Factores asociados al desarrollo del trastorno afectivo bipolar en pacientes de una clínica de la ciudad de Neiva

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 12–Diciembre 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº12: 162

Autor principal (primer firmante): David Ramiro Muñoz Castrillón

Fecha recepción: 2 de Diciembre, 2021

Fecha aceptación: 14 de Diciembre, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(12) 162

Autores: David Ramiro Muñoz Castrillón a, Jeny Lorena Rodríguez Córdoba b, Juan Camilo Gaviria Martínez c, Marcela Paredes Laverde d

a: Médico Interno de Pregrado, Fundación Universitaria Navarra.
b: Médico Interno de Pregrado, Fundación Universitaria Navarra.
c: Médico Interno de Pregrado, Fundación Universitaria Navarra.
d: Química, Especialista en Evaluación y Formulación de Proyectos, Magister en Ciencias Químicas.

Resumen

Problema: El trastorno afectivo bipolar (TAB) es una enfermedad psiquiátrica que cursa con cambios del estado de ánimo.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Objetivo: Identificar los factores asociados al desarrollo del TAB en pacientes de una clínica de la ciudad de Neiva – Huila.

Metodología: El presente es un estudio cuantitativo, descriptivo de corte transversal, con una muestra de 199 pacientes que consultaron entre 2018-2 y 2019-1, para la recolección de datos, se utilizó un cuestionario que fue diligenciado a través de historias clínicas y otra parte directamente del paciente por vía telefónica. Los datos fueron tabulados por la herramienta Microsoft Excel, su análisis y presentación se hizo por medio de porcentajes de frecuencia, gráficas y tablas.

Resultados y discusión: Se encontró que el 64% eran hombres, el 78% viven en el área urbana y el 58% son solteros, los datos mostraron que tener un nivel de escolaridad y estrato socioeconómico bajo, influyen en el desarrollo del TAB. Adicionalmente, los pacientes con TAB, tienen imposibilidades para desenvolverse en el ámbito laboral. Por otra parte, los síntomas más representativos fueron; la depresión, agresividad y juicio en la fase crítica, y el tipo de TAB más frecuente es el TAB mixto.

Conclusión: Los factores sociodemográficos como el estrato socioeconómico y nivel de escolaridad bajo, tiene una mayor influencia en el desarrollo de trastorno afectivo bipolar (TAB), también los factores psicosociales como ser soltero y antecedente de eventos traumáticos, favorecen la aparición de síntomas depresivos, maniacos y mixtos.

Palabras clave: Trastorno afectivo bipolar; factores asociados; maniaco-depresivo

Introducción

Todo ser humano tiene altibajos en su estado de ánimo y es normal sentirse a veces animado y alegre y otras veces más triste (1). Sin embargo, cuando estos síntomas ocurren de forma muy continua y extrema se considera una enfermedad mental (2). Es el trastorno afectivo bipolar (TAB) también conocido como enfermedad maníaco-depresiva o trastorno maníaco-depresivo (3)(4). Presenta períodos de estado de ánimo deprimido o exaltado/irritable que dura semanas o años. Dentro de las características del TAB encontramos episodios maníacos o hipomaníacos, siendo los síntomas depresivos los que contribuyen en gran parte a la discapacidad asociada a esta enfermedad causando en algunos casos suicidio (5)(6). De esta manera, es necesario realizar estudios que brinden información para prevenir su aparición.

A nivel mundial el TAB afecta alrededor de 60 millones de personas, se clasifica en TAB I, II, Ciclotimia y TAB no específico (7). La prevalencia a los 12 meses del trastorno afectivo bipolar es aproximadamente de un 0,6% (8)(1), Afecta ligeramente con mayor frecuencia a los hombres que a las mujeres, con una edad media de inicio en la adolescencia tardía o en edad adulta temprana. Colombia es uno de los países con mayores casos de pacientes con edades entre los 18 y 44 años que se presentan a consulta por psiquiatría, teniendo una prevalencia de 1,8% (5)(9), de hecho, en la ciudad de Neiva el trastorno afectivo bipolar (TAB) es la tercera causa de hospitalización en las unidades de salud mental (10). El trastorno afectivo bipolar es una patología psiquiátrica frecuente en la población local, por lo tanto, es importante destacar el origen de esta patología.

publica-articulo-revista-ocronos

En el proceso salud-enfermedad mental del hombre, el cual es una compleja articulación de elementos intrínsecos (biológicos, psíquicos y genéticos) y extrínsecos (el entorno, psicológicos y sociales), se puede establecer la relación entre la susceptibilidad y los desencadenantes, esta relación permite la aparición y progresión de la enfermedad mental. Por lo tanto, alterando el entorno de una persona susceptible, se perturba la actividad mental normal de este, lo que permite la aparición del TAB (11)(12). Se debe tener en cuenta que como ser natural en el hombre predominan las condiciones biológicas de desarrollo como la pubertad, sin embargo, el comportamiento del hombre no debe ir más allá de lo normal no patológico (13). Según el estudio de Adalbeto Campo- Arias al parecer el bajo nivel educativo, una reciente caída al ingreso económico y una vivienda pobre son las únicas variables socioeconómicas y demográficas que están asociadas significativamente a un incremento en la prevalencia de trastornos mentales (11).

Los factores sociales condicionan el desarrollo de la enfermedad; tales como la dependencia al alcohol, cocaína y cannabis, pueden inducir estados afectivos patológicos, son sustancias cuyo consumo se incrementa durante la fase maníaca. Así, la combinación de cocaína y alcohol parecen especialmente vinculadas con el TAB por sus efectos específicos sobre el estado afectivo y se ha sugerido que se asocian con diferentes manifestaciones clínicas (14). Los factores psicológicos, presentan un evento específico y un individuo susceptible, por lo tanto una agresión, sea física o verbal puede cambiar la interacción mente-entorno y permitir el desarrollo de TAB, se tiene en cuenta que a menor edad mayor riesgo de desarrollar trastorno afectivo bipolar, especialmente los 2 primeros años, según Diego Hidalgo, Anabel Martinez-Aran, Eduard Vieta y Mercè Comes Forastero los factores psicológicos, negativos o positivos pueden desencadenar un episodio maníaco o depresivo en una persona vulnerable a la enfermedad (15).

Varios estudios de trastorno afectivo bipolar (TAB) se han centrado en la neuropsicología y terapias cognitivas para controlar y tratar la enfermedad. Sin embargo, se carece de información sobre los diferentes síntomas iniciales que pueden presentar los pacientes. Debido a esto, la psiquiatría moderna se ha centrado en la búsqueda de información sobre los síntomas frecuentes en este tipo de pacientes con el fin de dar un diagnóstico correcto y a tiempo que controle el desarrollo de este trastorno, por lo tanto, este estudio muestra una recopilación de los síntomas del trastorno afectivo bipolar en los pacientes de una clínica de la ciudad de Neiva, Colombia, para ayudar a la comunidad médica a disminuir los diagnósticos erróneos y garantizar a los pacientes con TAB un tratamiento oportuno y adecuado.

Por lo tanto, el objetivo de este estudio se centró en Identificar los factores asociados al desarrollo del TAB en pacientes con edades entre los 18 y 44 años de una clínica de la ciudad de Neiva – Huila.

Material y métodos

Tipo de estudio

Se realizó un estudio con enfoque cuantitativo, descriptivo de corte transversal.

Lugar

Una institución de consulta externa de la ciudad de Neiva.

Población

Pacientes con trastorno afectivo bipolar que asistieron a consulta psiquiátrica.

Criterios de inclusión

  • Se incluyeron en la investigación pacientes con edad entre 18 – 44 años.
  • Pacientes del 2° periodo del 2018 – al 1° periodo del 2019.

Criterios de exclusión

  • Pacientes con TAB que estaban en condición de embarazo.

Muestra

La muestra se calculó según el Software OpenEpi, el cual indico que en el estudio se deben incluir 199 pacientes, teniendo en cuenta un intervalo de confianza del 95%, un margen de error del 5% y una frecuencia del 50%.

Operacionalización de variables

En el objetivo número 1 se incluyeron las variables tales como: edad, sexo, lugar de residencia, desplazamiento por violencia, nivel de escolaridad, estrato socioeconómico y estado laboral; para el objetivo número 2 las variables a evaluar fueron: características de la familia (estado civil), maltrato familiar, consumo de sustancias psicoactivas, apoyo emocional, con quien vive, intento de suicidio, afectación en la calidad de vida, y la presentación de eventos traumáticos; para el objetivo número 3 las variables estudiadas: síntomas iniciales, y para el objetivo número 4 se desarrollaron las siguientes variables: frecuencia de los episodios del estado de ánimo entre los periodos 2018-II y 2019-I, además de los episodios más frecuentes.

Técnicas y procedimientos para la recolección de datos

Se procedió a realizar un cuestionario con preguntas cerradas sobre los factores sociodemográficos, factores psicosociales, sintomatología inicial y episodios más frecuentes que presentan los pacientes con trastorno afectivo bipolar (TAB); dicho cuestionario se respondió a partir de la información reportada en las historias clínicas y otra parte por entrevista telefónica directamente con el paciente y/o familiar cuando se encontraban mentalmente no aptos.

Para la recolección de la información de las historias clínicas se solicitó permiso por escrito a la secretaria del Comité de Ética e Investigación y subgerente de dicha institución, los cuales permitieron la recolección de datos en días hábiles y en horarios de oficina, realizándose aproximadamente entre 8 a 12 visitas a la institución de salud.

Por otro lado, se aplicó una parte del cuestionario directamente al paciente por vía telefónica, donde se realizaron preguntas relacionadas con antecedentes psicosociales. Los pacientes que aceptaron participar en la investigación, se diligenció consentimiento informado, donde se dejó registro en la encuesta de la llamada con fecha, hora y responsable, sin embargo, en los casos en que los pacientes no estaban capacitados mentalmente para responder la encuesta, esta información fue blindada y aceptada por el representante legal.

Se contó con un total de 3 investigadores para la recolección de datos de historias clínicas y llamadas telefónicas.

Instrumento para recolección de información

Para la recolección de la información se diseñó un cuestionario, el cual incluyó preguntas cerradas relacionadas con los aspectos sociodemográficos, psico-sociales, sintomatología inicial y además los episodios más frecuentes que se manifiestan, con el fin de dar cumplimiento a todos los objetivos del estudio teniendo en cuenta la operacionalización de las variables. La primera parte del cuestionario consiste en factores sociodemográficos, sintomatología inicial y los episodios más frecuentes que se manifiestan en el paciente con TAB, la cual se diligenció extrayendo la información de las historias. Por otro lado, la segunda parte del cuestionario sobre la recolección de la información acerca de los factores psicosociales se aplicó directamente al paciente por vía telefónica. Cada variable enunciada consta de unas características propias, con su correspondiente casilla para marcar la opción adecuada y así se diligenció de manera más eficaz y organizada su contenido.

Para la validación del instrumento se realizó una prueba piloto, esta fue realizada al azar aplicando la primera parte del cuestionario a 30 historias clínicas, por otro lado, la segunda parte de la encuesta se realizó directamente al paciente por vía telefónica. El cuestionario fue revisado por el especialista en Psiquiatría Doctor Herlington Silva y la asesora del proyecto Marcela Paredes Laverde, dando el visto bueno para la recolección de datos. Posteriormente se procedió a verificar si se presentó dificultad con algún ítem. Se obtuvo un buen resultado sin problemas de búsqueda o de falta de información, se modificaron algunas preguntas, por lo cual no fue necesario suprimir alguna variable.

Procesamiento y análisis de la información

Ya obtenidos los datos, la información se ingresó a la base de datos diseñada en Microsoft Excel 2020, donde se realizó la codificación, tabulación de datos y se tuvo en cuenta la evaluación de variables sociodemográficas, psico-sociales, sintomatología inicial y la determinación de los episodios más frecuentes que se manifestaron en los pacientes con trastorno afectivo bipolar. El análisis de la información se hizo por medio de porcentajes de frecuencia, gráficas y tablas, correspondientes a cada dato.

Fuentes de la información

La información se recolectó de manera directa e indirecta. De manera indirecta a través de la información plasmada en las historias clínicas la cual fue útil para responder la primera parte del cuestionario. Se obtuvo de manera directa a través de los pacientes para responder la segunda parte del cuestionario.

Sesgos

Durante la recolección de los datos: La información que el paciente proporcione puede ser incorrecta debido a olvido, subjetividad, confusión, desconfianza, ignorancia e incomprensión.

Por subjetividad: podemos obtener respuestas por parte del paciente que no se ajusten a la realidad, y por ende recurrir al representante legal.

Consideraciones éticas

El proyecto de investigación se considera respecto a la Resolución 8430 de 1993 Artículo 11, como una investigación sin riesgo, debido a que nuestro proyecto no presenta ningún tipo de intervención biológica, fisiológica, sicológica o social de los individuos que participan en el estudio, no se trataran aspectos sensitivos de la conducta y se limitara únicamente a la aplicación del cuestionario que será respondido a partir de la información reportada en las historias clínicas y otra parte directamente del paciente por vía telefónica (16).

Además, se dará cumplimiento a los 4 principios básicos de bioética de la siguiente forma:

Autonomía: Se entiende por autonomía como la capacidad de las personas de deliberar sobre sus finalidades personales y de actuar bajo la dirección de las decisiones que pueda tomar. Todos los individuos deben ser tratados como seres autónomos y las personas que tienen la autonomía mermada tienen derecho a la protección. De esta manera, nuestra investigación dará cumplimento a este principio de autonomía en la medida en que la población a estudio al margen de sus capacidades, es libre de aceptar o no su participación en el proyecto, de tomar decisiones sobre implicaciones inherentes al desarrollo y participación del estudio, además de ser capaz de abandonar el estudio por causas justificadas o no. Por lo tanto, no se ejercerá ningún tipo de presión u obligación en los pacientes sobre ninguna decisión propia del estudio, antes, durante o después de realizado.

Beneficencia: “Hacer el bien”, la obligación moral de actuar en beneficio de los demás. Curar el daño y promover el bien o el bienestar. Es un principio de ámbito privado y su no-cumplimiento está penado legalmente. Este estudio dará cumplimiento a este principio de beneficencia en la medida en que tanto la población a estudio, como la comunidad se beneficiaran por la contextualización académica y social respecto al trastorno afectivo bipolar, permitiendo convivencia sana, compresión e integración social.

No-maleficencia: consiste en no producir daño y prevenirlo. Incluye no matar, no provocar dolor ni sufrimiento, no producir incapacidades. Es un principio de ámbito público y su incumplimiento está penado por la ley. En nuestra investigación se dará cumplimiento a este principio de no-maleficencia en la medida en que la población a estudio no estará sometida a ningún tipo de intervención que produzca algún tipo de riesgo o perjuicio ya sea biológico, fisiológico, sicológico o social. Con los resultados se podrá informar a tiempo sobre los síntomas del trastorno afectivo bipolar, lo cual permitirá actuar de forma rápida y adecuada respecto al manejo médico logrando disminuir el riesgo de complicaciones.

Justicia: Equidad en la distribución de cargas y beneficios. El criterio para saber si una actuación es o no ética, desde el punto de vista de la justicia, es valorar si la actuación es equitativa. Debe ser posible para todos aquellos que la necesiten. Incluye el rechazo a la discriminación por cualquier motivo. Es también un principio de carácter público y legislado. La investigación dará cumplimiento a este principio de justicia porque el trato de la población a estudio será equitativo, no estará sometido a arbitraje o intransigencia ya sea ideológica, social, cultural, religiosa, política, económica, por intereses personales o de terceros (16).

Fundamento teórico

La afectación del trastorno afectivo bipolar a la salud pública nacional

Teniendo en cuenta que el TAB se ha convertido en un trastorno mental grave, crónico, frecuente y recurrente, y es uno de los principales trastornos mentales, debe decirse que la motivación principal de este estudio radicó en la necesidad de estudiar los factores sociodemográficos, la influencia de los antecedentes sociales y psicológicos que influyen en el desarrollo de la enfermedad, además estudiar los episodios más frecuentes que se manifiestan en la población con TAB. Con el fin de prevenir y controlar este trastorno mental, ya que según el análisis de situación en salud (ASIS) en su Panel “Salud Mental, Género y Bioética” 2017 reportó 18653 AVISA (Años de Vida Saludable perdidos), respecto al año 2010 para el TAB. Además, el ASIS reporto que el trastorno afectivo bipolar está dentro de las 20 primeras causas de AVISA, ocupando el séptimo lugar (17).

El trastorno afectivo bipolar como problema en la salud local

La falta de investigación epidemiológica y la atención inadecuada de los gobernantes encargados, y las pocas estrategias realizadas de promoción y prevención, han hecho a la población de Neiva susceptible a presentar trastornos metales. Según estudios epidemiológicos realizados en el departamento del Huila se evidencia que los intentos de suicidio es lo que se presenta con mayor frecuencia, alrededor de 1,3 por cada 100.000 habitantes, aunque se desconoce la causa de estos es necesario saber si estos pacientes presentaron TAB, por lo tanto es necesario conocer los factores sociodemográficos, la influencia de los antecedentes sociales y psicológicos, además estudiar los episodios más frecuentes que se asocian con el desarrollo de la enfermedad mental, con el fin de dar información oportuna a las entidades de salud y ayudar a prevenir este tipo de trastornos (2).

El trastorno afectivo bipolar como discapacidad

Se estima que el TAB es una de las principales causas médicas de discapacidad, debido a que este se caracteriza por oscilaciones en el estado de ánimo con fases de manía, hipomanía o mixtas que generalmente se alternan con episodios depresivos, en los episodios de manía el resultado de la sintomatología afecta el funcionamiento psicosocial puesto que no hay control del estado de ánimo. Mediante esta investigación se pretendió dar un aporte sobre los factores de riesgo sociodemográficos, sociales y psicológicos, además estudiar los episodios más frecuentes que se manifiestan en el cuadro clínico que desarrolle cada paciente con el fin de prevenir e identificar a tiempo, las consecuencias perjudiciales (por ejemplo: ruinas financieras, pérdida de empleo, divorcio, aislamiento social y agredir a otros), en casos graves llevando a la hospitalización (18)(9)(19).

El aporte de este estudio

Este estudio resulta importante, relevante y novedoso por el hecho de no haber realizado una investigación reciente en la capital del departamento del Huila, Colombia. De igual forma permitirá ampliar el conocimiento de la enfermedad y servirá como soporte para futuras investigaciones a los estudiantes de medicina y psiquiatría con el fin de entender más el contexto del trastorno afectivo bipolar (TAB) ya que se encontrará un análisis detallado y completo sobre la enfermedad, que abarca tanto los factores sociodemográficos, sociales y psicológicos que influyen en el desarrollo de la enfermedad, así como los síntomas iniciales y los episodios más frecuentes que se manifiestan en la población con TAB. Además, los resultados que se desprendan de esta investigación van a contribuir a las instituciones de salud (Observatorio Nacional de Salud mental, Ministerio de Salud y Protección Social), universidades e investigadores puedan formular estrategias de prevención a mediano plazo en trastorno afectivo bipolar, teniendo en cuenta los factores identificados en la población y de esta manera ayudar a la intervención temprana de la enfermedad, en regiones específicas del departamento del Neiva- Huila.

Resultados y discusión

Características sociodemográficas de los pacientes con trastorno afectivo bipolar de la ciudad Neiva.

Debido a la afectación y discapacidad que provoca el trastorno afectivo bipolar (TAB), es necesario tener un enfoque preventivo de la patología; para ello, se deben tener en cuenta los desencadenantes extrínsecos que son propios del ambiente y se pueden intervenir (20). Para poder actuar en prevención primaria es necesario conocer las características y contexto en el que se desempeña el paciente, identificando los factores sociodemográficos que puedan intervenir en el desarrollo del TAB.

En este sentido, se realiza una cuantificación estadística sobre las características de las variables sociodemográficas tales como: edad, sexo, área de residencia, nivel de escolaridad, estrato socioeconómico, ocupación y desplazamiento por violencia, como se puede evidenciar en la Tabla 1.

Tabla 1. Características sociodemográficas de los pacientes con TAB de la ciudad Neiva.

Ver: Anexos – Factores asociados al desarrollo del trastorno afectivo bipolar en pacientes de una clínica de la ciudad de Neiva, al final del artículo.

En la tabla 1 se observa que la mayoría de los pacientes del estudio son adultos; probablemente debido a que a su edad se puede producir un déficit de control ejecutivo de las emociones e impulsos involucrando a la corteza prefrontal (CPF) ventral y las conexiones subcorticales hacia la amígdala, el estriado y el tálamo (21). También se ha encontrado un aumento de la presencia de trastorno afectivo bipolar (TAB) en el sexo masculino, posiblemente relacionado con el efecto de los componentes genéticos, alteraciones neurohormonales y anomalías anatómicas del cerebro expresando más frecuentemente el TAB en hombres adultos (22)(23).

Continuadamente en relación al área de residencia, como se muestra en la Tabla 1, se encontró una mayor presencia de trastorno afectivo bipolar en pacientes que habitan en el área urbana, estos resultados son similares a los reportados en otros estudios donde atribuyen la prevalencia de este trastorno al área urbana como consecuencia de los problemas sociales y estresantes ambientales en las ciudades, que pueden considerarse como desencadenantes de la teoría de sensibilización y kindling desarrollando alteraciones en los mecanismos de transducción y transcripción intraneuronal, que a su vez pueden llevar a la alteración de la expresión de los oncogenes y daño celular y a largo plazo desencadenar en una crisis bipolar (18)(9).

Otro parámetro evaluado es el nivel de escolaridad. En la Tabla 1, se reporta que la mayor parte de los pacientes con TAB solo realizaron hasta el nivel de secundaria, atribuido según se ha identificado en estudios de meta-análisis genéticos, existen tres polimorfismos en un nucleótido de los cromosomas 3 y 10 asociado con el TAB desarrollando déficit de atención y bloqueo del pensamiento tanto en episodio depresivo como maníaco, que se expresa en pérdida del interés por estudiar y consecuentemente se afecta la continuación del proceso académico (24)(25).

Por otro lado, Sobre el estrato socioeconómico y la ocupación, generalmente se establece una relación interdependiente entre estas dos variables sociodemográficas. La mayoría de los 199 pacientes con TAB, como muestra la Tabla 1, tienen un estrato socioeconómico bajo y no tienen trabajo, esto debido a que los pacientes con este trastorno presentan dificultades para socializar y desenvolverse en un ambiente laboral dificultando la obtención de recursos económicos (26)(27).

Por último, respecto al desplazamiento por violencia se encontró una mayor presencia de TAB en pacientes que no han sido desplazados por este fenómeno (Tabla 1), sin embargo, teniendo en cuenta la evidencia de la relación consecuente de dicho fenómeno con el TAB, se explica que la baja presencia de dicho trastorno en el estudio se debe a que la población estudiada se ubica geográficamente en una región que no ha sido abatida por la violencia de forma significativa (9)(28)(29).

Influencia de los antecedentes psicosociales en el desarrollo del trastorno afectivo bipolar

El trastorno afectivo bipolar es una enfermedad de origen biológico, aunque un paciente tenga la susceptibilidad genética no necesariamente desarrolla la enfermedad, esto se debe a que existen otros factores que influyen en el desarrollo del trastorno afectivo bipolar, como son los determinantes psicosociales (19).

En este orden de ideas, se realiza una investigación sobre las características de las variables psicosociales: el estado civil, el consumo de sustancias psicoactivas, el apoyo emocional, con quien vive, alguna vez ha intentado suicidarse, la afectación de su calidad de vida, la presentación de algún evento traumático, en 199 pacientes como se puede evidenciar en la tabla 2.

Tabla 2. Características psicosociales de los pacientes con trastorno afectivo bipolar en la ciudad Neiva.

Ver: Anexos – Factores asociados al desarrollo del trastorno afectivo bipolar en pacientes de una clínica de la ciudad de Neiva, al final del artículo.

De los 199 pacientes el grupo de solteros es el de mayor frecuencia en los pacientes que padecen TAB (Tabla 2), de los cuales el 46 % de los pacientes con trastorno afectivo bipolar (TAB) viven con la (madre, padre o solos), esto es debido a que según otros estudios realizados el TAB al ser una enfermedad crónica genera dificultades en las relaciones interpersonales principalmente en las familiares y conyugales, afectando diferentes áreas del funcionamiento social (30). Además, otro estudio confirma este resultado, debido a que los pacientes con TAB suelen cursar con disfunción familiar, cuando se observan familias con un hijo bipolar son altas las tasas de ruptura conyugal, por otra parte, si un paciente tiene TAB es difícil en lograr establecer una relación conyugal o en el caso de tener pareja hay alto índices de desestabilización de la relación conyugal, razón por la cuál es difícil mantener relaciones satisfactorias (31), categorizando a la mayoría de pacientes solteros y de convivencia con uno de sus padres.

Los resultados de esta investigación coinciden con los de otros estudios, en cuanto que el trastorno afectivo bipolar afecto la calidad de vida en la mayoría de pacientes que fueron diagnosticados como se evidencia en la Tabla 2. (32) Esto se debe al impacto que genera el TAB, por ser una enfermedad incapacitante; impide realizar ciertas actividades cotidianas, mantener relaciones interpersonales, debido a las fluctuaciones en el cambio de ánimo que van desde episodios maniacos hasta estados depresivos de manera recurrente, muchas veces estos pacientes requieren de hospitalización, lo que explica la afectación de la calidad de vida (33)(34). Por otra parte, las condiciones de vida que viven estos pacientes hacen que la familia se haga responsable de la atención y apoyo diario del paciente tanto en su ámbito; físico, como psíquico y socio-familiar (35), lo que explica el alto porcentaje de pacientes que reciben apoyo emocional (Tabla 2).

Además, se encontró un bajo porcentaje de pacientes con consumo de sustancias psicoactivas (Tabla 2). Aunque la literatura menciona que el uso de sustancias psicoactivas está fuertemente relacionado con el desarrollo del trastorno afectivo bipolar (36), porque dichas sustancias provocan alteración de los diferentes neurotransmisores, causando bloqueo de la recaptación de dopamina, serotonina, norepinefrina y epinefrina, lo que lleva al aumento del número de receptores dopaminérgicos (D1, D2, D3, D4, D5) en la hendidura sináptica, disminución de los receptores centrales 5-HT2A y aumento del número de receptores adrenérgicos (A1, A2, B1, B2 y B3) y noradrenérgicos en la hendidura sináptica, generando un estado de tranquilidad en este tipo de pacientes (37)(38). Posiblemente, el bajo resultado obtenido en esta investigación se debe a que la mayoría de la población son adultos y reciben apoyo emocional por parte de sus familias (Tabla 2).

Por otro lado, el 37% de la población estudiada alguna vez ha intentado suicidarse (Tabla 2). Resultado apoyado por lo reportado en otros estudios que han demostrado que el trastorno afectivo bipolar aumenta el riesgo de ideación e intento suicida (39), asociado con los antecedentes familiares de intento suicida y suicidio, la disminución de los niveles de dopamina en los receptores presinápticos, los bajos niveles de serotonina en la corteza ventral prefrontal y de sus metabolitos del 5HT (5HIAA, HVA) en el líquido cefalorraquídeo y los polimorfismos genéticos en el gen para la hidroxilasa triptófano (TPH) (40)(41).

Adicionalmente, los datos arrojados en el análisis, muestran un alto porcentaje de pacientes que experimentaron algún evento traumático en su vida, siendo más representativos los accidentes de tránsito con el 15% ( Tabla 2), en cuanto la fisiopatología del trauma craneoencefálico; esto ocurre porque hay un patrón de activación eléctrica anormal en los circuitos límbicos y desequilibrio en los sistemas de neurotransmisión aminérgicos (noradrenérgicos, dopaminérgicos, serotoninérgicos y colinérgicos) (42), además generan lesiones estructurales focalizadas en las regiones ventral y anterior del lóbulo temporal y en el córtex orbitofrontal, lo que incrementa el riesgo de desarrollar trastornos mentales entre los más frecuentes el TAB (43)(44).

En relación a los eventos traumáticos también fueron representativos las agresiones verbales y físicas con el 15%, la muerte de otro familiar con el 11%, y con porcentajes inferiores al 5% se encuentran muerte de algunos de los padres, pérdidas laborales, económicas y amorosa. De esta manera, es posible decir que los eventos traumáticos generan estrés (45), este ocasiona alteración del sistema inmune, hiperactividad del eje HPA (hipotalámico-hipofisario-suprarrenal) /sistema CRH hormona liberadora de corticotropina, hiperactividad noradrenérgica, inhibición de neurogénesis y neurotoxicidad de hipocampo desarrollando trastorno en el estado de ánimo, acelerando las recurrencias maníacas o depresivas en las personas (46)(19)(47)(48).

Sintomatología inicial que se presentan en los pacientes que desarrollan el trastorno afectivo bipolar

La mayoría de los pacientes desarrollan diferentes síntomas de acuerdo a las alteraciones emocionales que han sufrido durante el transcurso de su vida (49), como resultado se encontró que gran parte de la población estudiada presentó síntomas depresivos así como se muestra en la Figura 1, esto se debe a que una parte de los pacientes en un inicio pudo haber cursado con episodios hipomaníacos leves que terminaron desencadenando estados depresivos, los cuales son notorios por parte de las personas que lo rodean cotidianamente; dentro de este grupo se encontraron con mayor frecuencia la tristeza, anhedonia, apatía, aislamiento social, soledad, somnolencia, insomnio, labilidad emocional, baja autoestima, entre otros (50).

Figura 1. Sintomatología inicial que presentaron los pacientes con TAB

Ver: Anexos – Factores asociados al desarrollo del trastorno afectivo bipolar en pacientes de una clínica de la ciudad de Neiva, al final del artículo.

Es importante señalar que la agresividad es una conducta que se presenta frecuentemente en pacientes bipolares, ocupando el segundo lugar como síntoma inicial ilustrado en la Figura 1, como resultado de alteraciones estructurales y/o funcionales de regiones e interconexiones a nivel del sistema límbico provocando mayor susceptibilidad a la aparición de impulsividad, agresividad, ira y conductas violentas en los pacientes (50). En otras palabras, la corteza órbito-frontal proyecta conexiones inhibitorias hacia la amígdala que permiten abolir la manifestación de las emociones nocivas, generando a nivel de la amígdala sobreestimulación sin mecanismo regulador, seguido de una mayor persistencia de las conductas agresivas (51). Sin embargo, otros estudios reportan que el aspecto causal existente es debido al componente genético, debido a que existe la mutación 4 genes (gen de la óxido nítrico sintasa, gen de la monoaminooxidasa A, gen del receptor 5HT-1B de serotonina, y gen codificador de la enzima calciocalmodulina quinasa II) que explican en gran parte el desarrollo de conductas agresivas en los pacientes (52).

Por otro lado, el estudio ha demostrado que la ansiedad se encuentra en el ranking del 50% de los síntomas iniciales del trastorno afectivo bipolar, donde los pacientes experimentaron pánico, estrés, angustia, intranquilidad, entre otros, así como se muestra en la Figura 1; los numerosos pacientes que presentaron ansiedad son debido a factores de riesgo en su entorno tales como antecedente ansioso familiar o personal durante la infancia o adolescencia, consumo de sustancias psicoactivas, situaciones traumáticas, pensamientos suicidas, presencia de más trastornos psiquiátricos o comorbilidades médicas; estos episodios ansiosos por lo general tienden a incrementarse debido a los factores estresantes y en algunos casos a problemas socioeconómicos actuales (53). Además, este alto resultado de ansiedad explica la afectación de la calidad de vida de los pacientes en este estudio, debido a que en este síntoma ven comprometidas estructuras cerebrales del sistema neural que conforman el sistema límbico, las cuales son responsables de las emociones y de las estrategias asociadas a la supervivencia (54).

En la gran mayoría de los casos, en la irritabilidad se podría decir que se relaciona con episodios de ansiedad, pues en la Figura 1 se observa que no hay una diferencia significativa, esto se debe a que comparten procesos fisiopatológicos similares como la activación de la amígdala con la corteza prefrontal y temporal de manera desregulada (55).

Un gran porcentaje de lo población estudiada presentó alteraciones del juicio como se muestra en la Figura 1, denotándose así juicio desviado, debilitado o en fase crítica, causando pérdidas en la actividad psíquica mediante el cual el YO es capaz de traducir los procesos cognitivos con el fin de llegar a una conclusión, lo cual le permite al ser humano procesar la realidad, comparar ideas y adquirir conciencia de ello (56).

En menor proporción la población estudiada presentó expansividad afectiva como psicosis en un 5% y 6% respectivamente, las cuales se caracterizan por compartir similitudes tales como hiperactividad, estado maniaco y autoagresión; debido a eso se da en menor proporción en el trastorno afectivo bipolar (TAB). Estos síntomas son pocos frecuentes en el debut inicial de la enfermedad y cuando se presentan es consecuencia de un proceso evolutivo del trastorno que yace en un diagnóstico a destiempo. Puede suponerse, que la psicosis y expansividad afectiva como primeras manifestaciones del TAB posibilitaría una detección temprana y por ende un tratamiento adecuado e inmediato, es decir, menor riesgo de presentar crisis, nuevos episodios y deterioro funcional.

Episodios más frecuentes que se manifiestan en la población con trastorno afectivo bipolar

De acuerdo a la Figura 2, muestra la frecuencia de los síntomas en los dos periodos de estudio, ilustrando en general un comportamiento dinámico, sin embargo, la depresión fue el síntoma más característico, predominante y estable en el tiempo, posiblemente se debe a que existe una mayor predisposición a la labilidad emocional desencadenado por factores sociales y psicológicos que influyen en la aparición de este tipo de síntomas en los pacientes con trastorno afectivo bipolar (13).

Figura 2. Clasificación de los pacientes con trastorno afectivo bipolar y su relación con los síntomas entre los periodos 2018-2 y 2019-1

Ver: Anexos – Factores asociados al desarrollo del trastorno afectivo bipolar en pacientes de una clínica de la ciudad de Neiva, al final del artículo.

La Figura 2 muestra, muestra que síntomas tales como la ansiedad, irritabilidad, expansividad afectiva, juicio disminuido, la psicosis, los episodios de irritabilidad y la agresividad se presentaron en porcentajes inferiores al 18%; esto es a causa de que se manifiesten dependiendo el sexo, predisposición genética, alteraciones del sistema neural, consumo fármacos y comorbilidad con otras enfermedades (57).

Estatificación clínica del Trastorno Afectivo Bipolar

De este modo, la Figura 3 demuestra la clasificación clínica de los síntomas en el estudio, lo cual permitió analizar su comportamiento entre ambos periodos y se encontró que la mayoría eran mixtos en ambos años; esto se debe a un diagnóstico inoportuno por lo que el paciente llega al psiquiatra varias semanas después de haber presentado síntomas iniciales; de esta manera inician con síntomas depresivos en gran proporción pero durante la evolución de la enfermedad se generan fluctuaciones anímicas que conllevan a la aparición de otros síntomas como lo son los maniacos, esto explica la baja tasa de síntomas hipomaniacos y la elevada tasa de manía; por lo tanto el DSM- V clasifica los episodios mixtos del TAB como las crisis en las que se mezclan los síntomas de manía con depresión (58). Actualmente esto se presenta en la ciudad de Neiva debido a problemas socioculturales (desconocimiento del trastorno, bajos ingresos económicos) y a nivel del sistema de salud (no generación de citas por especialidad psiquiátrica y la no entrega de los medicamentos) que se presenta en la población.

Gráfica 3. Analogía entre la clasificación de los síntomas entre los periodos 2018-2 y 2019-1

Ver: Anexos – Factores asociados al desarrollo del trastorno afectivo bipolar en pacientes de una clínica de la ciudad de Neiva, al final del artículo.

Los episodios más frecuentes que se manifiestan en la población con TAB: De acuerdo a la Figura 3, muestra la frecuencia de los síntomas en los dos periodos de estudio, ilustrando en general un comportamiento dinámico, sin embargo, la depresión fue el síntoma más característico, predominante y estable en el tiempo, posiblemente se debe a que existe una mayor predisposición a la labilidad emocional desencadenado por factores sociales y psicológicos que influyen en la aparición de este tipo de síntomas en los pacientes con TAB (13).

Conclusiones

Las características de las variables sociodemográficos tales como la adultez, el sexo masculino, el área urbana, la formación académica hasta la secundaria, el estrato socioeconómico bajo y la falta de trabajo, pueden impactar de forma negativa a cada persona llegando a alterar procesos fisiopatológicos mentales tales como déficit de control ejecutivo de las emociones involucrando la corteza prefrontal (CPF) ventral y las conexiones subcorticales hacia la amígdala, entre otros, desencadenando el TAB. Adicionalmente, el desplazamiento por violencia no influye en el desarrollo del TAB de la población de estudio de la Ciudad de Neiva, debido a que es una región la cual no fue afectada por este conflicto.

Los datos obtenidos en esta investigación sobre los factores psicosociales nos muestran que el estado civil soltero es el factor más frecuente, la mayoría de pacientes viven con su madre, padre o solos. Además, un alto porcentaje de pacientes reciben apoyo emocional porque las condiciones de vida que viven estos pacientes hacen que la familia se haga responsable de la atención y apoyo diario del paciente tanto en su ámbito; físico, como psíquico y sociofamiliar. Por otro lado, se vio afectada la calidad de vida en los pacientes que desarrollaron TAB, debido a que es una enfermedad incapacitante, que presenta fluctuaciones en el cambio de ánimo de manera recurrente, muchas veces requiriendo de hospitalización. También se determina que los eventos traumáticos que más influyen en el desarrollo del trastorno afectivo bipolar fueron; accidentes de tránsito, seguido de muerte de un familiar y agresiones verbales asociadas a eventos traumáticos que resultan de manera inesperada colocando en peligro el estado mental de una persona.

Por otra parte, los factores psicosociales que menos influyeron en el desarrollo del trastorno afectivo bipolar (TAB) fue el consumo de sustancias psicoactivas, los eventos traumáticos como; las pérdidas laborales, económicas y amorosa, porque son eventos traumáticos reversibles donde el paciente tiene la capacidad de afrontarlos y la mayoría de la población a estudio son adultos.

Por otro lado, el estudio permitió determinar que el síntoma más repetitivo es la depresión asociado probablemente con los factores desencadenantes durante la niñez, infancia y adolescencia, de esta manera también se descubrieron otros síntomas que afectaron en menor proporción, como la agresividad que fue más frecuente en hombres; la ansiedad, la psicosis, la irritabilidad y la expansividad afectiva que fueron desencadenados por estresores psicosociales y ambientales, y finalmente las alteraciones del juicio fueron a causa de los múltiples síntomas como alucinosis, crisis de angustia, depresión, entre otros, que se presentaron en los pacientes.

El síntoma más frecuente fue la depresión tanto en el 2018-2 como en el 2019-1, asociado a alteraciones del comportamiento; en menor frecuencia se presentaron síntomas tales como irritabilidad, agresividad, expansividad afectiva, ansiedad, juicio desviado, evidenciando una disminución debido a que probablemente se encontraban medicados. Sin embargo, el juicio crítico aumentó como consecuencia del curso de la enfermedad.

Los episodios que se presentan en la población con TAB con mayor frecuencia son los mixtos debido a la concomitancia de síntomas depresivos y maniacos, seguido de episodios maniacos y finalmente los hipomaniacos, esto se debe en general al curso inicial de los síntomas, pero progresan generando fluctuaciones anímicas que van de un extremo al otro. 

Anexos – Factores asociados al desarrollo del trastorno afectivo bipolar en pacientes de una clínica de la ciudad de Neiva.pdf

Referencias

  1. Coryell W. Generalidades de los trastornos del estado de ánimo [Internet]. Merck and Co., Inc., Kenilworth, NJ, USA. 2016. Available from: https://www.msdmanuals. com/es- co/professional/trastornos-psiquiátricos/trastornos- del-estado-de-ánimo/generalidades-de- los-trastornos-del-estado-de-ánimo
  2. Solano A. Factores clinicos, socio-economicos y comportamentales de pacientes con diagnóstico de trastorno afectivo bipolar. servicio de Psiquiatría, hospital universitario de neiva 1 de enero al 31 de diciembre del 2004. Univ Surcolombiana. 2005;
  3. Reus V. Bipolar Disorder. Ferri’s Clin Advis [Internet]. 2007;5. Available from: https:// books.google.com.co/ books?id=rRhCDAAAQBAJ& pg=PA174&lpg=PA174& dq=book+Diseases+and +Disorders+VICTOR+I.+REUS,+M.D.&source= bl&ots= ZGbX4rutN&sig=AC fU3U0lWd CLvglmEg-XNWeh7Zt 7lizqkg&hl=es- 419&sa=X&ved=2ahUKE wiehYKZ9unj AhWjuFkKHR5-CQIQ6AEw D3oECA cQAQ#v=o
  4. Perlis R. Trastorno bipolar. 2018. 330–342 p.
  5. Tejada P. 1. Current situation of mental disorders in colombia and the world: prevalence, consequences and intervention needs. Rev Salud Bosque [Internet]. 2016;6:29–40. Available from: https://www.researchgate. net/publication/319843576
  6. M F. Bipolar Disorder — A Focus on Depression. N Engl J Med [Internet]. 2011;364:51–9. Available from: www.nejm.org/doi/ abs/10.1056/NEJMcp1000402
  7. OMS. Trastornos mentales [Internet]. Organización Mundial de la Salud. 2018. Available from: https://www.who.int/es/ news-room/fact-sheets/detail/ mental-disorders
  8. Yeung A. Epidemiología psiquiátrica y estadística. 2018;
  9. Yepes LE. Trastorno bipolar. In: Fundamentos de Medicina psiquiátrica 5 edición. 2010.
  10. Medina N. Informe de actividades crue huila mes de febrero centro regulador de urgencias, emergencias y desastres crue-huila 2017. Equipo CRUE Huila Revisado [Internet]. 2017; Available from: file:///C:/Users/yenny/ Downloads/INFORME DEL MES DE FEBRERO 2017 (3).pdf
  11. Campo-arias A. Trastornos mentales más frecuentes: prevalencia y algunos factores sociodemográficos asociados. Rev Colomb Psiquiatr [Internet]. 2008;37:598–613. Available from: http://www.redalyc.org/ articulo.oa?id=80637410
  12. M. E. Factores que determinan la mala salud mental en las personas de 16 a 64 años residentes en una gran ciudad. An Sist Sanit Navar [Internet]. 2012;35. Available from: http://scielo.isciii.es/ scielo.php?script=sci_ arttext&pid=S1137-6627201 2000200005
  13. Montaño N. Teorías de la personalidad. Un análisis histórico del concepto y su medición. Psychol Av la Discip [Internet]. 2009;3. Available from: https://www.redalyc.org/ pdf/2972/297225531007.pdf
  14. Arias F. Bipolar disorder and substance use disorders. Madrid study on the prevalence of dual disorders/pathology. Madrid Serv Psiquiatr Hosp Gregor Marañón Madrid Inst Adicciones. 2017;29.
  15. Hidalgo D. Causas del Trastorno Bipolar. Clin Barcelo, Hosp Univ [Internet]. 2018; Available from: https://www.clinicbarcelona.org/ asistencia/enfermedades/ trastorno-bipolar/ causas-y- factores-desencadenantes
  16. Sanchez PG. Principios básicos de bioética. Rev Peru Ginecol y Obstet [Internet]. 2009;55(4):230–3. Available from: http://www.spog.org.pe/ web/revista/index.php/ RPGO/article/view/297
  17. Pública GP en S. Anaisis de situación de salud de la dimensión Convivencia Social y Mental, CSSM. Panel “Salud Ment género y bioética” [Internet]. 2017;1–59. Available from: https://issuu.com/ catedraabiertade bioetica/docs/2._ asis_minsalud_ 31-mayo-2017
  18. Vassos E. Urban–rural differences in incidence rates of psychiatric disorders in Denmark. Br J Psychiatry [Internet]. 2016;208:435–440. Available from: https://www.cambridge.org/ core/journals/the-british-journal- of-psychiatry/article/urbanrural- differences-in-incidence- rates-of-psychiatric- disorders-in- denmark/ 2B5B67901E9 8044DAB0D 7F2CD06B6845
  19. Jazmín mateus y. Experiencia de vida de una persona afectada por trastorno bipolar y su impacto en el ámbito familiar. Inst Univ POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO [Internet].2018; Available from: http://190.131.241.186/ bitstream/handle/10823/ 1271/TRABAJO DE Grado jazmin finaL.pdf? sequence= 1&isAllowed=y
  20. Conteras J. Clinical characterization of costarican families with bipolar disorder. Acta Med Costarric [Internet]. 2014; Available from: https://www.scielo.sa.cr/ pdf/amc/v56n4/art 05v56n4.pdf
  21. Ivanovic-Zuvic F. Límites de la bipolaridad: ¿Volver a Kraepelin? Clínica Psiquiátrica Univ Fac Med Univ Chile [Internet]. 2005;1:7–19. Available from: http://cpuuchile.cl/ web/wp- content/uploads /2019/06/RTA-2005-1. pdf#page=28
  22. Gonçalves F. Transtorno bipolar: fatores genéticos e ambientais. Biomed da Univ do Extrem Sul St Catarina [Internet]. 2015; Available from: http://portalatlantica editora. com.br/index.php/ enfermagem brasil/ article/view/97
  23. González López GM. Diagnóstico psicopatológico y tratamiento del trastorno bipolar en paciente de 28 años de edad. Machala Univ Técnica Machala [Internet]. 2016; Available from: http://repositorio. utmachala.edu.ec/ handle/48000/8579
  24. Zarabanda M. Trastorno bipolar. programa Form médica Contin acreditado [Internet]. 2015;11:5075–85. Available from: https://www.sciencedirect. com/science/article/pii/ S0304541215002140.
  25. Torres I. Comorbilidad entre el trastorno bipolar y el trastorno por déficit de atención e hiperactividad en el adulto. Univ Barcelona [Internet]. 2017; Available from: https://dialnet.unirioja.es/ servlet/tesis?codigo=251883
  26. Quitian H. Pobreza y trastornos mentales en la población colombiana, estudio nacional de salud mental 2015. Rev Colomb Psiquiatr [Internet]. 2016;45:31–8. Available from: https://www.sciencedirect. com/science/article/ pii/S0034745016000263
  27. AV A. Despido y protección social del enfermo bipolar: Una contribución al estudio del impacto de la enfermedad mental en la relación de trabajo. Reus [Internet]. 2018; Available from: https://books.google. es/books?hl=es&lr=&id= NbOBKGfSVlYC&oi =fnd&pg=PA7&dq=+trastor no+bipolar+trabajo &ots=TTh- wTu6sB&sig= jKriyoLwvruRpR7OSn 9SeqGlAok#v=onepage&q=trastorno bipolar trabajo&f=false
  28. Tamayo N. Problemas mentales, trastornos del afecto y de ansiedad en la población desplazada por la violencia en Colombia, resultados de la Encuesta Nacional de Salud Mental 2015. Rev Colomb Psiquiatr [Internet]. 2016;45:113–8. Available from: http://www.scielo.org.co/ pdf/rcp/v45s1/v45s1a15.pdf
  29. Castaño Pérez GA. Salud mental en víctimas de desplazamiento forzado por la violencia en Colombia. El caso de Bogotá, Medellín y Buenaventura [Internet]. Editorial CES. 2018. Available from: http://hdl.handle. net/10946/3846
  30. R. Rosa A. Predictores clínicos del funcionamiento interpersonal en pacientes bipolares. Rev Psiquiatr Salud Ment [Internet]. 2009;2:83–8. Available from: https://www.sciencedirect. com/science/article/abs/ pii/S1888989109722499
  31. Holmgren D. Alteración del funcionamiento familiar en el trastorno bipolar. Rev Chil Neuropsiquiatr [Internet]. 2005;43:275–86. Available from: https://scielo.conicyt.cl/ scielo.php?pid=S0717-9227200 5000400002& script=sci_arttext
  32. Castillo A. Consumo de alcohol y diagnóstico de trastorno afectivo bipolar en población adulta colombiana. Rev Colomb Psiquiatr [Internet]. 2018;49:44–52. Available from: https://www.sciencedirect. com/science/article/pii/ S003474501830043X
  33. Rodríguez M del C. La terapia ocupacional en personas con trastorno bipolar. Rev Chil Ter Ocup [Internet]. 2017;1:91–104. Available from: https://revistateoriadelarte. uchile.cl/index.php/RTO/ article/view/ 46381/51124
  34. R M. Del impacto en la calidad de vida como consecuencia de la enfermedad, los instrumentos de medición y otras reflexiones. CES Salud Publica [Internet]. 2012;3:108–15. Available from: http://revistas.ces.edu.co/ index.php/ces_salud_ publica/article/view/2142
  35. Gutiérrez L. La sobrecarga del cuidador en el trastorno bipolar. Publicaciones la Univ Murcia [Internet]. 2013;29:624–32. Available from: https://revistas.um.es/ analesps/article/view/ analesps.29.2.124061/147711
  36. Arias F. Trastorno bipolar y trastorno por uso de sustancias. Estudio Madrid sobre prevalencia de patología dual. Soc Científica Española Estud sobre el Alcohol, el Alcohol y las otras Toxicom [Internet]. 2017;29(3):186–94. Available from: https://www.redalyc.org/pdf/ 2891/289151752006.pdf
  37. Téllez J. Efectos toxicológicos y neuropsiquiátricos producidos por consumo de cocaína. Rev la Fac Med [Internet]. 2005;53(1):10–26. Available from: https://revistas.unal. edu.co/index.php/rev facmed/article/ view/43483
  38. López L. Cocaína y Cerebro: Estudios recientes. Univ Jaén Psicol [Internet]. 2019; Available from: http:// tauja.ujaen.es/jspui/bitstream/ 10953.1/9829/1/ Lpez_Unguetti_Luca_TFG_Psicologia.p df
  39. Bedoya Cardona EY. Suicidio y Trastorno Mental. Univ CES Psicol [Internet]. 2016;9(2):179–201. Available from: https://www.redalyc.org/ pdf/4235/4235 48400012.pdf
  40. Aldavero Muñoz I. Neurobiología del suicidio. Univ Salamanca [Internet]. 2018;10:17–47. Available from: file:///C:/Users/gold/ Downloads/Dialnet-Neurobiologia DelSuicidio- 6573026.pdf
  41. Gutiérrez-García AG. El suicidio y algunos de sus correlatos neurobiológicos. Salud Ment [Internet]. 2018;31:321–30. Available from: https://www.medigraphic.com/ pdfs/salmen/sam- 2008/sam084i.pdf
  42. LEGASCUE DE LARRAÑAGA I. NEUROPSIQUIATRÍA Y DAÑO CEREBRAL. Univ Nac Educ a Distancia [Internet]. 2007;4:17–25. Available from: https://www.redalyc.org/ pdf/3440/344030759003.pdf
  43. Rivera-Encinas MT. Traumatismo encéfalocraneano, ¿factor de riesgo para esquizofrenia o causa de psicosis? A propósito de un caso. Rev Neuropsiquiatr [Internet]. 2018;81. Available from: http://www.scielo.org.pe/ scielo.php?pid=S0034- 8597201800040 0006&script=sci_arttext
  44. Palma B-H. TRAUMATISMO ENCEFALOCRANEANO Y PERSONALIDAD II: DESCONTROL CONDUCTUAL, AGRESIVIDAD Y FALTA DE EMPATÍA. Rev GPU [Internet]. 2016;12:156–64. Available from: http://revistagpu.cl/ 2016/GPU_junio_2016_ PDF/REV_Traumatismo.pdf
  45. Generelo TC. Trastorno por estrés agudo y postraumático. ELSEVIER [Internet]. 2019;12(84):4918–28. Available from: https://www.sciencedirect. com/science/article/pii/ S0304541219301994#!
  46. Vargas P. Estresores psicosociales y depresión mayor recurrente. Rev Salud Bosque [Internet]. 2011;1. Available from: https://revistasaludbosque. unbosque.edu.co/article/view/94/80
  47. Rodríguez Sánchez G. Bases fisiopatológicas del trastorno bipolar. Univ Autònoma
    Barcelona Fac Biociències [Internet]. 2019; Available from: https://ddd.uab.cat/record/215088
  48. Marcelo T. Stress and mental disorders: neurobiological and psychosocial aspects. Rev Chil Neuropsiquiatr [Internet]. 2002;40:8–19. Available from: javascript:void(0)
  49. Nachar R. ASPECTOS BASICOS DEL EXAMEN MENTAL. Univ Finis Terrae [Internet]. 2018; Available from: https://www.medfinis.cl/img/ manuales/examen-mental-uft.pdf
  50. Mendoza L. Elementos predictores del Trastorno Bipolar. Rev Hondureña Posgrado Psiquiatr [Internet]. 2016;2:73–81. Available from: file:///C:/Users/gold/Downloads/ Vol10-2- 2016-5.pdf
  51. Pedroza A. Examen neurológico. Univ del Rosario [Internet]. 2013; Available from: https://core.ac.uk/ download/pdf/ 86437933.pdf
  52. Herreros O. Etiología y fisiopatología de la conducta agresiva. Rev Psiquiatr Infanto-Juvenil [Internet]. 2010;27(3). Available from: http://aepnya.eu/index. php/revistaaepnya/article/ view/151/137
  53. Ortiz A. AGRESIVIDAD: BASES NEUROFISIOLÓGICAS. Rev Psicol [Internet]. 2015;4. Available from: http://revistas.ucv.edu.pe/ index.php/R_PSI/article/view/471
  54. Córdova A. Diagnóstico y tratamiento de los trastorno de ansiedad en el adulto. CENETEC [Internet]. 2010; Available from: http://www.cenetec.salud. gob.mx/descargas/gpc/ CatalogoMaestro/392_ IMSS_10_Ansiedad/ EyR_IMSS_392_10.pdf
  55. Arango-Dávila CA. Trastorno depresivo, trastorno de ansiedad y dolor crónico: múltiples manifestaciones de un núcleo fisiopatológico y clínico común. Rev Colomb Psiquiatr [Internet]. 2018;47(1):46–55. Available from: https://www.sciencedirect.com/ science/article/pii/ S0034745016301202
  56. Eyes-Ticas J. Trastornos de ansiedad: Guía práctica para diagnóstico y tratamiento. Bibl virtual en salud [Internet]. 2010; Available from: http://www.bvs.hn/Honduras/ pdf/TrastornoAnsiedad.pdf
  57. Pedraz B. Psicosis sintomáticas. Rev Neuropsiquiatr [Internet]. 2014;77. Available from: http://www.scielo.org.pe/ scielo.php?script=sci_arttext& pid=S0034-85972014000200002
  58. García-Blanco AC. Nosología, epidemiología y etiopatogenia del trastorno bipolar: Últimas aproximaciones. Psiquiatr Biológica [Internet]. 2014;21(3):89–94. Available from: https://www.elsevier.es/es-revista-psiquiatria- biologica-46-articulo -nosologia-epidemiologia- etiopatogenia-del-trastorno- S1134593414000670? code=2EJZDpwedltNI4Xk3VOiGj hfoABvMb&newsletter=true