Hábitos alimentarios y su influencia sobre el estado nutricional en escolares de la Unidad Educativa Particular Latinoamericano y Escuela de Educación Básica Manuela Cañizares, Cuenca 2018 – 2019

Autor: Lic. Diana Mariela Matute Vázquez. Licenciada en Nutrición y Dietética. Universidad de Cuenca.

Lic. Luis Marcelo Tixi Romero. Licenciado en Nutrición y Dietética. Universidad de Cuenca.

Lic. Roberto Paulino Aguirre Cornejo. Licenciado en Nutrición y Dietética. Universidad de Cuenca.

RESUMEN

ANTECEDENTES: La prevalencia actual de enfermedades relacionadas con la alimentación, es un tema que necesita intervención urgente, evitando así, el desarrollo de enfermedades crónicas no transmisibles en un futuro.

OBJETIVO: Determinar los hábitos alimentarios y su influencia sobre el estado nutricional en niños de edad escolar de 9 a 12 años de la Unidad Educativa Particular Latinoamericano y Escuela De Educación Básica Manuela Cañizares, Cuenca 2018 – 2019.

MÉTODOS Y TÉCNICAS: Estudio de tipo descriptivo de corte transversal, con una población de 90 niños/as de 9 a 12 años. Las técnicas utilizadas fueron; evaluación antropométrica y encuesta alimentaria. Para el análisis de datos se manejó Microsoft Excel 2013 y EPIDAT 4 versión 4.2.

RESULTADOS: El 48.8% de la población presentó un hábito alimentario regular, el 27.7% un hábito alimentario malo y el 23.3% buenos hábitos alimentarios, dando datos similares para ambos sexos.

La prevalencia del estado nutricional normal fue del 48.9% y el porcentaje de los niños/as con sobrepeso, obesidad y delgadez, fue del 51.1%. La prevalencia del estado nutricional de acuerdo al sexo, fue mayor en niñas con sobrepeso 33.3%, el bajo peso y la obesidad es mayor en niños con 15.4% respectivamente.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

CONCLUSIONES: Se evidenció que el consumo de alimentos considerados como saludables, está por debajo de lo recomendado, mientras, que el consumo de alimentos considerados como no saludables, se encuentran por encima de lo establecido. Se observa que conforme cambian los hábitos alimentarios de regular a malo el porcentaje de niños con sobrepeso y obesidad aumenta.

PALABRAS CLAVES: Hábitos alimentarios. Estado nutricional. Sobrepeso. Obesidad. IMC.

INTRODUCCIÓN

Un factor determinante del estado de salud de una persona es la alimentación, de manera especial para aquellos individuos que se encuentran en la etapa de desarrollo y crecimiento, considerados como el potencial de desarrollo de un país (1).

Por hábito se entiende que se adquieren desde los primeros años, conforme se van perpetuando, intervienen de manera notoria en las prácticas alimentarias, las mismas que continúan en la edad adulta, si estas no se modifican.

En el transcurso del tiempo estos han experimentado diversos cambios, que influyen en el crecimiento, desarrollo físico, psíquico, social y en la calidad de vida de la población infantil (1)(2).

En la edad escolar se debe realizar los esfuerzos necesarios para motivar a esta población para que tenga una alimentación saludable (2).

Los problemas nutricionales causados por la desnutrición, sobrepeso u obesidad se consideran como uno de los principales problemas de salud pública alrededor del mundo.

publica-articulo-revista-ocronos

Mundialmente la tasa de desnutrición aguda es de 55 millones, de estos, 19 millones presentan la forma más severa; llegando a una mortalidad anual de 3.5 millones de niños y niñas, lo que representa alrededor de 10.000 muertes diarias (3)(4).

En América latina, Rivera y Gonzáles (2014), analizando los datos de estudios poblacionales de Brasil, Chile, México, Argentina, Perú, Colombia entre el 2008 y 2013, señalan que uno de cada cinco niños presentan exceso de peso (5).

En Ecuador los datos de la última “Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT 2011- 2013)”, revelan que el 15% de los niños entre 5 y 11 años presentan desnutrición crónica (retraso de la talla para la edad) y el 29.9% de la población en estudio presenta exceso de peso: (19% sobrepeso y 10.9% obesidad) (6). Sin embargo, el número de estudios que relacionan los hábitos alimentarios con el estado nutricional de los niños y niñas en edad escolar en la ciudad de Cuenca son muy escasos.

Por tal razón el presente estudio evaluó el estado nutricional y los hábitos alimentarios de los niños y niñas con el fin de establecer una relación entre ellos. Los resultados obtenidos permitieron identificar la problemática alimentaria oportunamente, para que de esta forma se creen estrategias que ayuden a mejorar la situación actual de la población.

OBJETIVO GENERAL

Determinar los hábitos alimentarios y su influencia sobre el estado nutricional en niños de edad escolar de 9 a 12 años de la Unidad Educativa Particular Latinoamericano y Escuela De Educación Básica Manuela Cañizares, Cuenca 2018 – 2019.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

Evaluar el estado nutricional de los niños mediante la toma de medidas antropométricas y a través de la escala del índice de masa corporal según el sexo y la edad en escolares de 9 a 12 años.

Identificar los hábitos alimentarios de los niños según sexo y edad en escolares de 9 a 12 años, mediante la aplicación de encuesta alimentaria.

Establecer la relación entre los hábitos alimentarios y el estado nutricional según sexo y edad en escolares de 9 a 12 años.

DISEÑO METODOLÓGICO

TIPO DE ESTUDIO

Para la presente investigación se realizó un estudio descriptivo de corte transversal.

UNIVERSO

El Universo estuvo conformado por 130 niños y niñas, con edades comprendidas entre las edades de 9 y 12 años de edad, de la Unidad Educativa Latinoamericano y Escuela De Educación Básica Manuela Cañizares. 

Muestra:

Se utilizó un muestreo probabilístico con 95% de confianza y con un nivel de error del 5%, de acuerdo al cálculo de la muestra (8).

Para calcular la muestra se utilizó la siguiente fórmula:

Tamaño de la muestra n = [EDFF*Np (1-p)]/ [(d2/Z21-α/2*(N-1)+p*(1-p)].

Considerando el porcentaje de abandono del proyecto, la muestra estuvo conformada por 90 entre niños y niñas.

CRITERIOS DE INCLUSIÓN Y EXCLUSIÓN.

Inclusión

Niño/as de las edades de 9 a 12 años, que estén en la actualidad matriculados y asistiendo normalmente a clases.

Niño/as cuyos padres o responsables hayan firmado el consentimiento informado para ser parte del estudio.

Niños/as que hayan firmado el asentimiento informado.

Exclusión

Niño/as que presenten alguna patología que limite o intervenga con la evaluación antropométrica y alimentaria.

Niño/as con algún problema físico que imposibilite la valoración antropométrica.

Niño/as que al momento de la antropometría se rehúsan a colaborar.

MÉTODO, TÉCNICA Y PROCEDIMIENTOS

Para realizar la presente investigación se solicitó el permiso a las respectivas autoridades de las Unidades educativas correspondientes y se coordinó con el director, subdirector, padres de familia y escolares los horarios para llevar a cabo las actividades planificadas para la investigación: aplicación de las encuestas alimentarias y la evaluación antropométrica.

Posteriormente se solicitó a los padres de familia de los niños y niñas que participaron que lean y firmen el consentimiento, el asentimiento informado fue firmado por los niños/as colaboradores en el proyecto.

Los datos de filiación se completaron en un formulario de registro de datos, conjuntamente con las medidas antropométricas.

La aplicación de las encuestas y la evaluación antropométrica se llevó a cabo en las aulas de las respectivas unidades educativas.

Estado Nutricional

Para las técnicas de medición se utilizó un protocolo que la OMS recomienda:

Peso

Para la toma del peso y garantizar la exactitud de este se consideró los siguientes aspectos: El sujeto debe estar con la vejiga vacía y de preferencia por lo menos 2 horas después de consumir alimentos. La medición se realizó sin zapatos ni prendas pesadas. El individuo se colocó en el centro de la báscula y se mantuvo inmóvil durante la medición. La posición que tome el sujeto, si éste es hacia la dirección de la balanza o dando la espalda a la misma, no modificará la medición (7).

La persona que tomó la medición vigiló que el sujeto no esté recargado en la pared ni en ningún objeto cercano y que no tenga ninguna pierna flexionada. Estas indicaciones tienen como objetivo que el peso esté distribuido de manera homogénea. Se registró cuando los números de la balanza se estabilizaron (7).

La báscula previamente calibrada y certificada, se colocó de tal manera que el medidor pueda hacer la lectura delante del sujeto. El peso se ajustó a los 100 gramos más cercanos. Se registró la hora de la toma. Este procedimiento se realizó dos veces y en caso de existir una variación mayor 0.5 kg se procedió a una tercera toma de peso y de esa forma verificar el peso correcto (7).

Estatura

Durante la toma de la estatura el sujeto estaba descalzo y de pie con los talones unidos, las piernas rectas y los hombros relajados. Los talones, cadera, escápulas y parte trasera de la cabeza estaban pegados a la superficie vertical en la que se sitúa el estadiómetro. Para evitar imprecisiones se vigiló que no existan alfombras en el sitio donde se paró el individuo. La cabeza se colocó en plano horizontal de Frankfort, el cual se representa con una línea entre el punto más bajo de la órbita del ojo y el trago (eminencia cartilaginosa del conducto auditivo). Justo antes de que se realice la medición, el individuo inhaló profundamente, contuvo el aire y su postura estuvo erecta mientras la base móvil se lleva al punto máximo de la cabeza con la presión suficiente para comprimir el cabello. Los moños, vinchas o lazos del cabello se retiraron. De igual forma se realizó la medición de la talla por dos ocasiones y de existir una variación de más de 0.5 cm entre ella se procedió a realizar una tercera medición y de esta forma confirmar  la medición correcta (7).

Una vez obtenido el peso y talla, se calculó el promedio entre las dos mediciones de peso y las dos de talla para luego proceder al cálculo del índice de masa corporal como se detalla a continuación.

Índice de masa corporal (IMC)

Se calculó el Índice de Masa Corporal utilizando la siguiente fórmula (IMC= peso/talla2), el valor resultante de la fórmula, se graficó en las curvas de crecimiento del índice de masa corporal recomendada por la OMS (2007) para la población de 5 a 19 años (9)(10)(11).

A continuación, se procedió a clasificar el estado nutricional de acuerdo a los siguientes criterios:

Si el punto graficado se ubica por debajo < -2DE corresponde al estado nutricional de bajo peso severo.

Si el punto graficado se ubica entre -1DE y -2DE corresponde a un bajo peso.

Si el punto graficado se ubica entre -1DE y +1DE corresponde al estado nutricional normal.

Si el punto graficado se ubica entre +1DE y +2DE corresponde al estado nutricional de sobrepeso.

Se clasifica como un estado nutricional de obesidad aquellos valores de IMC que sean mayores > +2 DE.

Equipo antropométrico

Para obtener las medidas antropométricas de cada niño y niña, se tomó el peso y la talla por duplicado usando técnicas estandarizadas.

Tallímetro-. La talla se midió con un tallímetro portátil que cumplió con estándares internacionales con divisiones en milímetros, se registrará en el milímetro más cercano. Guía vertical graduada con una base móvil que se hace llegar a la cabeza del individuo y que corre sobre la guía vertical que se fija a una pared sin zoclo; longitud de 2,2m y una precisión de 1mm, marca seca (7)(12).

Báscula-. El peso se tomó utilizando una báscula digital de marca SECA, que cumplió con estándares reconocidos internacionalmente con una precisión de 100g y con una capacidad de 150kg. Para evitar error sistemático durante todo el procedimiento de la toma del peso, se aseguró que esta sea colocada en una superficie plana, horizontal y firme (7)(12).

ANÁLISIS DE RESULTADOS

A continuación, se detallan los resultados que se obtuvieron en la investigación, en base a la evaluación del estado nutricional, los hábitos alimentarios de 90 niños y niñas en edad escolar, de la Unidad Educativa Particular Latinoamericano y Escuela de Educación Básica Manuela Cañizares del cantón Cuenca, de igual forma la relación de los resultados con el sexo y la edad; con su respectivo análisis.

TABLA N° 1

Distribución según sexo y grupo de edad de escolares de las Unidades Latinoamericano y Manuela Cañizares, Cuenca 2018 – 2019.

Ver: Anexos – Hábitos alimentarios y su influencia sobre el estado nutricional en escolares, al final del artículo.

Fuente: Base de datos. Elaborado por: Los autores

La edad de los escolares estudiados fluctuó entre 9 y 12 años, constituyendo el mayor porcentaje 37% para aquellos de 10 años. El 57.6% de la población escolar fueron mujeres y el 43.3% hombres.

TABLA N° 2. Distribución según edad y estado nutricional de escolares de las Unidades Educativas Latinoamericano y Manuela Cañizares, Cuenca 2018 – 2019.

Ver: Anexos – Hábitos alimentarios y su influencia sobre el estado nutricional en escolares, al final del artículo.

Fuente: Base de datos. Elaborado por: Los autores.

En la tabla N° 2 se exponen los datos obtenidos de la evaluación del estado nutricional en base al indicador del índice de masa corporal (IMC), se estableció que el 48,9% de la población estudiada tiene un estado nutricional normal, el 28,9% sobrepeso, obesidad 13,3% y el 8,9% bajo peso. Además, se evidenció que los niños con una edad de 10 años presentaron una mayor prevalencia de sobrepeso y obesidad, a comparación con los niños de otras edades.

A continuación, en el gráfico N°1 se muestra la clasificación del estado nutricional de los escolares de acuerdo al índice de masa corporal (IMC) y según el sexo.

GRÁFICO N° 1. Distribución según sexo y estado nutricional de escolares de las Unidades Educativas Latinoamericano y Manuela Cañizares, Cuenca 2018 – 2019.

Ver: Anexos – Hábitos alimentarios y su influencia sobre el estado nutricional en escolares, al final del artículo.

Fuente: Base de datos.            Elaborado por: Los autores

Analizando el estado nutricional de la población según el sexo, se destaca que la mayor prevalencia de sobrepeso se encuentra en las niñas con 33,3%, sucediendo lo contrario en los niños de bajo peso y obesidad con 15,4% respectivamente.

A continuación, se presentan los resultados sobre los hábitos alimentarios de la población estudiada.

TABLA N° 3. Hábitos alimentarios de escolares de las Unidades Educativas Latinoamericano y Manuela Cañizares, Cuenca 2018 – 2019.

Ver: Anexos – Hábitos alimentarios y su influencia sobre el estado nutricional en escolares, al final del artículo.

Fuente: Encuesta alimentaria. Elaborado por: Los autores.

De acuerdo a los resultados de la encuesta alimentaria, el 76,7% de escolares tienen un hábito alimentario regular y malo, mientras que solo el 23,3% tienen hábitos alimentarios buenos. En el gráfico N°2 se reflejan los datos antes mencionados.

GRÁFICO N° 2. Hábitos alimentarios de escolares de las Unidades Educativas Latinoamericano y Manuela Cañizares, Cuenca 2018 – 2019.

Ver: Anexos – Hábitos alimentarios y su influencia sobre el estado nutricional en escolares, al final del artículo.

Fuente: Encuesta alimentaria. Elaborado por: Los autores

De igual forma en la tabla N°4 y gráfico N°3 se muestran los resultados de los hábitos alimentarios de la población estudiada según el sexo.

TABLA N° 4. Hábitos alimentarios según sexo de escolares de las Unidades Educativas Latinoamericano y Manuela Cañizares, Cuenca 2018 – 2019.

Ver: Anexos – Hábitos alimentarios y su influencia sobre el estado nutricional en escolares, al final del artículo.

Fuente: Encuesta alimentaria. Elaborado por: Los autores

GRÁFICO N° 3. Hábitos alimentarios según sexo de escolares de las Unidades Educativas Latinoamericano y Manuela Cañizares, Cuenca 2018 – 2019.

Ver: Anexos – Hábitos alimentarios y su influencia sobre el estado nutricional en escolares, al final del artículo.

Fuente: Encuesta alimentaria. Elaborado por: Los autores.

En relación a los hábitos alimentarios según el sexo, el porcentaje de los hábitos alimentarios buenos, regulares y malos son similares tanto en niños como en niñas.

TABLA N° 5. Relación entre el estado nutricional y el consumo de alimentos saludables de escolares de las Unidades Educativas Latinoamericano y Manuela Cañizares, Cuenca 2018 – 2019.

Ver: Anexos – Hábitos alimentarios y su influencia sobre el estado nutricional en escolares, al final del artículo.

Fuente: Base de datos. Elaborado por: Los autores.

Al analizar el consumo de alimentos saludables en la tabla N° 5 se muestra que; más del 50% de la población que tiene un estado nutricional normal y bajo peso, cumple con la recomendación de ingesta diaria de agua, frutas, verduras, lácteos, carnes y leguminosas. Un dato relevante es que conforme cambia el estado nutricional de sobrepeso a obesidad el consumo de estos alimentos disminuye a excepción del pan que se incrementa.

TABLA N° 6. Relación entre el estado nutricional y el consumo de alimentos no saludables de escolares de las Unidades Educativas Latinoamericano y Manuela Cañizares, Cuenca 2018 – 2019.

Ver: Anexos – Hábitos alimentarios y su influencia sobre el estado nutricional en escolares, al final del artículo.

Fuente: Encuesta alimentaria. Elaborado por: Los autores.

En la tabla N° 6 al hablar de un consumo no adecuado hace referencia al no cumplimiento de las recomendaciones de ingesta establecidas por FAO/OMS, para este tipo de alimentos.

Al analizar el consumo de estos alimentos, se evidenció que un porcentaje mayor al 60% de la población con un estado nutricional normal y bajo peso, tiene un consumo elevado. De igual manera, en la población con sobrepeso más del 80% no cumple con la recomendación de ingesta, así como en aquellos con obesidad que se incrementa hasta un 100% de la población.

TABLA N° 7. Relación entre los Hábitos alimentarios y estado nutricional de escolares de las Unidades Educativas Latinoamericano y Manuela Cañizares, Cuenca 2018 – 2019.

Ver: Anexos – Hábitos alimentarios y su influencia sobre el estado nutricional en escolares, al final del artículo.

Fuente: Base de datos. Elaborado por: Los autores.

GRÁFICO N° 4. Relación entre los Hábitos alimentarios y estado nutricional de escolares de las Unidades Educativas Latinoamericano y Manuela Cañizares, Cuenca 2018 – 2019.

Ver: Anexos – Hábitos alimentarios y su influencia sobre el estado nutricional en escolares, al final del artículo.

Fuente: Base de datos. Elaborado por: Los autores

Los datos dentro de los gráficos representan a porcentaje.

En la tabla N° 7 y gráfico N° 4 se observaron qué; el 76,7% de la población tiene hábitos alimentarios regular y malo y un exceso de peso de 42,2% (sumando el sobrepeso y obesidad); es relevante que el porcentaje de sobrepeso y obesidad se incrementan conforme cambian los hábitos alimentarios de regular a malo.

Anexos – Hábitos alimentarios y su influencia sobre el estado nutricional en escolares

Anexos – Hábitos alimentarios y su influencia sobre el estado nutricional en escolares

BIBLIOGRAFÍA

  1. Sociedad Española de Nutrición Parenteral y Enteral. A, Muñoz Weigand C, Ballesteros Pomar M. D, Vidal Casariego A, López Gómez JJ, Cano Rodríguez I, et al. Modificación de los hábitos alimentarios del almuerzo en una población escolar. Nutr Hosp [Internet]. 2011 [cited 2018 Oct 3];26(3):560–5. Available from: http://scielo.isciii.es/ scielo.php? script=sci_arttext&pid =S0212-1611201 1000300019
  2. Fonseca C ZY, Patiño B GA, Herrán F OF. Malnutrición y seguridad alimentaria: un estudio multinivel. Rev Chil Nutr [Internet]. 2013 Sep [cited 2018 Sep 20];40(3):206–15. Available from: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717-75182013000300001&lng=en&nrm=iso&tlng=en
  3. Eugenia Emili B, Valeria Alejandra F, Florencia W, Marcela Ines M. Estado nutricional de escolares y su relación con el hábito y calidad del desayuno Nutritional condition of school-age children and its relationship with habit and quality of breakfast. Rev Chil Nutr. 2015;42.
  4. Aguilà Q, Ramón MÀ, Matesanz S, Vilatimó R, del Moral I, Brotons C, et al. Estudio de la valoración del estado nutricional y los hábitos alimentarios y de actividad física de la población escolarizada de Centelles, Hostalets de Balenyà y Sant Martí de Centelles (Estudio ALIN 2014). Endocrinol Diabetes y Nutr [Internet]. 2017 Mar 1 [cited 2018 Jun 19];64(3):138–45. Available from: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2530016417300496
  5. Rivera JA, González de Cassio T, Pedraza Lilia S, Tania Cony A, Sánchez TG, Martorrel R. Childhood and Adolescent owerweight and obesity in Latin America: a systematic review. Lancet Diabetes Endocrinol. 2014;2(321):32.
  6. ENSANUT-ECU. Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012. Vol. Tomo 1, Ensanut-Ecu 2012. 2014. 5-722 p.
  7. Suverza A, Haua K. El abcd de la evaluación del estado de nutrición. 1st ed. McGraw Hill Interamerican, editor. México; 2010. 332 p.
  8. OpenEpi – Toolkit Shell for Developing New Applications [Internet]. [cited 2018 Nov 29]. Available from: http://www.openepi. com/SampleSize/SSPropor.htm
  9. OMS. Interpretando los Indicadores de Crecimiento Interpretando los Indicadores [Internet]. Curso de Capacitación sobre la Evaluación del Crecimiento del Niño. 2008. 56 p. Available from: http://www.who.int/ childgrowth/training/c_interpretando.pdf
  10. MSP. Protocolo de Atencion Manual de consejeria para el crecimiento del niño y la niña. 2011.
  11. WHO | BMI-for-age (5-19 years) [Internet]. WHO. World Health Organization; 2019 [cited 2019 Jan 28]. Available from: https://www.who.int/growthref/who2007_bmi_for_age/en/
  12. Cashin K, Oot L. GUIDE TO ANTHROPOMETRY A Practical Tool for Program Planners , Managers , and Implementers. 2018;