Relación entre el estado nutricional y hábitos alimentarios de los escolares pertenecientes a las Unidades Educativas José Rafael Arízaga y Sagrado Corazón, Cuenca 2018

Autor: Lic. Sandra Pamela Deleg Pucha. Licenciada en Nutrición y Dietética. Universidad de Cuenca.

Lic. María Teresa Arpi Chillogalli. Licenciada en Nutrición y Dietética. Universidad de Cuenca.

Lic. Roberto Paulino Aguirre Cornejo. Licenciada en Nutrición y Dietética. Universidad de Cuenca.

RESUMEN

Antecedentes: Los hábitos alimentarios influyen en la malnutrición de escolares por exceso o déficit de nutrientes, constituyendo una etapa crucial para el establecimiento de una alimentación saludable que contribuye a la mejora del estado nutricional de niños y niñas.

Objetivo: Determinar la relación entre el estado nutricional y hábitos alimentarios de los escolares pertenecientes a las Unidades Educativas José Rafael Arízaga y Sagrado Corazón, Cuenca 2018.

Metodología: Estudio transversal que incluyó 101 escolares, de 9 a 12 años matriculados en el período lectivo 2018-2019. El muestreo fue probabilístico. Los hábitos y consumo alimentario se determinaron mediante un cuestionario de alimentación dividido en dos secciones. Para establecer el estado nutricional se utilizó los indicadores de peso para la edad (P/E), talla para la edad (T/E), índice de masa corporal (IMC), pliegues subescapular y tríceps. El software EPIDAT 4.2 fue utilizado para el análisis estadístico.

Resultados: La muestra fue 101 escolares, de los cuales el 65.35% tienen un estado nutricional normal, seguido de los casos con sobrepeso 20.79% y obesidad 7.92%. El 34% de la población total presentó un porcentaje de grasa corporal entre alto y muy alto. Se determinó una relación positiva entre el consumo alto de alimentos no saludables adquiridos en el hogar y en la escuela, el consumo bajo de verduras y agua con el exceso de peso en el 28.71% de escolares. En relación a los hábitos alimentarios el 61% de escolares mantienen 3 comidas principales y 2 refrigerios.

Conclusiones: Gran parte de los escolares presentan porcentajes de grasa alto y muy alto, considerándose un riesgo para la salud desde edades tempranas. Además, existe una relación positiva entre el consumo alto de alimentos de baja calidad nutricional y bajo consumo de verduras y agua con el exceso de peso.

Palabras Claves: Escolares.Estado nutricional. Hábitos alimentarios.

INTRODUCCIÓN

El sobrepeso y la obesidad son problemas de Salud Pública en Ecuador y en la mayor parte del mundo. La alteración del estado nutricional desde temprana edad es un factor de riesgo para desarrollar enfermedades crónicas durante la vida adulta (1). De acuerdo al Grupo Internacional de Trabajo sobre Obesidad, se estima que en el mundo hay 155 millones de niños en edad escolar (uno de cada diez) que presentan algún grado de sobrepeso u obesidad (2).

Un estudio realizado a 566 escolares españoles, describe que el 19.6% de casos presenta sobrepeso y el 8.5% tiene obesidad; mediante encuestas de frecuencia de consumo se observó que solo el 17.1% de los escolares consume 5 porciones de frutas y verduras al día. El estudio concluye que el consumo alimentario inadecuado en la familia podría condicionar los hábitos del escolar (3).

Ecuador, al ser un país en vías de desarrollo ha experimentado una transición nutricional debido a cambios profundos en hábitos alimentarios a nivel del hogar y escuela, desde muy temprana edad se ha sustituido una alimentación deficiente por sobrealimentación y hábitos de vida no saludables, cuyos resultados lo describe la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) al indicar que la prevalencia de sobrepeso y obesidad combinada es de 29.9% (19.0% y 10.9%, respectivamente) (1)(4)(5). Sin embargo, no hay datos suficientes del cantón Cuenca y los estudios realizados en escolares son limitados.

En base a lo antes citado, la presente investigación tiene la finalidad de determinar la relación entre el estado nutricional y hábitos alimentarios en los escolares de la ciudad de Cuenca, para obtener resultados veraces y confiables que permitan establecer medidas preventivas, por medio de la revisión y la adecuación de los diferentes programas relacionados con nutrición que se desarrollan en las unidades educativas, promoviendo principalmente una cultura alimentaria saludable para evitar futuros problemas de salud.

OBJETIVO GENERAL

  • Determinar la relación entre el estado nutricional y hábitos alimentarios de los escolares pertenecientes a las Unidades Educativas José Rafael Arízaga y Sagrado Corazón, ubicados en el cantón Cuenca, 2018.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

  • Determinar el estado nutricional de los participantes por medio del índice de masa corporal, pliegues cutáneos subescapular y tríceps.
  • Identificar los hábitos alimentarios por medio de un cuestionario de alimentación.
  • Establecer la relación entre el estado nutricional, edad, sexo, procedencia y consumo alimentario.

METODOLOGÍA

TIPO Y DISEÑO DE ESTUDIO

El estudio se fundamentó en el enfoque cuantitativo y corresponde al tipo de investigación no experimental de tipo transversal analítico, referente a la relación entre el estado nutricional y hábitos alimentarios de escolares.

POBLACIÓN DE ESTUDIO

Escolares de sexo femenino y masculino de nueve a doce años de edad que cursan de quinto al octavo de básica, en dos instituciones educativas: la Escuela de Educación Básica José Rafael Arízaga y Unidad Educativa Sagrado Corazón del cantón Cuenca (pública y privada respectivamente).

UNIVERSO DE ESTUDIO, SELECCIÓN Y TAMAÑO DE LA MUESTRA

La población total de escolares fue de 152 estudiantes de 9 a 12 años, pertenecientes a la Escuela de Educación Básica José Rafael Arízaga y Unidad Educativa Sagrado Corazón del cantón Cuenca, que cursan el quinto, sexto, séptimo y octavo de básica. Considerando la investigación a la cual nosotros pertenecemos se utilizó el muestreo probabilístico con el 95% de confianza, con un nivel de error de 5 % de acuerdo al cálculo muestral según la fórmula:

n = [EDFF*Np (1-p)]/ [(d2/Z21-α/2*(N-1)+p*(1-p)] (10).

Cuyo resultado corresponde a 100 estudiantes. En nuestra investigación participaron 101 niños, ya que se incluyó un escolar por voluntad propia.

CRITERIOS DE INCLUSIÓN

  1. Estudiantes con rangos de edades entre 9 a 12 años 11 meses.
  2. Estudiantes bajo la aceptación del consentimiento informado por parte de sus representantes.
  3. Estudiantes que firmaron el asentimiento.
  4. Estudiantes matriculados en el período lectivo 2018-2019.

CRITERIOS DE EXCLUSIÓN

  1. Estudiantes que no deseen participar en el proyecto.
  2. Estudiantes sin autorización o consentimiento informado aprobado por sus representantes.
  3. Estudiantes que padezcan enfermedades que alteren el estado nutricional: patologías coronarias, diabetes mellitus Tipo I y autismo.

MÉTODOS, TÉCNICAS E INSTRUMENTOS PARA LA RECOLECCIÓN

Métodos

Para la valoración del estado nutricional de escolares se realizó la toma de medidas antropométricas (peso, talla, IMC) y pliegues cutáneos (subescapular y tríceps).

Para determinar el IMC, se dividió el peso en kilogramos para el cuadrado de la talla en metros (Kg/m2). Una vez realizada la antropometría, se grafica en las curvas de referencia SNS-MSP/HCU-028A 3(niña) y 028B 4(niño)/09 (11) y en las SNS-MSP/HCU-056A (mujeres) y 056B (hombres) /2009 (12), para el posterior diagnóstico con los siguientes puntos de corte e interpretación:

Ver: Anexos – Relación entre el estado nutricional y hábitos alimentarios de los escolares, al final del artículo

Fuente: Ministerio de Salud Pública del Ecuador (11) (13)

Para obtener el porcentaje de grasa, se realizó la fórmula propuesta por Boileau, Lohman y Slaughter (6):

Hombres: %G=1,35 (2 TR + SE) – 0,012 (2TR + SE)2 – 4,4

Mujeres:   %G=1,35 (2 TR + SE) – 0,012 (2TR + SE)2 – 2,4

TR= Pliegue tríceps

SE= Pliegue subescapular

Posteriormente, se utilizó la tabla de interpretación de resultados de porcentaje de grasa corporal para las edades de 9 a 12 años (14)(15). La misma que establece rangos para considerar: porcentaje de grasa bajo, normal, alto y muy alto.

Para determinar los hábitos alimentarios, se aplicó una encuesta elaborada y validada por Lera, et al, en el 2015, denominada “Validación de un instrumento para evaluar consumo, hábitos y prácticas alimentarias en escolares de 8 a 11 años” (7), la misma que fue adaptada y validada culturalmente a nuestra población. Al finalizar la recolección de datos se realizó una asociación entre variables para determinar la relación de los hábitos alimentarios y estado nutricional de la población de estudio.

Técnicas

Antropometría: las técnicas para la toma de peso y talla en niños y niñas de edad escolar incluyeron los protocolos referidos a continuación:

  • Peso: Antes de realizar la medición, el estudiante se retiró los zapatos y todo tipo de prenda pesada. El individuo se ubicó en medio de la plataforma de la balanza, con los pies colocados en forma de “V” y talones juntos, con las manos a cada lado de la cadera, en posición de frente, recto e inmóvil durante el proceso. Se vigiló que el niño o niña no se recargue sobre algún objeto o tenga una de las piernas flexionadas. Una vez que se estabilizaron los números en la balanza digital se registró el peso.
  • Estatura o talla: Previo a la medición, se revisó que el estudiante este descalzo y sin accesorios (vinchas, moños) en el cabello. El individuo se colocó en medio de la plataforma, en posición vertical, con los talones unidos, piernas rectas, hombros relajados y cabeza en el plano de Frankfort. Se verificó que la cabeza, el omóplato, los glúteos, las pantorrillas y talones, se encuentren en contacto con la superficie vertical del tallímetro. Antes de situar el tope móvil sobre la cabeza, el sujeto inhaló, contuvo el aire y se mantuvo erguido.
  • Pliegue cutáneo subescapular: el ángulo interno debajo de la escápula corresponde al sitio de medición que deberá estar en un ángulo de 45° a la misma dirección del borde interno del omóplato. Una vez identificado el sitio, se sujetó el pliegue con los dedos índice y pulgar colocando el plicómetro perpendicular al pliegue y luego de 2 a 3 segundos se realizó la lectura en milímetros. Finalmente, se retiró el plicómetro abriendo las ramas y dedos.
  • Pliegue tríceps: Se midió una vez ubicada la circunferencia media del brazo derecho en la parte posterior, siguiendo la técnica descrita anteriormente.

Entrevista: se utilizó un cuestionario que aportó información sobre datos personales del participante como: nombres y apellidos completos, código del niño, dirección domiciliaria, número de cédula, fecha de nacimiento, edad y sexo.

Instrumentos

Estado nutricional: la información del estado nutricional se obtuvo mediante antropometría utilizando los siguientes instrumentos:

  • Balanza eléctrica digital (Modelo Seca 700. Equipos médicos), ajustada con precisión de +- 100 g, con una capacidad de 150 kilogramos (Kg), estandarizada y con certificación ISO 9001 e ISO 13 485.
  • Tallímetro modelo Seca con una capacidad de medición de 20cm – 205cm, el mismo que será ubicado en una superficie plana.
  • Plicómetro marca Seca con las siguientes características:

Rango de medición: 0mm – 40mm

Precisión: 0.5mm

Dimensiones: 240 mm X 165mm X 18mm

Peso: 117g.

Hábitos alimentarios: la información de hábitos alimentarios que incluye el consumo se obtuvo mediante un cuestionario de alimentación validado, el mismo que se aplicó a cada participante por orden de lista. Los encuestadores fueron previamente entrenados. La encuesta constó de dos secciones: hábitos-prácticas de alimentación y consumo:

La sección de hábitos-prácticas de alimentación está formada por 10 preguntas que analizan el número de comidas realizadas en el día, los lugares en donde consume los alimentos, la procedencia de las comidas realizadas fuera de casa, la cantidad de dinero enviado por los padres de familia a cada estudiante y la preferencia de compra con ese dinero.

La sección de consumo está formada por catorce interrogantes sobre el consumo en porciones caseras de los diferentes grupos de alimentos y bebidas; para la mejor compresión del encuestado y facilitar la respuesta se utilizó una guía gráfica de medidas caseras. La encuesta cuantifica el consumo diario y semanal, además de su frecuencia (más de 1 vez al día, 1 vez al día, 1-2 veces a la semana, 3 a 6 veces a la semana y nunca).

Cada encuestador utilizó:

  • Una regla, esferos, lápiz, borrador y corrector.
  • Formato de cuestionario de alimentación.
  • Hojas en blanco.

PROCEDIMIENTOS

Participación y Autorización

Los procedimientos que se ejecutaron dentro de la investigación son parte del proyecto “Modelamiento de las interacciones entre los factores psicosociales y del entorno con los patrones de alimentación, actividad física, el perfil cardio metabólico y la condición física, en escolares del cantón Cuenca”, el mismo que fue aprobado por la Universidad de San Francisco de Quito y la Universidad de Cuenca, en el cual las tesistas apoyaron durante la investigación.

Como parte del proyecto se solicitó la autorización para trabajar en las diferentes unidades educativas, las cuales fueron aprobadas por las autoridades pertinentes.

Previo a la participación de los estudiantes en la investigación, se aplicó el asentimiento y consentimiento informado a niños y padres de familia respectivamente, los cuales fueron aprobados por el Comité de Revisión Institucional de la Universidad de San Francisco de Quito y de la Universidad de Cuenca. En dichos formularios se encontró explicita toda información necesaria, clara y precisa del estudio.

La participación del representado consistió en cumplir con las siguientes actividades que se llevaron a cabo exclusivamente dentro de la escuela en la que estudia:

  • Permitir medir su peso, talla y pliegues cutáneos.
  • Llenar un cuestionario de alimentación para identificar la conducta alimentaria.

Los resultados de la evaluación del estado de salud y conductas fueron entregados de forma gratuita a las autoridades de la institución educativa en la que estudia el participante.

RESULTADOS

A continuación, se presentan los resultados obtenidos en la investigación de la valoración del estado nutricional y aplicación de encuestas alimentarias a 101 estudiantes (muestra) de una población total de 152. Los resultados se exponen mediante tablas de contingencia, cuadros de estadísticas descriptivas con medidas de tendencia central (media y mediana), gráficos de barras y diagramas de cajas que relacionan las siguientes variables: procedencia, sexo, grupos de edad, estado nutricional, porcentaje de grasa corporal, hábitos y consumo alimentario.

RESULTADOS DE LA VALORACIÓN DEL ESTADO NUTRICIONAL

Cuadro N° 1. Distribución porcentual del Estado nutricional según la procedencia de escolares de las Unidades Educativas José Rafael Arízaga y Sagrado Corazón, Enero 2019.

Ver: Anexos – Relación entre el estado nutricional y hábitos alimentarios de los escolares, al final del artículo

Fuente: Base de datos. Elaborado por: Sandra Deleg, María Teresa Arpi

De 101 escolares evaluados, el 28.71% (29 casos) perteneciente a la zona urbana y el 36.63% (37 casos) de la zona rural tienen un estado nutricional normal. Sin embargo, un número significativo de casos (21) que corresponde al 20.79% tienen sobrepeso, de quienes el 12.87% es de la zona urbana y el 7.92% es de la zona rural.

Cuadro N° 2. Distribución porcentual del estado nutricional por sexo de los escolares de las Unidades Educativas José Rafael Arízaga y Sagrado Corazón, Enero 2019.

Ver: Anexos – Relación entre el estado nutricional y hábitos alimentarios de los escolares, al final del artículo

Fuente: Base de datos. Elaborado por: Sandra Deleg, María Teresa Arpi

La tabla N° 2 muestra que de 101 escolares existe un predominio del sexo femenino con el 62.38% (63 casos) sobre el sexo masculino con el 37.62% (38 casos); es importante señalar que en posteriores datos de tablas y gráficos se verá reflejado este predominio del sexo femenino. Respecto al IMC normal, las niñas lo presentan en un 44.55% (45 casos) y los niños en un 20.79% (21 casos). El mayor porcentaje de sobrepeso se encuentra en el sexo femenino con el 11.88% a comparación del 8.91% para el masculino.

Un indicador importante para la Evaluación del Estado Nutricional es el porcentaje de grasa, que predice riesgos de obesidad y enfermedades crónicas no transmisibles en la edad adulta, los resultados se evidencian en el cuadro Nº 3 y gráfico N º 1.

Cuadro Nº 3. Distribución del porcentaje de grasa según sexo y grupo de edad de los escolares que asisten a las Unidades Educativas José Rafael Arízaga y Sagrado Corazón, Enero 2019.

Ver: Anexos – Relación entre el estado nutricional y hábitos alimentarios de los escolares, al final del artículo

Fuente: Base de datos. Elaborado por: Sandra Deleg, María Teresa Arpi

De acuerdo al cuadro N º 3 se puede observar que de los 53 casos de niñas y niños con edades comprendidas entre los 9 y 10 años 11 meses, el sexo femenino presenta un porcentaje de grasa Normal superior, a comparación del sexo masculino, con un 33.96% y 28.29 % respectivamente. Además, se aprecia que el 16.98 % (9 casos) de niñas tienen un porcentaje de grasa Alto y el     11.31 % (6 casos) de niños presentan un porcentaje de grasa muy Alto.

Mientras que de los 48 escolares con edades de 11 y 12 años 11 meses es notorio que observar que el porcentaje de grasa alto sigue predominando en el sexo femenino con 9 casos. No existen, escolares con porcentajes de grasa muy Alto en estos rangos de edad.

En el siguiente grafico se indica la comparación porcentual de distribución de grasa corporal en los diferentes grupos de edad.

Gráfico Nº 1. Comparación porcentual de distribución de grasa corporal según sexo y por grupos de edad de los escolares que asisten a las Unidades Educativas José Rafael Arízaga y Sagrado Corazón, Enero 2019.

Ver: Anexos – Relación entre el estado nutricional y hábitos alimentarios de los escolares, al final del artículo

Fuente: Base de datos. Elaborado por: Sandra Deleg, María Teresa Arpi

Al realizar un análisis de la comparación de porcentajes de grasa corpórea por sexo y edad se puede concluir que:

  • Existe un predominio del contenido graso corporal (ALTO) en el sexo femenino, en cada uno de los grupos de edades estudiados. Este patrón de adiposidad tiene asociación con el proceso de maduración sexual característico del sexo femenino, por el mayor acumulo de tejido graso con la llegada de la adolescencia y primera menstruación.
  • En el sexo masculino, los valores del porcentaje de grasa corporal (MUY ALTO) mantienen un progresivo descenso a medida que avanzan en edad.

RESULTADOS DE HÁBITOS ALIMENTARIOS

A continuación, presentamos los resultados de hábitos alimentarios en relación a: número de comidas por día, lugar donde desayunan y almuerzan, forma de obtención del refrigerio, selección de alimentos adquiridos en el bar escolar y traídos desde casa.

Gráfico N° 2. Número de comidas realizadas al día según sexo de los escolares que asisten a las Unidades Educativas José Rafael Arízaga y Sagrado Corazón, Enero 2019.

Ver: Anexos – Relación entre el estado nutricional y hábitos alimentarios de los escolares, al final del artículo

Fuente: Base de datos. Elaborado por: Sandra Deleg, María Teresa Arpi

n el gráfico N° 2 se observa que, de 101 escolares, 35 del sexo femenino mantiene los 5 tiempos de comida (desayuno, colación media mañana, almuerzo, colación media tarde y merienda) a comparación del sexo masculino con 26 casos, es decir que las mujeres consumen 5 tiempos de comida 1.3 veces más que los hombres. Son 33 casos de escolares que mantienen 4 tiempos de comida, en donde las mujeres consumen 4 tiempos 2.3 veces más que los varones y son 7 casos de escolares que mantienen entre 3, 2 y 1 tiempo de comida.

Gráfico N° 3. Número de comidas realizadas al día según IMC de los escolares que asisten a las Unidades Educativas José Rafael Arízaga y Sagrado Corazón, Enero 2019.

Ver: Anexos – Relación entre el estado nutricional y hábitos alimentarios de los escolares, al final del artículo

Fuente: Base de datos. Elaborado por: Sandra Deleg, María Teresa Arpi

En relación al número de comidas realizadas al día y el Índice de Masa Corporal, se observa que los escolares con obesidad (75%) mantienen 5 tiempos de comida, seguido de los que tienen sobrepeso con un 66.7% y finalmente de aquellos que tienen un peso normal con un 60.6%. Existe un 50% de escolares con delgadez y un 12.5% con obesidad que consume 4 tiempos de comida.

Cuadro Nº 4. Relación del Estado Nutricional con el consumo del Desayuno en escolares pertenecientes a las Unidades Educativas José Rafael Arízaga y Sagrado Corazón, Enero 2019.

Ver: Anexos – Relación entre el estado nutricional y hábitos alimentarios de los escolares, al final del artículo

Fuente: Base de datos. Elaborado por: Sandra Deleg, María Teresa Arpi

El desayuno ha tomado un papel importante en la edad escolar ya que interviene en un correcto rendimiento físico e intelectual, así mismo, no consumir este tiempo de comida o ingerir un desayuno de mala calidad nutricional son factores que pueden originar sobrepeso u obesidad (8). Por lo tanto, en la tabla N º 6 se observa que del 100% de los escolares el 99% desayuna; en donde el 64.35% (65 casos) que adquieren este tiempo de comida son escolares con normopeso, el 20.79% (21 casos) tienen sobrepeso y el 7.92% (8 casos) son obesos. Según un estudio realizado en niños de escuelas públicas de Santa Fe – Argentina se observó un mayor riesgo de sobrepeso/obesidad si la calidad del desayuno era insuficiente (9).

Cuadro Nº 5. Lugares más frecuentes donde consumen el Desayuno y Almuerzo los escolares de las Unidades Educativas José Rafael Arízaga y Sagrado Corazón, según el Índice de Masa Corporal, Enero 2019.

Ver: Anexos – Relación entre el estado nutricional y hábitos alimentarios de los escolares, al final del artículo

Fuente: Base de datos. Elaborado por: Sandra Deleg, María Teresa Arpi

Tanto el desayuno como el almuerzo se realizan en mayor número en las casas de los escolares (96.03% y 84.1% respectivamente); gran parte de dichos porcentajes pertenecen a niños y niñas que tienen sobrepeso y obesidad (17.82%; 18 casos y 7.92%; 8 casos para el desayuno) y (17.80%; 18 casos y 5.93%; 6 casos para el almuerzo).

Cuadro Nº 6. Relación entre la forma de adquirir el refrigerio escolar y la procedencia de los escolares que asisten a las Unidades Educativas José Rafael Arízaga y Sagrado Corazón, Enero 2019.

Ver: Anexos – Relación entre el estado nutricional y hábitos alimentarios de los escolares, al final del artículo

Fuente: Base de datos. Elaborado por: Sandra Deleg, María Teresa Arpi

En el cuadro N º 8 se observa que el 55.55% (56 casos) de los escolares lleva dinero para adquirir su refrigerio, de este porcentaje el 31.74% (32 casos) de niños y niñas pertenecen al área urbana.

El 33.36% (34 casos) además de llevar dinero también incluyen lonchera o colación, de igual manera los escolares del área urbana mantienen porcentajes superiores a los del área rural (23.54% y 9.81% respectivamente).

Gráfico N° 4. Alimentos adquiridos en el Bar escolar y su relación con el Estado Nutricional de los escolares pertenecientes a las Unidades Educativas José Rafael Arízaga y Sagrado Corazón, Enero 2019.

Ver: Anexos – Relación entre el estado nutricional y hábitos alimentarios de los escolares, al final del artículo

Fuente: Base de datos. Elaborado por: Sandra Deleg, María Teresa Arpi

Al analizar los datos del gráfico N° 4 podemos concluir diciendo que:

  • Se observa que el 73.65% y el 50% de niños con normopeso compran frutas y verduras respectivamente a comparación de escolares con sobrepeso y obesidad donde la compra de estos productos es menor.
  • Se aprecia que la compra de comida chatarra y bebidas azucaradas en escolares con sobrepeso presenta porcentajes significativos 27.7% y 18.8% respectivamente.
  • En cuanto a la adquisición de agua, se observa que el 91.66% de niños/as con un Estado Nutricional Normal la adquieren, a comparación de aquellos que tienen sobrepeso donde solo un 8.33% la compra.

Gráfico N°5. Estado Nutricional en relación al consumo de refrigerios traídos desde la casa de niñas y niños de las Unidades Educativas José Rafael Arízaga y Sagrado Corazón, Enero 2019.

Ver: Anexos – Relación entre el estado nutricional y hábitos alimentarios de los escolares, al final del artículo

Fuente: Base de datos. Elaborado por: Sandra Deleg, María Teresa Arpi

Los refrigerios que llevan los escolares con estado nutricional normal de la casa a la escuela son: bebidas con azúcar (8.91%), pan (sándwich) (8.91%), leche o yogurt (8.91%) y frutas (9.90%). Los escolares que tienen sobrepeso (21 casos), eligen como refrigerio: frutas (7.92%), pan (sándwich) (5.94%) y bebidas con azúcar (5.94%). Los niños con obesidad prefieren comprar los refrigerios en el bar escolar, ya que solo 4 de ellos traen los alimentos desde casa.

RESULTADOS DE CONSUMO ALIMENTARIO

Los resultados describen el consumo alimentario de alimentos saludables (agua, verduras, frutas, lácteos, carnes, leguminosas, panes) y alimentos no saludables (comida chatarra = hot dogs, salchipapas, donas, hamburguesas), (golosinas = caramelos, chupetes, chicles, chocolates), (snacks de sal = papas fritas, plátanos fritos, nachos), (pasteles-dulces) (bebidas azucaradas = jugos artificiales de fruta, bebidas gaseosas) de los escolares en general y su relación con el estado nutricional.

Cuadro N° 7. Consumo alimentario de niñas y niños de las Unidades Educativas José Rafael Arízaga y Sagrado Corazón, Enero 2019.

Ver: Anexos – Relación entre el estado nutricional y hábitos alimentarios de los escolares, al final del artículo

Fuente: Base de datos. Elaborado por: Sandra Deleg, María Teresa Arpi

La tabla muestra que las niñas y niños del estudio consumen 1 porción de verduras, 2 frutas y 1 porción de lácteos diariamente, de forma que no llegan a satisfacer los requerimientos recomendados para su edad. El consumo de agua es bajo, ya que ingieren como promedio 2 vasos de agua al día, cuando lo recomendable para su edad son 6 a 8 vasos. Respecto a carnes y leguminosas los niños consumen 3 y 2 días a la semana respectivamente.

Gráfico N° 6. Estado Nutricional en relación al consumo diario de agua, verduras y frutas de escolares de las Unidades Educativas José Rafael Arízaga y Sagrado Corazón, Enero 2019.

Ver: Anexos – Relación entre el estado nutricional y hábitos alimentarios de los escolares, al final del artículo

Fuente: Base de datos. Elaborado por: Sandra Deleg, María Teresa Arpi

El diagrama muestra que los niños con estado nutricional normal (66 casos) consumen como promedio 3 vasos de agua al día, los niños con sobrepeso ingieren como promedio 2 vasos de agua al día y máximo 4, que no llegan a las recomendaciones para su edad. Respecto al consumo de verduras, en todos los casos el consumo es bajo, destacando que los niños con sobrepeso y obesidad son quienes menos las ingieren o no las consumen, teniendo como máximo 1 porción y media de verduras al día, siendo esta una de las causas del exceso de peso; mientras que los niños con estado nutricional normal consumen de 1 a 2 porciones de verduras diariamente. Los niños que tiene obesidad consumen más porciones de frutas que de verduras, siendo el máximo hasta 5 frutas diariamente.

Gráfico N° 7. Estado Nutricional en relación al consumo diario de lácteos y panes en niñas y niños de las Unidades Educativas José Rafael Arízaga y Sagrado Corazón, Enero 2019.

Ver: Anexos – Relación entre el estado nutricional y hábitos alimentarios de los escolares, al final del artículo

Fuente: Base de datos. Elaborado por: Sandra Deleg, María Teresa Arpi

Del total de escolares con un estado nutricional de delgadez (12 casos), normal (66 casos) y sobrepeso (21 casos) tienen un consumo promedio de 1 pan al día, a excepción los casos que tienen obesidad (8 casos) cuyo consumo es menor a 1. Respecto a los lácteos, se observa que los escolares que tienen obesidad consumen como promedio 2 porciones de lácteos al día y máximo 4 porciones igual que los niños con delgadez, mientras que los escolares con estado nutricional normal y sobrepeso ingieren menos porciones al día.

Gráfico N° 8. Estado Nutricional en relación al consumo semanal de carnes y leguminosas en niñas y niños de las Unidades Educativas José Rafael Arízaga y Sagrado Corazón, Enero 2019.

Ver: Anexos – Relación entre el estado nutricional y hábitos alimentarios de los escolares, al final del artículo

Fuente: Base de datos. Elaborado por: Sandra Deleg, María Teresa Arpi

Los escolares que tienen sobrepeso presentan el mayor promedio de consumo de carnes (todo tipo) y leguminosas siendo el resultado 4 días/semana, mientras que los niños con obesidad tienen el promedio menor de consumo de 2 días/semana de los mismos alimentos. Los niños y niñas que son delgados consumen menos raciones de carnes siendo el máximo 3 veces a la semana y como promedio ingieren leguminosas 4 días/semana.

Gráfico N° 9. Estado Nutricional en relación al consumo semanal de alimentos no saludables de niñas y niños de las Unidades Educativas José Rafael Arízaga y Sagrado Corazón, Enero 2019.

Ver: Anexos – Relación entre el estado nutricional y hábitos alimentarios de los escolares, al final del artículo

Fuente: Base de datos. Elaborado por: Sandra Deleg, María Teresa Arpi

Los escolares con estado nutricional normal (66 casos) consumen como promedio 2 días a la semana comida chatarra, golosinas y snacks de sal. Los 21 casos de sobrepeso consumen como promedio 4 veces a la semana golosinas y comida chatarra acompañada de snacks de sal 2 días a la semana. Los resultados muestran que los escolares con obesidad tienen un consumo bajo de alimentos no saludables siendo el máximo 3 golosinas por semana.

Cuadro N° 8. Consumo diario de bebidas azucaradas en escolares de las Unidades Educativas José Rafael Arízaga y Sagrado Corazón, Enero 2019.

Ver: Anexos – Relación entre el estado nutricional y hábitos alimentarios de los escolares, al final del artículo

Gráfico N° 10. Estado Nutricional en relación al consumo diario de bebidas azucaradas en escolares de las Unidades Educativas José Rafael Arízaga y Sagrado Corazón, Enero 2019.

Ver: Anexos – Relación entre el estado nutricional y hábitos alimentarios de los escolares, al final del artículo

Fuente: Base de datos. Elaborado por: Sandra Deleg, María Teresa Arpi

El cuadro 8 indica que, el 88.11% de escolares consumen de 1 hasta 5 vasos de bebidas azucaradas en el día. El gráfico 10 muestra que los casos de normopeso tienen un alto consumo de bebidas azucaradas, seguido de los escolares con sobrepeso (21 casos), de quienes el 5.94% consume 3 vasos diarios de bebidas azucaradas el 4.95% ingiere 1 vaso/día y el 3.96% 2 vasos. De los 8 casos con obesidad el 4.95% (5 casos) consume 1 vasos/día.

Anexos – Relación entre el estado nutricional y hábitos alimentarios de los escolares

Anexos – Relación entre el estado nutricional y hábitos alimentarios de los escolares

BIBLIOGRAFÍA

1.        Quintero-Gutiérrez AG, González-Rosendo G, Rodríguez-Murguía NA, Reyes-Navarrete GE, Puga-Díaz R, Villanueva-Sánchez J. Omisión del desayuno, estado nutricional y hábitos alimentarios de niños y adolescentes de escuelas públicas de Morelos, México. CyTA – J Food. 2014 Jul;12(3):256–62.

2.        Vega-Rodríguez P, Álvarez-Aguirre A, Bañuelos-Barrera Y, Reyes-Rocha B, Hernández Castañón MA, Vega-Rodríguez P, et al. Estilo de vida y estado de nutrición en niños escolares. Enfermería Univ. 2015 Oct;12(4):182–7.

3.        Llargués E, Franco R, Recasens A, Nadal A, Vila M, José Pérez M, et al. Estado ponderal, hábitos alimentarios y de actividad física en escolares de primer curso de educación primaria: estudio AVall. Endocrinol y Nutr. 2009 Jul;56(6):287–92.

4.        Ministerio de Salud Pública (MSP). Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT-ECU 2012) [Internet]. 2013 (cited 2019 Mar 8). Available from: http://www.ecuadorencifras.gob.ec/documentos/web-inec/Estadisticas_Sociales/ENSANUT/MSP_ENSANUT-ECU_06-10-2014.pdf

5.        Ministerio de Salud Pública (MSP)-INEC. Encuesta Nacional de Salud y Nutrición. 2012; Available from: http://www.ecuadorencifras.gob.ec/documentos/web-inec/Estadisticas_Sociales/ENSANUT/MSP_ENSANUT-ECU_06-10-2014.pdf

6.        Gómez R, Marco A, Arruda M de, Martínez Salazar C, Salazar CM, Valgas C, et al. Predicción de ecuaciones para el porcentaje de grasa a partir de circunferencias corporales en niños pre-púberes. Nutr Hosp [Internet]. 2013 [cited 2019 Mar 12];28(3):772–8. Available from: http://scielo.isciii.es/ scielo.php?script=sci_ arttext&pid=S0212-16112013 000300032&fb clid=IwAR1_E16GTwNYCJ AGfuVCQbytbL6qaK Lb7XiJ6SujZZ4_IfAIH f5wRp73 GB0

7.        Lera L, Fretes G, Gonzáles C, Salinas J, Vio F. Validación de un instrumento para evaluar consumo, hábitos y prácticas alimentarias en escolares de 8 a 11 años. Nutr Hosp [Internet]. 2015 [cited 2019 Feb 21];31:12. Available from: http://www.nutricionhospitalaria.com/pdf/8607.pdf?fbclid=IwAR0luQOF7uU866yZgs_nmEk-UGXUYhYGm8m3NyidYV4e_Y_TCM1tw_ygAec

8.        Toonstra J (Johannes), Groot AC de (Anton C, Calderón M, Caro B, Rodrigo M, Ruiz C. El desayuno escolar; una intervención educativa en alimentación y nutrición saludable. Rev Didáctica las Ciencias Exp y Soc. 2017 Feb;0(32):171–82.

9.        Berta EE, Fugas VA, Walz F, Martinelli MI. Estado nutricional de escolares y su relación con el hábito y calidad del desayuno. Rev Chil Nutr. 2015 Mar;42(1):45–52.

 10.     Dean A, Sullivan K SM. Open Source Epidemiologic Statistics for Public Health Applications [Internet]. 2013 [cited 2018 Nov 29]. Available from: http://openepi.com/SampleSize/SSPropor.htm

11.      Ministerio de Salud Pública. Protocolo de atención y manual de consejería para el crecimiento del niño y la niña ministerio de salud pública del Ecuador coordinación nacional de nutrición [internet]. 2011 [cited 2018 May 22]. available from: http://instituciones.msp.gob.ec/images/Documentos/nutricion/ART_PROTOCOLO_CRECIMIENTO.pdf

12.      Ministerio de Salud Pública (MSP). Normas y Procedimientos para la Atención Integral de Salud a Adolescentes [Internet]. 2009 [cited 2019 Mar 22]. Available from: https://aplicaciones.msp.gob.ec/salud/archivosdigitales/documentosDirecciones/dnn/archivos/normas y procedimientos de atención integral adolescentes..pdf

13.      Ministerio de Salud Pública (MSP). Protocolos de Atención Integral a Adolescentes [Internet]. 2009 [cited 2019 Mar 22]. Available from: http://www.maternoinfantil.org/archivos/smi_D87.pdf

14.      McCarthy HD, Cole TJ, Fry T, Jebb SA, Prentice AM. Body fat reference curves for children. Int J Obes [Internet]. 2006 Apr 14 [cited 2019 Mar 12];30(4):598–602. Available from: http://www.nature.com/articles/0803232

15.      Omron Healthcare, McCarthy y col. Interpretación de los resultados del porcentaje de grasa corporal [Internet]. Omrom Healthcare. 2010 [cited 2019 Mar 12]. Available from: https://www.ucm.es/data/cont/docs/110-2014-10-28-tablas masa corporal.pdf?fbclid=IwAR37_fs4GPlVCT8n_uTE9oRWHH9jRosYXP7vHBOklKdcGnv6LbevoSHbkKc