Importancia de la utilización del lenguaje inclusivo

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 10–Octubre 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº10: 167

Autor principal (primer firmante): Amparo Corrales Casanueva

Fecha recepción: 5 de Octubre, 2021

Fecha aceptación: 21 de Octubre, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(10) 167

Autora:

Amparo Corrales Casanueva

Introducción

La utilización de un lenguaje inclusivo es hoy en día un tema de total actualidad en todos los ámbitos en los poderes públicos, en los medios de comunicación, en las redes sociales y en la calle día a día.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Llevamos desde siempre utilizando un lenguaje que está normalizado por una serie de normas de la Real Academia de la Lengua Española, que no visualizan a todas las personas.

Ese es el motivo de este trabajo, profundizar en la forma y manera de utilizar el lenguaje para que todos y todas seamos visibles en la sociedad.

Contenido

Hace tiempo que la mujer tiene la igualdad legal, empezando por la Constitución Española:

CAPÍTULO SEGUNDO: Derechos y libertades

Artículo 14. Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

Y por: Ley 2/2019, de 7 de marzo, para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres.

Artículo 1. Objeto de la ley

  1. La presente ley tiene por objeto hacer efectivo el derecho de igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres para lograr una sociedad igualitaria, en la que todas las personas puedan tomar decisiones y desarrollar sus capacidades personales sin coerciones de género, tanto el ámbito público como en el privado.
  2. Para ello, se establecen los principios generales que han de presidir la actuación de los poderes públicos, y se regulan un conjunto de derechos, deberes y medidas dirigidas a promover y garantizar la igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres en todos los ámbitos, etapas y circunstancias de la vida.

Pero, lo cierto es que esta igualdad de las mujeres en muchos ámbitos sigue sin tener el mismo trato. Como es en el lingüístico.

La forma de hablar, la manera de expresarnos tiene muchos matices sexista, aunque el lenguaje no es exista es nuestra forma de utilizarlo.

publica-articulo-revista-ocronos

Debemos hablar y escribir con un lenguaje inclusivo en el que entremos todas las personas.

Voy a exponer algunas pautas para conseguir ser más inclusivo en el lenguaje:

Utilizar sustantivos genéricos, colectivos

Es el que utilizamos para referirnos a las personas de ambos sexos.

El paso más grande que tenemos que superar es utilizar el masculino genérico.

Hemos de tener cuidado con la utilización de sustantivos porque, aunque el género gramatical no tiene relación con el sexo de la persona, dicho género casi siempre coincide con el sexo.

Ejemplos:

  • el hombre por humanidad
  • el hombre por persona
  • el refugiado por la persona refugiada
  • los niños por la infancia
  • profesores por profesorado
  • alumnos por alumnado
  • director por dirección
  • investigadores por personal investigador

Desdoblar los sustantivos

En la forma “alumnos” aunque según la RAE es correcto porque es la regla utilizar el genérico masculino para nombrar a los dos sexos, aquí el género femenino queda oculto, no se visualiza por ese motivo es mejor utilizar “los alumnos, las alumnas”

Más ejemplos:

los padres por los padres y las madres o

las madres y los padres

los niños por las niñas y los niños o

los niños y las niñas

los trabajadores por las trabajadoras y los trabajadores o los trabajadores y las trabajadoras

No utilizar el androcentrismo

Según la RAE androcentrismo es “visión del mundo y de las relaciones sociales centrada en el punto de vista masculino”.

Con esta visión la mujer es invisible porque lo masculino se ha apoderado del derecho a ser referente y modelo en todos los ámbitos de la vida política, en la ciencia, etc. y todo ello además reforzado por los roles y estereotipos atribuidos históricamente a la mujer.

Ejemplo de ello es la poca visualización de las mujeres científicas, del mundo de las artes, mujeres de la historia que casi no han trascendido sus logros y hazañas hasta nuestros días.

Usar pronombres neutros

Como: quien, quienes, alguien o cualquiera que no altera el significado de la frase.

Ejemplos:

  1. un voluntario por alguien voluntario
  2. al interesado por a quien le interese

No hacer uso de estereotipos de género para profesiones u oficios comunes siendo el masculino de más prestigio

En la sociedad existen una serie de roles que se atribuyen en función del sexo, a las mujeres se las encasilla como ama de casa, madre, y todas las profesiones que implican el cuidado como enfermeras, auxiliares de clínica, maestras; mientras que a al hombre se le asocia a cargos de mayor importancia, jefe, medico, administrador, juez. Aunque en la actualidad estos roles han y están cambiando todavía perdura en el lenguaje.

Ejemplos:

  • los médicos y las enfermeras por el personal sanitario
  • los pilotos y las azafatas por la tripulación

No utilizar el masculino para profesiones carreras de prestigio

Ejemplos:

  • Marta Sánchez; director, abogado, ingeniero por
  • Marta Sánchez; directora, abogada, ingeniera

No es recomendable

el uso de las barras y paréntesis administrativos, por la saturación del texto y el inconveniente a la hora de leerlo. Reservarlo para enunciados, encabezamientos, no para textos largos.

Ejemplos:

el interesado por el/la interesado/a

  • el uso de la @, porque es un signo grafico que no se puede leer, carece de sonido.

Conclusión

Estas pautas son algunas de las que podemos seguir para adentrarnos en el lenguaje inclusivo.

Llevamos utilizando el lenguaje siguiendo unas normas que hemos aprendido en nuestra casa y entorno y después lo hemos estudiado en la escuela y lo tenemos asimilado como “normal” sin darnos cuenta que no es la forma correcta de utilizarlo porque dejamos a muchas personas invisibles y excluidas.

La sociedad al completo debe de hacer un esfuerzo para mejorar y corregir estos errores que en muchas ocasiones no son intencionados.

Lo cierto es que me he centrado más en el lenguaje inclusivo hacia la mujer por su invisibilidad y exclusión en la forma que tenemos de expresarnos, pero existen otros colectivos que también son invisibles como el colectivo LGBTI, personas de minorías étnicas, personas migrantes, personas con discapacidad, etc.

Bibliografía

  1. Manual de COMUNICACIÓN NO SEXISTA. Hacia un lenguaje inclusivo. Cedoc.inmujeres.gob.mx
  2. Recomendaciones para el uso de un LENGUAJE INCLUSIVO DE GÉNERO. ACNUR acnur.org
  3. Guia de LENGUAJE INCLUSIVO DE GÉNERO. Consejo Nacional de la Cultura de las Artes, Gobierno de chile. Cultura.gob.cl
  4. Ocho ejemplos prácticos de cómo aplicar el lenguaje inclusivo al hablar o escribir. Bbva.com