Enfermedad de Alzheimer

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. Nº 2–Febrero 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; nº 2: 103

Autor principal (primer firmante): Ángel Gascón Marzal

Fecha recepción: 14/01/2024

Fecha aceptación: 09/02/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(2): 103

Alzheimer’s disease

Autores:

Ángel Gascón Marzal. Graduado en Enfermería, Facultad de Ciencias de la Salud de Zaragoza. Hospital clínico universitario Lozano Blesa UCI quirúrgica

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Laura Abenia Moreno. Graduada en Enfermería, Facultad de Ciencias de la Salud de Zaragoza. Hospital clínico universitario

Resumen

El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa crónica y progresiva, muy presente en los estados occidentales con un alto índice de incidencia y de prevalencia por el envejecimiento de la población. Esta enfermedad representa un impacto social y económico en la sociedad muy importante.

En esta revisión bibliográfica se va a analizar desde un enfoque multidisciplinar tanto la enfermedad y tratamientos de diversa índole, como los desafíos que quedan por superar.

Palabras clave:

Demencia, enfermedad del Alzheimer, Enfermería.

Abstract

Alzheimer’s disease is a chronic and progressive neurodegenerative disease, very present in western countries with a high incidence and prevalence rate due to the aging of the population. This disease represents a very important social and economic impact on society.

This literature review will analyze from a multidisciplinary approach not only the disease and treatments of different natures, but also the challenges that remain to be overcome.

publica-articulo-revista-ocronos

Keyword:

Dementia, Alzheimer’s diseasae, nurse.

Objetivo

El objetivo de esta revisión bibliográfica consiste en repasar las últimas publicaciones sobre la enfermedad del Alzheimer, para actualizar conocimientos de los profesionales sanitarios sobre la enfermedad en sí misma además del diagnóstico y tratamiento.

Metodología

En este trabajo se ha realizado una búsqueda sistemática en diferentes bases de datos tales como PubMed, cuiden y Dialnet. No se ha cribado según sexo ni edad, se han buscado artículos que recojan a la población general.

Introducción

El Alzheimer es una enfermedad que causa un gran impacto en la sociedad debido a su prevalencia, carga emocional y económica y a los cuidados que los pacientes necesitan.

La demencia es la disminución de los procesos mentales (memoria, orientación, razonamiento y juicio) a causa de diferentes tipos de lesiones en el cerebro. No es una enfermedad especifica, sino un término general que describe una variedad de trastornos neurodegenerativos 1,2.

Las causas más comunes de la demencia son:

  1. Enfermedad de Alzheimer
  2. Demencia vascular
  3. Cuerpos de Lewy

La enfermedad del Alzheimer es la principal causa de demencia en los países desarrollados llegando a causar en torno al 60-70% de la totalidad de los pacientes con demencia 1.

La incidencia del Alzheimer va aumentando con la edad. Muy infrecuente antes de los 50 años, 1-2% en pacientes de 60 años, 3-5% en los pacientes de 70 años, 15-20% en pacientes de 80 y un tercio de los pacientes de más de 85 años.

Es más frecuente en mujeres, en parte por su esperanza de vida mayor.

La duración de la enfermedad del Alzheimer es muy variable, el paciente no muere por la enfermedad, sino por infecciones secundarias. Además, los años promedio de vida desde el inicio del Alzheimer son 7 años 1,2.

La clínica del Alzheimer, al ser una enfermedad progresiva, se van delimitando varias etapas por las que el paciente va recorriendo a lo largo de su enfermedad, estas tres etapas son:

  1. Demencia inicial: En esta etapa inicial el paciente experimenta principalmente leves episodios de pérdida de memoria (el más recurrente es la memoria episódica reciente). Además, se caracteriza por fallas en el discurso, dificultad al entendimiento de discursos medianamente complejos y torpeza en las tareas motoras finas 1,2.
  2. Demencia moderada: Los síntomas son más evidentes, y traen consigo mayores problemas con la memoria y el lenguaje y aumento en la dificultad de las tareas rutinarias. En esta fase aparece la parafasia (sustituciones de palabras erróneamente), se empieza a dejar de reconocer a algún familiar, y la memoria a largo plazo se empieza a deteriorar 1,2.
  3. Demencia avanzada: En la última fase, los síntomas son muy severos. Consisten en una perdida muy significativa de la memoria y la capacidad para realizar actividades cotidianas. Se pierde masa muscular resultando en una gran dependencia del paciente, lenguaje muy desorganizado llegando a perderse y una muy notable apatía 1,2.

El diagnóstico de la enfermedad del Alzheimer es complejo. Por una parte, se basa en la historia y observación de la clínica, tanto por el sanitario como por la familia. Por la otra parte, las evaluaciones neuropsicológicas juegan un importante papel en el diagnóstico diferencial y la evaluación del Alzheimer.

Hay desarrollos e investigaciones que buscan un diagnóstico con un grado de certeza mayor y más temprano que los actuales. Entre ellos se encuentra los biomarcadores de degeneración neuronal y los biomarcadores de la acumulación de beta-amiloide 1,2.

A pesar de lo que sabemos del Alzheimer, no hay tratamiento para revertir la enfermedad o para detener el avance de este.

Sin embargo, sí que existe la posibilidad de ralentizar la progresión del Alzheimer. Los inhibidores de la colinesterasa son el grupo de medicamentos que cumplen este propósito y son:

  • Donepezilo.
  • Rivastigmina.
  • Galantamina.

Estos medicamentos han mejorado la calidad de vida del enfermo, tanto disminuyendo la apatía como mejorando la capacidad funcional de este y con su efecto significativo en la memoria y conocimiento. Pese a ello, su alcance es limitado con una eficacia reducida de un año aproximadamente y porque no funcionan igual en todos los pacientes 1,2.

Apartando las estrategias farmacológicas, hay conductas y cuidados que también sirven a los pacientes, la terapia ocupacional (ayuda a mantener la función cognitiva, fomenta la independencia y mejora la función motora), musicoterapia y la estimulación cognitiva con juegos de memoria y programas de entrenamiento cerebral 1,2.

Además, es crucial el apoyo al cuidador principal, el cuidar a un familiar que sufre de Alzheimer es un desafío el cual los familiares deben superar. Proporcionar apoyo a los pacientes y sus cuidadores es crucial, mediante grupos de apoyo, educación para la salud proporcionan ayuda a las familias para comprender y tratar las diversas dificultades de la enfermedad 1,2.

Conclusión

En conclusión, El Alzheimer es una enfermedad actual que se encuentra con una incidencia en aumento y lleva consigo varios desafíos importantes.

A lo largo del trabajo se ha analizado tanto la etiología y patogenicidad del Alzheimer, como los diagnósticos y tratamientos actuales. También se ha recalcado la carga que sufre la familia y algunos tratamientos no farmacológicos que ayudan al mantenimiento de las degeneraciones funcionales.

La lucha contra la enfermedad del Alzheimer es un esfuerzo conjunto del sistema sanitario, cuidadores e investigadores.

Bibliografía

  1. Albert Cabrera Marco J, Martínez Pérez Rocío, Gutiérrez Ravelo Amy, Hakim Rodríguez Dayleen, Pérez Davison Gema. Patogenia y tratamientos actuales de la enfermedad de Alzheimer. Rev Cubana Farm [Internet]. 2014 Sep [citado 2023 Dic 18]; 48(3): 508-518. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=s ci_arttext&pid=S0034-75152014000300016 &lng=es.
  2. Donoso Archibaldo. La enfermedad de Alzheimer. Rev. chil. neuro-psiquiatr. [Internet]. 2003 Nov [citado 2023 Dic 18]; 41(Suppl 2): 13-22. Disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=s ci_arttext&pid=S0717-92272003041200003 &lng=es. http://dx.doi.org/10.4067/S0717-92272003 041200003.