Icono del sitio Ocronos – Editorial Científico-Técnica

Características y competencias de la Enfermería oncológica

competencias-Enfermeria-oncologica

La evolución de la Oncología en las últimas décadas implica una necesidad de actualización continua para la profesión de Enfermería. Todo el personal sanitario, y concretamente el personal enfermero, debe tener la capacidad, habilidad y conocimiento específico para enfrentarse a los tratamientos oncológicos así como al cuidado integral personalizado de estos pacientes durante todo el proceso de su enfermedad.

Autor: Francisco Prieto Paredes. Cartagena, Murcia

Coautores: Fernando Escobar Alonso, Yolanda Gallego Francisco, María Gil Soler.

Resumen

Palabras clave: enfermería oncológica, cuidado paliativo, atención oncológica, competencias.

INTRODUCCIÓN

Según la Organización mundial de la Salud (OMS), anualmente se diagnostican más de 11 millones de casos nuevos de cáncer y se proyecta que esta cifra alcance los 16 millones en el año 2020.

Desafortunadamente, muchos de estos casos no tendrán cura y simplemente su tratamiento será paliativo, teniendo un desenlace nefasto para la vida del paciente. Por eso, existe la necesidad de unos cuidados enfermeros que aporten confort y tranquilidad en los últimos momentos de la enfermedad terminal del paciente.

CARACTERÍSTICAS DE LA ENFERMEDAD TERMINAL

ATENCIÓN ONCOLÓGICA

Los pacientes diagnosticados de cáncer deben tener un acceso de atención oncológica de calidad, que cuente con los siguientes parámetros:

METAS PRINCIPALES DEL CUIDADO PALIATIVO

Aliviar el dolor, disminuir el sufrimiento del enfermo y su familia, mejorar el bienestar emocional, mental y espiritual, potenciar la participación activa de la familia y ayudarla a elaborar su duelo antes y después del fallecimiento del paciente son cuestiones que están dentro de estas metas.

El cuidado paliativo implica una participación entre el enfermo, su familia, amigos y los miembros del equipo multidisciplinar.

SÍNTOMAS FRECUENTES DEL PACIENTE ONCOLÓGICO TERMINAL Y SUS CUIDADOS

CARACTERÍSTICAS DE LA ENFERMERÍA ONCOLÓGICA

Los cuidados enfermos existen desde tiempos remotos y eran proporcionados principalmente por voluntarios sin mayores conocimientos sanitarios. Desde entonces la enfermería ha evolucionado y desarrollado su trabajo sobre fundamentos científicos basados en la evidencia. La enfermería oncológica ha evolucionado con el tiempo. Hoy cree en el valor del trabajo en equipo, en su capacidad de planificar, proveer y adelantarse a las complicaciones, en el valor de la educación y el apoyo emocional.

Esta enfermería se caracteriza por ser empática y compasiva con sus cuidados, sabiendo reflexionar y planificar en qué es lo mejor para el paciente y su familia, respetando en todo momento sus creencias, valores y deseos.

Junto con el resto del equipo multidisciplinar tiene que trabajar para aliviar los problemas, facilitar el proceso de adaptación a la situación de terminalidad y contribuir a la comunicación paciente-familia y equipo.

La enfermera de oncología desarrolla sus actividades hacia los cuidados paliativos cuando la enfermedad del paciente progresa hacia la muerte.

Lo complicado del personal de enfermería en oncología es asumir que no todos los pacientes se curarán y que parte de ellos morirán en un corto plazo, por eso es fundamental cambiar la actitud curativa hacia una actitud paliativa e integrativa.

COMPETENCIAS DE LA ENFERMERÍA ONCOLÓGICA

La enfermería oncológica estructura sus intervenciones asegurando el cuidado integral e individualizado y fomentando la autonomía del paciente.

Emplea la comunicación con el equipo multidisciplinar como elemento básico de su práctica profesional.

Las competencias serán:

  1. atención integral al paciente y familia.
  2. Proporcionar herramientas necesarias para que el paciente recupere su autonomía alentándolo a participar de forma activa en el proceso de recuperación pese a los límites impuestos por su enfermedad.
  3. Promover el desarrollo de la persona, fomentando la capacidad de adaptación y crecimiento individual.
  4. Mantener una relación terapéutica y de apoyo hacia el paciente y familia.
  5. Aportar una atención sanitaria especializada mediante seguimiento clínico, prevención, detección y control de signos y síntomas, así como el uso de la tecnología y la administración de los tratamientos.
  6. Crear y participar en la elaboración de protocolos, guías y vías clínicas.
  7. Garantizar la continuidad de atención a nivel sanitario, social y laboral.
  8. Actualización y modernización continua del conocimiento para la disciplina.
  9. Investigación para mejorar los cuidados basados en la evidencia.
  10. Mantener e incrementar mediante el estudio y la formación continuada los tanto los conocimientos clínicos como las habilidades técnicas y de comunicación.
  11. Participar de forma activa en el equipo de salud multidisciplinar.
  12. Participar de forma activa en los cuidados paliativos del paciente oncológico.
  13. Colaborar de forma activa en la toma de decisiones y planificaciones de estratégicas.
  14. Respetar los derechos y deberes de los pacientes oncológicos.
  15. Fomentar las necesidades espirituales particulares de cada paciente, en lo relacionado con creencias, valores y conductas morales.
  16. Proporcionar al paciente y familia un servicio especializado en atención integral, oportuna

y continua, promoviendo la rehabilitación e incorporación a su entorno social.

PREOCUPACIONES DEL PACIENTE ONCOLÓGICO

Las preocupaciones más importantes del enfermo oncológico son psicológicas. La pérdida de la identidad puede manifestarse de diferentes formas:

CUIDADOS DE ENFERMERÍA EN EL ÁREA PSICOLÓGICA

CONCLUSIÓN

El cáncer es una patología difícil que requiere fortaleza física, mental y espiritual tanto del paciente como de su familia. El personal de enfermería que presta cuidados a estos pacientes debe tener facultades como: humanización, profesionalidad y amor por el quehacer diario.

La nueva concepción multidisciplinar de la atención

oncológica, respecto a las necesidades del proceso diagnóstico y terapéutico del paciente, requiere la integración de todos los profesionales sanitarios y en concreto los de una enfermería especializada que gestione de una manera holística los cuidados del paciente terminal.

El paciente oncológico tiene alteradas las esferas física, psicológica, socio-económica y espiritual. Enfermería debe prestar cuidados y ayuda en todas y cada una de ellas.

BIBLIOGRAFÍA

Salir de la versión móvil