Cómo fomentar hábitos de ejercicio en niños y adolescentes

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. N.º 7–Julio 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; N.º 7: 351

Autor principal (primer firmante): Patricia Garcés Alegre

Fecha recepción: 10/06/2024

Fecha aceptación: 07/07/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(7): 351

Autores:

Patricia Garcés Alegre

Esther Yagüe Luna

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

María Pilar Trallero Villanueva

Ana Belén Escabosa Gregorio

Mónica De Matos Calvera

Liria Gracia Cuadrado

Palabras clave:

Ejercicio infantil, actividad física, hábitos saludables, adolescentes, salud.

Resumen

El fomento de hábitos de ejercicio en niños y adolescentes es esencial para su salud y desarrollo general. Este artículo ofrece estrategias prácticas y recomendaciones para motivar a los jóvenes a mantenerse activos físicamente.

publica-articulo-revista-ocronos

Se analizan los beneficios del ejercicio regular, las barreras comunes y cómo superarlas, así como la importancia del apoyo familiar y escolar.

Además, se proporcionan ejemplos de actividades físicas adecuadas para diferentes edades. El objetivo es proporcionar una guía comprensiva para padres, educadores y profesionales de la salud sobre cómo promover la actividad física regular en niños y adolescentes.

Abstract

Promoting exercise habits in children and adolescents is essential for their overall health and development. This article provides practical strategies and recommendations to motivate young people to stay physically active.

The benefits of regular exercise, common barriers and how to overcome them, as well as the importance of family and school support are discussed. Additionally, examples of suitable physical activities for different ages are provided.

The aim is to offer a comprehensive guide for parents, educators, and health professionals on how to encourage regular physical activity in children and adolescents.

Introducción

La actividad física es un componente crucial para el desarrollo saludable de niños y adolescentes. No solo contribuye a la salud física, sino que también mejora el bienestar mental y emocional, el rendimiento académico y las habilidades sociales.

Sin embargo, en la era digital actual, muchos jóvenes llevan una vida sedentaria, lo que aumenta el riesgo de obesidad, enfermedades cardiovasculares y otros problemas de salud.

Este artículo explora diversas estrategias para fomentar hábitos de ejercicio en niños y adolescentes, destacando la importancia de una vida activa y cómo implementarla de manera efectiva.

Beneficios del ejercicio regular

Salud física

Control del peso

La actividad física regular ayuda a mantener un peso saludable, lo que es crucial para prevenir la obesidad infantil y sus complicaciones asociadas, como la diabetes tipo 2 y la hipertensión.

Desarrollo muscular y óseo

El ejercicio promueve el desarrollo muscular y óseo, fortaleciendo el cuerpo y mejorando la postura y la coordinación.

Salud mental y emocional

Reducción del estrés y la ansiedad

El ejercicio libera endorfinas, que son hormonas que mejoran el estado de ánimo y reducen el estrés y la ansiedad. También puede ayudar a mejorar la autoestima y la confianza en los jóvenes.

Mejora del rendimiento académico

Estudios han demostrado que la actividad física regular está asociada con un mejor rendimiento académico, ya que mejora la concentración, la memoria y las habilidades de resolución de problemas.

Habilidades sociales

Trabajo en equipo

Participar en deportes y actividades grupales fomenta el trabajo en equipo, la comunicación y las habilidades interpersonales, ayudando a los niños y adolescentes a desarrollar relaciones sociales saludables.

Disciplina y responsabilidad

El compromiso con una rutina de ejercicios o un deporte enseña disciplina, responsabilidad y habilidades para establecer y alcanzar metas.

Estrategias para fomentar el ejercicio en niños y adolescentes

Crear un entorno positivo

Modelado de comportamiento

Los padres y cuidadores deben ser modelos a seguir en cuanto a la actividad física. Si los niños ven a sus padres disfrutar del ejercicio, es más probable que ellos también lo hagan.

Apoyo familiar

Fomentar una cultura de actividad física en el hogar puede incluir actividades familiares regulares, como caminatas, paseos en bicicleta y juegos al aire libre.

Integración del ejercicio en la rutina diaria

Actividades lúdicas

El ejercicio debe ser divertido. Incorporar actividades lúdicas como juegos de persecución, deportes recreativos y bailes puede motivar a los niños a ser más activos sin que sientan que están haciendo ejercicio.

Uso de transporte activo

Fomentar el uso de la bicicleta o caminar para ir a la escuela y otros destinos cercanos puede aumentar los niveles de actividad física diaria.

Programas escolares y comunitarios

Educación física en la escuela

Asegurar que las escuelas ofrezcan programas de educación física de calidad y diversas opciones de actividades deportivas es crucial. Estos programas deben ser inclusivos y adaptarse a los intereses de todos los estudiantes.

Clubes y actividades extracurriculares

Los clubes deportivos y las actividades extracurriculares pueden proporcionar oportunidades adicionales para que los jóvenes se mantengan activos. Es importante que estas actividades sean accesibles y asequibles para todas las familias.

Superar barreras

Falta de tiempo

Planificar y priorizar la actividad física es esencial. Establecer un horario regular para el ejercicio y combinarlo con otras actividades diarias puede ayudar a superar la falta de tiempo.

Motivación

Encontrar actividades que los niños disfruten es clave para mantener su interés y motivación. Permitir que los niños elijan las actividades que prefieren puede aumentar su compromiso y disfrute.

Seguridad

Asegurar un entorno seguro para la actividad física es fundamental. Proveer el equipo adecuado y enseñar normas de seguridad puede prevenir lesiones y fomentar una actitud positiva hacia el ejercicio.

Ejemplos de actividades físicas para diferentes edades

Niños pequeños (3-6 años)

Juegos activos

Juegos como la carrera de sacos, el juego de la cuerda y el escondite promueven el movimiento y la coordinación.

Natación

La natación es una excelente actividad para mejorar la fuerza muscular, la resistencia y la coordinación en los niños pequeños.

Niños en edad escolar (7-12 años)

Deportes de equipo

El fútbol, el baloncesto y el voleibol son deportes que pueden ayudar a desarrollar habilidades sociales, trabajo en equipo y disciplina.

Artes marciales

Las artes marciales no solo mejoran la fuerza física y la flexibilidad, sino que también enseñan disciplina y autocontrol.

Adolescentes (13-18 años)

Gimnasio y entrenamientos estructurados

Los adolescentes pueden beneficiarse de entrenamientos en el gimnasio, que incluyen ejercicios cardiovasculares y de resistencia para mejorar la fuerza y la condición física general.

Actividades al aire libre

El senderismo, el ciclismo de montaña y el remo son actividades al aire libre que pueden ser muy gratificantes y beneficiosas para la salud física y mental.

Conclusión

Fomentar hábitos de ejercicio en niños y adolescentes es esencial para su desarrollo físico, mental y emocional. A través de la creación de un entorno positivo, la integración del ejercicio en la rutina diaria y la superación de barreras, los padres, educadores y profesionales de la salud pueden motivar a los jóvenes a mantenerse activos.

Proveer una variedad de actividades adecuadas para diferentes edades y asegurarse de que sean divertidas y seguras puede ayudar a establecer hábitos de ejercicio que perduren toda la vida. La actividad física regular no solo mejora la salud actual de los niños y adolescentes, sino que también sienta las bases para un futuro saludable.

Bibliografía

  1. Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Guía para la promoción de la actividad física en niños y adolescentes. Madrid: MSCBS; 2022.
  2. Gómez L, Sánchez J. Beneficios del ejercicio físico en la salud infantil. Rev Salud Infant. 2021;97(3):145-156.
  3. Pérez A, Ruiz M. Estrategias para fomentar la actividad física en jóvenes. J Pediatr Exerc. 2020;39(4):189-199.
  4. Instituto de Salud Infantil de Barcelona. Manual de actividad física y salud infantil. Barcelona: ISIB; 2021.
  5. Jiménez P, García R. Impacto del ejercicio en el desarrollo físico y mental de los niños. J Clin Pediatr. 2019;50(2):333-342.
  6. López M, Fernández F. Actividades deportivas recomendadas para adolescentes: una revisión. J Sports Health. 2020;54(1):67-78.