Eliminación de manchas con luz pulsada intensa o IPL

Las estadísticas hablan solas; y es que entre los 30 y los 40 años, un 35% de las personas empiezan a presentar manchas y oscurecimiento en determinadas zonas de la piel. A partir de los 45 años, el problema podría afectar a más del 60%, especialmente a las mujeres. Si bien es cierto que muchas de estas manchas simplemente son una cuestión estética, que no presentan problema añadido, acabar con ellas se vuelve una prioridad para muchos. Cremas y tratamientos que prometen terminar con esta hiperpigmentación y que quizá no sean tan eficaces como anuncian. No obstante, existen opciones poco invasivas y con excelentes resultados como el láser IPL para manchas. Un tratamiento destinado a eliminar pequeñas imperfecciones estimulando el colágeno y obteniendo, además, una piel limpia, luminosa y rejuvenecida.

¿Qué es el láser IPL?

El IPL es un láser que emite pulsos con una duración muy corta, de nanosgundos. En ese tiempo, además de estos pulsos, también emite picos de energía múltiple, algo que produce unas ondas de choque fotoacústicas en la zona que se está tratando.

Recordemos que la hiperpigmentación es una afección, generalmente benigna, por la que células producen demasiada cantidad de pigmento. Estos pulsos y picos de energía se centrarían, por tanto, en estos pigmentos destruyéndolos con el mínimo daño al tejido. Una vez acabado con ellos, surgiría posteriormente la piel totalmente regenerada.

Qué tipo de manchas pueden tratarse con el láser IPL

Esta solución avanzada y efectiva puede tratar manchas faciales como las conocidas como manchas solares o manchas de la edad. No obstante, también es eficaz con cicatrices de acné, venas o capilares dilatados. Evidentemente, es necesario que un especialista revise cada caso minuciosamente para ver si este tratamiento es el adecuado o si en su caso concreto sería mejor optar por otro. Este punto es importante; y es que es esencial elegir un profesional completamente certificado para poder garantizar la seguridad y obtener los mejores resultados. Busca siempre especialistas en dermatología en Valencia o en cualquier otra ciudad en la que te encuentres para poder encontrar un equipo con experiencia y con la tecnología adecuada.

dermatologia-laser

¿Qué zonas puede tratar este láser?

Las zonas que la tecnología IPL puede tratar son muchas, pero principalmente se usa para áreas como el rostro, el cuello, el escote y las manos. Además, también se puede combinar con otras técnicas para poder potenciar así los resultados finales. Una buena clínica estética pondrá al alcance del paciente todas las posibilidades para complementar el tratamiento.

Un tratamiento poco invasivo

Si hay algo que gusta a los pacientes de este tratamiento, es precisamente lo poco invasivo que es. El tratamiento con láser facial IPL es completamente seguro, sencillo, eficaz y en la mayoría de casos indoloro. Tan sólo se emiten ondas, por lo que quizá pueda resultar molesto para algunas personas, pero no doloroso.

Hay que señalar que es normal que tras este tratamiento aparezcan pequeñas costras en la piel que se ha tratado. Estas costras, no obstante, desaparecerán alrededor de 10 días después, en función de la zona que se ha tratado. Tras su caída, el paciente podrá observar su piel totalmente regenerada y libre de esa hiperpigmentación. Además, no tendrá marca ninguna del tratamiento.

Recomendaciones tras el tratamiento

Las únicas recomendaciones importantes que el paciente debe tener en cuenta es que hay que evitar la exposición solar tanto antes como después de someterse al tratamiento con este láser. Asimismo, en cuanto al número de sesiones, si bien es cierto que cada caso es diferente, se suele realizar una media de 2 sesiones para poder eliminar las manchas por edad.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

En el caso de las lesiones pigmentadas que sean más profundas o de mayor grado, quizá sean necesarias hasta 4 sesiones para poder eliminarlas totalmente.

Ventajas del tratamiento IPL para eliminar las manchas faciales

Si valoramos otras opciones, conviene tener presente cuáles pueden ser los principales puntos fuertes de este tratamiento, que lo cierto es que son varios:

  • Rapidez en el tratamiento: las sesiones son cortas en el tiempo no durando más de 30 minutos.
  • Tratamiento poco invasivo: es un tratamiento estético que cambia radicalmente el aspecto de una persona sin pasar por un quirófano.
  • Indoloro: si bien es cierto que puede ser molesto o incómodo, no es un tratamiento doloroso en absoluto.
  • Eficacia: es mucho más eficaz que otros tratamientos para eliminar manchas como las cremas antimanchas.
  • Seguro: esta tecnología es completamente segura para el uso sobre la piel, pues cuenta con años de experiencia.
  • Tiempo de recuperación: el tiempo de recuperación es inmediato. El paciente puede salir después del tratamiento por su propio pie. Además, siendo sesiones tan cortas, no será algo que modifique su vida en absoluto.
  • No sólo elimina manchas: además de eliminar las manchas, este tratamiento también es capaz de aportar luminosidad y rejuvenecer el rostro.