Ejercicio físico en personas mayores para aumentar su calidad de vida

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 1–Enero 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº1: 129

Autor principal (primer firmante): Laura Lasheras Abadias

Fecha recepción: 15 de diciembre, 2022

Fecha aceptación: 12 de enero, 2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(1) 129

Autores:

  1. Laura Lasheras Abadias. Grado en Enfermería. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.
  2. Silvia Gil Sebastián. Diplomado en Enfermería. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.
  3. Victoria Clavero Ruiz. Grado en Enfermería. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.
  4. Sonia Sánchez Aragó. Grado en Enfermería. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.
  5. Pilar Romeo Tenorio. Grado en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  6. Pablo Luis Rodríguez Cavero. Grado en Enfermería. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.

Resumen

La realización de actividad física en ancianos es baja y esto provoca susceptibilidad a problemas de salud. Este artículo justifica los beneficios de un programa de salud de prevención primaria del sedentarismo en población mayor de 65 años, proponiendo aumentar la actividad física y así mejorar su calidad de vida. Se sugiere una posible metodología a grandes rasgos para implementar un diseño de este programa en esta población en el futuro.

Palabras clave

Anciano, actividad física, calidad de vida, prevención primaria, programa educativo

publica-TFG-libro-ISBN

Introducción

La proporción de individuos que llegan a ancianos se está incrementando. Un bajo porcentaje de las personas mayores de 65 años realizan actividad física. La causa de esta baja adherencia a la realización de la actividad física es que debido a la declinación fisiológica se cansan con más facilidad y dejan de involucrarse en realizar actividad física, provocando susceptibilidad a problemas de salud que conlleva, enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer…

El envejecimiento saludable combina actividad física, alimentación, ejercicio intelectual, evitar hábitos tóxicos, etc.

La actividad física abarca el ejercicio físico pero también otras actividades que contienen movimiento corporal y se realizan como parte de momentos de juego, de trabajo, formas de transporte activas, de tareas domésticas o actividades recreativas.

La realización de actividad física moderada conlleva un mejor estado inmunitario, cognitivo y beneficios a órganos como corazón, riñón y cerebro así como la influencia positiva de la actividad física en la calidad de vida. Se define calidad de vida el estado de bienestar subjetivo y estado de salud de una persona. La mayoría de personas mayores de 65 años realizan un balance positivo de su estado de salud (si bien disminuye a medida que avanza la edad y es menor en el sexo femenino.

El colectivo de mayores de 65 años ha sido reconocido como un grupo que requiere especial atención en el diseño de programas de promoción y prevención de la enfermedad. Por lo tanto, es necesaria la realización de un programa educativo de prevención primaria del sedentarismo ya que las consecuencias de este a nivel asistencial, social y familiar no son buenas.

Objetivos

Principal

  • Aumentar la actividad física de personas mayores de 65 años a través de un programa de ejercicios y así mejorar su calidad de vida.

Secundarios

  • Aumentar los hábitos que aumenten el nivel de salud y bienestar en los participantes
  • Responsabilizar a los participantes de su propio envejecimiento activo y de la importancia de llevar a cabo hábitos saludables.
  • Promover la integración de este colectivo en la sociedad y la comunicación entre ellos.

Metodología

Se podría diseñar un estudio de intervención aleatorizado paralelo con grupo control.

Para la elección de la muestra se concretarían unos criterios de inclusión entre los que aparecerían: adulto mayor entre 65 y 90 años, que tenga un estado de salud aceptable y firma del consentimiento informado. Los criterios de exclusión sería la negativa de la persona a participar en el estudio o no cumplir los criterios de inclusión.

La variable principal sería actividad física, la variable secundaria, calidad de vida. El tamaño de la muestra sería de 180 personas (tasa de pérdida del 30%), por enfermedad o fallecimiento. La evaluación será previa a la intervención, tras finalizar la intervención, a los seis meses. La enfermera responsable del estudio pasará los cuestionarios pertinentes.

Se deben desarrollar escalas validadas y fiables para evaluar el envejecimiento activo porque son herramientas necesarias para la comunidad y entornos de práctica clínica.

Entre las limitaciones se encontraría que se debe conseguir una muestra adecuada ya que deben estar sanos. (Se rellenaría previamente cuestionario de Pfeiffer)

Se dividirá el grupo de intervención en siete subgrupos de 25 personas cada uno y seguirían 8 sesiones que ser irían repitiendo durante 12 semanas, sesiones de 30 minutos ubicándose la actividad en “parque para mayores”.

Conclusión

Este artículo propone una metodología diseñada a partir de diferentes intervenciones que han tenido éxito y engloba tanto la mejora de actividad física como mejora de la calidad de vida en personas de más de 65 años, siendo un reto para la sociedad actual.

La duración de la vida se verá notablemente mejorada en los últimos años con una reducción de costosas terapias geriátricas y se puede reducir la dependencia de los demás.

Bibliografía

  1. Jongenelis M, Newton RU, Warburton J, Jackson B. Research protocol for a randomized controlled trial of the health effects of volunteering for seniors. Health Qual Life Outcomes. 2015;4:13-74
  2. Mahdipour N, Shahnazi H, Hassanzadeh A, Sharifirad G. The effect of educational intervention on health promoting lifestyle: Focusing on middle-aged women. J Educ Health Promot. 2015 6:4- 51.
  3. Barnes JN. Exercise, cognitive function, and aging. Adv Physiol Educ. 2015;39(2):55-62. 4- Sales MP, Polman R, Hill KD, Karaharju-Huisman T, Levinger P. A novel dynamic exercise initiative for older people to improve health and well-being: study protocol for a randomised controlled trial. BMC Geriatr. 2015.