Picadura de garrapata

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. N.º 7–Julio 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; N.º 7: 371

Autor principal (primer firmante): Elena Mora Caballero

Fecha recepción: 10/06/2024

Fecha aceptación: 07/07/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(7): 371

Autores:

Elena Mora Caballero

José Carlos González Gago

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Carolina Gracia Serrano

Ignacio Coscullano Sagaste

María Elisa Regla Gálvez

Enric Rondoni Planells

Categoría: TCAE / TSID / Celador

Palabras clave: picadura de garrapata, enfermedades transmitidas por garrapatas, tratamiento, vacunas, prevención, salud pública.

Introducción

Las garrapatas son ectoparásitos hematófagos que se alimentan de la sangre de mamíferos, aves y ocasionalmente reptiles y anfibios. La importancia médica y veterinaria de las garrapatas radica en su capacidad para transmitir una amplia gama de patógenos que causan enfermedades graves en humanos y animales.

publica-articulo-revista-ocronos

Este artículo ofrece una visión integral sobre las picaduras de garrapatas, desde su historia y biología hasta las implicaciones de salud pública y las estrategias de prevención y tratamiento.

Historia de la garrapata

Las garrapatas han coexistido con los vertebrados durante millones de años. Se dividen en dos familias principales: Ixodidae (garrapatas duras) y Argasidae (garrapatas blandas). Los fósiles más antiguos de garrapatas datan del Cretácico, lo que sugiere que estas criaturas han evolucionado junto con los dinosaurios.

A lo largo de la historia, las garrapatas han sido reconocidas por su capacidad para transmitir enfermedades. En el siglo XX, la investigación científica identificó muchas de las enfermedades transmitidas por garrapatas, lo que llevó a una mayor comprensión de su impacto en la salud pública.

Situación actual

Hoy en día, las garrapatas son reconocidas como vectores de diversas enfermedades infecciosas, incluyendo la enfermedad de Lyme, la fiebre maculosa de las Montañas Rocosas, la tularemia y la anaplasmosis, entre otras. La expansión de las poblaciones de garrapatas debido al cambio climático y a la alteración del hábitat ha aumentado el riesgo de exposición humana a estos parásitos.

En regiones como América del Norte y Europa, la incidencia de enfermedades transmitidas por garrapatas ha mostrado un notable incremento en las últimas décadas.

Fases de la picadura

El ciclo de vida de las garrapatas incluye cuatro etapas: huevo, larva, ninfa y adulto. Cada fase requiere una comida de sangre antes de progresar a la siguiente.

Las picaduras de garrapatas pasan generalmente por varias fases:

  1. Adhesión: La garrapata se adhiere a su huésped mediante la inserción de sus partes bucales en la piel.
  2. Alimentación inicial: La garrapata secreta saliva que contiene sustancias anestésicas y anticoagulantes, facilitando la alimentación sin ser detectada.
  3. Alimentación prolongada: La garrapata se alimenta de la sangre del huésped durante varios días, aumentando de tamaño.
  4. Desprendimiento: Una vez que ha completado su alimentación, la garrapata se desprende para digerir la sangre y progresar a la siguiente etapa de su ciclo de vida.

Tratamiento

El tratamiento de una picadura de garrapata implica varios pasos cruciales:

  1. Remoción rápida: Usar pinzas finas para agarrar la garrapata lo más cerca posible de la piel y tirar suavemente hacia arriba con una presión constante. Evitar aplastar la garrapata durante el proceso.
  2. Desinfección: Limpiar la zona de la picadura con alcohol o un desinfectante adecuado para prevenir infecciones secundarias.
  3. Observación: Monitorear la zona de la picadura por signos de infección o reacciones alérgicas y estar atento a síntomas sistémicos como fiebre, dolor de cabeza o erupciones cutáneas.
  4. Atención médica: Consultar a un profesional de la salud en caso de síntomas sospechosos de enfermedades transmitidas por garrapatas.

Vacunas

Actualmente, no existen vacunas ampliamente disponibles para muchas de las enfermedades transmitidas por garrapatas en humanos, aunque existen algunas excepciones como la vacuna contra la encefalitis transmitida por garrapatas en Europa y Asia.

La investigación en este campo está en curso, con varios enfoques prometedores en desarrollo, incluyendo vacunas que apuntan a las proteínas de la saliva de la garrapata y aquellas que buscan inducir una respuesta inmunológica en el huésped para prevenir la transmisión de patógenos.

Futuras perspectivas

El futuro del control de enfermedades transmitidas por garrapatas involucra un enfoque multidisciplinario que incluye:

  1. Desarrollo de vacunas: Investigación continúa para desarrollar vacunas efectivas contra los patógenos transmitidos por garrapatas.
  2. Control de poblaciones de garrapatas: Métodos innovadores para reducir las poblaciones de garrapatas, como el uso de acaricidas biológicos y modificaciones del hábitat.
  3. Educación y conciencia pública: Campañas educativas para aumentar la conciencia sobre la prevención de picaduras de garrapatas y el reconocimiento temprano de enfermedades asociadas.

Recomendaciones

  1. Prevención de picaduras: Usar ropa protectora, aplicar repelentes de insectos, y evitar áreas infestadas de garrapatas.
  2. Inspección regular: Realizar inspecciones corporales frecuentes para detectar y remover garrapatas de inmediato.
  3. Manejo del entorno: Mantener el césped corto, eliminar la vegetación densa y controlar las poblaciones de animales que pueden servir de hospedadores para garrapatas.
  4. Consultas médicas: Buscar atención médica al experimentar síntomas sospechosos tras una picadura de garrapata.

Incidencias

La incidencia de enfermedades transmitidas por garrapatas ha aumentado significativamente en muchas partes del mundo. En los Estados Unidos, la enfermedad de Lyme es la enfermedad transmitida por vectores más común, con decenas de miles de casos reportados anualmente. En Europa, se ha observado un aumento en los casos de encefalitis transmitida por garrapatas y borreliosis de Lyme. Este aumento se atribuye a factores como el cambio climático, la urbanización y cambios en las prácticas de uso del suelo.

Conclusiones

Las picaduras de garrapatas y las enfermedades que transmiten representan un desafío significativo para la salud pública global. La prevención eficaz y el tratamiento de las picaduras de garrapatas requieren un enfoque integrado que combine la educación pública, la investigación científica, y la implementación de estrategias de control de vectores.

La inversión continua en investigación sobre vacunas y tratamientos es crucial para reducir la carga de enfermedades transmitidas por garrapatas en el futuro.

Bibliografía

  1. Centers for Disease Control and Prevention (CDC). Tickborne Diseases of the United States. 2021. Disponible en: https://www.cdc.gov/ticks/diseases/index .html
  2. World Health Organization (WHO). Vector-borne diseases. 2020. Disponible en: https://www.who.int/news-room/fact-sheet s/detail/vector-borne-diseases
  3. Estrada -Peña A, de la Fuente J. The ecology of ticks and epidemiology of tick-borne viral diseases. Antiviral Res. 2014;108:104-128.
  4. Petersen LR, Beard CB, Visser SN. Combatting the Increasing Threat of Vector-Borne Disease in the United States with a National Vector-Borne Disease Prevention and Control System. Am J Trop Med Hyg. 2019;100(2):242-245.
  5. ECDC. Tick-borne diseases. European Centre for Disease Prevention and Control. 2022. Disponible en: https://www.ecdc.europa.eu/en/tick-borne -diseases