Escala de Norton-MI/ Una herramienta mejorada para la evaluación de úlceras por presión

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. Nº 2–Febrero 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; nº 2: 383

Autor principal (primer firmante): Maria Mercedes de las Heras Paz

Fecha recepción: 29/01/2024

Fecha aceptación: 25/02/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(2): 383

Autores:

María Mercedes de las Heras Paz

Susana García Llanos

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Milagros Colmenarejo Ruberte

Raquel Gil Castán

Alberto Cristóbal Bernal

Josefina Cuartero Martinez

Palabras clave:

Escala de Norton-MI, Úlceras por presión, Evaluación de riesgos, Cuidados de la piel, Innovación en Enfermería.

Resumen

La Escala de Norton-MI (Modificada e Innovadora) es una adaptación de la clásica Escala de Norton, diseñada para mejorar la evaluación de riesgos de úlceras por presión.

publica-articulo-revista-ocronos

Este artículo revisa la estructura y aplicabilidad de la Escala de Norton-MI, destacando las innovaciones y mejoras que presenta en comparación con la versión original.

Se discute su relevancia en la identificación temprana de pacientes en riesgo y en la implementación de estrategias preventivas en diferentes entornos de cuidado.

Abstract

The Norton-MI (Modified and Innovative) Scale is an adaptation of the classic Norton Scale, designed to enhance risk assessment for pressure ulcers.

This article reviews the structure and applicability of the Norton-MI Scale, highlighting the innovations and improvements over the original version.

Its relevance in the early identification of at-risk patients and in implementing preventive strategies in various care settings is discussed.

Introducción

Las úlceras por presión representan un desafío significativo en el cuidado de pacientes, especialmente en entornos de cuidados a largo plazo y en unidades de cuidados intensivos.

La Escala de Norton-MI surge como una evolución de la Escala de Norton para proporcionar una evaluación más completa y precisa del riesgo de desarrollar estas lesiones.

Desarrollo y estructura de la escala de Norton-MI

  • Innovaciones sobre la escala original: La Escala de Norton-MI incluye elementos adicionales relacionados con el estado nutricional, la humedad de la piel y la evaluación de la movilidad específica, aspectos no cubiertos en profundidad por la escala original.
  • Componentes de la escala: La escala evalúa factores como el estado mental, actividad física, movilidad, incontinencia y variables adicionales como la nutrición y el estado de la piel.

Puntuación e interpretación

La Escala de Norton-MI amplía y detalla la metodología de puntuación de la Escala de Norton original, incorporando factores adicionales que afectan el riesgo de úlceras por presión. Esta sección describe cómo se puntúa cada factor y cómo interpretar los resultados para una mejor gestión del cuidado del paciente.

Sistema de puntuación

Evaluación de Cada Factor: Cada uno de los elementos de la escala, incluidos los originales y los nuevos (estado nutricional y condición de la piel), se puntúa individualmente. La escala típicamente asigna un rango de puntuaciones para cada factor, donde una puntuación más baja indica un mayor riesgo.

  • Factores tradicionales: Incluyen estado mental, actividad física, movilidad e incontinencia, con puntuaciones que reflejan el grado de independencia o riesgo en cada área.
  • Factores innovadores: Los elementos adicionales, como la nutrición y el estado de la piel, se califican basándose en la observación clínica y la historia médica del paciente. Por ejemplo, un estado nutricional deficiente o una piel dañada recibirían puntuaciones más bajas.

Interpretación de resultados

Puntuación total: La suma de las puntuaciones de todos los factores da como resultado la puntuación total de la Escala de Norton-MI. Esta puntuación total se utiliza para determinar el nivel de riesgo del paciente de desarrollar úlceras por presión.

Rango de riesgo

  • Riesgo alto: Puntuaciones más bajas indican un riesgo alto de desarrollar úlceras por presión. Estos pacientes requieren intervenciones intensivas y vigilancia regular.
  • Riesgo moderado: Puntuaciones intermedias señalan un riesgo moderado, lo que requiere medidas preventivas regulares y seguimiento.
  • Riesgo bajo: Las puntuaciones más altas sugieren un riesgo bajo, pero aun así se recomienda mantener las prácticas estándar de cuidado de la piel y evaluaciones periódicas.

Uso en la práctica clínica

  • Guía para intervenciones preventivas: Las puntuaciones ayudan a los profesionales de la salud a identificar las necesidades específicas de cuidado y prevención para cada paciente. Por ejemplo, un paciente con una puntuación baja en movilidad y estado de la piel puede requerir cambios frecuentes de posición, uso de superficies de apoyo especializadas y cuidado intensivo de la piel.
  • Evaluación continua: La reevaluación periódica con la Escala de Norton-MI es crucial, ya que el estado del paciente puede cambiar con el tiempo, modificando así su nivel de riesgo.

Eficacia y limitaciones

  • Mejora en la detección de riesgos: La Escala de Norton-MI ha demostrado ser más efectiva en la identificación de pacientes en riesgo en comparación con la escala original.
  • Limitaciones: A pesar de sus mejoras, la escala puede requerir capacitación adicional para su implementación efectiva y puede ser más compleja de administrar.

Desafíos y estrategias de implementación

  • Formación del personal: La correcta aplicación de la Escala de Norton-MI requiere que el personal esté bien capacitado en su uso y en la interpretación de los resultados.
  • Integración con otras herramientas de evaluación: La escala se puede utilizar junto con otras herramientas de evaluación para proporcionar una comprensión más holística del riesgo de úlceras por presión.

Conclusiones

La Escala de Norton-MI representa un avance significativo en la evaluación de riesgos de úlceras por presión, ofreciendo una herramienta más completa para el cuidado de pacientes en riesgo.

Su implementación puede mejorar la calidad del cuidado y la prevención de úlceras por presión, aunque requiere una correcta formación y adaptación en los diferentes entornos de cuidado.

Bibliografía

  1. Norton D, McLaren R, Exton-Smith AN. An investigation of geriatric nursing problems in hospital. London: National Corporation for the Care of Old People; 1962.
  2. Anthony D, Parboteeah S, Saleh M, Papanikolaou P. Norton, Waterlow and Braden scores: a review of the literature and a comparison between the scores and clinical judgement. J Clin Nurs. 2008 Mar;17(5):646-53.
  3. Bergstrom N, Braden BJ, Laguzza A, Holman V. The Braden Scale for Predicting Pressure Sore Risk. Nurs Res. 1987 Jul-Aug;36(4):205-10.
  4. Demarré L, Van Lancker A, Van Hecke A, Verhaeghe S, Grypdonck M, Lemey J, et al. The cost of prevention and treatment of pressure ulcers: A systematic review. Int J Nurs Stud. 2015 Nov;52(11):1754-74.
  5. Shahin ES, Dassen T, Halfens RJG. Pressure ulcer prevalence and incidence in intensive care patients: A literature review. Nurs Crit Care. 2008 Mar-Apr;13(2):71-9.
  6. Pancorbo-Hidalgo PL, García-Fernández FP, López-Medina IM, Álvarez-Nieto C. Risk assessment scales for pressure ulcer prevention: A systematic review. J Adv Nurs. 2006 Apr;54(1):94-110.