Funciones generales del celador

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 7–Julio 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº 7: 255

Autor principal (primer firmante): Vanesa Maldonado Pérez

Fecha recepción: 15 de julio, 2023

Fecha aceptación: 28 de julio, 2023      

Ref.: Ocronos. 2023;6(7): 255

Autores:

Vanesa Maldonado Pérez

María Ángeles Ríos Ledesma

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Jesús Peralbo Ríos

José Miguel Perales Vaca

María José López Nieto

Introducción

El celador suele ser el primer personal con el que entra en contacto el paciente y la familia al llegar a un servicio, a un hospital o a cualquier institución sanitaria. La capacidad y actitud del celador debe ir enfocada a lograr una buena impresión del profesional ya que muchos de los logros terapéuticos se conseguirán gracias a la confianza que se logre con el paciente y allegados después de la primera toma de contacto.

Las funciones del celador vienen recogidas en el Estatuto de Personal no Sanitario, concretamente en el artículo 14.2 en este se asigna a los celadores determinadas funciones de asistencia al personal sanitario cuando éste actúa en el ejercicio de las tareas sanitarias que les corresponden.

Las funciones de asistencia al personal sanitario aparecen por el hecho de que son funciones de ayuda a dicho personal, aunque pueden ser ejercidas autónomamente bajo la indicación de los mismos. Se trata de funciones no sanitarias que el celador debe realizar bajo la supervisión del personal sanitario. Las características básicas que debe reunir un celador se dividen en cualidades y aptitudes. A su vez las cualidades deben de ser físicas (salud para poder mantener el ritmo de trabajo) intelectuales, psíquicas y personales.

Objetivos

El objetivo es describir las funciones generales del celador.

publica-articulo-revista-ocronos

Metodología

Para la elaboración del presente capítulo se ha realizado una búsqueda sistemática de libros y también se han consultado varios artículos en diferentes en revistas, y varias bases de datos: PubMed, Medline, Scielo, seleccionando diferentes artículos relacionados con el celador.

Resultados

Las funciones de los celadores son:

  • Tramitarán sin tardanza las comunicaciones verbales, documentos, correspondencia u objetos que le sean confiados por sus superiores, así como trasladarán de un servicio a otro los aparatos o mobiliario que se requiera.
  • Cuidarán igual que el resto de personal, de que los enfermos no hagan un uso indebido de la Institución o, evitando su deterioro o instruyéndoles con su uso o manejo.
  • Servirán de ascensoristas cuando se les asigne especialmente ese cometido o las necesidades del servicio que lo requieran.
  • Vigilarán las entradas, no permitiendo el acceso a personas no autorizadas.
  • Velarán continuamente para conseguir el mayor silencio y orden en todas las dependencias.
  • Darán cuenta a sus superiores de los desperfectos o anomalías que encontrasen.
  • Cuidarán de que los visitantes no deambulen por los pasillos más que lo necesario para llegar al sitio que precisen.
  • Trasladarán a los enfermos, tanto dentro de la Institución o Servicios como en las ambulancias.
  • En caso de ausencia de peluquero rasurarán a los enfermos masculinos que vayan a ser sometidos a intervenciones quirúrgicas urgentes.

Las funciones de asistencia suponen la realización de las siguientes tareas:

  • Ayudar en el aseo de los pacientes.
  • Ayudar a la colocación y retirada de las cuñas para la recogida de las excretas de los enfermos.
  • Ayudar al paciente en la inmovilización.
  • Ayudar al paciente en el aseo.
  • Ayudar en la preparación de los cadáveres.
  • Ayudar al personal médico en aquellas pruebas que requieran la sujeción del paciente.
  • Ayudar a situar a los pacientes que requieran determinadas técnicas.
  • Prestar ayuda a los técnicos en la realización de placas con el aparato de rayos portátil.
  • Ayudar al personal de Enfermería cuando tenga que medicar o curar a pacientes que no colaboran.

Discusión – conclusión

Viendo las funciones del celador se ve que tiene que prestar ayuda a todo el personal sanitario de la Institución. Lo que el celador no puede hacer es ningún tipo de comentario con los enfermos o familiares y acompañantes sobre diagnósticos, exploraciones y tratamientos y mucho menos, hablar sobre el pronóstico de la enfermedad, orientando las consultas hacia el personal médico encargado de las mismos.

El celador forma parte de un trabajo en equipo, para su buena profesionalidad siempre debe de mantener una aptitud de positividad hacia el mismo y hacia los demás cuando está desarrollando su trabajo y nunca mostrarse mal humorado o irritable.

Bibliografía

  1. Pérez-Jover, V. Mira, J J y Tomas O. Buenas prácticas y Satisfacción del paciente.
  2. Revista de Calidad Asistencial. Noviembre – Diciembre 2010.