Evaluación de la Escala de Barthel en pacientes con discapacidades neurológicas

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. Nº 2–Febrero 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; nº 2: 388

Autor principal (primer firmante): Alejandra De la Torre Herreria

Fecha recepción: 29/01/2024

Fecha aceptación: 25/02/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(2): 388

Autores:

Alejandra De la Torre Herrería

Daniel Peña Vicastillo

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Ana Cristina Pueyo Solsona

Belén de Miguel Castón

Erica Marín Rayego

Narjiss Ferrer Sahli

Palabras clave:

Escala de Barthel, discapacidades neurológicas, rehabilitación, valoración funcional, autonomía del paciente.

Resumen

La Escala de Barthel es una herramienta esencial para evaluar el nivel de independencia funcional en pacientes con discapacidades neurológicas. Este artículo proporciona un análisis exhaustivo de la Escala de Barthel, abordando su desarrollo, estructura, aplicación clínica y relevancia en la rehabilitación neurológica.

publica-articulo-revista-ocronos

Se discuten los beneficios de su uso en la valoración de la capacidad de los pacientes para realizar actividades de la vida diaria, así como los desafíos y las estrategias para su implementación efectiva en la práctica clínica.

Abstract

The Barthel Index is a crucial tool for assessing functional independence in patients with neurological disabilities. This article provides an exhaustive analysis of the Barthel Index, addressing its development, structure, clinical application, and relevance in neurological rehabilitation.

The benefits of its use in assessing patients’ ability to perform daily activities are discussed, along with the challenges and strategies for its effective implementation in clinical practice.

Introducción

El manejo de pacientes con discapacidades neurológicas requiere una evaluación precisa de su capacidad funcional para planificar adecuadamente la rehabilitación y el cuidado. La Escala de Barthel, desarrollada por Florence Mahoney y Dorothea Barthel en 1965, es ampliamente reconocida y utilizada para este propósito.

Este artículo detalla la metodología y aplicabilidad de la Escala de Barthel en el contexto de discapacidades neurológicas.

Desarrollo y estructura de la escala de Barthel

  • Historia y propósito: La Escala de Barthel fue diseñada para medir la capacidad de una persona para realizar diez actividades básicas de la vida diaria, reflejando su grado de independencia.
  • Actividades evaluadas: Incluyen alimentación, baño, aseo, vestimenta, control de esfínteres, uso del baño, movilidad, uso de silla de ruedas o caminar, subir y bajar escaleras, y continencia urinaria y fecal.

Puntuación e interpretación

Cada actividad se puntúa en una escala, con una puntuación total máxima de 100. Las puntuaciones más altas indican un mayor nivel de independencia.

La escala se divide en grados de dependencia:

  • Totalmente dependiente: 0-20 puntos.
  • Gravemente dependiente: 21-60 puntos.
  • Moderadamente dependiente: 61-90 puntos.
  • Levemente dependiente o independiente: 91-100 puntos.

Aplicación en la práctica clínica

La Escala de Barthel, debido a su enfoque en las actividades de la vida diaria (AVD), tiene una aplicación extensa en la práctica clínica, especialmente en el contexto de rehabilitación de pacientes con discapacidades neurológicas.

A continuación, se describe su aplicación detallada en diferentes aspectos de la atención clínica.

Evaluación basal y seguimiento

  • Evaluación inicial: Al ingreso del paciente en la unidad, la Escala de Barthel se utiliza para evaluar su nivel de independencia funcional. Esta evaluación inicial es crucial para establecer un punto de partida en el tratamiento y la rehabilitación.
  • Monitorización del progreso: La escala se aplica periódicamente para monitorear los avances del paciente. Los cambios en la puntuación pueden indicar mejoras o deterioros en su capacidad funcional, lo que es esencial para ajustar el plan de tratamiento.

Planificación de la rehabilitación

  • Identificación de necesidades específicas: La escala ayuda a identificar las AVD específicas en las que el paciente necesita asistencia, permitiendo un enfoque personalizado en el tratamiento.
  • Establecimiento de objetivos: Basándose en los resultados de la Escala de Barthel, se establecen objetivos realistas para la rehabilitación. Por ejemplo, si un paciente tiene una puntuación baja en movilidad, el objetivo puede centrarse en mejorar esta área.
  • Coordinación multidisciplinaria: Los resultados de la escala son útiles para el equipo multidisciplinario (médicos, enfermeras, terapeutas ocupacionales, fisioterapeutas) para planificar y ejecutar un plan de rehabilitación integral.

Comunicación con el paciente y la familia

  • Educación y expectativas: Los resultados de la escala proporcionan una base para discutir el nivel actual de independencia del paciente con él y su familia, estableciendo expectativas realistas sobre el proceso de rehabilitación.
  • Participación en la toma de decisiones: La escala puede ser un recurso para involucrar a los pacientes y sus familias en la planificación del cuidado y en la toma de decisiones sobre el tratamiento y las estrategias de rehabilitación.

Integración con otras herramientas de evaluación

  • Evaluación integral: Aunque la Escala de Barthel es eficaz para evaluar la independencia funcional, se recomienda su uso junto con otras herramientas que evalúen aspectos cognitivos, emocionales y sociales para obtener una visión más completa del estado del paciente.
  • Adaptación a diversas condiciones neurológicas: En pacientes con discapacidades neurológicas diversas, la escala puede complementarse con evaluaciones específicas relacionadas con su condición particular (por ejemplo, escalas específicas para la evaluación del accidente cerebrovascular).

Uso en investigación y calidad del cuidado

  • Investigación clínica: La Escala de Barthel es ampliamente utilizada en estudios clínicos para medir los resultados funcionales de diferentes intervenciones terapéuticas.
  • Indicador de calidad del cuidado: En el contexto hospitalario, las mejoras en las puntuaciones de la Escala de Barthel pueden ser indicativas de la efectividad de los cuidados y tratamientos proporcionados.

Conclusiones

La Escala de Barthel es una herramienta valiosa en la evaluación de la independencia funcional de pacientes con discapacidades neurológicas. Su uso facilita la planificación de la rehabilitación y el seguimiento del progreso, contribuyendo significativamente a la atención centrada en el paciente.

Sin embargo, debe utilizarse junto con otras evaluaciones para obtener una comprensión completa de las necesidades del paciente.

Bibliografía

  1. Mahoney FI, Barthel DW. Functional evaluation: The Barthel Index. Md State Med J. 1965 Feb;14:61-5.
  2. Wade DT, Collin C. The Barthel ADL Index: a standard measure of physical disability. Int Disabil Stud. 1988;10(2):64-7.
  3. Granger CV, Albrecht GL, Hamilton BB. Outcome of comprehensive medical rehabilitation: measurement by PULSES profile and the Barthel Index. Arch Phys Med Rehabil. 1979 Apr;60(4):145-54.
  4. Hsueh IP, Lin JH, Jeng JS, Hsieh CL. Comparison of the psychometric characteristics of the functional independence measure, 5 item Barthel Index, and 10 item Barthel Index in patients with stroke. J Neurol Neurosurg Psychiatry. 2002 Aug;73(2):188-90.
  5. Quinn TJ, Langhorne P, Stott DJ. Barthel index for stroke trials: development, properties, and application. Stroke. 2011 Apr;42(4):1146-51.
  6. Sainsbury A, Seebass G, Bansal A, Young JB. Reliability of the Barthel Index when used with older people. Age Ageing. 2005 May;34(3):228-32.