Ideación suicida en adolescentes, elementos funcionales de la familia relacionado a factores de riesgos

https://doi.org/10.58842/SWON7545

Incluido en la revista Ocronos. Vol. III. Nº 5 – Septiembre 2020. Pág. Inicial: Vol. III;nº5:550

Autor principal (primer firmante): Iván Viera

Fecha recepción: 24 de junio, 2020

Fecha aceptación: 9 de septiembre, 2020

Ref.: Ocronos. 2020;3(5):550

Lic. Iván Viera

Resumen

Se plantea como objetivo analizar los elementos funcionales de las relaciones familiares y aquellos factores asociados a la ideación de suicida en sujetos que fueron asistidos en un hospital público de la ciudad de Rosario durante el año 2019. El método del trabajo se basa en un estudio descriptivo transversal en el servicio de guardia del hospital público municipal de Rosario.

Se trabajó con una población de 60 personas, a las cuales se le facilitó un cuestionario con dos instrumentos validados: Apgar Familiar y la escala de riesgo de suicidio. Se obtuvo como resultado que el 61% de los casos asistidos fueron mujeres.

El medio más usado fue los psicofármacos. El mayor porcentaje fueron sujetos en pareja. Y la edad media fue de 29 años y con un promedio de más de dos intentos de suicidio por persona. Los elementos funcionales más destacados fueron la comunicación y el afecto. Los factores asociados al riesgo suicida fueron los pensamientos negativos, sentimiento soledad y la ideación suicida.

Se concluye que la familia como institución tiene un impacto tanto directo como indirecto en las conductas suicidas de la persona, por lo que se ve imprescindible el refuerzo de las estrategias priorizando la salud familiar y la detección precoz de las conductas suicidas.

Palabras Clave: suicidio; familia, conductas de riesgos.

Summary:

The objective is to analyze the functional elements of family relationships and those factors associated with suicide attempts in subjects who were assisted in a public hospital in the city of Rosario during the year 2019. The work method is based on a cross-sectional descriptive study. in the guard service of the municipal public hospital of Rosario. We worked with a population of 60 people, who were given a questionnaire with two validated instruments: Apgar Familiar and the suicide risk scale. As a result, 61% of the cases attended were women. The most used medium was the psychoactive drugs. The highest percentage were subjects as a couple. And the average age was 29 years and with an average of more than two suicide attempts per person. The most prominent functional elements were communication and affection. The factors associated with suicidal risk were negative thoughts, loneliness and suicidal ideation. It is concluded that the family as an institution has a direct and indirect impact on the suicidal behavior of the person, so it is essential to reinforce strategies prioritizing family health and early detection of suicidal behaviors.

Keywords: suicide; Family, risk behaviors.

Introducción

Por definición suicidio es “Es el acto de quitarse deliberadamente la propia vida. El comportamiento suicida es cualquier acción que pudiera llevar a una persona a morir, como tomar una sobredosis de medicamentos o estrellar un automóvil a propósito” (Medline plus, 2018) (1). El Programa Nacional de Salud Integral en la Adolescencia (PNSIA) (2) y el Programa Nacional de Patologías Mentales Severas y Prevalentes (3), identifican el intento de suicidio como una de las problemáticas de mayor importancia en la situación de salud de los y las adolescentes, junto al consumo episódico excesivo de alcohol y el embarazo no planificado, y se han definido como ejes prioritarios para su abordaje socio- sanitario.

Desde el punto de vista de la prevención de la mortalidad, es importante cortar la cadena de acontecimientos o instituir la curación en un cierto punto. El objetivo más efectivo es prevenir que opere la causa precipitante (Estadísticas vitales. Información básica en Argentina, 2014) (4). En Argentina varios especialistas de diferentes disciplinas han abordado esta problemática. Investigaciones sobre el comportamiento suicida han destacado una idea final de Gelfaud y Smith de 1990 (5) donde hace referencia que “todo suicidio, más que reflejar el rechazo del propio sujeto a desvincularse de las percepciones preferidas de sí mismo, el suicidio aparece, en este contexto, como un comportamiento defensivo ante la posibilidad de cambios en las auto-percepciones: tener que verse a sí mismo/a de otra manera”. (Casullo, 2005) (6).

Un estudio realizado por Cortéz_Figueroa, I. y otros (7) hace referencia que el antecedente de intento suicida se presentó en 11.95% de los adolescentes estudiados. Casi una quinta parte de los mismos reportan que sus padres no viven juntos, la separación o divorcio fueron de los motivos más señalados. La estructura familiar, en cuanto a composición del grupo, mostró múltiples formas nucleares, uniparentales madre hermanos o padre hermanos, extensas reconstituidas. (Isabel, Roque, & González – Gallegos, 2005)(8). La realización de estudios en los niños y adolescentes que no alcanzan el grado de suicidio consumado permite conocer los factores de riesgo presentes en estos cuadros clínicos y desarrollar acciones preventivas para esta población. (Bella, Fernández, & Willington, 2010)(9).

El funcionamiento familiar es un factor de riesgo importante, con un predominio de regular y malo en la mayoría de los núcleos familiares de los pacientes que realizaron intento suicida, así como también la presencia de crisis familiares no transitorias en la totalidad de la muestra, con predominio de las crisis por desorganización y desmoralización, además de un marcado deterioro de las relaciones familiares. (Bonaldi, 2001) (10).

Por otro lado se resalta la importancia de dos tipos de variables relacionadas con el intento suicida, éstas son por una parte una variable estrechamente ligada a nivel cognitivo como es la ideación suicida y la otra referida a factores medioambientales y de contexto como es el funcionamiento familiar. (Botega y otros 2005)(11). En otro estudio se asocia variable mayormente referidas con respecto a la familia: haber tenido peleas o riñas recientes con seres queridos (OR=4.4) los problemas afectivos dentro del marco familiar (OR=2.2), el antecedente familiar de suicidio (OR=2.0).

Como factores personales asociados al intento suicida se destacan los deseos de hacerse daño (OR=9.5), la elaboración de planes anteriores para cometer el acto (OR=3.9) la desesperanza (OR=2.4) y vivir en mala residencia (OR=3.8) El arrepentimiento del intento suicida fue referido por la mayoría de los casos estudiados. Y concluye en que existieron factores familiares y personales con fuerte asociación estadística para cometer el intento suicida en los adolescentes estudiados. Hubo arrepentimiento en su gran mayoría de haber cometido el acto de intento suicida. (Cortéz, Suárez, Carbonell, & Fuentes, 2012) (12). Existe una importante relación entre las familias multiproblemáticas y la ideación e intento suicida en adolescentes, principalmente de la edad de 14 años.

El adolescente con un alto riesgo para desarrollar ideación/intento suicida si tiene relación principalmente a un ambiente agresivo y al conflicto familiar, otros factores asociados podrían controlarse con programas de prevención y promoción de salud mental. (Pérez-Chán, 2015) (13). En cuanto al factor demográfico sexo, mundialmente se reconoce que los suicidios tienden a distribuirse en forma desigual entre los sexos. De acuerdo a la OMS, mundialmente las tasas de suicidio entre hombres son superiores a las observadas entre mujeres. En ese sentido, estimar la magnitud de los intentos suicidas resulta de importancia porque estos pueden acarrear consecuencias físicas y psíquicas de gravedad (OMS, 2014) (14).

En Argentina, entre los años 2007 y 2009 se registraron 123000 lesiones por causas externas (CE), de las cuales 1179 fueron lesiones autoinfligidas. De estas últimas, sólo el 2% fueron suicidios consumados mientras que el 98% fueron propias de intentos de suicidio. La distribución entre los sexos fue pareja, con 51% femenino y 49% masculino. Más de la mitad de los intentos de suicidio (54%) fueron protagonizados por jóvenes de entre 15 a 29 años de edad (15 a 19 años 19%, 20 a 29 años 35%). (Estadísticas vitales. Información básica en Argentina, 2014) (15)

Materiales y Métodos

Se realizó un estudio descriptivo de corte transversal en el servicio de guardia de un Hospital Público en la ciudad de Rosario en el año 2019.

La población fue determinada con participantes entre 18 y 30 años que ingresaron por intento de suicidio en la guardia del hospital Municipal de Rosario durante los meses de febrero a septiembre del 2019. Quedando excluidos aquellos que ingresaron en fase de intoxicación aguda. La muestra fue no probabilística, por conveniencia. Incluyendo a todos los sujetos que se tuvo acceso durante la estadía de internación en el servicio de guardia en el periodo de estudio. Constituyeron un total de 60 personas que ingresaron a la guardia con criterio diagnostico entre X60 y X82, de acuerdo con la clasificación Internacional de enfermedades, decima revisión (CIE 10).

Para la recolección de datos se procedió a casos clínicos que ingresaron al servicio de guardia, los cuales cumplían con los criterios de inclusión. Aplicándose el instrumento a los sujetos internados 24 Hs posterior al ingreso a la guardia o bien durante su seguimiento en sala internación clínica.

Técnicas e instrumento de recolección de datos

La técnica para recolectar los datos fueron la entrevista personal. Aplicándose 2 instrumentos. Para dimensionar la funcionalidad familiar se aplicó el cuestionario de Apgar familiar, de Smilkstein (1978), el cual fue traducido, validado y usado en otras investigaciones (ver anexo Tabla 1). Es un cuestionario de 5 preguntas que analiza cómo impacta la función familiar en relación al comportamiento y la salud del sujeto. Se puntúa en una escala tipo Likert. Las puntuaciones de cada dimensión se suman y se define como familia muy funcional cuando alcanza una puntaje entre 7 y 10 puntos; moderadamente disfuncional entre 4 y 6 puntos; y una familia con grave nivel de disfuncionalidad con un puntaje entre 0 y 3 puntos.

El instrumento aplicado para conocer todos aquellos factores asociados al comportamiento suicida fue la escala d riesgo suicida construida y validada por Urzúa et al. 2011, (17) la cual puede ser aplicada en sujetos con intento de suicidio como los que no. La misma está conformada por 36 ítems agrupadas en las siguientes dimensiones: Conductas suicidas, 17 aseveraciones que evalúan el deseo de morir, amenaza suicida e ideas suicidas. Otra de Satisfacción, 8 ítems que evalúa el grado de satisfacción con uno mismo y con la vida. Afecto negativo, 5 ítems que evalúan autoestima y proyección con la vida. Intento suicida, 1 ítem que evalúa la tentativa de suicidio, autoeliminación o autoflagelación intencionada (ver anexo tabla 2).

Durante la puesta en práctica de la entrevista la persona tenía como opción su grado de acuerdo o desacuerdo con cada una de las preguntas, en una medida de 1 a 4, donde 1 corresponde a completamente en desacuerdo y el 4 completamente de acuerdo. La interpretación de los datos se invirtió el puntaje de las preguntas que implicaban estar de acuerdo con una aseveración de valencia negativa. La interpretación de los resultados es a menor puntaje, mayor riego en cada dimensión y en la escala.

El valor de cada dimensión fue obtenido a través del promedio simple de las preguntas. Se calculó un puntaje total equivalente el promedio de 4 dimensiones.

Luego se realizaron análisis de asociación bivariada con el estadístico Chí cuadrado y correlación bivariada con el estadístico r de Pearson a un nivel de p<0.05. Los datos se procesaron mediante el software SPSS.

Consideraciones éticas

El estudio fue aprobado por el comité de docencia e investigación del Hospital. Todos los sujetos que participaron fueron informados de las características y objetivos del estudio, otorgando su consentimiento para ser incluidos.

Resultados

Características Sociodemográficas

Se seleccionó un total de 60 personas. 54.5% fue del género femenino, el 80.9% residía en barrios de la periferia de la ciudad y cercanos al hospital. El 87.9% fueron personas solteras. El 17.6% eran estudiantes y el 56.2% solo empleados. Un 30.9% busca trabajo y el 28.4% no trabaja ni busca trabajo. El 7.6% vivían solos, el 57% vivían con una familia nuclear y el 31.8% con una familia extensa.

La media de años de edad en la muestra fue de 22.33, mientras que la media de años de educación formal fue de 16.5%, lo que da la pauta de que en la muestra analizada el patrón educativo es el haber obtenido educación primaria y secundaria.

Los métodos más utilizados en el intento de suicidio fueron la ingesta de fármacos (48.9%), la autolesión con elementos cortantes 27.6% y la de menor uso el intento por ahorcamiento con 1.28%.

Funcionalidad familiar

La funcionalidad familiar evaluada a través del cuestionario de Apgar familiar se obtuvo que el 13.2% de los sujetos abordados pertenecían a un funcionamiento familiar muy bueno, mientras que en el 37.9% un funcionamiento familiar moderado y en el restante 50.9% se observó una seria disfunción familiar.

El funcionamiento familiar no tuvo asociaciones con el tipo de familia n con la situación laboral ni con el sexo de las personas (p>.05). a su vez, se observó una correlación positiva débil entre las variables Apgar familiar total y edad de los sujetos evaluados (r=0.27, p<0.05). Esto refleja que a mayor edad mejoraría levemente la percepción del funcionamiento familiar. Además el funcionamiento familiar no tuvo correlación ni con los años de educación formal ni con la cantidad de intentos suicidas (p>0.05).

Factores de riesgo

Las puntuaciones medias más bajas (entendido a que menor puntaje mayor riesgo) se obtuvo que con el factor relacionado con los afectos negativos (media de 1.8) y en el factor relacionado con la satisfacción (media 2.4). Mientras que el factor con las medias más altas fue el relacionado con el sentido de vida (media 3.1). la media de toda la escala fue de 2.8.

Al interior de cada componente de la escala de riesgo suicida se observó que dentro de la subescala de conducta suicida, los ítems con menor puntaje están relacionado a los sentimientos de que la vida no vale la pena, con el deseo de estar muerto y lejos de todo, mientras que la representaciones vinculadas a imaginar a imaginar el propio suicidio también tuvieron puntajes que señalan a estas afirmaciones como factores de riesgos más importantes.

Dentro de la subescala satisfacción, los puntajes indicativos de mayor riesgo se encontraron vinculados a la satisfacción con la propia vida.

En lo que refiere a sentido de la vida, la percepción de no tener gente a su alrededor que entienda sus puntos de vistas y pensamientos.

Finalmente, ante el ítems en que los sujetos abordados debían señalar si efectivamente habían intentado quitarse la vid, hubo personas que indican que no, a pesar de que fueron ingresados al hostal con el diagnostico intento suicidio.

Las mujeres evidenciaron mayor riesgo. Además que el sujeto estudie y/o trabaje implico un resultado de menor riesgo de suicidio. Finalmente, la cantidad de intentos suicidios que los sujetos reportaron correlacionaron de forma negativa con la dimensión “conductas negativas”, es decir qué a mayor cantidad de intentos de suicidios, mayor riesgo reportado en esta dimensión (r=0.26, p<0.05).

A su vez la variable edad evidenció una correlación negativa con la dimensión que evalúa los afectos negativos, de manera que a mayor edad es posible observar menor riesgo en la dimensión de afectos negativos 8r=-0.29, p<0.05), sentido de vida (r=-0.29, p<0.05).

Discusión

Las características de la población bajo estudio no difieren de la literatura actual respecto al tema estudiado. Los intentos suicidios prevalecen en la población femenina coincidiendo con los datos aportados por el Sistema de Vigilancia Epidemiológica en Salud mental y Adicciones (2014) (18) a nivel nacional. Sin embargo, son los varones con mayor porcentajes de suicidios consumados (Bertolete, 2009) (19) debido a la letalidad de los medios utilizados. Con relación a esto, Ovalle Borrego y Santana Evelio (2013) (20) argumentan que la conducta suicida se presenta de manera diferente en hombres y en mujeres por las características de los roles de género. En cuanto al lugar de procedencia, hubo un predominio de personas que pertenecían a barrios carenciados o asentamientos irregulares, lo cual se podría explicar, por un lado, la ubicación del hospital y por otro la urbanización como factor de riesgo (Bonaldi 2001) (21).

Con respecto al estado civil o situación de pareja, se determinó que las personas solteras o separadas son las que más intentan quitarse la vida, echo relacionado al sentimiento de soledad, falta contención. En este sentido la OMS (2000) (22) dice que estar en pareja parece ser un medio protector para los varones, pero que no es significativo para las mujeres.

La media de edad caracteriza a una población joven, tal como lo detallan los antecedentes consultados (Sistema Vigilancia epidemiológica en salud mental y Adicciones 2014) (23) donde sostiene que hay un aumento significativo de este tipo de echos en esta población, donde Bonaldi (2000) (24) hace referencia a la relación de un debilitamiento de los lazos sociales cada vez mayor, característica de la época actual.

Los métodos más usados para el intento de suicidio fueron la ingesta de fármacos (codificado como X61, envenenamiento auto infligido intencionalmente a excepción de drogas, lo que coincide con lo dicho por Ávila (2009) (25), seguido por las lesiones auto infligidas con elementos cortantes (X78). En relación con el promedio de intentos suicidios por persona, se observó que gran parte de la población estudiada tiene antecedentes de intentos previos.

En cuanto a los componentes familiares analizados en este estudio, se observó una prevalencia de familias disfuncionales (Reyes y Alonso Roldan, 2002, santos Céspedes et al. 1997) (26). Dentro de ello, casi la mitad de la población determinó una disfunción grave, en que las dimensiones más afectadas son comunicación y el afecto. A colación, Silva (1995) (27) sostienen que las familias de los suicidas se caracterizan por presentar falta de unidad física y emocional, por poner en manifiesto relaciones discordantes y hostiles entre los dos padres o entre estos y sus hijos, o por otras alteraciones más sutiles como una disciplina dura o incoherente o control y una supervisión inefectiva.

En cuanto a los factores asociados a los riesgos suicidas tuvieron mayor incidencia los indicadores asociados a la depresión, tales a la percepción de no servir para nada, sentimientos de soledad, tristeza y angustia. Las conductas suicidas detectadas con la escala están relacionada con sentimientos de desesperanza e ideación suicida, lo cual es un hallazgo coincidente con los estudios realizados por Botega et al. (2005) (28)

Para terminar, si bien fue débil la asociación entre el funcionamiento familiar y el riesgo suicida, resultó un hallazgo coincidente con otros estudios por ejemplo el realizado por Louro en el 2010 (29), por lo que se considera profundizar los estudios respecto de estas variables, en especial en adolescentes grupo etario más afectado con esta problemática.

Resulta oportuno aclarar que si bien esta conducta en adolescentes son muy estudiadas a nivel mundial, pero se encontró poca evidencia en el ámbito local.

En la tabla 1 podemos tener una apreciación gráfica y esquemática de la familia y sus relaciones, permitiendo desarrollar una visión integrada de las interacciones actuales, los puntos débiles y fuertes de la familia, así como su desarrollo histórico, son un elemento importante de diagnóstico para el médico, enfermero, psicólogo o cualquier otro agente de salud que aborde la problemática familiar.

La tabla 2 hace referencia a un cuestionario que permite medir el riesgo suicida. La misma compuesta por preguntas dirigidas permite obtener un análisis del estado emocional del encuestado.

Anexo: Tabla: 1

Apgar Familiar: Casi siempre – Algunas veces – Casi nunca

  • Estoy contento de pensar que puedo recurrir a mi familia en busca de ayuda
  • Estoy satisfecho con el modo que tiene mi familia de hablar las cosas conmigo
  • Me agrada pensar que mi familia acepta y apoya mis deseos de llevar a cabo nuevas actividades
  • Me satisface el modo que tiene mi familia de expresar su afecto y cómo responde a mis emociones, como enojo, tristeza y amor
  • Me satisface la forma en que mi familia y yo pasamos el tiempo juntos

Para dimensionar la funcionalidad familiar se aplicó el cuestionario de Apgar familiar, de Smilkstein (1978), el cual fue traducido, validado y usado en otras investigaciones.

Tabla 2: Facto – Componente – Preguntas

Factor: Conducta suicida

Componente: Deseo de morir

Preguntas:

  • Creo que no merece la pena seguir viviendo
  • Estoy aburrido/a de vivir
  • Quisiera morirme
  • Siento que la vida tal como la vivo no vale la pena
  • A veces me gustaría estar muerto/a y lejos de todo

Componente: Representación suicida

Preguntas:

Algunas veces me he imaginado a mí mismo/a sin vida

Componente: Ideas suicidas

Preguntas:

  • Algunas veces me he imaginado a mí mismo/a sin vida
  • He pensado en mi propio suicidio
  • La idea de quitarme la vida me viene repetidamente
  • Si deseo suicidarme, tengo claro cómo hacerlo
  • He simulado mentalmente mi suicidio
  • Se con claridad como poder suicidarme
  • Tengo planificada la forma de como suicidarme
  • A veces he tenido la fantasía de verme ahorcado o muerto
  • No sé cómo, pero quiero quitarme la vida

Componente: Amenaza suicida

Preguntas:

  • He comentado a amigos que me gustaría quitar la vida
  • Le he dicho a alguien que ya no quiero seguir viviendo

Factor: Afectos Negativos

Preguntas:

  • A veces pienso que nos sirvo para nada
  • Me he sentido solo/a
  • Me inclino a pensar que, en conjunto, soy un fracaso
  • He tenido frecuentemente sentimientos negativos

Factor: Satisfacción

Componente: Consigo mismo

Preguntas:

  • En general, estoy satisfecho conmigo mismo/a
  • Me siento orgulloso/a de quien soy
  • Estoy contento/a conmigo mismo/a

Componente: Con la vida

Preguntas:

  • Estoy conforme con mi vida actual
  • Las condiciones de mi vida son excelentes
  • Estoy satisfecho/a con mi vida
  • Si pudiera volver a vivir mi vida, no cambiaría nada

Factor: Sentido de la vida

Componente: Autoestima

Preguntas:

  • Creo que soy importante para otros
  • Creo que tengo muchos motivos para enorgullecerme

Componente: Proyección al futuro

Preguntas:

  • Tengo claro lo que intento conseguir en la vida
  • Tengo gente alrededor que entiende mi punto de vista
  • Tengo claro la dirección y objetivo de mi vida

Factor: Intento suicida 

Preguntas:

  • He intentado quitarme la vida

El instrumento usado para conocer todos aquellos factores asociados al comportamiento suicida (la escala d riesgo suicida construida y validada por Urzúa et al. (2011) la cual puede ser aplicada en sujetos con intento de suicidio como los que no.

La misma está conformada por 36 ítems agrupados en las siguientes dimensiones: Conductas suicidas, 17 aseveraciones que evalúan el deseo de morir, amenaza suicida e idea suicida. Otra de Satisfacción, 8 ítems que evalúa el grado de satisfacción con uno mismo y con la vida. Afecto negativo, 5 ítems que evalúan autoestima y proyección con la vida. Intento suicida, 1 ítem que evalúa la tentativa de suicidio, autoeliminación o autoflagelación intencionada.

Referencias

  1. Medlineplus.gov/spanish/mentalhealth.htm
  2. Programa Nacional de Salud Integral en la Adolescencia, M. sal – UNICEF(2016). Situación de salud de los adolescentes en la Argentina. 1ra. Ed.
  3. 3) Programa Nacional de Patologías Mentales Severas y Prevalentes: https: //psicolprev documentos. blogspot.com/ 2009/04/ programanacionalde-patologias.html
  4. Secretaria de políticas, regulación e instituto. Dirección de estadísticas e información de salud. Estadística vitales. Información Básica. Serie 5_Nro. 58_ Bs. As. Arg.
  5. Alan E. Gelfaud y Abran F. Smith (1990). Enfoques basados en muestreo para calcular densidades marginales. Journal of the american stadistical. 85: 410.380-709: DOI: 10.1080/01622 1459.1990.010418213
  6. Capuello (2005) en Orelas Ramírez, Alan y Ruiz Martínez (2007). Salud mental y calidad de vida: su relación en los grupos etarios. PSICIENCIA. Revista latinoamericana de ciencia psicología 9 (2), 1-16. Disponible en http : www.Redalyc.org/ artículo? Visto Noviembre 2019
  7. Figueroa R, Cortés P. Propuestas para abordar los problemas de salud mental. Detectado en el servicio diagnóstico de la delegación resistentes para la reconstrucción tras el terremoto del 27 febrero del 2010. Rev. Mes. Chile 2016 144: 248-252
  8. Valadez, Isabel & Quintanilla, Roque & González-Gallegos, Noé & Amezcua- Fernández, Raúl. (2005). El papel de la familia en el intento suicida del adolescente. Salud Publica De México – SALUD PUBLICA MEXICO. 47. 10.1590/S0036- 36342005000100001.
  9. Bella M, Fernández R, Willington J. Intento de suicidio en niños y adolescentes: depresión y trastorno de conducta disocial como patologías más frecuentes. Arch Argent Pediatr 2010;108(2):124–129.
  10. Bonaldi, P. D (2001). El suicidio juvenil en Argentina. En comportamientos suicidas en la adolescencia (pp. 69-85). Buenos Aires.
  11. Botega, N.J; Barros, M.B; Oliveira, H.B; Dalgalarrondo, P. y Marin León, L (2005). Suicidal Behavior in the community: Prevalence and factors asociated whit suicidal ideation. Revista Brasileña de Psiquiatria, 27 (1), 45-53 s1516444620 05000100001
  12. Suárez Medina R, Carbonell Quezada M, Fuentes Cortés I. Factores de riesgos familiares y personales de intento suicida en adolescentes. Provincia Granma. Rev Hosp Psiquiátrico de La Habana Internet. 2012 visto octubre 2919;9(3). Disponible en: http: //www.revistahph. sld.cu/Revista% 203-2012/hph 06312.html
  13. Pérez-Chán, Manuel (2015). Familia multiproblemática como factor en el desarrollo de la ideación e intento suicida en adolescentes. Salud en Tabasco, 21(2-3),45-54. Visto Octubre 2019. ISSN: 1405-2091. Disponible en: https: //www.redalyc.org/ articulo.oa?id=487/48 745738002
  14.    Organización Mundial de la Salud (2014) Clasificación Internacional de Enfermedades CIE-10. Sld. Cu. Disponible: http: //sld.cu/ galerias/pdf/sitios/ dne/vol13 Visto Octubre 2019
  15. Dirección Nacional de Salud Mental y adicciones (2015). Mortalidad por suiidio 2000- 2013. Informe preliminar. Buenos Aires. Disponible: http: //www.msal.gob.ar/ saludmental visto octubre 2019
  16. Organización Mundial de la Salud (2014). Prevención del suicidio, un imperativo global, epidemiología mundial del suicidio. OMS. Disponible: http: //doi.org/10.1002/9780470774210. [consultado 8 Octubre 2019).
  17. Urzúa, Alfonso, Bravo, Miguel, Ogalde, Mario, & Vargas, Carolina. (2011). Factores vinculados a la calidad de vida en la adultez mayor. Revista médica de Chile, 139(8), 1006-1014. https: //dx.doi.org/10.4067/S0034-98872011000800005
  18. Organización Mundial de la Salud (2014). Prevención del suicidio, un imperativo global, epidemiología mundial del suicidio. OMS. Disponible: http: //doi.org/10.1002/9780470774210. Visto Octubre 2019.
  19. Bertolote, J. (2009). Prevención y control del riesgo suicida. Washington DC. Organización Panamericana de la Salud (Ed) Salud mental en la comunidad (2da. Ed).
  20. Ovalle Borrego, I. y Santana Evelio, R. (2013). Caracterización clínica- epidemiológica del intento suicida en la Caloma. Revista de Ciencias Médicas, 17(5), 74-84. Disponible en: http: //scielo.sld.cu/ scielo.php?script=sci_ arttext&pid=S1561- 3194201300050 0008&lng=es.
  21. Bonaldi, P. D (2001). El suicidio juvenil en Argentina. En comportamientos suicidas en la adolescencia (pp. 69-85). Buenos Aires. Lugar Editorial
  22. Casullo, M., Bonaldi, D. y Fernández Liporace, M. (2000). Comportamientos suicidas en la adolescencia. Morir antes de la muerte. Buenos Aires: Lugar Editorial S. A., Ed.
  23. Evaluación de la Estrategia en Salud Mental del Sistema Nacional de Salud. Madrid: Ministerio de Sanidad y Consumo; 2014
  24. Bonaldi, P. D. (2000). El suicidio juvenil en la Argentina. En Comportamientos suicidas en la adolescencia (Primera, pp. 69-85). Buenos Aires: Lugar Editorial
  25. Guibert Reyes W, Alonso Roldán AP. Factores epidemiológicos y psicosociales que inciden en los intentos suicidas. Revista Cubana de Medicina General Integral. 2001; 17: 155-163
  26.    Ávila MH. Epidemiología: diseño y análisis de estudios. Instituto Nacional de Salud Pública. México, D.F: Ed. Médica Panamericana; 2009. 412 p.
  27.    Silva A LC. Excursión a la regresión logística en ciencias de la salud. Díaz de Santos, S.A. Madrid: Ediciones Díaz de Santos; 1995. 260 p.
  28. Botega NJ, Berti M, Bosco H, Dalgalarrondo P, Marín-León L. Suicidal behavior in the community: Prevalence and factors associated with suicidal ideation. Rev Bras Psiquiatr 2005; 27:45-53.
  29.    Louro Bernal I, Serrano Patten A. La investigación familiar. Valor de la metodología cualitativa para el estudio del afrontamiento a la enfermedad sicklémica. Rev Cubana Salud Pública [serie en Internet]. 2010 visto octubre 2019;1(36). Disponible en: http: //scielo.sld.cu/ scielo.php?script=sci_ arttext&pid=S0864- 3466201000 0100006&lng=es
Salir de la versión móvil