Electromiograma

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. Nº 2–Febrero 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; nº 2: 108

Autor principal (primer firmante): Virginia Cebrino Hernández

Fecha recepción: 14/01/2024

Fecha aceptación: 10/02/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(2): 108

Autores:

Virginia Cebrino Hernández

Elena Mora Caballero

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Yolanda López Subirón

José Carlos González Gago

María Domínguez Insa

Laura Bernad Padilla

Categoría: TCAE

Palabras clave: electromiograma, EMGM actividad eléctrica muscular, trastorno muscular.

Introducción

El electromiograma (EMG) es una prueba que mide la actividad eléctrica de los músculos. Se utiliza para diagnosticar una variedad de trastornos musculares y nerviosos.

publica-articulo-revista-ocronos

El EMG se realiza insertando electrodos en la piel, cerca de un músculo. Los electrodos detectan los cambios en la actividad eléctrica del músculo cuando se contrae.

Los resultados del EMG se utilizan para evaluar la fuerza, la coordinación y el funcionamiento de los músculos. También se pueden utilizar para diagnosticar trastornos musculares, como la distrofia muscular, la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y la miastenia gravis.

El EMG también se puede utilizar para diagnosticar trastornos nerviosos, como el síndrome del túnel carpiano, la neuropatía periférica y la radiculopatía.

Tipos de electromiograma

Hay dos tipos principales de EMG:

  • EMG de superficie: En este tipo de EMG, los electrodos se colocan en la piel, cerca del músculo. El EMG de superficie es una prueba no invasiva que se puede realizar en el consultorio de un médico.
  • EMG de aguja: En este tipo de EMG, un electrodo se inserta directamente en el músculo. El EMG de aguja es una prueba más invasiva que se realiza en un hospital o clínica.

Cómo prepararse para un EMG

No es necesario ayunar antes de un electromiograma. Sin embargo, es importante informar al médico si está tomando algún medicamento, especialmente medicamentos que pueden afectar la actividad muscular, como los relajantes musculares.

Si se va a realizar un EMG de aguja, es posible que le pidan que se quite la ropa de la parte superior del cuerpo.

Cómo se realiza un EMG

El electromiograma se realiza en una sala de examen o en una clínica. El procedimiento suele tardar entre 30 y 60 minutos.

Para realizar un EMG de superficie, el médico colocará los electrodos en la piel, cerca del músculo que se va a evaluar. Los electrodos se conectarán a un dispositivo que registrará la actividad eléctrica del músculo.

Para realizar un EMG de aguja, el médico insertará un electrodo directamente en el músculo. El electrodo registrará la actividad eléctrica del músculo.

Durante el procedimiento, el médico le pedirá que contraiga y relaje el músculo. Esto ayudará al médico a evaluar la función del músculo.

Después de un EMG

Después de un electromiograma, es posible que sienta un poco de dolor o molestia en el lugar donde se insertaron los electrodos. El dolor suele desaparecer en unos días.

Resultados de un electromiograma

Los resultados del EMG se interpretarán por un médico. Los resultados pueden ser normales o anormales.

Los resultados normales indican que el músculo y el nervio están funcionando correctamente. Los resultados anormales pueden indicar un trastorno muscular o nervioso.

El médico analizará los resultados del EMG junto con la historia clínica del paciente y los resultados de otras pruebas para diagnosticar el trastorno subyacente.

El EMG es importante porque puede ayudar a los médicos a diagnosticar trastornos musculares y nerviosos que pueden ser difíciles de diagnosticar con otras pruebas.

Por ejemplo, el EMG puede ayudar a diagnosticar trastornos musculares, como la distrofia muscular, la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y la miastenia gravis. También puede ayudar a diagnosticar trastornos nerviosos, como el síndrome del túnel carpiano, la neuropatía periférica y la radiculopatía.

El electromiograma es una prueba útil porque puede proporcionar información valiosa sobre la función muscular y nerviosa. Los resultados del EMG pueden ayudar a los médicos a evaluar la fuerza, la coordinación y el funcionamiento de los músculos. También pueden ayudar a los médicos a determinar la gravedad de un trastorno muscular o nervioso.

En general, el electromiograma es una prueba importante y útil que puede ayudar a los médicos a diagnosticar y tratar una variedad de trastornos musculares y nerviosos.

Algunos ejemplos específicos de cómo el electromiograma puede ser útil en Medicina:

  • El EMG se puede utilizar para diagnosticar la distrofia muscular, una enfermedad genética que causa debilidad y atrofia muscular.
  • El EMG se puede utilizar para diagnosticar la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad neurodegenerativa que causa debilidad muscular progresiva.
  • El EMG se puede utilizar para diagnosticar la miastenia gravis, una enfermedad autoinmune que causa debilidad muscular.
  • El EMG se puede utilizar para diagnosticar el síndrome del túnel carpiano, una condición que causa dolor, entumecimiento y hormigueo en la mano.
  • El EMG se puede utilizar para diagnosticar la neuropatía periférica, un daño a los nervios periféricos que puede causar debilidad, entumecimiento y hormigueo en las extremidades.
  • El EMG se puede utilizar para diagnosticar la radiculopatía, una condición que causa dolor, entumecimiento y hormigueo en una extremidad debido a una lesión en una raíz nerviosa.

Conclusión

El electromiograma (EMG) es una prueba importante y útil en Medicina. Es una prueba no invasiva o mínimamente invasiva que se utiliza para diagnosticar una variedad de trastornos musculares y nerviosos.

Bibliografía

  1. https://medlineplus.gov/spanish/pruebas- de-laboratorio/electromiografia-y-estu dios-de- conduccion-nerviosa/
  2. https://www.tuvidas indolor.es/el-electromiograma-que-es-d uele/
  3. https://www.cun.es/enfermedades- tratamientos/pruebas-diagnosticas/elec tromiografia- electroneurografia
  4. https://www.topdoctor s.es/diccionario-medico/electromiograf ia