Equipos de protección individual

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 10–Octubre 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº10: 298

Autor principal (primer firmante): María Serrano Martínez

Fecha recepción: 30 de septiembre, 2022

Fecha aceptación: 27 de octubre, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(10) 298

Autores:

  1. María Serrano Martínez (Hospital Universitario de Canarias)
  2. Eva Dupuy Alonso (Hospital Universitario Central de Asturias)
  3. Jesús Serrano Martínez (Hospital Universitario Central de Asturias)
  4. Daniel Saiz Casariego (Hospital Universitario Central de Asturias)
  5. Roberto Herrero Pérez (Hospital Universitario Central de Asturias)

Introducción

No podríamos comenzar a hablar de los equipos de protección individual sin hacer referencia a la crisis sanitaria que ha tenido lugar recientemente. La pandemia por COVID-19 ha cambiado la rutina de las ciudades y sus economías, además de haber aumentado la presión asistencial, en ocasiones insuperable, sobre los sistemas de salud.

Desde los primeros brotes de esta enfermedad, los profesionales de la salud se han visto perjudicados, ya sea por el riesgo de infección o por el estrés mental y social del que resultan víctimas en su puesto de trabajo. Es importante mencionar el riesgo de los sanitarios, ya que su trabajo lleva consigo la asistencia y el contacto físico tanto con pacientes sintomáticos como asintomáticos. La mayor parte de las tareas llevadas a cabo por el personal sanitario que atiende a los pacientes conlleva contacto físico directo, justificando así los protocolos de protección específicos.

publica-TFG-libro-ISBN

En respuesta a esta necesidad, se dio énfasis a la provisión de equipos de protección individual (EPI), que son prendas y dispositivos utilizados para proteger contra agentes biológicos que pueden presentar riesgos para la salud y la seguridad en el trabajo. Las mascarillas, guantes, gafas, batas, gorros y calzado son los más utilizados. Este equipamiento es crucial para proteger a los profesionales de la salud.

Su uso requiere una evaluación de la eficacia del material que se va a utilizar, y una aplicación adecuada, así como un protocolo especifico de cómo poner y quitar las distintas medidas de protección.

Comprender el papel y la función del EPI permitirá a los sanitarios utilizarlo de forma adecuada y reducir los costes innecesarios, al tiempo que garantizará que la relación con el paciente siga siendo fundamental para la atención. Este artículo define el EPI y sus componentes, describe cuándo debe usarse y detalla su aplicación óptima.

Objetivos

  • El objetivo de este estudio es analizar el uso de equipos de protección individual en el ámbito sanitario.
  • Analizar la correcta colocación y retirada de los materiales que componen el EPI.

Material y métodos

Se han utilizado las bases de datos PubMed y Scielo. Han sido seleccionados para la revisión bibliográfica artículos científicos con menos de 10 años de antigüedad, escritos en inglés, portugués o español. Las palabras clave para realizar la búsqueda han sido “equipos de protección individual”, “pandemia”, “sanitarios”, “personal protective equipment”.

Resultados

Tras una revisión de los distintos artículos mencionados en la bibliografía, debemos concluir con que la manera de colocarse y retirarse el EPI debería de tener un protocolo universal para poder garantizar la correcta atención y protección sanitaria.

Para colocarse correctamente el EPI estos serán los pasos a seguir:

  1. En primer lugar, retirada de todos los efectos personales (pendientes, pulseras, reloj, teléfono, etc.)
  2. Revise para comprobar que todos los materiales del EPI son del tamaño correcto y están ya correctamente preparados.
  3. Proceda a una correcta higiene de las manos.
  4. Poner los guantes.
  5. Poner la bata desechable
  6. Colocación de la mascarilla protectora.
  7. Colocación de las gafas o pantalla facial.
  8. Póngase una protección para cubrir la cabeza. Puede ser un gorro quirúrgico desechable o una capucha si se trata de un buzo.

Ser riguroso al retirarse el EPI resultar ser tan importante como proceder a su correcta colocación. Deben retirarse cada uno de los materiales cuidadosamente, garantizando que el profesional que lo utiliza no se contamina. Estos serían los pasos:

  1. Retirar los guantes.
  2. Retirar la bata.
  3. Retirar las gafas o la pantalla de protección facial.
  4. Retirar la mascarilla (en este caso, fuera de la zona contaminada).
  5. Proceder a una correcta y rigurosa higiene de manos.
  6. En el caso de utilizar gafas reutilizables, proceder a su desinfección con productos homologados para ello.

Conclusión

El EPI, cuando se usa adecuadamente unido además de otras medidas de control de infecciones, es una protección eficaz durante las pandemias virales respiratorias, especialmente si se usa de manera constante y correcta junto a una correcta higiene de manos.

La unificación y creación de un protocolo universal de colocación y retirada del EPI, pueden mejorar la conciencia, la confianza y el conocimiento entre el personal sanitario que trata con pacientes con infección viral respiratoria.

Bibliografía

  1. D. Pérez Bejarano, L. Rolón, L. Maldonado, et al. Instructional Strategies on Individual Protection Measures for workers in nine paraguayan hospitals during the COVID-19 pandemic. Rev. salud publica Parag. vol.11 no.1 Asunción jun. 2021.
  2. A. Assunção, M. Roberta, L. Simões, E. Gomes, et al. COVID-19: estudo de protocolos de proteção individual para profissionais da saúde. Rev. bras. saúde ocup. 46, 2021.
  3. E. Vale de Souza, J. Candido, J. Afio, et al. Uso dos equipamentos de proteção individual em unidade de terapia intensiva. Rev. Enf. Ref. serIII n.4 Coimbra jul. 2011
  4. J. Aranaz, M. Gea, J. Vicente, et al. Masks as personal protective equipment in the COVID-19 pandemic: How, when and which should be used. J Healthc Qual Res. 2020 Jul-Aug;35(4):245-252. doi: 10.1016/j.jhqr.2020.06.001. Epub 2020 Jun 25.
  5. R. Ortega, M. Gonzalez, A. Nozari, R. Canelli. Personal Protective Equipment and COVID-19. N Engl J Med. 2020 Jun 25;382(26):e105. Epub 2020 May 19.