Gammagrafía cerebral para confirmación de muerte encefálica

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 1–Enero 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº1: 190

Autor principal (primer firmante): Eva María Cruz Serrano

Fecha recepción: 24 de diciembre, 2022          

Fecha aceptación: 20 de enero, 2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(1) 190

Autores:

  1. Eva María Cruz Serrano (Técnica en imagen para el diagnóstico y medicina nuclear)
  2. María José Blanco Lain (Técnico en Gestión Sanitaria)
  3. Irene Lamana Gimeno (TEL)
  4. Alicia Soto Bedmar (TEL)
  5. Alba Barrachina Villalba (TEL)
  6. José Gilbert Rodríguez (Enfermero)

Palabras clave: Muerte encefálica- donación de órganos- gammagrafía- adquisición

Introducción

Actualmente la muerte se asocia a muerte encefálica, es decir, el cese irreversible y total del cerebro. Mayoritariamente el diagnóstico neurológico de muerte exige la demostración clínica y/o mediante determinadas pruebas instrumentales del cese permanente de las funciones del cerebro completo, es decir, incluyendo el tronco cerebral.

publica-TFG-libro-ISBN

Cuando la exploración clínica no puede completarse, o a fin de reducir el período de observación (necesario cuando el diagnóstico es únicamente clínico), debe de realizarse una prueba instrumental de soporte diagnóstico, en la mayoría de las ocasiones esta prueba es la gammagrafía.

En España, más del 92% de los trasplantes se realizan con órganos procedentes de donantes en muerte encefálica. La declaración de muerte encefálica es un acto de gran responsabilidad con transcendencia médica, ética y legal, ya que exige retirar todas las medidas arteriales de soporte o realizar la extracción de órganos para trasplante.

Requisitos clínicos

Antes de iniciar la exploración neurológica, hay que comprobar que el paciente se encuentra en condiciones adecuadas que no alteren los hallazgos de la exploración clínica. Estos requisitos son: estabilidad cardiocirculatoria, oxigenación y ventilación adecuadas y ausencia de hipotermia grave. Los criterios de la Academia Española de Neurología aceptan como válida una temperatura superior a 32ºC, aunque es preferible mantener una temperatura superior a los 35ºC.

Descripción del procedimiento

Radiofármaco

[ 99m Tc]Tc-HMPAO (Exametazima, Ceretec ® )

[ 99m Tc]Tc-ECD (Etil-cisteinato dímero, Neurolite ® )

Son compuestos lipofílicos, que atraviesan la barrera hematoencefálica intacta, tras lo cual pierden su lipofilia, reteniéndose en tejido cerebral viable. Se obtiene así la imagen congelada del estado de la perfusión cerebral en el momento de la inyección.

  • Vía de administración: Inyección intravenosa en bolo en vía lo más central posible. Se lavará inmediatamente la vía con al menos 30 ml de suero fisiológico.
  • Dosis recomendada: 25mCi
  • Preparación del paciente: No precisa ningún tipo de preparación.

Técnica de adquisición

  • Posición del paciente: Se colocará al paciente en decúbito supino preferiblemente en su cama cuando el tipo de gammacámaras lo permitan.
  • Colimador: Agujeros paralelos para bajas energías, todos los propósitos, centrado sobre la cabeza y cuello del paciente. LEHR (Colimador de baja energía y alta resolución) con una matriz de 128 x 128. Detectores a 180º y órbita no circular
  • Adquisición de imágenes: Se realizará una adquisición dinámica, esta adquisición se iniciará inmediatamente después de la inyección del radiotrazador. Se obtendrá una imagen cada 60 segundos. Una vez pasados los 60 segundos se le realizarán 2 imágenes estáticas de 5 minutos cada una.

1 Imagen: ANT-POST (Anterior- Posterior)

2 Imagen: LD-LI (Lateral Derecha- Lateral-Izquierda)

  • Imágenes estáticas: En proyección anterior y al menos una imagen en proyección lateral incluyendo fosa posterior. Esta ausencia de captación también es denominada fenómeno de cráneo vacío.

Interpretación

En situación de muerte cerebral debe observarse una ausencia de flujo cerebral y ausencia de captación en córtex cerebral y cerebelo de las imágenes estáticas obtenidas.

Esta interpretación debe ser valorada por médicos expertos en la valoración de pacientes con estado neurológico crítico. Esta exploración debe ser sistemática, completa y extremadamente rigurosa dada la importancia clínica y legal del diagnóstico. Todos los hallazgos obtenidos, así como la hora de la exploración, deben reflejarse adecuadamente en la historia clínica.

Conclusión

La gammagrafía de muerte cerebral es la prueba de confirmación utilizada con más frecuencia debido a que tiene un carácter no invasivo y a que se puede realizar con dispositivos portátiles, además sus resultados son extremadamente fiables.

Un amplio conocimiento sobre su diagnóstico y una correcta toma de decisiones evitan el consumo innecesario de recursos y optimizan la obtención de órganos para trasplante.

Bibliografía

  1. Escudero D. Diagnóstico de muerte encefálica. Medicina Intensiva [Internet]. 2009 May 1;33(4):185–95. Available from: https://scielo.isciii.es/ scielo.php?script=sci_arttext& pid=S0210-56912009000400006
  2. Redondo-Vergé L, Montaño JC, Ferreras ED, Ferreras AD, Álvarez-Márquez E, Quesada BR de. ¿Cuándo realizar una gammagrafía cerebral con HMPAO en el diagnóstico de muerte encefálica? Revista de neurología [Internet]. 2003 [cited 2022 Dec 21];36(10):941. Available from: https://dialnet.unirioja.es/ servlet/articulo?codigo=624737
  3. Protocolo de Gammagrafía de muerte encefálica de la Biblioteca electrónica de la unidad clínica multihospitalaria de medicina nuclear de Aragón.