Funciones del técnico en imagen para el diagnóstico y Medicina Nuclear

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. Nº 1–Enero 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; nº 1: 250

Autor principal (primer firmante): Ester Sánchez Navarro

Fecha recepción: 15/12/2023

Fecha aceptación: 12/01/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(1): 250

Autores:

  1. Ester Sánchez Navarro
  2. Miguel Ángel Muñoz Borja
  3. Julia Pueyo Pelleja
  4. Lidia Pulido Ferrer
  5. Marta Mondaray Alonso
  6. Vanesa Saenz Casamian

Categoría: TSID

Resumen

El técnico en imagen para el diagnóstico y Medicina nuclear puede desarrollar su trabajo en servicios de radiodiagnóstico y Medicina nuclear.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Así pues, estos profesionales sanitarios desempeñan un papel muy importante en el campo del diagnóstico por imágenes de enfermedades. Sus funciones van más allá de la simple realización de radiografías convencionales.

Palabras clave:

Diagnóstico, radiografía y seguridad

Desarrollo del tema

Funciones

El técnico en los servicios de radiodiagnóstico desempeña las siguientes funciones: 1

  • Recepción del paciente para la realización del proceso y atención personalizada durante el mismo.
  • Organización y gestión del área de trabajo y la unidad de radiodiagnóstico según procedimientos estandarizados.
  • Interpretación de información científico-técnica.
  • Organización y programación del trabajo en la unidad.
  • Mantenimiento de las salas de diagnóstico y de los materiales necesarios para los procedimientos.
  • Manejo de los equipos y verificación del correcto funcionamiento de estos.
  • Detección de la radiación para la dosimetría ambiental y personal.
  • Colaboración en los procesos de vigilancia y control de la calidad.
  • Realización de pruebas diagnósticas: radiografías simples, radiografías convencionales, radiografías con contraste, TAC (tomografía axial computarizada), RM (resonancia magnética), mamografías, densitometrías, ortopantomografías y estudios radiológicos especiales (genitourinario y radiología intervencionista).
  • Uso del arco quirúrgico en el quirófano.
  • Colaboración en la realización de ecografías con el radiólogo.
  • Diferenciar imágenes normales y patológicas, aplicando criterios anatómicos.
  • Procesado y post procesado de las imágenes.

El técnico en los servicios de Medicina nuclear desempeña las siguientes funciones: 1

  • Manipulación del material radiactivo.
  • Recepción, almacenamiento y control de vertido de residuos radiactivos.
  • Calibración de muestras radiactivas.
  • Preparación del radiofármaco para su posterior administración.
  • Revisión del funcionamiento y control de calidad del equipamiento.
  • Acogida, confort, atención y correcto posicionamiento del paciente.
  • Realización de pruebas diagnósticas mediante: gammagrafías simples, SPECT (tomografía de emisión de fotón único) y SPECT- TAC.
  • Obtener registros de imagen metabólica/molecular del cuerpo humano utilizando equipos detectores de emisión de positrones (PET y PET-TAC).
  • Colaboración en la aplicación de tratamientos radio metabólicos y en la obtención de resultados por radioinmunoanálisis (RIA).
  • Post procesado de imágenes obtenidas.
  • Planificación y control de existencias de acuerdo con las necesidades del centro.
  • Actualización continua de los conocimientos técnicos necesarios para el desempeño de sus funciones.
  • Información al paciente y a sus acompañantes de todo lo relativo a las pruebas y exploraciones, asegurándose de que lo comprenden y lo aceptan (consentimiento informado) y la colaboración con el resto de los miembros del equipo.
  • Organización y administración de las áreas correspondientes al servicio de Medicina nuclear, actuando bajo normas de calidad, protección radiológica y seguridad.
  • Verificación del correcto funcionamiento de los equipos aplicando procesos de calidad y seguridad.

Para desempeñar las funciones de técnico en radiodiagnóstico y Medicina nuclear, se requieren unas habilidades específicas que van más allá de la formación técnica:

  • Formación específica en radiodiagnóstico y Medicina nuclear.
  • Habilidades comunicativas: se requiere de una gran habilidad comunicativa y capacidad para relacionarse con pacientes de cualquier edad.
  • Trabajo en equipo: capacidad para trabajar en equipo y de manera multidisciplinaria. El técnico en imagen para el diagnóstico y Medicina nuclear pertenece a un equipo de trabajo multidisciplinar con los siguientes profesionales: enfermeras, celadores, radiólogos y administrativos.
  • Empatía y calma: capacidad para transmitir confianza, calma y seguridad a los pacientes.
  • Secreto profesional: obligación legal que tienen ciertas profesiones de mantener en secreto la información que han recibido en el ámbito laboral, no pudiendo hablar nunca del diagnóstico del paciente fuera de este ámbito.
  • Atención al paciente: habilidad para atender correctamente al paciente, ofreciéndole un trato cordial, preparándolo para la prueba o tratamiento al que se va a someter, tanto físico como psicológico.
  • Actualización profesional: constante formación de los avances médicos en el campo de radiodiagnóstico y Medicina nuclear.

Estas habilidades son fundamentales para garantizar un servicio de calidad y seguridad en el ámbito del diagnóstico por imágenes.

publica-articulo-revista-ocronos

Conclusiones

La recepción de pacientes en los servicios de radiodiagnóstico y Medicina nuclear implica brindar una cálida bienvenida e información necesaria a los pacientes y sus familiares. Este proceso tiene como objetivo garantizar una integración fluida en el entorno de servicio hospitalario.

El proceso de recepción puede incluir mejorar la información del usuario, mejorar la comunicación con los trabajadores sanitarios y ofrecer orientación para los procedimientos del diagnóstico del paciente.

En el contexto de los servicios de radiodiagnóstico y Medicina nuclear, la atención no sólo se centra en la recepción de pacientes sino también en la integración de nuevos residentes o profesionales sanitarios del servicio.

El servicio de radiodiagnóstico y Medicina nuclear tiene como objetivo ofrecer una atención de calidad, priorizando la seguridad y comodidad del paciente.

La recepción de pacientes en los servicios de radiodiagnóstico y Medicina nuclear es un aspecto esencial de la asistencia sanitaria, garantizando que los pacientes y los profesionales sanitarios estén bien informados, apoyados e integrados en el servicio y entorno hospitalario.

Como se ha podido observar en el desarrollo de este artículo, la atención prestada al paciente y calidad humana del profesional cobra la misma importancia que la adquisición de conocimientos teórico-prácticos para la realización de los procedimientos diagnósticos.

Bibliografía

  1. BOE. «BOE» núm. 241, de 4 de octubre de 2014. Disponible en https://www.boe.es/eli/es/rd/2014/09/12/ 770