Funciones básicas del celador

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 4–Abril 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº4: 111

Autor principal (primer firmante): Marta Villazón Sánchez

Fecha recepción: 29 de Marzo, 2022

Fecha aceptación: 25 de Abril, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(4) 111

Autora:

  • Marta Villazón Sánchez

Introducción

La figura del celador nace para aglutinar un cúmulo de funciones indeterminadas para otras categorías, de ahí que las mismas sean muy diversas en cuanto a su cometido, pero a la vez muy necesarias todas ellas para el desarrollo y funcionamiento diario de un centro hospitalario. Históricamente el celador ha sido concebido como un puesto de trabajo definido dentro de las funciones recogidas en el artículo 14.2, del Estatuto de Personal Sanitario al servicio de las Instituciones Sanitarias de la Seguridad Social. Dicho estatuto se plasmó en una Orden del Ministerio de Trabajo de 5 de julio de 1971 (publicado en el B.O.E. del 22 de julio de 1971).

Aunque se ha promulgado el nuevo Estatuto Marco que afecta a todo el personal estatutario del Sistema Nacional de Salud (Ley 55/2003, de 16 de diciembre) y deroga los tres estatutos vigentes hasta la fecha, las funciones recogidas en el antiguo estatuto continúan vigentes En este estatuto se reflejan otro tipo de funciones en donde el trabajo a realizar por los celadores tiene un marcado carácter asistencial, de ayuda y colaboración estrecha con el personal sanitario y claro está, va a depender muy mucho del puesto de trabajo que el celador desempeñe.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Funciones principales del celador

Las funciones principales a desarrollar por los celadores

  • Tendrán a su cargo el traslado de los enfermos, tanto dentro de la institución como en el servicio de ambulancias.
  • Ayudarán, asimismo, a Enfermería y ayudantes de planta al movimiento y traslado de los enfermos encamados que requieran un trato especial, a razón de sus dolencias, para hacerles las camas.
  • En los quirófanos auxiliarán en todas aquellas labores propias del celador destinado en estos servicios, así como en las que les sean ordenadas por los médicos, supervisoras o enfermeras. Tendrán a su cargo el traslado de los pacientes desde la unidad correspondiente a quirófanos, reanimación y viceversa, cuidando en todo momento de que a cada paciente le acompañe toda la documentación clínica precisa que debe serle facilitada por la enfermera de la unidad de procedencia. La función del celador de quirófanos es la de introducir y sacar a los enfermos para intervenciones quirúrgicas, colocándolos y retirándolos de la mesa de operaciones con la ayuda del personal auxiliar sanitario.
  • El celador de urgencias hace recepción y ayuda a los pacientes que vengan en vehículos particulares y ambulancias. Ayuda al personal sanitario en las medidas iniciales del tratamiento en las emergencias. El celador de urgencias tiene por misión trasladar al enfermo a la consulta del médico de guardia en camilla o carrito de inválido (según el estado del enfermo), colocarlo en la mesa de reconocimiento con la ayuda del personal auxiliar sanitario, salir fuera mientras se procede a la exploración y esperar la llamada del médico para trasladarlo en camilla o sillón a la planta donde sea destinado por la unidad administrativa de admisión de enfermos. Si hace falta se hace entrega del enfermo al celador de planta y vuelve a su sitio inicial de urgencias.
  • El celador en la planta dirige al enfermo a la habitación designada ayudando a encamarlo al personal auxiliar sanitario, llevando el carro o camilla a su procedencia.

Para situar, mover o trasladar a los pacientes adecuadamente, no sólo bastan una serie de cualidades físicas y buena voluntad, sino que es necesario realizar técnicas siguiendo unos criterios establecidos, que permitirán evitar riesgos y favorecer la comodidad de las dos partes implicadas (paciente-celador).

Principales posiciones anatómicas

Posiciones anatómicas básicas:

  • Posición de Decúbito supino o dorsal
  • Decúbito lateral izquierdo o derecho
  • Decúbito prono
  • Posición de Fowler
  • Posición de Semifowler
  • Posición ginecológica o litotomía
  • Posición mahometana o genupectoral
  • Posición Trendelemburg

Direcciones de los movimientos

Los movimientos y cambios de posición que pueden efectuar los miembros del cuerpo humano en las distintas situaciones son los siguientes:

  • Flexión: es un movimiento que consiste en doblar una extremidad sobre una articulación
  • Extensión: consiste en extender o estirar una extremidad sobre una articulación
  • Abducción: se trata de un movimiento de alejamiento del plano medio, separar
  • Aducción: movimiento de acercamiento al plano medio, juntar
  • Eversión: cambio de dirección hacia fuera.
  • Inversión: cambio de dirección hacia dentro
  • Rotación: movimiento de giro sobre un eje
  • Circunducción: movimiento circular alrededor del eje del cuerpo.
  • Pronación: giro del antebrazo que permite colocar la palma de la mano hacia atrás o hacia abajo
  • Supinación: giro del antebrazo que permite colocar la palma de la mano hacia delante

Objetivos de la movilización

  • Prevenir la aparición de úlceras por presión.
  • Prevenir contracturas musculares.
  • Conservar el tono muscular y la correcta alineación corporal del paciente para evitar así, deformidades y pérdida de fuerza.
  • Ayudar al paciente a realizar las actividades que no puede realizar solo, con el mínimo esfuerzo y tensión tanto para él como para nosotros.
  • Estimular la autonomía del paciente enseñándole, en la medida de las propias posibilidades, las conductas adecuadas y animándole siempre a participa.

Traslado del paciente

Llamamos traslado a la movilización activa o pasiva de una persona de un lugar a otro. En el medio sanitario se llevan a cabo infinidad de traslados a lo largo del día:

  • Desde el medio de transporte a la sala de urgencias.
  • Desde la sala de urgencias a diferentes pruebas exploratorias (Rx, TAC, etc.), a la sala de observación, a la unidad de hospitalización, etc.
  • Desde su habitación a otras unidades (quirófano, Rx, TAC, etc.).
  • Desde su habitación hacia el medio de transporte cuando es dado de alta, etc. Este traslado se puede hacer en silla de ruedas, camilla e incluso la propia cama del paciente.

Conclusión

El celador sanitario, constituye un pilar básico, en el que se sustentan todo tipo de acciones, que tratan de dar cobertura a un objetivo común, el paciente, que durante su estancia en la institución sanitaria va a necesitar de una serie de profesionales de la salud que, interactuando entre todos, llevarán al paciente a una mejora en su proceso de salud y/o enfermedad.

Bibliografía

  1. Celadores del Servicio Andaluz de Salud. Funciones propias. Editorial MAD
  2. Estrella Pérez, Alicia. Conocimientos básicos y funciones del celador. Formación Continuada LOGOSS. 10ª edición.
  3. Fisioterapia, salud y bienestar. Conocimientos básicos y funciones del celador