Epixtasis

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. Nº 2–Febrero 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; nº 2: 79

Autor principal (primer firmante): Sandra Torres Bravo

Fecha recepción: 10/01/2024

Fecha aceptación: 07/02/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(2): 79

Autores:

Sandra Torres Bravo

Enrique Alegre Blasco

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Beatriz Navarrete del Barrio

Alicia Ruber Martín

Tania Bernard Pascual

Sonia Franco Sánchez

Categoría: DUE

Palabras clave: epistaxis, hemorragia nasal, sangrado de nariz.

Introducción

En este artículo explicaremos que es la epistaxis. Que puede derivar en este sangrado de nariz. Vemos también como podemos tratar estos sangrados y que podemos hacer para evitarlos.

publica-articulo-revista-ocronos

La epistaxis, también conocida como hemorragia nasal, es un sangrado de la nariz. Es un problema médico común que afecta a personas de todas las edades.

Causas

La epistaxis puede ser causada por una variedad de factores, incluyendo:

  • Sequedad de la nariz: la sequedad de la nariz puede causar que los vasos sanguíneos se rompan fácilmente.
  • Irritación de la nariz: la irritación de la nariz, como la causada por un resfriado, una alergia o una infección, puede causar que los vasos sanguíneos se rompan.
  • Traumatismo nasal: un traumatismo nasal, como una caída o un golpe, puede causar que los vasos sanguíneos se rompan.
  • Medicamentos: algunos medicamentos, como los anticoagulantes y los antiinflamatorios no esteroideos (AINE), pueden aumentar el riesgo de epistaxis.
  • Problemas médicos subyacentes: la epistaxis también puede ser un signo de un problema médico subyacente, como la hipertensión, la anemia o la enfermedad de von Willebrand.

En la mayoría de los casos, la epistaxis es leve y se detiene por sí sola. Si la epistaxis es grave o no se detiene, es importante buscar atención médica.

Tratamiento

El tratamiento para la epistaxis depende de la gravedad del sangrado. En los casos leves, se puede tratar la epistaxis presionando la nariz con la mano durante 10 minutos. Si la epistaxis no se detiene, se pueden utilizar otros métodos, como la cauterización o la cirugía.

La cauterización es un procedimiento médico que se utiliza para sellar vasos sanguíneos. Se puede utilizar para tratar la epistaxis, así como otras afecciones médicas, como las varices.

Hay dos tipos principales de cauterización:

  • Cauterización química: se utiliza una sustancia química, como el nitrato de plata, para quemar el vaso sanguíneo.
  • Cauterización térmica: se utiliza calor para quemar el vaso sanguíneo. Esto se puede hacer con un instrumento llamado electrocauterio.

La cauterización para la epistaxis se realiza generalmente en un consultorio médico. El médico adormecerá la nariz con un anestésico local. Luego, utilizará el método de cauterización elegido para sellar el vaso sanguíneo que sangra.

El procedimiento suele ser rápido y sencillo. La mayoría de las personas pueden volver a casa el mismo día de la cauterización.

Los riesgos de la cauterización para la epistaxis son mínimos. Los posibles efectos secundarios incluyen dolor, enrojecimiento y secreción nasal. En casos raros, la cauterización puede causar infección o perforación del tabique nasal.

La cauterización es una forma eficaz de tratar la epistaxis. Puede detener el sangrado y prevenir que vuelva a ocurrir.

Protocolo de actuación

El protocolo para tratar la epistaxis es el siguiente:

  1. Siéntate o ponte de pie con la cabeza inclinada hacia delante. Esto ayudará a que la sangre fluya hacia la parte posterior de la garganta y se trague.
  2. Aprieta la parte blanda de la nariz entre el pulgar y el índice durante 10 minutos. No te suenes la nariz ni saques la sangre.
  3. Si el sangrado no se detiene después de 10 minutos, repite los pasos 1 y 2.
  4. Si el sangrado aún no se detiene después de 20 minutos, busca atención médica.
  5. Si el sangrado es grave, puede que necesites ir al hospital. En el hospital, se te puede realizar una cauterización o una cirugía para detener el sangrado.

Prevención

Aquí hay algunos consejos para prevenir la epistaxis:

  • Mantén la nariz húmeda. Puedes hacerlo utilizando un humidificador o aplicando vaselina en las fosas nasales.
  • Evita la irritación de la nariz. Evita los irritantes de la nariz, como los humos, el polvo y los perfumes.
  • Evita los medicamentos que pueden aumentar el riesgo de epistaxis. Si tomas medicamentos que pueden aumentar el riesgo de epistaxis, habla con tu médico sobre cómo reducir el riesgo.

Conclusión

La epistaxis es un problema médico común que puede afectar a personas de todas las edades. En la mayoría de los casos, la epistaxis es leve y se detiene por sí sola. Sin embargo, en algunos casos, la epistaxis puede ser grave o no detenerse

Bibliografía

  1. https://www.murciasalud.es/preevid/22962
  2. https://es.wikipedia.org/w/index.php? title=Epistaxis&oldid=155777259
  3. https: //www.institutoorl-iom.com/epistaxis-h emorragia-nasal-causas-tratamiento/