Hernia hiatal trastornos gastrointestinales

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. N.º 7–Julio 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; N.º 7: 102

Autor principal (primer firmante): Patricia Solanas Amador

Fecha recepción: 04/06/2024

Fecha aceptación: 01/07/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(7): 102

Autores:

  1. Patricia Solanas Amador (TCAE)
  2. Elena Estopiñá Otega (Celadora)
  3. Alicia Val López (TCAE)
  4. Francisco Javier Barrera Carballo (Celador)
  5. Noemí Pérez Sobrecasas (TCAE)
  6. Irene Loire Abete (Grupo gestión de la función administrativa)

Categoría: Técnico en cuidados auxiliares de Enfermería.

Palabras clave: Hernia/hiatal/trastornos/gastrointestinales

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Introducción

La hernia de hiato, también conocida como hernia diafragmática hiatal, es una condición

médica común en la que una parte del estómago sobresale a través del diafragma, el músculo que separa el tórax del abdomen.

El diafragma tiene una pequeña abertura llamada hiato, por donde pasa el esófago para unirse al estómago. En una hernia de hiato, esta abertura se debilita o agranda, permitiendo que el estómago se deslice hacia arriba.

Síntomas

Los síntomas de la hernia de hiato pueden variar de leves a graves y no todas las personas con esta condición experimentan síntomas.

Los síntomas más comunes incluyen:

  • Acidez estomacal o reflujo ácido: Sensación de ardor en el pecho o la garganta causada por el ácido del estómago que sube al esófago.
  • Dolor en el pecho: Puede ser similar al dolor de angina de pecho o indigestión.
  • Dificultad para tragar: Sensación de que la comida se atasca en la garganta.
  • Regurgitación: Regreso de alimentos o ácido del estómago a la boca.
  • Tos seca: Puede empeorar por la noche o al acostarse.
  • Náuseas y vómitos: En casos graves.

Causas

La causa exacta de la hernia de hiato no se conoce por completo, pero se cree que es una combinación de factores que debilitan el diafragma, como:

  • Presión intraabdominal aumentada: Embarazo, obesidad, estreñimiento, tos crónica o levantar objetos pesados.
  • Defectos congénitos: El hiato puede ser naturalmente más grande en algunas personas.
  • Edad: El tejido muscular se debilita con la edad, lo que aumenta el riesgo de hernia de hiato.
  • Cirugías abdominales: Ciertas cirugías abdominales pueden aumentar el riesgo de hernia de hiato.

Factores de riesgo

Además de las causas mencionadas anteriormente, ciertos factores pueden aumentar el riesgo de desarrollar una hernia de hiato, como:

publica-articulo-revista-ocronos
  • Sexo: Las mujeres asumen más peligro que los hombres.
  • Sobrepeso u obesidad: El exceso de peso ejerce presión sobre el diafragma.
  • Embarazo: La presión del útero sobre el diafragma puede debilitarlo.
  • Fumar: El tabaquismo debilita los tejidos del diafragma.
  • Tos crónica: La tos crónica puede aumentar la presión intraabdominal.
  • Vómitos frecuentes: Los vómitos intensos pueden debilitar el diafragma.

Diagnóstico

El diagnóstico de la hernia de hiato generalmente se basa en una combinación de:

  • Síntomas: El médico preguntará sobre los síntomas, como acidez estomacal, dolor en el pecho, dificultad para tragar, regurgitación, tos seca, náuseas y vómitos.
  • Historial médico: El médico revisará el historial médico, incluyendo cualquier condición médica preexistente, cirugías abdominales previas y medicamentos que se esté tomando.
  • Examen físico: Realizará un examen físico para verificar si hay signos de hernia de hiato, como sensibilidad o dolor en el abdomen superior.

Pruebas adicionales

En algunos casos, el médico puede recomendar pruebas adicionales para confirmar el diagnóstico o evaluar la gravedad de la hernia, como:

  • Radiografía de tórax: Puede mostrar si el estómago se ha desplazado hacia arriba a través del diafragma.
  • Radiografía con contraste de bario: El paciente bebe una solución líquida que recubre el esófago y el estómago. Las radiografías se toman a medida que el líquido pasa por el sistema digestivo, lo que permite al médico observar la forma y la función del esófago y el estómago.
  • Endoscopia: Se inserta un tubo delgado con una cámara en el esófago para observar el interior del esófago, el estómago y la parte superior del intestino delgado.
  • Manometría esofágica: Esta prueba mide la presión y la función muscular del esófago.

Tratamiento

El tratamiento de la hernia de hiato depende de la gravedad de los síntomas y de la salud general del paciente. En general, los objetivos del tratamiento son:

Aliviar los síntomas

Cambios en el estilo de vida

  • Perder peso si es necesario: El exceso de peso aumenta la presión sobre el diafragma.
  • Evitar alimentos y bebidas que desencadenan los síntomas: Como alimentos picantes, grasos o ácidos, chocolate, cafeína y alcohol.
  • Comer comidas más pequeñas y frecuentes: Esto ayuda a evitar que el estómago se sobrecargue.
  • Elevar la cabecera de la cama: Para evitar que el ácido del estómago suba al esófago por la noche.
  • Dejar de fumar: Fumar debilita el diafragma y empeora los síntomas.

Medicamentos

  • Antiácidos: Neutralizan el ácido del estómago y pueden aliviar la acidez estomacal y el dolor en el pecho.
  • Inhibidores de la bomba de protones (IBP): Reducen la producción de ácido estomacal y pueden ser más efectivos que los antiácidos para controlar los síntomas.
  • Medicamentos para la motilidad intestinal: Ayudan a que el estómago vacíe su contenido más rápidamente, lo que puede reducir el reflujo ácido.

Reparar la hernia

Cirugía

En casos graves o si los cambios en el estilo de vida y los medicamentos no son suficientes para controlar los síntomas, se puede recomendar la cirugía para reparar la hernia. Existen dos tipos principales de cirugía para la hernia de hiato:

  • Cirugía laparoscópica: Se realizan pequeñas incisiones en el abdomen y se inserta una cámara e instrumentos quirúrgicos para reparar la hernia.
  • Cirugía torácica: Se realiza una incisión en el pecho para reparar la hernia.

La elección del tratamiento adecuado para la hernia de hiato dependerá de varios factores, como:

  • La gravedad de los síntomas
  • La salud general del paciente
  • Las preferencias del paciente

Prevención

Si bien no se puede prevenir completamente la hernia de hiato, se pueden tomar algunas medidas para reducir el riesgo, como:

  • Mantener un peso saludable: Evitar el sobrepeso y la obesidad.
  • Comer una dieta saludable: Limitar los alimentos y bebidas que desencadenan los síntomas.
  • No fumar: Fumar debilita el diafragma y aumenta el riesgo de hernia de hiato.
  • Controlar la tos crónica: Si tiene tos crónica, consulte a su médico para tratarla.
  • Evitar levantar objetos pesados: Usar la técnica adecuada para levantar objetos pesados y evite levantar demasiado peso.

Conclusión

La hernia de hiato es una condición médica común que puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de las personas que la padecen.

Si bien los síntomas pueden ser leves en algunos casos, en otros pueden ser graves e incluso poner en riesgo la vida. Cabe destacar que la hernia de hiato es un área de investigación activa.

Bibliografía

  1. https://www.mayoclinic.org/diseases-cond itions/hiatal-hernia/diagnosis- treatment/drc-20373385
  2. https://www.msdma nuals.com/es-es/professional/trastornos- gastrointestinales/trastornos-esof%C3%A1 gicos-y-de-la-degluci%C3%B3n/hernia- hiatal
  3. https://www.topdoctors.es/diccion ario-medico/hernia-de-hiato