Gestión del estrés en consultas externas

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. N.º 5–Mayo 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; N.º 5: 829

Autor principal (primer firmante): María Milian Herrera

Fecha recepción: 26/04/2024

Fecha aceptación: 23/05/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(5): 829

Autores:

María Milián Herrera

Tania Polo Magarín

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Guillermo Valles Catalán

Antonia Magarín Nogales

Samuel Valles Catalán

Ana Isabel Catalán Grau

Categoría: Personal de gestión y servicios

Resumen

El estrés entre el personal administrativo que trabaja en consultas externas puede ser causado por una variedad de factores relacionados con las responsabilidades y demandas del trabajo. El estrés puede ser tanto positivo como negativo.

El estrés positivo, también conocido como estrés «eustrés», puede ser estimulante y motivador, ayudando a las personas a enfrentar desafíos y alcanzar metas.

publica-articulo-revista-ocronos

Por otro lado, el estrés negativo, conocido como estrés «distrés», puede ser perjudicial para la salud física y mental si se experimenta de manera crónica o abrumadora.

Palabras clave:

Ansiedad, tensión, preocupación, nerviosismo

Causas estrés

  1. Carga de trabajo elevada: El personal administrativo puede enfrentarse a una carga de trabajo alta debido al volumen de pacientes que se atienden en las consultas externas. Esto puede generar estrés debido a la presión para completar tareas en un tiempo limitado.
  2. Plazos ajustados: El personal administrativo puede tener plazos ajustados para completar tareas como programar citas, manejar registros médicos o procesar documentación. La presión de cumplir con estos plazos puede contribuir al estrés.
  3. Interacción con pacientes preocupados: El personal administrativo puede interactuar directamente con pacientes que están preocupados por su salud, lo que puede generar estrés emocional adicional.
  4. Problemas de comunicación: La falta de comunicación efectiva entre el personal administrativo, el personal médico y los pacientes puede generar confusiones y malentendidos, aumentando el estrés.
  5. Cambios imprevistos: Los cambios repentinos en la programación de citas, cancelaciones de citas de último minuto o emergencias médicas pueden crear situaciones estresantes para el personal administrativo que debe adaptarse rápidamente a estas situaciones.
  6. Responsabilidad por la precisión y la confidencialidad: El personal administrativo puede enfrentar la presión de mantener la precisión en la documentación médica y asegurar la confidencialidad de la información del paciente, lo que puede generar estrés adicional.
  7. Ambiente de trabajo físico: Condiciones de trabajo como un espacio de trabajo desorganizado, falta de recursos adecuados o problemas técnicos con sistemas informáticos pueden contribuir al estrés del personal administrativo.

Métodos para reducir el estrés

  1. Comunicación transparente: Fomenta una comunicación abierta y transparente dentro del equipo administrativo. Asegúrate de que todos estén al tanto de los procedimientos, cambios en las políticas y expectativas del trabajo.
  2. Establecer expectativas claras: Define claramente las responsabilidades y expectativas de cada miembro del equipo. Esto ayuda a reducir la ambigüedad y el estrés relacionado con la incertidumbre sobre las tareas a realizar.
  3. Capacitación y desarrollo: Proporciona oportunidades de capacitación y desarrollo profesional para el personal administrativo. Esto les permitirá mejorar sus habilidades y sentirse más competentes en sus roles, lo que puede reducir el estrés asociado con la falta de preparación.
  4. Apoyo administrativo: Asegúrate de que el personal tenga el apoyo necesario para realizar sus tareas de manera eficiente. Esto puede incluir la asignación adecuada de recursos, la implementación de sistemas y herramientas eficaces, y la disponibilidad de ayuda cuando sea necesario.
  5. Gestión efectiva del tiempo: Ayuda al personal a gestionar su tiempo de manera efectiva mediante la priorización de tareas y la planificación de horarios. Proporciona herramientas y técnicas para mejorar la gestión del tiempo, como la creación de listas de tareas, la delegación de responsabilidades y la eliminación de distracciones.
  6. Reconocimiento y agradecimiento: Reconoce y aprecia el trabajo del personal administrativo. El reconocimiento puede ser una poderosa herramienta para reducir el estrés y aumentar la motivación y el compromiso con el trabajo.
  7. Ambiente de trabajo positivo: Fomenta un ambiente de trabajo positivo y de apoyo donde el personal se sienta valorado y respetado.
  8. Flexibilidad laboral: Ofrece opciones de flexibilidad laboral cuando sea posible, como horarios de trabajo flexibles o la posibilidad de trabajar desde casa en ciertas ocasiones. Esto puede ayudar al personal a equilibrar mejor su vida laboral y personal, lo que puede reducir el estrés general.
  9. Manejo de conflictos: Implementa políticas y procedimientos para abordar y resolver conflictos de manera efectiva y constructiva. Proporciona entrenamiento en habilidades de comunicación y resolución de conflictos para ayudar al personal a manejar situaciones difíciles de manera adecuada.

Conclusiones

En conclusión, el estrés en el personal administrativo de consultas externas puede ser tanto positivo como negativo, dependiendo de varios factores. Un nivel moderado de estrés puede motivar al personal a cumplir con sus responsabilidades, mejorar su rendimiento y contribuir al desarrollo de habilidades.

Sin embargo, el estrés crónico o excesivo puede tener efectos perjudiciales en la salud física y mental, así como en la productividad y el bienestar general del equipo.

Referencias bibliográficas

  1. Fernández, A. R., & Calleja, J. J. (2008). Estrés laboral y salud en España: la importancia de los factores sociodemográficos y laborales. Revista española de salud pública, 82(5), 473-485.
  2. CES Tumbaco – Killkana sociales: Revista de Investigación …, 2021 – dialnet.unirioja.es
  3. Leka, S., & Griffiths, A. (2004). Estrategias sistemáticas de solución de problemas para empleadores, personal directivo y representantes sindicales. La organización del trabajo y el estrés: Serie protección de la salud de los trabajadores (3), 3 – 10.