Fisioterapia en los principales síntomas de la esclerosis múltiple

Autores: Lorena Fernández Villaverde, Gema Fernández Fernández, María del Mar González Basante, Diula Martínez González, Aida Calleja Muñiz

Lorena Fernández Villaverde (Diplomada Universitaria en Fisioterapia)

Gema Fernández Fernández (Diplomada Universitaria en Enfermería)

María del Mar González Basante (Diplomada Universitaria en Enfermería)

Diula Martínez González (Diplomada Universitaria en Fisioterapia)

Aida Calleja Muñiz (Enfermera Especialista en Enfermería Obstétrico-Ginecológica)

Introducción

La Esclerosis Múltiple, también llamada Enfermedad de Charcot o Esclerosis en placas, es una enfermedad idiopática y autoinmune en la que se produce una inflamación crónica y gliosis del Sistema Nervioso Central, en el cual se producen unas placas de desmielinización características que dan lugar a diversas manifestaciones clínicas. Dichas manifestaciones dependen de la localización y extensión de los focos desmielinizantes.

Desde la Fisioterapia tratamos de abordar dicha sintomatología consiguiendo en gran medida mejorar la calidad de vida de los pacientes afectados con una patología que puede legar a ser muy incapacitante, no sólo desde el punto de vista de la vida diaria, sino también de la vida social y laboral.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Abstract

Múltiple sclerosis, also known as Charcot´s disease or sclerosis in layers, is an idiopathic and autoimmune disease that involves chronic inflammation and gliosis of the Nervous Central System. This condition generates some characteristic layers of demyelination producing a variety of clinic manifestations which vary depending on the location and extension of the area suffering demyelination.

From a physiotherapy standpoint, we try to focus on the symptoms, and as a result, we improve the quality of life of the affected patients living with such an incapacitating illness that affects not only the everyday activities, but also the social life of the impacted population.

Palabras clave

Esclerosis múltiple, Fisioterapia, Rehabilitación.

Desarrollo

La Esclerosis Múltiple es una enfermedad neurológica que afecta en mayor medida a adultos jóvenes, más a mujeres que a hombres, en una proporción 2:1, y que tiene predilección por la población blanca.

Es de patogenia desconocida, pero diversos estudios la relacionan con cuestiones genéticas y autoinmunes, factores ambientales y causas víricas.

Sus signos y síntomas son muy variables dependiendo de la localización de las lesiones en el Sistema Nervioso Central, pero nos encontramos con que en un 90-95% de los pacientes tenemos alteraciones motoras y en un 75%, alteraciones cerebelosas. En menores proporciones o combinadas con las anteriores presentan alteraciones del tronco cerebral, alteraciones de control de esfínteres y alteraciones visuales y mentales.

publica-articulo-revista-ocronos

Su tratamiento ha de ser multidisciplinario y combinar el tratamiento farmacológico con el tratamiento físico-rehabilitador. Desde la Fisioterapia, podemos actuar en la mayor parte de su sintomatología, abordando fundamentalmente los siguientes puntos:

Fatiga

La gran mayoría de los pacientes con Esclerosis Múltiple van a presentar fatiga en proporción variable a lo largo de su proceso. Para atajarlo actuamos:

  • Instaurando un programa de ejercicios aeróbicos, a realizar a diario, de 20-30 minutos de duración, con periodos de descanso intercalados. Con ello intentamos mantener la resistencia al ejercicio
  • Intentamos modificar en la medida de los posible la conducta para adaptar la actividad al momento del día en que el paciente tenga menor fatiga
  • Instruimos en técnicas de ahorro energético
  • Establecemos horas de descanso regulares

Espasticidad

Es uno de los síntomas más invalidantes y que afectan más a la calidad de vida. Intentaremos:

  • Realizar estiramientos suaves sobre la musculatura afectada varias veces al día
  • Mantener posturas osteoarticulares que favorezcan dichos estiramientos
  • Tratar las zonas espásticas con crioterapia durante 15-20 minutos (masajes con hielo, coldpack, …)
  • Realizar ejercicios pasivos y lentos a diario

Debilidad muscular

Estableceremos ejercicios de potenciación suaves, evitando la fatiga y aplicando resistencias manuales. Se busca la globalidad en los ejercicios, primando la funcionalidad sobre los ejercicios analíticos.

Síntomas respiratorios

Los problemas musculares afectan también a la musculara respiratoria y por ello en este punto es importante:

  • Aprendizaje de la respiración diafragmática y la realización de expansiones costales, que ayudarán a mejorar la ventilación de las bases pulmonares.
  • Enseñanza también para la realización de tos dirigida, con el fin de movilizar las secreciones en el caso de que éstas aparezcan.
  • Tonificación suave de la musculatura abdominal como coadyuvante para la espiración forzada y la tos.

Vejiga neurógena

Independientemente del grado de afectación en este punto, será importante:

  • La reeducación del suelo pélvico que nos incluya una toma de conciencia de la musculatura que podemos tener implicada.
  • Electroestimulación como ayuda para tonificar el suelo pélvico, durante 15-20 minutos diarios o 30 minutos a días alternos
  • Instrucción en la maniobra de Credé
  • Cateterismos intermitentes
  • Horarios fijos de bebidas y ayuda en la interpretación de los signos de llamada cuando la vejiga se encuentre llena para poder estimular el reflejo de micción.

Intestino neurógeno

Al igual que sucede en el caso de la vejiga neurogénica, podemos encontrar distintos niveles de afectación. Por eso abordaremos el problema desde el punto de vista fisioterápico:

  • Con reeducación del suelo pélvico igual que en el caso anterior
  • Realización de masajes abdominales
  • Establecimiento de horarios regulares en comidas y defecaciones

Temblor y ataxia

Son dos problemas muy frecuentes en pacientes con Esclerosis Múltiple debido a la afectación cerebelosa de la enfermedad, afectado a la calidad en los movimientos e impidiendo el control de los mismos.

Para atajar estos síntomas, desde la Fisioterapia trabajamos con:

  • Técnicas de Facilitación Neuromuscular Propioceptiva (FNP), tales como Kabat o Perfetti.
  • Ejercicios de desequilibrios y transferencias de peso
  • Ejercicios de Frenkel, a realizar tanto en reposo como en sedestación y bipedestación, dependiendo el grado y localización de la afectación que queramos tratar.

Trastornos del habla y la deglución

Afectación debida a la espasticidad, la debilidad, el temblor y la ataxia, la trabajaremos en estrecha colaboración con foniatras y logopedas realizando:

  • Ejercicios respiratorios
  • Ejercicios faciales y de la cavidad oral

Conclusiones

La Esclerosis Múltiple es una enfermedad progresiva que va mermando poco a poco las capacidades de los afectados.

Su tratamiento farmacológico no es curativo, y es por ello que la Fisioterapia encuentra aquí un campo de actuación muy importante para paliar su sintomatología, tan fluctuante e imprevisible, mejorando así en gran medida la calidad de vida de estos pacientes.

Referencias

1.  G. Júarez (2010). Neurorrehabilitación del paciente con Esclerosis Múltiple. REVISTA MEXICANA DE MEDICINA RÍSICA Y REHABILITACIÓN. (22): 41-53.

2.  R. Terré, F. Orien (2007). Tratamiento rehabilitador en la Esclerosis Múltiple. REVISTA NEUROL. 44(7): 426-431.

3.  N. Máximo, A. I. Macías, A. M. Águila (2007). Neurorrehabilitación en la Esclerosis Múltiple. ED. RAMÓN ARECES.

4.  M. Retuerta (2014). Esclerosis múltiple y ejercicio físico tras un brote agudo. ENFERMERÍA, FISIOTERAPIA Y PODOLOGÍA. 6(3): 235-261.

5.  J. L. Carretero, N. Bowakim, J. M. Acebes. (2001). Actualización en la Esclerosis Múltiple. MEDIFAM. 11(9).