Gestión de ingresos hospitalarios

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 12–Diciembre 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº12: 53

Autor principal (primer firmante): Marco Antonio Fernández Estévez

Fecha recepción: 23 de Noviembre, 2021

Fecha aceptación: 4 de Diciembre, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(12) 53

Autores:

  1. Marco Antonio Fernández Estévez, auxiliar administrativo Hospital de Cabueñes.
  2. Marina Isabel Pérez Meana, auxiliar administrativo Hospital de Cabueñes.
  3. Cristina Victoria Gayol Torres, auxiliar administrativo Hospital de Cabueñes.

Introducción

La gestión de camas en un centro hospitalario, constituye una de las tareas a realizar en cualquier servicio de admisión y también una de la que más conflictos provocan en el funcionamiento diario del hospital. La asignación de la cama al paciente que va a ingresar afecta tanto a los pacientes que van a ingresar como a los ya ingresados, y a las camas libres tanto como a las ocupadas.

Empezaremos definiendo que se considera cama hospitalaria y que no.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Se entiende como tal, las camas destinadas a la atención continuada de pacientes ingresados.

Se incluyen como camas las incubadoras fijas y las cunas, excepto aquellas destinadas a la atención de los recién nacidos normales.

No se contabilizan en este epígrafe las siguientes camas:

  • Las de observación del servicio de urgencia.
  • Las de acompañantes y las supletorias.
  • Las utilizadas por el personal del centro.
  • Las dedicadas específicamente a hospital de día, exploraciones especiales, inducción preanestésica, puesto de diálisis, etc.

Una vez establecido que es una cama hospitalaria, hablaremos del número óptimo de camas de las que un hospital debe disponer, este no es un número fijo va a depender de una serie de variables como son:

  • Número de ingresos y de egresos.
  • Estancia media de los pacientes.
  • Porcentaje de ocupación de camas que se quiera mantener.

Para calcular el número de camas globales necesarias se emplea la fórmula de Brigdman: Camas necesarias = Egresos x Estancia media / 365 x Índice de Ocupación óptimo (85%).

El resultado de esta fórmula nos daría un promedio de unas 2,25 camas por 1000 habitantes, tomado una estancia media de 7 días y un índice de ocupación del 85%.

En el cuadro siguiente se presenta el número de camas por 1000 habitantes de los países de la OCDE y la media de la Unión Europea en 1995 y 2008.

publica-articulo-revista-ocronos
gestion-ingresos-hospitalarios.jpg

Con estos números, lo que parece claro es que, a falta de más camas hospitalarias para satisfacer la demanda de las mismas, es muy importante establecer una gestión lo más óptima posible. Está gestión no siempre pasa por aumentar el número de camas, en la actualidad se está dando mucha importancia a la ambulatorización de los procesos asistenciales (hospitalización domiciliaria, centros de atención socio-sanitaria…), esto hace que se reduzcan los gastos que supone una hospitalización, se reduce el número de camas hospitalarias utilizadas, y se les proporciona un mayor confort a los pacientes, evitándole las largas estancias hospitalarias.

Metodología

Todo proceso de hospitalización de un paciente viene derivado de una urgencia o de un ingreso ya programado.

Ingresos urgentes: Estos ingresos generalmente vienen derivados desde el Servicio de urgencias del hospital, o bien desde las Consultas Externas del mismo. Son pacientes que por su gravedad tienen que ser pasados a planta lo antes posible. En estos casos si hay cama disponible el ingreso es inmediato, en caso de no haber disponibilidad de cama, el paciente se mantiene en boxes de urgencias, se notifica el ingreso a la planta correspondiente y esta avisa en cuanto tenga una cama disponible.

Ingresos programados: Estos ingresos se realizan a través del servicio de Admisión del hospital y se van programando en función de la disponibilidad de camas del hospital. En este caso la reserva de cama se realiza antes de las 15:00 tantos lo que ingresan en esa tarde, como los que ingresan a primera hora del día siguiente.

Una vez establecido el tipo de ingreso que se realiza con el paciente pasaremos a ver los criterios para asignarle la cama, criterios que son comunes a los dos tipos de ingresos que distinguimos.

Los criterios a seguir para la asignación de las camas son:

  • En principio se persigue ubicar a cada paciente en la planta de la especialidad que le corresponda, intentando evitar las molestias de los pacientes ectópicos tanto para los facultativos, como para los propios pacientes.
  • En caso de no haber cama disponible en la planta que le corresponde por su dolencia, el ingreso se realizaría en plantas afines médicas con médicas y quirúrgicas con quirúrgicas.
  • Si no fuese posible se buscaría cama libre sin respetar el criterio anterior.
  • Una vez agotadas estas camas en todas las plantas del hospital se empiezan a usar camas (C) en las plantas que sea posible
  • Si así todo no fuese posible se empezaría a colocar camas supletorias (S) en su planta hasta un máximo de 2 por planta.
  • Si su planta estuviese completa se usarían camas (S) en otras plantas.

Una vez realizado el ingreso del paciente, en caso de que el mismo sea ectópico, este en la medida de lo posible se intenta solventar en días posteriores mediante traslados internos, la planta solicita al servicio de Admisión cama en otra planta y si hay disponibilidad se realiza el mismo.

Conclusiones

Con la implantación de este sistema de asignación de camas hospitalarias se persigue una centralización del mismo, lo que garantiza un mejor funcionamiento del mismo, intentando ajustar tanto los ingresos como los egresos que se producen en el hospital, de esta manera se evitan que los pacientes pasen ingresados más tiempo del que se considera estrictamente necesario, esta reducción de la estancia media supone una oportunidad para incrementar la actividad o bien para reajustar la estructura de camas del hospital a las necesidades reales, reduciendo los costes y mejorando, por tanto, su coste-efectividad.

Bibliografía

  1. CANTIDAD, USO Y GESTIÓN DE LAS CAMAS HOSPITALARIAS. TENDENCIAS EN EL MUNDO Dr. Enrique Quesada
  2. REVISTA Sedisa s. XXI.
  3. INDICADORES DE CALIDAD PARA HOSPITALES DEL SISTEMA NACIONAL DE SALUD Sociedad Española de Calidad Asistencia