El envejecimiento activo

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 10–Octubre 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº 10: 319

Autor principal (primer firmante): Paula Grana García

Fecha recepción: 24 de octubre, 2022

Fecha aceptación: 28 de octubre, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(10): 319

Autores:

Paula Grana García

Carolina González Suárez

publica-TFG-libro-ISBN

Mónica Fernández Vázquez

Emilio Pérez-Requeijo Vigil

Amparo Corrales Casanueva

Introducción

Una de las características de la estructura de la población española es el envejecimiento del envejecimiento, es decir, el aumento de la esperanza de vida de las personas mayores de 80 años. Según los últimos datos, obtenidos por el Protocolo Sociosanitario para la promoción del buen trato y la detección e intervención ante el maltrato a personas mayores, Asturias es una de las Comunidades Autónomas que sufre el fenómeno anteriormente mencionado.

Envejecer es un proceso de cambio en el que la persona afectada tiene que adaptarse y desarrollarse a nivel personal y social.

En el artículo 50 de la Constitución Española se establece la obligación de los poderes públicos de garantizar, mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica de los ciudadanos en la tercera edad.

A través del artículo 148 de la Constitución son transferidas a las Comunidades Autónomas competencias en este aspecto. El Principado de Asturias asume dicha competencia en el Estatuto de Autonomía y lo desarrolla a través de una Ley de Servicios Sociales que establece específicamente la protección a la tercera edad a través del establecimiento específico de Servicios Sociales Especializados dirigidos a este sector y a través de prestaciones dirigidas a los mayores, lo que llevo a establecer la primera Ley Autonómica de Asistencia y Protección al Anciano. Dicha protección se puede complementar con la Ley de la Dependencia y el Plan Sociosanitario del Principado de Asturias 2018 – 2021.

Plan Sociosanitario del Principado de Asturias 2018 – 2021

Dentro del Plan Sociosanitario del Principado de Asturias 2018 – 2021, uno de los colectivos diana que se protege con dicho plan son las personas mayores frágiles.

Se recogen 4 acciones:

  1. Potenciar la atención a personas mayores con enfermedades crónicas
  2. Establecer unidades sociosanitarias de convalecencia
  3. Avanzar hacia un modelo de organización en red en los hospitales o dispositivos subagudos geriátricos o de convalecencia
  4. Promoción del envejecimiento activo: en Asturias se ha elaborado una estrategia para el período 2018 – 2021 para favorecer el envejecimiento activo de las personas mayores que recoge una serie de objetivos, principios y destinatarios.

Estrategia de Envejecimiento Activo del Principado de Asturias 2018- 2021

Según la Asamblea Mundial sobre envejecimiento, se define el envejecimiento activo como “un proceso de optimización de las oportunidades de salud, participación y seguridad con el fin de mejorar la calidad de vida a medida que las personas envejecen”.

A través de esta Estrategia se plantean una serie de medidas en las que se deben de basar las políticas sociales en lucha contra la dependencia, buscando la autonomía e independencia y persiguiendo objetivos preventivos, restauradores y paliativos.

Se destina a personas mayores de 55 años de nuestra Comunidad Autónoma, personas mayores que según sus características están en riesgo de deterioro cognitivo, físico, aislamiento, soledad o desmotivación, personas mayores con una dependencia leve y a la población que quiera participar, apoyar y colaborar en las medidas que dicha Estrategia contiene.

La Estrategia Asturiana de Envejecimiento Activo se basa en cinco importantes principios rectores: INDEPENDENCIA, AUTORREALIZACIÓN, DIGNIDAD, ATENCIÓN y PARTICIPACIÓN.

Los Ejes Estratégicos para favorecer en el envejecimiento activo

Gobernanza

“Procesos utilizados en la toma de las decisiones que son necesarios para el diseño, formulación, implementación y desarrollo de políticas sociales, favoreciendo la participación de la sociedad civil y de las personas afectadas”.

El objetivo principal es potenciar un modelo que dé respuesta a los intereses de las personas mayores favoreciendo su participación en el diseño y desarrollo de las políticas.

Lo cual se pretende conseguir a través de algunas medidas como:

  • Promover un modelo de gobernanza que facilite que las personas mayores estén representadas en los procesos de toma de decisiones que pongan en marcha las administraciones públicas.
  • Potenciar el voluntariado.
  • Propiciar la coordinación entre las personas mayores y profesionales responsables de la planificación en Centros Sociales de Personas Mayores.
  • Fomentar el asociacionismo y su protagonismo en la elaboración, desarrollo e implementación de las actuaciones que tienen que ver con el envejecimiento activo.
  • Promover iniciativas de participación de las mujeres mayores en la comunidad.
  • Potenciar redes de apoyo social.
  • Participación en Centros Sociales, avanzando en la representación paritaria en las Juntas de Participación.

Envejecer bien

Medidas para la prevención de la dependencia y fomentar la vida autónoma y satisfactoria:

  • Mejora del Servicio de Ayuda a Domicilio y refuerzo de la Teleasistencia.
  • Adaptación de viviendas, además de impulsar subvenciones para ello.
  • Apoyar la seguridad económica de las personas mayores.
  • Favorecer la coordinación sociosanitaria.
  • Favorecer la actividad física y fomentar buenos hábitos de alimentación.
  • Atender necesidades auditivas y visuales de las personas mayores.
  • Fomentar la investigación del proceso de envejecimiento.
  • Coordinación entre los Servicios Sociales y los Servicios de Empleo.
  • Incorporar el envejecimiento activo en el contenido curricular de la Educación Primaria y Secundaria.
  • Diseñar medidas en el ámbito de igualdad de género.

Sociedad Accesible, Inclusiva y Amigable

Se trataría de una medida fundamental para que las personas mayores se sientan integradas en su entorno.

Algunas de las medidas para conseguirlo son:

  • Procurar espacios abiertos para que las personas mayores se relacionen y encuentren.
  • Prestar especial atención a las comunicaciones en la zona rural.
  • Recuperar e impulsar los servicios de proximidad.
  • Promover campañas de sensibilización.
  • Desarrollar protocolos socio-sanitarios que permitan detectar e intervenir ante situaciones de malos tratos.
  • Fomentar el encuentro intergeneracional.
  • Establecer un acuerdo de colaboración con los medios de comunicación para la difusión de una imagen positiva de las personas mayores.

Hacia un modelo de desarrollo vinculado a las personas mayores

A través de este eje estratégico se pretende favorecer la investigación, el desarrollo y la innovación en el ámbito del envejecimiento activo y saludable, mediante medidas como:

  • Promover ayudas y subvenciones a la investigación cuyo eje sea el envejecimiento.
  • Favorecer la colaboración de los mayores en el desarrollo de productos y servicios de apoyo.
  • Favorecer la participación de las personas mayores en proyectos de emprendimiento social.
  • Consolidar el status de Asturias como sitio de referencia en materia de envejecimiento activo.

Conclusiones

A lo largo de la segunda mitad del siglo XX la población asturiana ha visto incrementada su esperanza de vida de manera notable. Esta tendencia se ha consolidado, apuntando a un progresivo incremento.

El fenómeno del envejecimiento tiene consecuencias sociales y económicas en la sociedad, por lo que se deben desarrollar políticas e iniciativas sociales firmes y con gran visibilidad en materia de envejecimiento activo, siendo este envejecimiento el pilar fundamental de las políticas y acciones que permitan mejorar la calidad de vida y la autonomía de las personas mayores en el futuro.

Bibliografía

  1. Consejería de Servicios y Derechos Sociales – Consejería de Sanidad: “Plan Sociosanitario de Principado de Asturias 2018-2021″.
  2. Consejería de Servicios y Derechos Sociales: “Estrategia de Envejecimiento Activo (ESTRENA). Principado de Asturias 2018-2021″.