La importancia de la educación sanitaria en el asma infantil

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. Nº 2–Febrero 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; nº 2: 76

Autor principal (primer firmante): Patricia Valero Guillen

Fecha recepción: 10/01/2024

Fecha aceptación: 07/02/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(2): 76

Autores:

Patricia Valero Guillen. Enfermera. Servicio Aragonés de Salud

África Orensanz Alava. Enfermera. Servicio Aragonés de Salud

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Ester Marquina De Diego. Enfermera. Servicio Aragonés de Salud Alfonso

Felipe Rubio. Enfermero. Servicio Aragonés de Salud

Lorena Buil Martinez. Enfermera. Servicio Aragonés de Salud

Ana Buera Colell. Médico de Familia. Servicio Aragonés de Salud

Resumen / Abstract

El asma es una patología crónica que afecta a las vías respiratorias, provocando su estrechamiento y generando una obstrucción en el flujo del aire, la cual puede revertirse de espontáneamente o mediante intervención farmacológica. La prevalencia de esta enfermedad es bastante significativa tanto a nivel mundial como nacional, siendo especialmente común en la infancia.

Dado que no existe un tratamiento curativo para el asma, el enfoque principal se centra en el control de los síntomas de la enfermedad mediante la educación sanitaria. Esto implica equipar a los pacientes con los conocimientos y habilidades necesarios para gestionar su enfermedad de manera autónoma.

La literatura revisada respalda la idea de que el desarrollo de programas educativos en el tema, conducen a una reducción en las exacerbaciones de la enfermedad, la utilización de los servicios de urgencias, y consecuentemente los costos asociados con la atención médica. Por lo que también han demostrado mejorar la calidad de vida de los pacientes afectados por esta condición.

publica-articulo-revista-ocronos

Asthma is a chronic pathology that affects the airways, causing them to narrow and generating an obstruction in air flow, which can be reversed spontaneously or through pharmacological intervention. The prevalence of this disease is quite significant both globally and nationally, being especially common in childhood.

Since there is no curative treatment for asthma, the main focus is on controlling the symptoms of the disease through health education. This involves equipping patients with the knowledge and skills necessary to manage their disease autonomously.

The reviewed literature supports the idea that the development of educational programs on the subject lead to a reduction in disease exacerbations, the use of emergency services, and consequently the costs associated with medical care. Therefore, they have also been shown to improve the quality of life of patients affected by this condition.

Palabras clave / Keywords: Asma, Infancia, Educación para la salud, Enfermería de atención primaria, Calidad de vida./ Asthma, Childhood, Health education, Primary care nursing, Quality of life.

Glosario de siglas y acrónimos

AAS: Ácido acetil salicílico

AEPap: Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria AINES: Antinflamatorios no esteroideos

AP: Atención Primaria

ARLT: Antagonistas receptores de los leucotrienos GCI: Glucocorticoides

GEMA: Guía Española para el Manejo del Asma GINA: The Global Initiative for Asthma

ISAAC: The International Study of Asthma and Allergies

LABA: Broncodilatador agonistas β-adrenérgicos de acción prolongada SABA: Broncodilatador agonistas β-adrenérgicos de acción corta

Introducción

Dar una definición estricta del Asma resulta dificultoso al ser una patología médica originada por diversas causas. Recurriendo a una de las guías más importantes en nuestro país; la Guía Española de Manejo en el Asma (GEMA), podría definirse como una enfermedad infamatoria crónica que afecta a las vías respiratorias, produciendo su estrechamiento y por consiguiente una obstrucción variable en el flujo del aire.

Su etiología se debe a distintas células y mediadores que producen inflamación, pudiendo resolverse de manera espontánea o con la ayuda de fármacos (1).

Teniendo en cuenta la edad del niño, no hay ninguna definición que aúne a toda la población infantil, por lo que La Global Initiative for asthma (GINA) recomienda no aplicar la definición como tal hasta los 6 años de edad, ya que no hay una evidencia científica suficiente que explique que la patogenia de la enfermedad sea igual que la del asma en adultos.

Para los niños menores de 6 años, el III Consenso Internacional Pediátrico la define como “episodios de sibilancias recurrentes y/o tos persistente, en situaciones en las que el asma es muy probable, y en la que se han descartado otras causas más frecuentes” (2-4).

Justificación

El asma es una afección crónica con una alta prevalencia, afectando al 14% de los niños a nivel mundial, y aunque se hayan hecho avances en el tratamiento farmacológico, la naturaleza crónica de la enfermedad, la falta de un tratamiento curativo y la necesidad de habilidades para el autocontrol, generan estrés tanto en los pacientes como en sus familias.

Todos estos factores crean una dependencia marcada en el sistema de salud, lo que se traduce en un aumento de los costos y una disminución en la calidad de vida.

La falta de adherencia terapéutica en el asma se atribuye a la falta de educación sobre el automanejo de la enfermedad, lo que conduce a más exacerbaciones y visitas a urgencias, así como a un aumento en el absentismo escolar de estos niños. Recientemente, se han desarrollado pautas para el manejo de la enfermedad que destacan la importancia de la educación como un componente integral del tratamiento.

En estudios clínicos, se ha demostrado que aquellos pacientes que reciben educación sobre el autocontrol del asma experimentan una reducción de crisis agudas y, por tanto, una mejora en su calidad de vida y en la de su familia.

El objetivo de la educación para el autocontrol del asma es capacitar a los pacientes y sus tutores con los conocimientos, habilidades y actitudes necesarias para lograr un control efectivo de la enfermedad. Esto, a su vez, busca aumentar la autonomía y reducir la ansiedad y las limitaciones asociadas con la enfermedad.

Objetivos

  • Determinar el concepto de asma en la edad infantil.
  • Establecer la prevalencia de la enfermedad a escala nacional y global.
  • Examinar los factores desencadenantes de crisis agudas y los factores que aumentan el riesgo de padecer la enfermedad.
  • Razonar la importancia que tiene la educación para la salud en el autocontrol de la enfermedad asmática.

Métodos

Se ha realizado una revisión bibliográfica analizando detalladamente artículos científicos de diferentes bases de datos especializadas en ciencias de la salud. Por otra parte, bibliografía especializada de páginas web de asociaciones, así como, de sistemas de salud con información acerca del tema.

Las bases de datos utilizadas fueron Cuiden, La Biblioteca Cochrane Plus, MedLine a través del motor de búsqueda PubMed y, Scielo. Se introdujeron DeCS en español que fueron: Asma, Infancia, Educación en salud, Enfermería y Calidad de vida.

Y, sus homólogos MeSh en inglés: Asthma, Child, Health promotion, Nursing, Quailty of life. Para enlazar dichos términos, se utilizaron los operadores booleanos “AND” y “OR”. La mayoría de los datos mencionados se recopilaron mediante la investigación de páginas web de carácter oficial, específicamente de asociaciones especializadas en el tema, así como de Sistemas de Salud con Guías de práctica Clínica que hablan de la enfermedad.

Epidemiología

Se trata de una afección crónica con una alta prevalencia, aunque su incidencia varía notablemente a nivel global. Según los datos proporcionados por el “The International Study of Asthma and Allergies (ISAAC)”, aproximadamente el 14% de la población infantil mundial experimenta síntomas asmáticos.

La prevalencia es más notable en los países latinoamericanos y de habla inglesa, afectando alrededor del 20% de sus escolares, mientras que, en los países asiáticos, India y Europa Oriental, la incidencia es menos pronunciada, afectando aproximadamente al 5% de su población infantil (5).

En España, se han llevado a cabo estudios empleando la metodología del ISAAC, revelando que alrededor del 10% de la población infantil en nuestro país sufre de asma. Esta incidencia ha experimentado un aumento en los últimos años, posiblemente vinculado al desarrollo industrial.

Asimismo, estos análisis señalan que el género masculino muestra una mayor predisposición a padecer la enfermedad, y las ciudades costeras presentan una proporción más elevada de afectados en comparación con las ubicadas en el interior (3,5).

Factores de riesgo

Es importante discernir entre los factores de riesgo vinculados para el desarrollo del asma, asociados con la aparición de la enfermedad, de los factores de riesgo desencadenantes de crisis asmáticas, las cuales surgen al exponerse el enfermo a los mismos (1, 4).

Factores de riesgo para el desarrollo del asma:

  • Dependientes del huésped: Genética, raza, sexo, atopía.
  • Perinatales: Prematuridad, ictericia neonatal, tabaquismo o alcohol en la gestación, cesárea.
  • Ambientales: Contaminación, alérgenos, tabaquismo, infecciones respiratorias.
  • Fármacos: Antibióticos.

Factores de riesgo desencadenantes de crisis asmáticas:

  • Factores emocionales: crisis de llanto, risa o estrés.
  • Ejercicio físico
  • Enfermedades asociadas: rinitis, sinusitis.
  • Cambios climáticos: humedad, aire frio.
  • Alimentos y sus aditivos.
  • Ambientales: contaminación, polvo, polen, hongos, virus, bacterias.
  • Fármacos: Antibióticos, Ácido acetil salicílico (AAS), Antiinflamatorios no esteroideos (AINES), β-bloqueantes no selectivos.

Fisiopatología de la enfermedad

Como hemos explicado anteriormente, la alteración fisiológica esencial en esta patología es el estrechamiento de la vía aérea produciendo una obstrucción del flujo aéreo especialmente durante la fase de espiración. Todo esto sucede debido a la exposición del enfermo a los factores de riesgo descritos anteriormente.

Cuando el estímulo entra en contacto con la vía aérea del paciente, se aumenta la producción de células y mediadores inflamatorios (mastocitos, Linfocitos T y eosinófilos), causando una remodelación de las vías y limitando el paso del aire a través de ellas.

También se produce una hipertrofia del músculo liso bronquial, así como un aumento en la secreción de moco, favoreciendo todo esto a la obstrucción de los bronquios, haciéndose reversible de manera espontánea o a través de la acción de fármacos. (4)

Clasificación del asma

Aunque clasificar a los niños en esta patología resulta una tarea difícil al ser una enfermedad en la que varían sus síntomas a lo largo del año, teniendo una mayor prevalencia los meses de invierno debido al aumento de infecciones virales, y estando más asintomáticos en los meses de calor.

Siendo una de las clasificaciones más utilizadas, la GINA diferencia 4 tipos de asma infantil, ordenadas de menor a mayor gravedad: (1-4)

  • Leve intermitente
  • Leve persistente
  • Persistente moderado
  • Grave persistente

En España utilizamos la de la GEMA para clasificar los tipos de asma en la edad infantil. De menor a mayor gravedad:

  • Episódica ocasional
  • Episódica frecuente
  • Persistente moderada
  • Persistente grave

Diagnóstico de la enfermedad

Según la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), el propósito del diagnóstico temprano de la enfermedad y la rápida implementación del tratamiento es reducir la frecuencia y gravedad de las crisis, prevenir el deterioro de la función pulmonar y asegurar una calidad de vida adecuada para el paciente.

El diagnóstico de la enfermedad se sustenta en cinco pilares esenciales (6):

  • Diagnóstico clínico: Síntomas característicos, como tos, disnea, opresión torácica y sibilancias, presentes en la historia clínica y mediante los signos detectados durante la exploración física.
  • Diagnóstico funcional: La evaluación objetiva de la función pulmonar mediante una espirometría, junto con la clínica, pilar fundamental del diagnóstico.
  • Diagnóstico de la alergia: Examina la influencia de los agentes etiológicos de la enfermedad.
  • Estudios complementarios: Se deben individualizar a cada paciente. Estos estudios pueden abarcar marcadores de la inflamación pulmonar, análisis de imágenes, estudios digestivos, pruebas de Mantoux, así como evaluaciones de la inmunidad.
  • Diagnóstico diferencial: Exclusión de otros posibles diagnósticos alternativos.

Tratamiento farmacológico

En el tratamiento farmacológico debemos distinguir entre fármacos utilizados para las exacerbaciones y/o crisis asmáticas y, los utilizados para el control o mantenimiento de la enfermedad (1).

En una crisis asmática o síntomas agudos de la enfermedad se utilizan fármacos que alivian la broncoconstricción o ayudan a prevenirla. En este caso se utilizan:

  • Broncodilatadores agonistas β-adrenérgicos de acción corta (SABA) como el “Salbutamol” por vía inhalatoria, además de anticolinérgicos como el “Bromuro de ipratropio” o la “Teofilina”.
  • Antiinflamatorios esteroideos (AIES) o corticoides como la “Prednisona o Metilprednisolona”, indicados cuando la crisis no mejora lo suficiente con los broncodilatadores.

En periodos de mantenimiento, puede precisarse de un tratamiento preventivo para disminuir la inflamación de los bronquios y controlar la enfermedad.

Los fármacos utilizados son:

  • Corticoides inhalados “Budesonida o Fluticasona”
  • Broncodilatadores agonistas β-adrenérgicos de acción prolongada (LABA) como el
  • “Salmeterol”
  • Antileucotrienos “Montelukast”
  • Corticoides sistémicos

Según la gravedad y el manejo que tengan los pacientes sobre su asma, los facultativos establecen un tipo de tratamiento u otro, basándose en los seis escalones terapéuticos que nos indica la GEMA, que se ordenan de menor a mayor gravedad, en los que se combinan tanto fármacos de mantenimiento, como fármacos de alivio de crisis agudas. (1)

1º ESCALÓN

Pacientes con asma bien controlada con sintomatología ocasional. SABA a demanda.

2º ESCALÓN

Pacientes con asma persistente, sin tratamiento anterior. Glucocorticoide (GCI) diario a dosis bajas. También se usan antagonistas receptores de los leucotrienos (ARLT), aunque con un menor grado de control de síntomas.

3º ESCALÓN

TRATAMIENTO ELECCIÓN: GCI a dosis bajas asociados a un LABA, ya que producen mejoría de la función pulmonar y menos procesos de exacerbación.

4º ESCALÓN

GCI a dosis medias asociado a un LABA.

5º ESCALÓN

GCI a dosis altas asociado a un LABA. Además, la evidencia ha demostrado que muchos pacientes mejor al añadir ARLT.

6º ESCALÓN

Pacientes con un mal control de su enfermedad, con limitaciones en las actividades básicas de la vida diaria (ABVD) y exacerbaciones frecuentes a pesar del uso de GCI a dosis altas + LABA, se debe considerar también el uso fármacos biológicos según fenotipos.

En este apartado la bibliografía existente hasta el momento reúne medidas generales que son aplicables a todos los enfermos de asma, desde pequeños hasta mayores, insistiendo en los primeros para que sean capaces de manejar su enfermedad desde edades tempranas.

Entre ellas podemos destacar las siguientes:

  • Realización de ejercicio físico regular, proporcionando previamente consejos para evitar la broncoconstricción inducida por la práctica del mismo.
  • Dieta variada y equilibrada, rica en frutas y verduras.
  • Fisioterapia respiratoria, que ayuden a mover secreciones y a mantener la función pulmonar.
  • Evitar la exposición a factores desencadenantes de su crisis asmática, por lo que es importante que cada paciente sea consciente y los conozca para evitar el riesgo.
  • Vacunación antigripal anual y antineumocócica, tanto para niños como adultos.

La educación para la salud en el asma debe abordar dos aspectos principales. Por un lado, se enfoca en aspectos específicos de la enfermedad, como los conocimientos fundamentales sobre la misma, factores de riesgo, consejos de prevención, actuación durante las crisis asmáticas, tratamiento farmacológico, instrucción en el uso de inhaladores y el manejo autónomo de la enfermedad a través de planes de acción individualizados por escrito.

Mientras que, por otro lado, y muy importante también, se considera crucial abordar los aspectos psicosociales, incluyendo el impacto del diagnóstico en el niño y la familia, la gestión de sentimientos de culpa, la carga emocional de la enfermedad y el manejo del estrés. (9)

Es responsabilidad de todos los profesionales de la salud, ya sea en entornos de Atención Primaria o especializada. No obstante, el personal de Enfermería de Atención Primaria desempeña un papel crucial y se considera el más idóneo debido a su accesibilidad, la confianza que establece con los pacientes y la capacidad de llevar a cabo un seguimiento más cercano y constante (8).

Conclusiones

La meta principal en el tratamiento del asma consiste en lograr un control efectivo de la enfermedad, con el propósito de prevenir las exacerbaciones y aumentar la calidad de vida del paciente (1).

Por tanto, la educación tanto del niño con asma como de su familia desempeña un papel esencial en el manejo de la enfermedad. Al dotarlos de los conocimientos y habilidades necesarios, se capacita al niño para llevar a cabo una vida completamente normal, sin restricciones en las actividades diarias básicas, incluyendo la participación en actividades físicas y escolares.

Este enfoque contribuye significativamente a mejorar la calidad de vida y fomentar la adherencia al tratamiento.

La investigación reciente en la literatura ha revelado estudios que evidencian la efectividad de la educación terapéutica en la mejora del estado de salud y la calidad de vida de estos pacientes. Además, se ha demostrado que este enfoque ayuda a reducir la utilización de recursos sanitarios y los costos asociados a la salud (7,10,11).

Bibliografía

  1. GEMA 2023 [Internet]. Guía Española para el Manejo del Asma [citado 30 de Diciembre de 2023]. Disponible en: http://www.gemasma.com/
  2. Moral Gil L, Asensi Monzó M, Juliá Benito JC, Ortega Casanueva C, Paniagua Calzón NM, Pérez García MI, Rodríguez Fernández-Oliva CR, Sanz Ortega J, Valdesoiro Navarrete L, Valverde Molina J. Asma en pediatría. Consenso regAp [Internet]. Alicante (España): Luis Moral; 2021. [citado 30 de diciembre de 2023]. Disponible en: https://www.aeped.es/sites/default/files /asma_en_pediatria._consenso_regap._20 21_v2.pdf
  3. Grupo de trabajo de la Guía de Práctica Clínica sobre Asma Infantil. Guía de Práctica Clínica sobre Asma Infantil [Internet]. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Agencia de Evaluación Tecnologías Sanitarias del País Vasco OSTEBA; 2014 [citado 30 de diciembre de 2023]. Disponible en: http://www.guiasalud.es/GPC/GPC_548_Asma _infantil_Osteba_compl.pdf
  4. García de la Rubia S, Pérez Sánchez S. Asma: concepto, fisiopatología, diagnóstico y clasificación. Pediatr Integr [Internet]. 2016 [citado 30 de diciembre de 2023]; XX (2): 80-93. Disponible en: https://www.pediatriaintegral.es/publica cion-2016-03/asma-concepto-fisiopatolo gia-diagnostico- clasificacion/
  5. Marks G, Pearce N, Strachan D, Asher I. Global Burden of Disease due to Asthma. The Burden Of Asthma. The Global Asthma Report 2022 [Internet]. Global Asthma Network; 2022 [citado 30 de diciembre de 2023]. Disponible en: http://globalasthmareport.org/resources/ Global_Asthma_Report_2022.pdf
  6. Asensi Monzó MT, Castillo Laita JA, Esteller Carceller M. Diagnóstico del asma. El Pediatra de Atención Primaria y el Diagnóstico de Asma. Documentos técnicos del GVR [Internet]. 2012 [citado 30 de diciembre de 2023]. Disponible en: http://aepap.org/grupos/grupo-de-vias-re spiratorias
  7. Fasciglione MP, Castañeiras CE. El componente educativo en el abordaje integral del asma bronquial. J Bras Pneumol [Internet]. 2010 [citado 30 de diciembre de 2023]; 36(2): 252-259. Disponible en: http://www.scielo.br/scielo.php?script=s ci_arttext&pid=S1806-37132010000200015
  8. Moneo Hernández I, Oliván Otal MP, Forés Catalá MD, Lambán Casamayor E. Herramientas en la educación del niño asmático. Rev Pediatr Atenc Primaria [Internet]. 2009 [citado 31 de diciembre de 2023]; 11(17): 415-422. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?scrip t=sci_arttext&pid=S1139- 76322009000700012
  9. Ernst G, Menrath I, Lange K, Eisemann N, Staab D, Thyen U et al. Development and evaluation of a generic education program for chronic diseases in childhood. Patient Educ Couns [Internet]. 2017 [citado 231 de diciembre de 2023]; 100(6): 1153-1160. Disponible en: http://www.pec- journal.com/article/S0738-3991(17)30001- 0/fulltext
  10. Kinter EK, Cook G, Marti CN, Allen A, Stoddard D, Harmon P et al. Effectiveness of a School- and Community-based Academic Asthma Health Education Program on Use of Effective Asthma Self-care Behaviors in Older School-age Students. J Spec Pediatr Nurs [Internet]. 2015 [citado 31 de diciembre de 2023]; 20(1): 62–75. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/PubMed/2544 3867
  11. Urrutia Pereira M, Avila J, Sole D. The Program for the Prevention of Childhood Asthma: a specialized care program for children with wheezing or asthma in Brazil. J Bras Pneumol [Internet]. 2016 [citado 31 de diciembre de 2023]; 42(1):42-47. Disponible en: http://www.scielo.br/pdf/jbpneu/v42n1/18 06-3713- jbpneu-42-01-00042.pdf