Enfermería anestesia: mantenimiento normotermia en el paciente quirúrgico

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 9–Septiembre 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº9: 175

Autor principal (primer firmante): Andrea Mazas Ramo

Fecha recepción: 26 de agosto, 2022

Fecha aceptación: 21 septiembre, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(9) 175

Autoras:

Andrea Mazas Ramo
Paula Períe Albero
Sandra Bellés Gasulla
Cristina Gabriel Peralta
Irati García Téllez
Natalia Martínez San Higinio

Resumen

La constante vital temperatura debe de ser constante mientras el paciente está en el bloque quirúrgico. Desde que es recibido en la acogida, hasta que sale de la unidad de recuperación anestésica URPA, haciendo especial hincapié en el proceso intraoperatorio. La anestesia está relacionada con la hipotermia en el proceso quirúrgico, y esta se relaciona a su vez con la morbilidad.

publica-TFG-libro-ISBN

Los objetivos de esta revisión bibliográfica son explicar la importancia del mantenimiento de la normotermia del paciente que se somete a una CAH durante su estancia en el bloque quirúrgico y exponer las diferentes medidas que puede tomar Enfermería en este tipo de procesos quirúrgicos.

Para la elaboración de este artículo se ha realizado una revisión bibliográfica en diferentes bases de datos, páginas webs, libros y protocolos sobre la literatura científica ya existente.

Se han consultado artículos publicados en bases científicas tales como SCielo, PubMed, Cuiden, Medlineplus y en buscadores como Google Scholar. Para la búsqueda hemos empleado palabras clave como: anestesia, cuidados Enfermería anestesia, normotermia, Enfermería quirófano tanto en español como en inglés y se han empleado operadores booleanos como “and”, “or” y “not”.

Tras la búsqueda realizada se han encontrado un total de 25 documentos, de los cuales tras ser revisados se ha hecho una selección de los que tienen evidencia científica para poder redactar este artículo y se han seleccionado 13.

Podremos mejorar la calidad de los cuidados de Enfermería quirúrgicos si conseguimos mantener la normotermia del paciente, haciendo hincapié en el intraoperatorio. Además, no será necesario aumentar los tiempos quirúrgicos. El uso de la manta de calor eléctrica y el calentamiento de los líquidos junto con el uso de mantas textiles, son los métodos más adecuados que tenemos disponibles para mantener al paciente en normotermia en pacientes que se someten a intervenciones de más de una hora de intervención.

Abstract

The vital constant temperature must be constant while the patient is in the surgical block. From the moment he is received in the reception, until he leaves the PACU anesthetic recovery unit, with special emphasis on the intraoperative process. Anesthesia is related to hypothermia in the surgical process, and this is in turn related to morbidity.

The objectives of this bibliographic review are to explain the importance of maintaining normal therapy for patients undergoing CAH during their stay in the surgical block and to expose the different measures that nursing can take in this type of surgical process.

For the preparation of this article, a bibliographic review has been carried out in different databases, web pages, books and protocols on the existing scientific literature.

Articles published in scientific bases such as SCielo, PubMed, Cuiden, Medlineplus and in search engines such as Google Scholar have been consulted. For the search we have used keywords such as: anesthesia, anesthesia nursing care, normotherapy, operating room nursing, both in Spanish and English, and Boolean operators such as “and”, “or” and “not” have been used.

After the search carried out, a total of 25 documents have been found, of which, after being reviewed, a selection of those with scientific evidence has been made to be able to write this article and 13 have been selected.

We will be able to improve the quality of surgical nursing care if we manage to maintain the patient’s normal therapy, with special emphasis on the intraoperative period. In addition, it will not be necessary to increase surgical times. The use of the electric heat blanket and the heating of liquids together with the use of textile blankets, are the most appropriate methods that we have available to maintain the patient in normothermia in patients who undergo interventions of more than one hour of intervention.

Introducción

El mantenimiento de la tempera es uno de los principales cuidados de Enfermería en el paciente quirúrgico. Para poder dar estos cuidados de calidad es importante estudiar la temperatura del paciente en el preoperatorio, intraoperatorio y postoperatorio. También la temperatura de las estancias en las que se encuentra el paciente (sala de acogida, quirófano y sala de recuperación) y por último la influencia de todo el proceso en el paciente. Es necesario que sepamos cuales son los parámetros de lo que se considera temperatura corporal adecuada, como podemos cuantificarla, los mecanismos de perdida de calor del paciente, los efectos de la hipotermia y los mecanismos del mantenimiento de la temperatura corporal.

La temperatura es una constante vital por lo que debemos mantenerla en unos valores normales mientras el paciente este en el proceso perioperatorio. Desde que llega a la acogida en un primer lugar hasta que sale de la sala de recuperación anestésica, pasando por el quirófano.

Cuando nos referimos al término “normotermia” hablamos de la temperatura central corporal medida en grados centígrados y esta debe estar comprendida entre los parámetros de 35 y 37ºC.

Con la anestesia se produce una alteración del sistema fisiológico de la termorregulación y en consecuencia, una reducción considerable de la temperatura. (2) Por lo que podemos decir que es la causa más importante de la hipotermia y que puede aparecer en el paciente quirúrgico en cualquier fase del proceso (pre, intra y postoperatoriamente). Por lo general, en el intraoperatorio disminuye la temperatura del paciente en torno a 0,5ºC la primera hora de anestesia. Esta disminución es consecuencia de: la espera del paciente a la cirugía, el fallo de los mecanismos termorreguladores y la disminución de la respuesta conductual al frío.

Es importante medir la temperatura corporal si la intervención a la que se van a someter se realizara con más de media hora de anestesia general. Además, también se monitorizará a pacientes con anestesia intradural o epidural, en pacientes de especialidades como cirugía torácica o abdominal o en procedimientos en los que durante la intervención se utilicen sistemas de circulación continua de agua, tales como la artroscopia, principalmente la de hombro, o en urología en resección tras uretral.

La hipotermia del paciente quirúrgico está relacionada con una mayor morbilidad postoperatoria.

Se define como hipotermia perioperatoria no intencionada a la temperatura corporal que es inferior a 36ºC. Es una complicación frecuente que se puede prevenir en la cirugía con cuidados de Enfermería. La normotermia perioperatoria reduce el tiempo de ingreso del paciente en la unidad de recuperación, así como los costes del hospital.

Debemos empezar aproximadamente entre 30 y 60 minutos antes de la intervención a prevenir la hipotermia. El calentamiento corporal cuando existe vasodilatación es más eficaz por eso es más fácil mantener una temperatura adecuada intraoperatoria que recalentar al paciente en el postoperatorio si tienen vasoconstricción por la hipotermia.

Los sistemas de los que disponemos para realizar una medición de la temperatura corporal central son:

  • Sensores nasofaríngeos: con los que obtenemos datos de la temperatura de la base del cerebro. Se colocan en la parte posterior del paladar blando.
  • Sensores esofágicos: indican la temperatura cardiaca.
  • Sensores rectales: no dan un reflejo regular de la temperatura.
  • Sensores vesicales: se encuentran en el extremo de la sonda vesical.
  • Sensores timpánicos: monitorizan la temperatura cerebral.
  • Sensores intravasculares: monitorizan la temperatura de la sangre a través de un catéter Swan-Ganz.
  • Otras formas para medir temperatura son en la axila, frente, boca o recto. Pero en estos casos se realizará una estimación de la temperatura central.

Los mecanismos de perdida de calor siguen las leyes físicas de la radiación (es el mecanismo por el que más perdida de calor se produce), evaporación, convección y conducción.

Sistemas de calentamiento pasivo

  • Temperatura del entorno. En el quirófano tiene que estar la temperatura entorno 19- 22ºC.
  • Aislamiento: debemos de tapar la superficie corporal que no es campo quirúrgico.
  • Circuito de anestesia cerrado o semicerrado a bajos flujos. Sistemas de calentamiento activo
  • Manta de aire eléctrica: hay dos tipos de mantas por las que circula aire caliente. Según el tipo de cirugía la pondremos debajo o encima de paciente. Es el sistema más eficaz.
  • Lámparas de infrarrojos: se utilizan en el postoperatorio. Es el sistema que menos se utiliza.
  • Colchones de agua caliente. Tienen poca utilidad.
  • Calentamiento de líquidos intravenosos y de irrigación.
  • Calentadores de fluidos cuando se administran grandes cantidades de fluidos o cuando se transfunda sangre.
  • Calentamiento y humidificación de los gases anestésicos.
  • Calentadores de CO2 para la cirugía laparoscópica.

Objetivos

  1. Explicar la importancia del mantenimiento de la normotermia del paciente que se somete a una cirugía durante su estancia en el bloque quirúrgico.
  2. Identificar las medidas con las que podemos mantener la temperatura del paciente.

Metodología

Para la realización de este trabajo se ha realizado una revisión bibliográfica en diferentes bases de datos, páginas webs, libros y protocolos sobre la literatura científica ya existente.

Se han consultado artículos publicados en bases científicas tales como SCielo, PubMed, Cuiden, Medlineplus y en buscadores como Google Scholar. Para la búsqueda hemos empleado palabras clave como: anestesia, cuidados Enfermería anestesia, normotermia, Enfermería quirófano, tanto en español como en inglés y se han empleado operadores booleanos como “and”, “or” y “not”.

Resultados

Tras la búsqueda realizada se han encontrado un total de 25 documentos, de los cuales tras ser revisados se ha hecho una selección de los que tienen evidencia científica para poder redactar este artículo y se han seleccionado 13.

Conclusión

Podremos mejorar la calidad de los cuidados de Enfermería quirúrgicos si conseguimos mantener la normotermia del paciente, haciendo hincapié en el intraoperatorio. Además, no será necesario aumentar los tiempos quirúrgicos. El uso de la manta de calor eléctrica y el calentamiento de los líquidos junto con el uso de mantas textiles, son los métodos más adecuados que tenemos disponibles para mantener al paciente en normotermia en pacientes que se someten a intervenciones de más de una hora de intervención. Por lo que se concluye en que hay que formar al equipo de Enfermería del bloque quirúrgico en la importancia de la normotermia del

paciente, para ello sería optimo crear un protocolo de Enfermería en el mantenimiento de la temperatura corporal del paciente en el bloque quirúrgico.

Bibliografía

  1. De la Quintana Gordon, Fco. De Borja; López Lopez, E. Compendio de Anestesiología para Enfermería. 2010. Ediciones Harcourt, S.A .Pags. 51-61.
  2. Lenhardt R.The effect of anesthesia on body temperature control.Front Biosci (Schol Ed)2010 Jun 1; 2:1145-54.
  3. The Management of Inadvertent Perioperative Hypothermia in Adults.NICE Clinical Guidelines No65.National Colaborating Centre of Nursing (UK). 2008 April.
  4. Kurz A. Thermal care in the perioperative period. Best Pract Res Clin Anaesthesiol.2008 Mar; 22 (1): 39-62
  5. Gutiérrez S, Baptista W. Hipotermia postoperatoria inadvertida en el Hospital de Clínicas “Dr. Manuel Quintela”. Anest Analg Reanim 2006;21(2):4-8.
  6. Fortacín B, Fortuño CL, Español M, Imbernó C, Prunera GM, Vázquez N. Efectividad de la visita prequirúrgica sobre la ansiedad, el dolor y el bienestar. Enfermería Glob. 2015;14(3):29- 51
  7. Moola S; Lockwood C. Effectiveness of Strategies for the management and/or prevention of hypothermia within the adult perioperative environment. Int J Evid Based Healthc. 2011 Dec 9 (4): 337-45
  8. Kumar S, Wong PF, Melling AC, Leaper DJ. Effects of perioperative hypothermia and warming in practical practice. Int Waund J 2005 Sept; 2 (3): 193-204.
  9. Portela Fernández T. La práctica de Enfermería y la humanización del cuidado en el quirófano [Internet]. 29/08/2019. PortalesMedicos.com; 2012 [citado 7 de febrero de 2019]. Disponible en: http://www.portalesmedicos.com/ publicaciones/articles/4584/1/ Lapractica-de-Enfermería-y-la- humanizacion-del- cuidado-en-elquirofano.html.
  10. Reynolds L, Beckmann J, Kurz A. Perioperative complications of hypothermia. Best Pract Res Clin Anaesthesiol. 2008 Dec; 22 (4): 645-57.
  11. De Mottia, Al; Faria Maia, L; Santos Silva, S; De Oliveira, TC. Diagnósticos de Enfermería de complicaciones en la sala de recuperación Anestésica. Enfermería Global. 2010 Feb; Nº 18, vol 9, nº 1.
  12. T. Heathler Herdman,ed. Diagnósticos enfermeros. NANDA International. 2010 Elsevier España.
  13. Pèrez, F.J., Sanchez, Margallo, F.M., Diaz, I., Sanchez Hurtado, M.A., Lucas, M., Úson, J. (2012). Ergonomía en cirugía laparoscópica y su importancia en la formación quirúrgica. Cirugía Española, Vol. 5, Nº 90, pp 284-291. http://www.elsevier.es/es-revista- cirugia-espanola-36- articulo-ergonomiacirugia-laparoscopica-su-importancia- S0009739X11002168.
close

BOLETÍN DE NOVEDADES

Datos opcionales:

(En ocasiones enviamos información específica para una zona o categoría concreta)

He leído y acepto la Política de Privacidad *

Ver Política de Privacidad y Aviso legal

Su dirección de e-mail solo se utilizará para enviarle nuestra newsletter, así como información sobre las novedades de la revista y Editorial Ocronos. Puede utilizar el enlace integrado en la newsletter para cancelar la suscripción en cualquier momento.