La humanización de los cuidados en UCI

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 4–Abril 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº4: 139

Autor principal (primer firmante): Giselle Leonor Miranda Fernández

Fecha recepción: 31 de Marzo, 2021

Fecha aceptación: 26 de Abril, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(4): 139

Autora:

Giselle Leonor Miranda Fernández

Introducción

Se puede definir ‘deshumanización de los cuidados’ como el ‘’proceso donde se priva al paciente de sus características humanas, centrando la atención en los procesos biológicos y fisiológicos del ser humano’’.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

La Enfermería es la herramienta cuya labor implica la concesión de los cuidados de manera que se mantenga intacta la dignidad de la persona. Se trata de establecer un vínculo con el paciente para permitirle afrontar sus problemas de salud. Aunque es frecuente encontrar pacientes en fase terminal, la unidad de cuidados intensivos (UCI) está diseñada para aquellos pacientes cuya situación es potencialmente reversible con una calidad de vida determinada.

En el momento en el que un paciente ingresa en el hospital se le priva de su ropa y se le clasifica, por lo que se ven despersonalizados y expuestos a una serie de estímulos y situaciones sobre las que no tienen control, como pueden ser las técnicas de Enfermería. Conforme avanza la tecnología se ha aumentado el índice de éxito en los cuidados que se prestan en el hospital, pero no se puede dejar de lado la experiencia y calidad percibida por el paciente durante el proceso.

La especialización ha provocado que los profesionales del cuidado se centren en una parte concreta del organismo, apartando la perspectiva global necesaria para llevar a cabo una atención completa y personalizada del paciente. Aspectos como la carga asistencial o la dificultad de poder comunicarse con el paciente por su estado de salud favorecen esta deshumanización.

Para la Enfermería actual es todo un reto conceder cuidados de calidad tanto para el paciente como para su familia.

Objetivos

  • Resaltar la deshumanización de los cuidados en las Unidades de Cuidados Intensivos
  • Proponer medidas para paliar la deshumanización del cuidado.

Búsqueda bibliográfica

Para la realización de este trabajo se realizó una revisión bibliográfica en bases de datos de ciencias de la salud, tales como: Medline Plus, Biblioteca Cochrane Plus, SciElo y PubMed. Dentro de dichas bases de datos se introdujeron los siguientes Descriptores en Ciencias de la Salud (DeCS): Humanización de la atención, Unidad de Cuidados Intensivos, Deshumanización de la atención, Enfermería, Cuidados de Enfermería.

Para acotar la búsqueda se seleccionaron aquellos artículos de interés científicos publicados en los últimos 10 años, excluyendo aquellos de población pediátrica o neonatal.

Desarrollo

En la UCI, existe una amplia fracción de pacientes que se encuentran sedoanalgesiados con un nivel de conciencia disminuido, por lo que están privados de sus sentidos hasta que se haya aminorado su gravedad. Esto no implica la ausencia de pacientes conscientes con capacidad de comprender todo lo que ocurre en la unidad, incluyendo percibir la presencia de aquellos en un estado más crítico, cosa que puede llegar a causar gran impacto.

publica-articulo-revista-ocronos

Si lo sumamos al despojo de sus pertenencias y la limitación de la interacción con la familia, por existir muchos los procedimientos, tanto invasivos como no invasivos, susceptibles de causar un foco infeccioso; obtenemos un cúmulo de factores que provocan en el paciente sentimientos de soledad, desamparo, miedo e inseguridad.

El profesional de la salud no debe olvidar nunca que, a pesar de las circunstancias, el paciente se debe sentir apoyado y acompañado.

Son habituales sentimientos de miedo, desamparo, desorientación y falta de control ante la situación. Además, el no llevar puesta ropa para facilitar la monitorización o realización de técnicas se interpreta como una violación de la intimidad.

Una manera sencilla de personalizar la estancia de los pacientes es permitir que haya en la habitación o box algún objeto personal que se pueda relacionar con su familia. Los pacientes también tienen necesidad de seguridad y esto lo confiere el personal sanitario a medida que se va relacionando y dejando conocer por el paciente.

La forma de establecer una relación profesional-paciente es única en cada caso. En una UCI es más complicado establecerla por la frecuente presencia de pacientes con sedación, intubados o traqueostomizados. La enfermera debe hacer el esfuerzo de intentar comprender lo que intenta decirnos el paciente cuando el aislamiento de la vía aérea no nos lo permita e, incluso, desarrollar nuevos sistemas que lo faciliten.

De cara a la familia, por las características de la unidad, tienden a percibir que la muerte de su familiar se encuentra cerca y, tanto paciente como familia, suelen criticar la estricta política de visitas. La familia tiende a no expresar de manera abierta sus necesidades y buscan al profesional que les integre en los cuidados y se muestre más accesible. La información que se les confiere a pacientes y familiares debe adaptase a su capacidad de comprensión. Se debe huir de tecnicismos e infantilismos. El equipo asistencial debe ponerse de acuerdo y comunicarse entre sí para poder llevar a cabo sus actuaciones de manera sólida.

En la práctica general de la labor enfermera, una sobrecarga asistencial se encuentra directamente relacionada con la disminución de la calidad de los cuidados de Enfermería; cosa que se acentúa en las UCIS’s por la complejidad de los cuidados. Además, el cuidado no solo debe centrarse en la correcta aplicación de técnicas sino también en una interacción desde la perspectiva holística. Desgraciadamente estos aspectos no suelen quedar registrados en la historia clínica y otras características como la estructura de la unidad y la dinámica del cuidado dificultan que se cumpla una asistencia totalmente satisfactoria.

Tras realizar una intensa búsqueda bibliográfica se observó que el establecer una UCI de puertas abiertas favorecía la interacción de la familia en el cuidado del paciente por permitirles compaginar con más facilidad el cuidado de su familiar con la vida laboral. Esto suple parte de las necesidades del paciente disminuyendo la ansiedad y miedo que genera encontrarse solo en un ambiente desconocido.

Conclusiones

Es obvia la deshumanización en las UCI’s por múltiples factores y la profesión enfermera, aquella que mantiene el vínculo más estrecho con el paciente, es la principal responsable de evitarlo. La UCI en un servicio en el que se prioriza la aplicación técnica de cuidados por el estado crítico de los pacientes, pero no se debe olvidar que la atención debe ser personalizada, tanto para ellos como para sus familias; quienes suponen un pilar en el cuidado del paciente. Por lo tanto, es imprescindible que el profesional de Enfermería se encuentre correctamente formado tanto en la realización de técnicas como de habilidades sociales.

Bibliografía

  1. Gómez Martínez, S; Ballester Arnal, R; Gil Juliá, B. El cuestionario de necesidades de los familiares de pacientes en Cuidados Intensivos (CCFNI) versión breve: adaptación y validación en población española. Anales del Sistema Sanitario de Navarra [Internet]. 2011 [consultado marzo 2018]; 34 (3): 349-361. Disponible en: http://scielo.isciii.es/ scielo.php?script=sci_ arttext&pid= S1137-6627201 100030000211.
  2. Ángeles Suárez, K.A.; Villela Rodríguez, E; Almeida Páez, A.A.; Hernández López, J.J. Vivencias de familiares de pacientes ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos. Revista Paraninfo Digital [Internet]. 2011 [consultado febrero 2018]; (14). Disponible en: http://www.index-f.com/para/ n14/012o.php16.
  3. Blanca Gutiérrez, J.J.; Blanco Alvariño, A.M.; Luque Pérez, M; Ramírez Pérez, M.A. Experiencias, percepciones y necesidades en la UCI: Revisión sistemática de estudios cualitativos. Enfermería Global [Internet], 2008 [consultado febrero 2018]; 7 (12). Disponible en: http://revistas.um. es/eglobal/article/ view/822/84212.
  4. Ayllón Garrido, N; Montero Rus, P; Acebes Fernández, M.I.; Sánchez Zugazua, J. Unidad de cuidados intensivos de puertas abiertas: perspectiva de los profesionales. Enfermería intensiva [Internet]. 2014 [consultado febrero 2018]; 25 (2):72-77. Disponible en: http://www.elsevier.es/es- revista-Enfermería-intensiva-142- articulo-unidad-cuidados-intensivos -puertas-abiertas-S113023 991300094119.
  5. Gómez Martínez, S; Ballester Arnal, R; Gil Juliá, B. El cuestionario de necesidades de los familiares de pacientes en Cuidados Intensivos (CCFNI) versión breve: adaptación y validación en población española. Anales del Sistema Sanitario de Navarra [Internet]. 2011 [consultado marzo 2018]; 34 (3): 349-361. Disponible en: http://scielo.isciii.es/ scielo.php?script=sci_arttext& pid=S1137-6627201100 030000211.
  6. Amorós Cerdá, S.M.; Arévalo Rubert, M.J.; Maqueda Palau, M; Pérez Juan, E. Percepción de la intimidad en pacientes hospitalizados en una Unidad de Cuidados Intensivos. Enfermería Intensiva [Internet]. 2008 [consultado febrero 2018]; 19 (4): 193-203. Disponible en: http://www.elsevier.es/es-revista-Enfermería -intensiva-142-articulo-percepcion -intimidad-pacientes- hospitalizados-una-S113 0239 90875834614.
  7. Martínez Qués, A.A.; Rodríguez, A; Rodríguez Fernández, C; Rodríguez Fernández A. Percepción de las estrategias de afrontamiento ante el estrés en pacientes ingresados en una unidad de coronarias. Revista Enfermería en Cardiología [Internet]. 2005 [consultado marzo 2018]; (34): 15-21. Disponible en: https://dialnet.unirioja. es/servlet/articulo? codigo=233164513.