Escala de Braden-JBS/ Identificación de riesgo de úlceras por presión en pacientes quirúrgicos

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. Nº 2–Febrero 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; nº 2: 370

Autor principal (primer firmante): Jahaira Maritza Corrales Andino

Fecha recepción: 29/01/2024

Fecha aceptación: 24/02/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(2): 370

Autores:

Jahaira Maritza Corrales Andino

Enrique Mariano Gracia Bonafonte

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

María del Carmen Roig Domínguez

Jessenia Magdalena Prado Arboleda

Elisa Tarongi Chavarri

María Rut Sierra Gimeno

Palabras Clave

Escala de Braden-JBS, Úlceras por Presión, Riesgo, Pacientes Quirúrgicos, Prevención, Cuidados Perioperatorios.

Resumen

Las úlceras por presión son una complicación grave que puede afectar a pacientes quirúrgicos. La identificación temprana del riesgo de desarrollar úlceras por presión es esencial para tomar medidas preventivas adecuadas.

publica-articulo-revista-ocronos

La Escala de Braden-JBS es una herramienta de evaluación específica diseñada para pacientes quirúrgicos, que tiene como objetivo identificar a aquellos en mayor riesgo de desarrollar úlceras por presión durante el período perioperatorio. En este artículo, exploraremos en detalle la Escala de Braden-JBS, su estructura y su importancia en la prevención de úlceras por presión en pacientes quirúrgicos.

Abstract

Pressure ulcers are a serious complication that can affect surgical patients. Early identification of the risk of developing pressure ulcers is essential for taking appropriate preventive measures. The Braden-JBS Scale is a specific assessment tool designed for surgical patients, aimed at identifying those at higher risk of developing pressure ulcers during the perioperative period. In this article, we will explore in detail the Braden-JBS Scale, its structure, and its importance in the prevention of pressure ulcers in surgical patients.

Escala de Braden-JBS: identificación de riesgo de úlceras por presión en pacientes quirúrgicos

Las úlceras por presión (UPP) son una complicación médica seria que puede afectar a pacientes quirúrgicos. Estas lesiones cutáneas, también conocidas como úlceras de decúbito o escaras, pueden ser dolorosas y difíciles de tratar una vez que se desarrollan.

La prevención de las úlceras por presión es crucial en el entorno perioperatorio, donde los pacientes pueden estar sometidos a largos periodos de inmovilidad debido a la cirugía y la anestesia. La Escala de Braden-JBS se ha convertido en una herramienta valiosa para identificar a los pacientes quirúrgicos en riesgo de desarrollar UPP y tomar medidas preventivas adecuadas.

La importancia de la identificación temprana del riesgo

La prevención de las UPP comienza con la identificación temprana de los pacientes en riesgo. Los pacientes quirúrgicos, especialmente aquellos sometidos a cirugías prolongadas o que tienen factores de riesgo preexistentes, pueden estar en peligro de desarrollar UPP debido a la presión sostenida en áreas corporales vulnerables, como el sacro, los talones y los codos.

Identificar a estos pacientes en riesgo es esencial para implementar estrategias de prevención, como cambios de posición frecuentes, almohadillas de presión alternante y cuidado de la piel adecuado.

La escala de Braden-JBS

La Escala de Braden-JBS es una adaptación de la Escala de Braden, una herramienta de evaluación ampliamente utilizada para predecir el riesgo de úlceras por presión en pacientes en entornos de cuidados críticos y a largo plazo. La versión «JBS» está diseñada específicamente para pacientes quirúrgicos y tiene en cuenta factores relevantes para este grupo de pacientes.

La escala evalúa seis parámetros:

  • Percepción sensorial: Evalúa la capacidad del paciente para sentir el dolor o la presión en la piel. La pérdida de sensación aumenta el riesgo de UPP.
  • Humedad: Considera la humedad de la piel y cómo afecta al riesgo de UPP. La piel húmeda es más susceptible al daño.
  • Actividad: Evalúa la actividad del paciente y su capacidad para cambiar de posición. Los pacientes quirúrgicos que están inmovilizados durante mucho tiempo tienen un mayor riesgo.
  • Movilidad: Evalúa la capacidad del paciente para moverse. La inmovilidad prolongada aumenta el riesgo.
  • Nutrición: Considera la ingesta de alimentos y la hidratación del paciente. La malnutrición puede afectar negativamente la salud de la piel.
  • Fricción y Cizallamiento: Evalúa la fricción y el cizallamiento de la piel. Estos factores pueden dañar la piel cuando el paciente se mueve o es movido en la cama.

Cada uno de estos parámetros se califica en una escala y se obtiene una puntuación total. Cuanto más baja sea la puntuación, mayor será el riesgo de UPP. Los pacientes con puntuaciones bajas deben ser objeto de una atención especializada para prevenir las UPP.

Aplicación en la práctica clínica

La Escala de Braden-JBS se puede aplicar de manera rápida y sencilla en el entorno clínico. Los profesionales de la salud pueden utilizar esta herramienta como parte de la evaluación preoperatoria para identificar a los pacientes quirúrgicos en riesgo.

Una puntuación baja en la escala puede desencadenar medidas preventivas, como cambios de posición periódicos, uso de almohadillas de presión alternante y educación sobre el cuidado de la piel.

Conclusiones

La prevención de las úlceras por presión en pacientes quirúrgicos es esencial para evitar complicaciones y mejorar los resultados de la atención médica. La Escala de Braden-JBS es una herramienta valiosa que puede ayudar a identificar a los pacientes en riesgo y guiar las intervenciones preventivas.

Al incorporar esta escala en la evaluación preoperatoria y el plan de cuidados perioperatorios, los profesionales de la salud pueden desempeñar un papel fundamental en la protección de la integridad de la piel de los pacientes quirúrgicos y en la promoción de resultados exitosos en la cirugía y la recuperación.

Bibliografía

  1. Braden BJ, Bergstrom N. «Predictive validity of the Braden Scale for pressure sore risk in a nursing home population.» Research in Nursing & Health. 1994;17(6):459-470.
  2. Bergstrom N, Braden BJ, Laguzza A, Holman V. «The Braden Scale for predicting pressure sore risk.» Nursing Research. 1987;36(4):205-210.
  3. Langer G, Schloemer G, Knerr A, Kuss O, Behrens J. «Nutritional interventions for preventing and treating pressure ulcers.» Cochrane Database of Systematic Reviews. 2003(4):CD003216.
  4. Nixon J, Thorpe H, Barrow H, Phillips A, Andrea Nelson E, Mason S, et al. «Reliability and validity of pressure ulcer classification in patients with spinal cord injury: a comparison of four scales.» Clinical Rehabilitation. 2007;21(8):750-760.
  5. Black J, Baharestani M, Cuddigan J, Dorner B, Edsberg L, Langemo D, et al. «National Pressure Ulcer Advisory Panel’s updated pressure ulcer staging system.» Dermatology Nursing. 2007;19(4):343-349.
  6. Reddy M, Gill SS, Rochon PA. «Preventing pressure ulcers: a systematic review.» JAMA. 2006;296(8):974-984.