La importancia de la higiene postural en el trabajo diario del TCAE

Resumen

Nuestro ritmo de vida actual, es frenético. Por lo cual, a veces, nuestro organismo adquiere posturas incorrectas y que es muy posible que afecten a nuestra salud con el paso del tiempo.

Por tanto, cobra especial importancia la educación postural y procurar que nuestros movimientos sean los adecuados en función de las circunstancias. El TCAE a lo largo de su trayectoria profesional, está expuesto a padecer diferentes patologías relacionadas con la espalda. Para evitar esto, es de vital relevancia, que el trabajo del Auxiliar de Enfermería, se realice de modo acorde con la higiene postural.

Autores: María Vanessa Díaz Fernández, Alba López Melero, Adriana Bueno Prieto, Inmaculada Isabel García García.

Palabras clave: higiene postural, higiene postural TCAE, higiene postural Auxiliar de enfermería, movilización de pacientes.

Introducción

La higiene postural se define como un conjunto de normas que tienen por objeto el correcto mantenimiento de la posición del cuerpo, tanto en equilibrio como en situación de movimiento, para evitar lesiones y cuidando tanto nuestra columna como otras articulaciones del cuerpo.

La higiene postural es la encargada de que podamos realizar las actividades diarias, sin dolor y minimizando todo lo posible, la posibilidad de una lesión. Si conseguimos aprender a hacer nuestro trabajo como Tcae, de una forma correcta, vamos a lograr reducir en gran medida, los dolores corporales.

Objetivos

  • Analizar la importancia de la realización de una adecuada higiene postural en los cuidados del Auxiliar de Enfermería como profesional del ámbito sanitario, para la prevención de lesiones corporales.

Metodología

Para la consecución de la presente revisión bibliográfica, se han analizado diversos documentos, artículos académicos, revisiones bibliográficas y bibliografía variada del ámbito médico y sanitario en general. Para ello, se ha realizado una exhaustiva búsqueda de documentación en bibliotecas electrónicas como Scielo, Editorial electrónica Elsevier y en bases de datos tales como PubMed y Cochrane.

Resultados

Movilizar pacientes con movilidad reducida, por parte del TCAE, es una actividad muy frecuente en el ámbito sanitario, residencial, centros de día e incluso en domicilios. Estas maniobras, suponen un gran esfuerzo físico para el profesional sanitario.

publica-TFG-libro-ISBN

Es de vital importancia, el cuidado de nuestro cuerpo, durante toda la jornada laboral, para poder prevenir lesiones de tipo inflamatorio o incluso degenerativo a nivel muscular, vertebral, articular, etc.

Este tipo de manobras, no deberían ser una actividad de riesgo para la salud física del trabajador, ni para el propio paciente.

Antes de iniciar cualquier tipo de maniobra, es necesaria la realización de un análisis del entorno donde se va a realizar la movilización. Hemos de procurar la colocación de barandillas que sirvan de apoyo al paciente y le ayuden a colaborar en el desarrollo del movimiento.

Siempre hemos de explicar al paciente lo que se va a hacer en todo momento y si el grado de dependencia del mismo, lo permite, le solicitaremos su colaboración. Siempre que sea posible, se realizarán las maniobras por más de un profesional. De tal modo, la carga estará repartida y aumentará el nivel de seguridad tanto para el paciente como para el Auxiliar de Enfermería.

Asimismo, es de suma importancia, que el profesional sanitario se mantenga en contacto directo con el paciente y con una superficie de contacto elevada y segura, dado que de este modo, disminuye el grado de dolor del paciente.

El profesional que realiza la movilización, ha de moverse a la vez que el paciente, utilizando así menos fuerza. Ha de mantener siempre su espalda recta, de esta forma, porque las cargas actuarán en vertical y así se evitan posibles contracturas u otro tipo de lesiones.

Hay que colocarse en el lado hacia donde se va a mover al paciente, con los pies separados, uno delante del otro; de este modo tendremos siempre una buena superficie de apoyo y mayor estabilidad. Asimismo, las rodillas estarán ligeramente flexionadas, de esta forma podemos aumentar la flexión y/o extensión si lo necesitamos.

La movilización se realizará moviendo las zonas más pesadas una tras otra, y con movimientos pequeños y manteniendo el cuerpo del paciente bien alineado.

Otro aspecto fundamental a tener en cuenta, será la patología del paciente, para poder realizar un cambio postural adecuado. Hemos de evitar realizar movilizaciones complicadas y dolorosas para el paciente y se utilizarán todos los medios técnicos de que dispongamos para ello.

Conclusiones

Por lo citado anteriormente, se considera necesario que para la realización del trabajo como Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería, cualquier movimiento o posición que se lleve a cabo, ha de hacerse de un modo adecuado y correcto, para así evitar lesiones a largo plazo o molestias en nuestro cuerpo.

Para poder llevar a cabo una buena higiene postural, necesitamos conocer el entorno, y poder así mantener posturas adecuadas en cada situación.

Por otra parte, se recomienda mantenerse siempre activo, mediante la realización de ejercicio físico adecuado y moderado.

En situaciones de dolor, se ha de realizar una consulta a un profesional sanitario para poder tratar la lesión de la forma más adecuada.

Cuidarnos para poder seguir disfrutando del desempeño de nuestra profesión, es de suma importancia.

Bibliografía

  • M Kovacs, F., (2011): Cómo cuidar su espalda. Barcelona: Paidotribo México.
  • Galindo, C., (2000): Técnicas básicas de enfermería. España: MacMillan Ibérica.
  • Solei i Gómez, Mª Dolores, (1996): Dolor de espalda en las enfermeras. España: Editorial Rol.
  • Gil del Real, Mª Teresa, (2007): Cuidados de la espalda de los cuidadores. España: Editorial Rol.
close

BOLETÍN DE NOVEDADES

Datos opcionales:

(En ocasiones enviamos información específica para una zona o categoría concreta)

He leído y acepto la Política de Privacidad *

Ver Política de Privacidad y Aviso legal

Su dirección de e-mail solo se utilizará para enviarle nuestra newsletter, así como información sobre las novedades de la revista y Editorial Ocronos. Puede utilizar el enlace integrado en la newsletter para cancelar la suscripción en cualquier momento.