de ayuda para problemas de salud mental, normalizando el cuidado de la salud mental entre los profesionales de la salud.

Conclusión

La salud mental de los trabajadores sanitarios es esencial para garantizar la calidad de la atención médica que brindan y para su bienestar personal.

Objetivos claves son el replanteamiento de la formación comunitaria y el apoyo socioeconómico, emocional y psicoterapéutico ante el riesgo de desmoralización de sus profesionales.

Abordar los desafíos que enfrenta, promover un entorno de trabajo saludable y fomentar la búsqueda de apoyo son pasos esenciales en esta dirección. Solo cuando los profesionales de la salud cuiden de su propia salud mental podrán brindar la atención de calidad que los pacientes merecen.

Bibliografía

  1. Fundació Galatea. Impacto COVID-19 en los profesionales de la salud: resultados preliminares del estudio de la Fundación Galatea (I y II). Barcelona: COMB y Fundación Galatea. 2021. Disponible en: https://www.clinica-galatea.com/es/bloc/ imapacto-COVID/
  2. Fornés Vives J. Los valores y la salud mental. Rev Presencia 2007 ene-jun;3(5). Disponible en <http://www.index-f.com/presencia/n5/64a rticulo.php> [ISSN:1885-0219]
  3. Fornés, J.; Carball, M.C: Enfermería de salud mental y psiquiátrica. Guía práctica de valoración y estrategias de intervención. Madrid: Médica Panamericana, 2001.
  4. Gil-Monte P. Síndrome de agotamiento profesional (síndrome de burnout): teóricas para su explicación y recomendaciones 2004; Psicología científica.com. Disponible en: http//www.imt/whr p1-5.
  5. Bianchini Matamoros, M. (1997). El Síndrome del Burnout en personal profesional de la salud. Medicina legal de Costa Rica, 13–14(2-1–2), 189–192. https://www.scielo.sa.cr/scielo.php?pid= S1409-00151997000200017&script=sci_art text