Esputo inducido: recuento y formula

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 4–Abril 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº4: 126

Autor principal (primer firmante): María Teresa Diez Martinez

Fecha recepción: 5 de Abril, 2021

Fecha aceptación: 22 de Abril, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(4): 126

Autores:

  • María Teresa Diez Martinez
  • Jesús Marcos Garzo Cano
  • Laura Quirós Fernández

Categoría: Técnicos de Laboratorio de Diagnóstico Clínico y Biomédico.

Resumen

El recuento y la fórmula celular en el esputo inducido, puede ser útil en la evaluación de la inflamación de enfermedades respiratorias.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Palabras clave

Esputo inducido, cámara Neubauer y Sputolysin.

Introducción

En el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) la inducción del esputo se realiza con solución salina inhalada y tiene la ventaja de obtener más células viables y preparaciones de mejor calidad que el esputo espontáneo.

En ocasiones para realizar la inducción del esputo, se utiliza metacolina, que es un broncoconstrictor directo.

Con el adecuado estímulo inmunológico o inflamatorio, los mastocitos, eosinófilos y células plasmáticas pueden contribuir a las secreciones.

El paciente no requiere ninguna preparación especial.

La expectoración o esputo, es el aumento de la sustancia mucosa que segrega el epitelio respiratorio, que es eliminada mediante la tos. Irritaciones en el árbol respiratorio produce la tos y causa la expectoración de las secreciones.

publica-articulo-revista-ocronos

Método

Tras la recogida del esputo inducido, en el laboratorio, llevamos a cabo una técnica usando PBS y Sputolysin, para concentrar las células para su posterior contaje manual en la cámara citométrica de Neubauer improved.

La fórmula celular se lleva a cabo mediante citocentrifugación y tinción May-Grunwald-Giemsa.

La muestra debe recogerse en un recipiente estéril.

La muestra debe recepcionarse en el laboratorio antes de 1 hora tras su obtención, para poder garantizar la integridad de las células.

Si la muestra, tras su procesamiento, tiene un alto grado de degeneración celular, al realizar el recuento de las células puede verse afectado y ser inexacto.

Cuando la muestra tiene excesiva saliva (contaminación escamosa), también tendríamos unos resultados poco fiables, ya que obtendríamos una muestra con poca representabilidad del tracto respiratorio inferior.

El tiempo de respuesta de nuestro laboratorio es de 5 días hábiles.

Resultados

VALORES DE REFERENCIA

  • MACRÓFAGOS: 16.8 – 100%
  • LINFOCITOS: 0 – 3.2%
  • NEUTRÓFILOS: 0 – 77.7%
  • EOSINÓFILOS: 0 – 2.2%

Hallazgos como los cristales de Charcot-Leyden, espirales de Curschmann o cuerpos de Creola se han considerado como característicos en los pacientes con asma. Además, la determinación del número de eosinófilos en las muestras de esputo, se ha postulado como un parámetro útil para el diagnóstico y control evolutivo del asma.

Los leucocitos polinucleares abundan en los esputos mucopurulentos en todas las infecciones broncopulmonares (bronquitis, bronquiectasias, bronconeumonía…).

Los eosinófilos en cantidad predominante, caracterizan el esputo del asma, pero pueden aparecer en otras afecciones alérgicas (catarro eosinófilo, bronquitis alérgica…).

Los linfocitos en forma predominante se observan, a veces, en el esputo de la tuberculosis pulmonar precoz, no complicada todavía por infección asociada.

La observación de células neoplásicas en el esputo ayuda al diagnóstico de carcinoma pulmonar precoz.

Conclusiones

Teniendo en cuenta la información aportada por el estudio de las muestras de esputo inducido, llegamos a la conclusión de que esta prueba debería introducirse en la práctica clínica, ya que resulta muy útil para identificar la afectación inflamatoria pulmonar, para poder distinguir entre diferentes enfermedades del árbol respiratorio.

La única desventaja de esta técnica, es que es completamente manual, por lo que es un proceso laborioso, problema que se solucionaría con la automatización del análisis.

Bibliografía

  1. Clinical and Laboratory Standards Institute. Body Fluid Analysis for Cellular Composition; Approved Guideline. CLSI document H56-A. CLSI 2006.
  2. Clinical and Laboratory Standards Institute. Analysis of Body Fluid in Clinical Chemistry: Approved Guideline. CLSI document C49. CLSI 2007.
  3. Wallach, J. Interpretación Clínica de las Pruebas de Laboratorio, 4ª Edición, Masson, 2002
  4. Bernard Henry J. Diagnóstico y tratamiento clínicos por el laboratorio. 9ª Edición, Masson, 1993.
  5. http://revista.seaic.org/ febrero2002/44-56.pdf