Funciones del Celador en la Unidad de Quirófano. Características del quirófano

Incluido en la revista Ocronos. Vol. III. Nº 3 – Julio 2020. Pág. Inicial: Vol. III;nº3:309

Autor principal (primer firmante): Francisco Javier Adame Alquézar

Fecha recepción: 9 de julio, 2020

Fecha aceptación: 23 de julio, 2020

Ref.: Ocronos. 2020;3(3):309

Autor: Francisco Javier Adame Alquézar

QUIRÓFANO

Un quirófano es una sala donde se realizan operaciones quirúrgicas. Dichas instalaciones cuentan con diversos sectores que albergan todo lo necesario para el desarrollo de una cirugía y para afrontar sus posibles consecuencias, incluyendo complicaciones que deriven de la intervención.

Objetivo

Conocer el papel del celador en la Unidad de Quirófano.

publica-TFG-libro-ISBN

CARACTERÍSTICAS DE UN QUIRÓFANO

TAMAÑO DE LOS QUIRÓFANOS  

El tamaño ideal oscila entre los 35 –  60 m2; un quirófano de mayor tamaño sería poco útil.

Los quirófanos de mayor tamaño son los destinados a cirugía cardiaca, trasplantes de órganos, etc. ya que necesitan de más equipos especiales.

La altura oscila entre los 2,70 – 3 metros

SUELOS, PAREDES Y TECHOS DE LOS QUIRÓFANOS

Los suelos deben ser conductores de la electricidad, con el fin de disipar la electricidad estática y prevenir las descargas eléctricas.

Los suelos son lisos y unidos a la pared, es decir, no debe haber esquinas, debe ser redondeado para evitar la acumulación de suciedad y poder facilitar la limpieza, de tal forma que se garantice la asepsia.

El suelo debe ser antideslizante, resistente a las manchas y a los productos químicos.

Las paredes y el techo deben ser de materiales rígidos, sin poros, resistentes al fuego, impermeables, antimanchas, sin grietas, de fácil limpieza, con poco reflejo de la luz.

Las paredes y el techo son utilizados para fijar equipos para disminuir la presencia de objetos en el suelo.

El techo sin uniones y pintados de color blanco.

Las paredes de color pastel (sin azulejos).

No existen ventanas.

PUERTAS DE LOS QUIRÓFANOS

Deberán medir mínimo 1,22 m de ancho.

Son correderas, para evitar las corrientes de aire. El movimiento de las puertas aumenta la cantidad de flora bacteriana.

Deben estar siempre cerradas durante la intervención.

Como regla general, disponen de 3 puertas, principal (por donde entra el paciente), zona de lavado, zona de sucio.

LA ILUMINACIÓN EN LOS QUIRÓFANOS

El sistema eléctrico

Las tomas eléctricas deben cumplir los requisitos del equipo que se vaya a utilizar en cada intervención.

Las conexiones suspendidas en el aire deben de tener enchufes de seguridad.

Las tomas en las paredes se localizan a media altura. (1,50 m)

Toma de tierra.

Iluminación general

Los sistemas de iluminación en general se colocan en el techo.

Debe estar distribuida uniformente por todo el quirófano.

Suficiente para detectar cambios de color en la piel del paciente (luz blanca)

Proporcionada con la del campo operatorio, para reducir la fatiga ocular, la proporción de la iluminación debe de ser de 1:5 a 1:3 y no exceder de este rango.

La instalación en los quirófanos debe estar insonorizada.

El quirófano debe contar con un sistema de aspiración para vacío y evacuación de gases anestésicos, aire comprimido.

Se debe mantener un área de seguridad en torno al campo quirúrgico

Todos los sistemas de aire acondicionado y climatización deben poseer filtros de alta eficacia y exclusivos para el quirófano.

En el quirófano la humedad será alta y la temperatura baja, para evitar el crecimiento bacteriano, evitando las infecciones. Una temperatura alta aumentaría el riesgo de explosión de los gases empleados en el quirófano.

Debido a la exposición a la baja temperatura del quirófano muchos pacientes sufren una importante pérdida de calor corporal. Para limitar esta pérdida de calor pueden utilizarse las siguientes medidas:

Colocar mantas calientes o térmicas al paciente cuando entra en el quirófano.

Aumentar la temperatura ambiente mientras el paciente se halla expuesto y se prepara la piel

Utilizar líquidos templados para las irrigaciones y administración intravenosa.

Temperatura, Humedad y Ventilación en los Quirófanos

Existen distintas normas específicas aplicables al diseño, control y mantenimiento de los sistemas de aire acondicionado de los centros sanitarios, entre las que cabe destacar la norma UNE-100713:2005, sobre instalaciones de acondicionamiento de aire en hospitales, así como recomendaciones de tipo general para la prevención de infecciones quirúrgicas

Las unidades técnicas de acondicionamiento del aire deben de estar diseñadas para asegurar la circulación del caudal de aire necesario entre los diferentes locales, disponiendo de accesos fáciles, que permitan llevar a cabo las tareas de limpieza, desinfección, mantenimiento y cambio de filtros.

El sentido de la circulación del aire será desde las zonas más limpias hacia las zonas más sucias, y las condiciones termo-higrométricas han de ser las adecuadas para cada lugar.

Dadas las altas exigencias de calidad ambiental exigidas por el tipo de trabajo que se realiza en los quirófanos, éstos reciben un tratamiento diferenciado en función de las características específicas de su utilización.

La norma UNE 100713:2005 clasifica los quirófanos como locales de clase I, locales con exigencias muy elevadas de asepsia.

La norma UNE-EN ISO 14644-1:2000, sobre salas limpias, se ajusta a las necesidades de calidad del aire requeridas en el quirófano, por lo que clasifica a los quirófanos en base a las características de la intervención y el riesgo de infección postoperatorio:

Quirófanos tipo A. Nivel de asepsia más elevado

Quirófanos tipo B. Nivel intermedio de asepsia

Quirófanos tipo C. El nivel de exigencia frente a la contaminación por agentes biológicos es menos exigente.

Tomando como base la norma UNE-EN ISO 14644-1:2000 y desde un punto de vista preventivo frente a las infecciones quirúrgicas en los quirófanos, la ventilación puede ser de flujo unidireccional o turbulento y el número de aportaciones de aire exterior tiene que ser igual o superior a 20 renovaciones hora.

Respecto a la clasificación antes descrita:

Los quirófanos de clase A tendrán una renovación de aire recomendable de 35 movimientos por hora. Cuando están dotados de un sistema de difusión por mezcla de aire, la renovación será un mínimo de 20 movimientos por hora

En los quirófanos de clase B, la renovación de aire debe ser de 20 movimientos por hora.

En los quirófanos de clase C, la renovación de aire tiene que ser igual o superior a 15 movimientos por hora.

Conclusión

La labor del celador en el servicio Quirófano es fundamental puesto que su labor complementa las tareas del resto de personal del servicio y de apoyo en los momentos críticos al personal de Enfermería. Por ello hay que tener en cuenta que tenemos que tener empatía y respeto hacia la situación de cada paciente.

Bibliografía

http: //celadoresonline.blogspot.com/p/tema-15-normas-de-actuacion-del-celador.html

https: //es.wikipedia.org/wiki/Quirófano

close

BOLETÍN DE NOVEDADES

Datos opcionales:

(En ocasiones enviamos información específica para una zona o categoría concreta)

He leído y acepto la Política de Privacidad *

Ver Política de Privacidad y Aviso legal

Su dirección de e-mail solo se utilizará para enviarle nuestra newsletter, así como información sobre las novedades de la revista y Editorial Ocronos. Puede utilizar el enlace integrado en la newsletter para cancelar la suscripción en cualquier momento.