La importancia de la nutrición en la fertilidad de la mujer

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 7–Julio 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº7: 120

Autor principal (primer firmante): Francisca Manuela Palau Navas

Fecha recepción: 22 de junio, 2022

Fecha aceptación: 21 de julio, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(7) 120

Autoras:

  1. Francisca Manuela Palau Navas
  2. Andrea Al-Lal Martínez
  3. Ester Calzado Bon
  4. Esperanza Isabel Ruiz Tore
  5. Kemsa Mohamed Mohamed
  6. María Isabel Vargas López

Resumen

Introducción

La infertilidad es un problema creciente que afecta a las parejas que intentan quedar embarazadas. Un creciente cuerpo de evidencia apunta a un vínculo entre la dieta y la fertilidad femenina. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la infertilidad afecta aproximadamente a unos 80 millones de mujeres en todo el mundo. Ésta se define como la infertilidad causada principalmente por factores femeninos, como trastornos de la ovulación, reserva ovárica reducida, trastornos del sistema reproductivo o enfermedades crónicas.

publica-TFG-libro-ISBN

Objetivo

Resumir la literatura actual epidemiológica sobre nutrición y fertilidad.

Método

Se realizó una búsqueda exhaustiva en la literatura científica de todos los artículos relacionados con el tema en el motor de búsqueda PubMed.

Palabras clave

Nutrición, fertilidad, alimentación, mujer, edad reproductiva.

Resultados

La realización normal reproductiva definitivamente requiere una nutrición saludable, debido a que los hombres y las mujeres que están desnutridos se identifican como las principales poblaciones infértiles en los países en desarrollo, mientras que comer en exceso, el consumo de comida rápida, los regímenes dietéticos hipercalóricos y la obesidad, concurren a la infertilidad en las sociedades occidentales y desarrolladas.

Discusión

La gran mayoría de los estudios de investigación indican que el alto consumo de cafeína puede contribuir un factor potencial asociado con un mayor tiempo para conseguir el embarazo y un mayor riesgo de pérdida del embarazo. Entre las mujeres que luchan contra la infertilidad, una discusión sobre la influencia negativa del gluten en la fertilidad es relativamente común.

Conclusión

La literatura sobre la relación entre la dieta y la fertilidad humana se ha ampliado mucho durante la última década y ha dado lugar a la aparición de algunos patrones claros.

La infertilidad femenina es una condición médica y social mundial causada por diversas alteraciones fisiopatológicas. En un número notable de casos la patogenia no está claramente definida, lo que determina la indecisión sobre las opciones de tratamiento más adecuadas

Los resultados recopilados anteriormente muestran que, a pesar de la etiología multifactorial de la disfunción reproductiva, los factores dietéticos pueden afectar la reproducción tanto en hombres como en mujeres

Introducción

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la infertilidad afecta aproximadamente a unos 80 millones de mujeres en todo el mundo. Ésta se define como la infertilidad causada principalmente por factores femeninos, como trastornos de la ovulación, reserva ovárica reducida, trastornos del sistema reproductivo o enfermedades crónicas. Además, la infertilidad, es decir, la imposibilidad de lograr un embarazo después de 12 meses de relaciones sexuales rutinarias y sin protección, afecta a un gran número de parejas en edad reproductiva que intentan quedar embarazadas.

Se estima que el 15% de las parejas en todo el mundo tienen dificultades para quedar embarazadas; sin embargo, la infertilidad femenina contribuye solo al 35% de los casos de infertilidad en general, el 20% de los casos están relacionados con mujeres y hombres, el 30% comprende problemas solo por parte de los hombres, mientras que el 15% de los casos de infertilidad siguen actualmente sin causa. Además de los factores fisiológicos relacionados con la edad, la fertilidad femenina también se ve afectada por las condiciones relacionadas con la fisiopatología de los órganos reproductivos y otros factores, como el medio ambiente y el estilo de vida. De la misma forma, hay un gran interés en el estilo de vida, incluida la dieta y la actividad física, el estrés psicológico, los factores socioeconómicos, el IMC, el tabaquismo, el alcohol, la cafeína y las sustancias psicoactivas en el contexto de la fertilidad. (1)

Por lo tanto, la identificación de factores de estilo de vida modificables, como la dieta, que influyen en la fertilidad humana es de gran relevancia clínica y de salud pública. Si bien existe una aceptación de que la nutrición puede estar relacionada con la práctica reproductiva tanto en hombres como en mujeres, actualmente todavía no existe una guía oficial para las parejas en edad reproductiva. (2)

Objetivos

General

Resumir la literatura actual epidemiológica sobre nutrición y fertilidad.

Específico

Indagar sobre la relación entre la nutrición y la reproducción.

Método

Se realizó una búsqueda exhaustiva en la literatura científica de todos los artículos relacionados con el tema en el motor de búsqueda PubMed. Se incluyeron en la revisión artículos de investigación relevantes centrados en la relación de la nutrición con la fertilidad publicados en los últimos 5 años. Inicialmente se identificaron un total de 314 estudios similares a los objetivos del presente estudio, de los cuales 45 fueron incluidos por no estar disponible la versión completa de los artículos, el resto se desecharon.

En general, se seleccionaron 17 artículos en función de la adecuación con los objetivos de revisión actuales y se analizaron. Finalmente, se utilizaron un total 5 artículos para esta revisión sistemática de la bibliografía.

Palabras clave: nutrición, fertilidad, alimentación, mujer, edad reproductiva.

Resultados

El realizar una práctica normal reproductiva definitivamente requiere de una nutrición saludable, debido a que los hombres y las mujeres que están desnutridos se identifican como las principales poblaciones infértiles en los países en desarrollo, mientras que comer en exceso, el consumo de comida rápida, también llamada comida “basura”, los regímenes dietéticos hipercalóricos y la obesidad, concurren a la infertilidad en las sociedades occidentales y desarrolladas. Concretamente en las mujeres en edad fértil, una nutrición desequilibrada puede afectar la maduración de los ovocitos, y una mejor comprensión de los componentes moleculares alterados en las personas desnutridas aportaría soluciones para restaurar las funciones reproductivas normales. (3)

En una revisión sistemática que sintetizó los principales hallazgos que incluyó a 22.786 participantes con una edad media de 35 años, se planteó una asociación positiva entre la adherencia a la dieta mediterránea y la fertilidad. Además, en un estudio de cohorte realizado por Chavarro et al. en un total de 17.544 mujeres que planeaban un embarazo o que quedaron embarazadas durante el estudio, hubo una asociación entre la adherencia a la dieta profertilidad (similar a la mediterránea) y un menor riesgo de infertilidad causada por trastornos de la ovulación. (1)

En otros estudios, los resultados mostraron que se deben evitar los carbohidratos refinados y se debe tener una ingesta adecuada de ácidos grasos omega-3. Además, El ácido fólico y la vitamina D también tuvieron efectos positivos. Asimismo, aunque consumir suficiente proteína se considera muy importante en estos últimos años, pocos estudios se centraron en especificar el tipo de proteína, el volumen de ingesta y su relación con la reproducción. Por otro lado, las mujeres que consumían grandes cantidades de verduras y pescado tenían altas tasas de formación de blastocistos; por el contrario, la carne roja, el alcohol y el tabaquismo se correlacionaron con tasas más bajas. La deficiencia de vitamina D se correlacionó con un mayor riesgo de embarazo anormal y un mayor riesgo de complicaciones obstétricas tales como la preeclampsia y la restricción del crecimiento fetal. (4)

Actualmente, dos estudios han examinado la relación existente entre los patrones dietéticos previos a la concepción y el riesgo de infertilidad. En el NHS-II, las mujeres en el quintil más alto de una puntuación de «dieta de fertilidad» generada por un investigador que prioriza una mayor ingesta de proteínas de fuentes vegetales, productos lácteos enteros, hierro, la proporción de grasas trans y el uso más frecuente de multivitamínicos y la ingesta más baja de proteínas de origen animal, la carga glucémica de la dieta y los productos lácteos bajos en grasa tuvieron un 66% menos de riesgo de infertilidad por trastornos ovulatorios y un 27% menor riesgo de infertilidad por otras causas en comparación con las mujeres del quintil más bajo. (2)

Discusión

La gran mayoría de los estudios de investigación indican que el alto consumo de cafeína puede contribuir un factor potencial asociado con un mayor tiempo para conseguir el embarazo y un mayor riesgo de pérdida del embarazo. Entre las mujeres que luchan contra la infertilidad, una discusión sobre la influencia negativa del gluten en la fertilidad es relativamente común; por ejemplo, el estudio de Harper y Bold preguntó a los sujetos sobre sus motivaciones para eliminar el gluten de su dieta. Sin embargo, según las recomendaciones, la exclusión del gluten de la dieta no se recomienda para la población general y no hay evidencia de que sea beneficioso en personas no celíacas. (1)

Además, varios estudios evaluaron la influencia de la dieta mediterránea en la fertilidad femenina, especialmente en mujeres que se someten a fecundación in vitro. Un estudio de casos y controles de graduados universitarios en España mostró que las mujeres con una alta adherencia a la dieta mediterránea tenían menores probabilidades de tener problemas de fertilidad. Asimismo, la ingesta de café con moderación (3 a 4 tazas al día) tiene una influencia positiva en la salud de una persona. Sin embargo, en dosis más altas, puede influir en la fertilidad al afectar la calidad del esperma, la ovulación o las características menstruales. (5)

Conclusión

La literatura sobre la relación entre la dieta y la fertilidad humana se ha ampliado mucho durante la última década y ha dado lugar a la aparición de algunos patrones claros.

La infertilidad femenina es una condición médica y social mundial causada por diversas alteraciones fisiopatológicas. En un número notable de casos la patogenia no está claramente definida, lo que determina la indecisión sobre las opciones de tratamiento más adecuadas

Los resultados recopilados anteriormente muestran que, a pesar de la etiología multifactorial de la disfunción reproductiva, los factores dietéticos pueden afectar la reproducción tanto en hombres como en mujeres

Debe evitarse la ingesta de azúcares y alimentos procesados que pueden provocar cambios rápidos en la glucosa en sangre. La ingesta proactiva de ácidos grasos omega-3 es eficaz, y el pescado es una buena fuente alimenticia de proteínas. Para garantizar la absorción adecuada de minerales esenciales como el zinc, se debe mantener la salud digestiva.

La eliminación de metales tóxicos que inhiben la absorción también puede ser efectiva, pero se necesita más investigación para verificar esto. Según la investigación sobre la resistencia a la insulina, es probable que sea beneficioso para la medicina reproductiva considerar la respuesta de la secreción de insulina a la elección de alimentos en lugar de simplemente pensar en el aumento y la disminución de la glucosa en sangre. Es necesario establecer una nutrición optimizada para cada una de estas causas individuales.

Bibliografía

  1. Skoracka K, Ratajczak AE, Rychter AM, Dobrowolska A, Krela-Kaźmierczak I. Female Fertility and the Nutritional Approach: The Most Essential Aspects. Adv Nutr [Internet]. 17 de junio de 2021 [citado 14 de junio de 2022];12(6):2372-86. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/ pmc/articles/PMC8634384/
  2. GASKINS AJ, CHAVARRO JE. Diet and Fertility: A Review. Am J Obstet Gynecol [Internet]. abril de 2018 [citado 14 de junio de 2022];218(4):379-89. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih. gov/pmc/articles/PMC5826784/
  3. Silvestris E, Lovero D, Palmirotta R. Nutrition and Female Fertility: An Interdependent Correlation. Front Endocrinol (Lausanne) [Internet]. 7 de junio de 2019 [citado 14 de junio de 2022];10:346. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/ pmc/articles/PMC6568019/
  4. Koga F, Kitagami S, Izumi A, Uemura T, Takayama O, Koga T, et al. Relationship between nutrition and reproduction. Reprod Med Biol [Internet]. 15 de junio de 2020 [citado 14 de junio de 2022];19(3):254-64. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih. gov/pmc/articles/PMC7360971/
  5. Aoun A, Khoury VE, Malakieh R. Can Nutrition Help in the Treatment of Infertility? Prev Nutr Food Sci [Internet]. 30 de junio de 2021 [citado 14 de junio de 2022];26(2):109-20. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih. gov/pmc/articles/PMC8276703/